Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

Kiko Veneno no pide mucho

Por: | 29 de noviembre de 2012

 

NO PIDO MUCHO

No pido mucho
poder hablar sin cambiar la voz
caminar sin muletas
hacer el amor sin que haya que pedir permiso
escribir en un papel sin rayas.

O bien si parece demasiado
escribir sin tener que cambiar la voz
caminar sin rayas
hablar sin que haya que pedir permiso
hacer el amor sin muletas.

O bien si parece demasiado
hacer el amor sin que haya que cambiar la voz
escribir sin muletas
caminar sin que haya que pedir permiso
hablar sin rayas.

O bien si parece demasiado…

El hombre que puso música a estos versos ganó ayer el extravagante Premio Nacional de Músicas Actuales –cinco palabras que, bien miradas, parecen un título de disco-, se llama, ya lo saben, Kiko Veneno, de civil, José María López Sanfeliu, 60 años desde el 3 de abril.

Kiko Veneno puso la música y la traducción a esos versos que piden a gritos que alguien los prolongue. El original catalán, de Miquel Marti i Pol (1929-2003), dice así:

NO DEMANO GRAN COSA

No demano gran cosa:
poder parlar sense estrafer la veu,
caminar sense crosses,
fer l’amor sense haver de demanar permisos,
escriure en un paper sense pautes.

O bé, si sembla massa:
escriure sense haver d’estrafer la veu,
caminar sense pautes,
parlar sense haver de demanar permisos,
fer l’amor sense crosses.

O bé, si sembla massa:
fer l’amor sense haver d’estrafer la veu,
escriure sense crosses,
caminar sense haver de demanar permisos,
poder parlar sense pautes.

O bé, si sembla massa…

 

Martí i Pol incluyó esos versos en su libro de 1972 Vint-i-set poemes en tres temps y cinco años más tarde Sanfeliu y los hermanos Amador (Raimundo y Rafael) los incluyeron en el remítico Veneno, un disco del que se ha escrito todo y que en 2004, por ejemplo, la revista Rockdelux consideró el mejor disco español del siglo XX. Nada que objetar.

Barriobajero y bibliotequero, aquel álbum contenía también una laaaaarga “Canción antinacionalista zamorana” inspirada en el “Manifiesto de la comuna antinacionalista zamorana” escrito por Agustín García Calvo, fallecido el mes pasado y autor de poemas que sirvieron de letra a muchas canciones. Por no hablar de un impagable himno para la Comunidad de Madrid.

A Kiko Veneno le han dado un premio de música pero podrían habérselo dado de poesía. Por sus letras y por la música que puso a las letras de otros. Incluso a las que ya tenían música. Fue el caso del emocionante poema de José Agustín Goytisolo “Palabras para Julia”. Paco Ibáñez lo había convertido en canción y Kiko Veneno hizo otro tanto en su disco de 1989 El pueblo guapeao. Luego harían sus propias versiones Los Suaves y Falete. El poema puede con todo.

 

Kiko Veneno, Premio Nacional Etcétera. No todo está perdido. Ni los premios ni la música ni la actualidad. No pidan mucho.

 

PALABRAS PARA JULIA (José Agustín Goytisolo)

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

 

 

Un poeta lee el periódico

Por: | 22 de noviembre de 2012

Herbertdescarga

 

 

 

 

 

DON CÓGITO LEE EL PERIÓDICO

En primera página
la noticia de la matanza de 120 soldados

la guerra ya duraba mucho
uno puede acostumbrarse

justo al lado información
de un crimen espectacular
con retrato del asesino incluido

la mirada de Don Cógito
salta indiferente
la hecatombe de los soldados
para sumergirse con delectación
en la descripción del espanto cotidiano

un obrero agrícola de unos treinta años
con depresión nerviosa
mató a su mujer
y a sus dos pequeñuelos

con precisión se describen
la ejecución del crimen
la posición de los cuerpos
y otros detalles

a los 120 caídos
es inútil buscar en un mapa
la excesiva lejanía
los oculta como una jungla

no estimulan la imaginación
son demasiados
la cifra cero al final
los transforma en una abstracción

un tema para meditar:
la aritmética de la compasión.

