Un poeta da las gracias

Por: | 20 de marzo de 2013

Aikido_hands
“Cuando nos topamos con la inocencia, la belleza, el afecto, la alegría o la valentía, incluso en los sitios más remotos, ¿no estamos obligados a agradecer estas emociones desafiando a los ironistas?”. Estas palabras pueden leerse hasta el 20 de mayo en una pared del Museo Reina Sofía, concretamente en las salas de la tercera planta que acogen la maravillosa exposición de fotografías de Robert Adams. ¿No estamos obligados a agradecer? Lo estamos. A quien corresponda.

La poesía se ha vuelto irónica con la modernidad y el ruido metropolitano, pero a veces los poetas son agradecidos sin recurrir a barreras que enfríen la emoción de decir gracias. Eso es lo que hizo la semana pasada Juan Vicente Piqueras al recibir en Madrid el premio Loewe de poesía. En el acto de entrega, el poeta valenciano resumió en una sola persona todos los agradecimientos de