“Don Cógito lee el periódico” es un poema de Zbigniew Herbert. La traducción es de Xaverio Ballester. ¿Qué podemos decir de Zbigniew Herbert?

Seguir leyendo »

¿Puede pensar una máquina?

Por: | 15 de noviembre de 2012

 

¿Puede pensar una máquina? Esa es la pregunta que planteó el matemático Alan Turing durante la conferencia que impartió ante miembros del National Physical Laboratory de Londres en 1947. Tres años más tarde la publicó la revista Mind con el título original: “Computing Machinery and Intelligence” y este año la editorial KRK la ha publicado en traducción de Amador Antón y Manuel Garrido usando la famosa pregunta como título. ¿La respuesta? Doctores tiene la santa madre lógica matemática, pero el llamado test de Turing viene a decir que podría pensar aquella que incluida de incógnito en una conversación entre seres humanos no pudiera distinguirse de uno de ellos. Twitter sería un buen lugar para el experimento.

El caso es que este año Turing hubiera cumplido 100 años y todo el mundo –el analógico y el digital- celebra a un precursor de la informática y de la inteligencia artificial, un hombre de genio y de película. Y de disco.

Seguir leyendo »

El mejor poema

Por: | 09 de noviembre de 2012

ClaudioGorka1281744747_850215_0000000000_sumario_normal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LO QUE NO ES SUEÑO

Déjame que te hable en esta hora

de dolor, con alegres

palabras. Ya se sabe

que el escorpión, la sanguijuela, el piojo,

curan a veces. Pero tú oye, déjame

decirte que, a pesar

de tanta vida deplorable, sí,

a pesar y aun ahora

que estamos en derrota, nunca en doma,

el dolor es la nube,

la alegría, el espacio;

el dolor es el huésped,

la alegría, la casa.

Que el dolor es la miel,

símbolo de la muerte, y la alegría

es agria, seca, nueva,

lo único que tiene

verdadero sentido.

Déjame que, con vieja

sabiduría, diga:

a pesar, a pesar

de todos los pesares

y aunque sea muy dolorosa, y aunque

sea a veces inmunda, siempre, siempre

la más honda verdad es la alegría.

La que de un río turbio

hace aguas limpias,

la que hace que te diga

estas palabras tan indignas ahora,

la que nos llega como

llega la noche y llega la mañana,

como llega a la orilla

la ola:

irremediablemente.

 

El poema es de Claudio Rodríguez (1934-1999) y pertenece a Alianza y condena (1965), su tercer libro después del precocísimo y fulgurante Don de la ebriedad (1953) y de Conjuros (1958). Que solo publicara dos libros más –El vuelo de la celebración (1976) y Casi una leyenda (1991)- da una idea de la exigencia del que tal vez sea el mejor poeta español de la segunda mitad del siglo XX.

Seguir leyendo »

El canon imposible del boom

Por: | 04 de noviembre de 2012

 

El canon del boom. Basta pensar en el título de las jornadas que arrancan mañana en la Casa de América de Madrid y en ocho universidades españolas para llegar a la conclusión de que si hay un movimiento ya canonizado por la historia pero del que resulta casi imposible establecer un canon histórico ese es el boom de la literatura latinoamericana. En parte porque sigue siendo más algo del presente que del pasado. En parte porque lo que sucedió en torno a 1962 es tan importante por el 62 por como el “en torno”.

Si uno viaja a los meses que siguieron a la publicación de La ciudad y los perros se encuentra con párrafos como este:

“Juego, durante el día, con la idea de un curso y un libro sobre la novela contemporánea, que sugiere una visita del escritor Mauricio Wacquez. Introducción: novelistas norteamericanos hoy. 1: Cortázar, el artista libre. 2: Carlos Fuentes, el sociólogo. 3: Ernesto Sábato, la metafísica Argentina. 4: Mario Vargas Llosa, hacia un humanismo integral de la novela”.

Seguir leyendo »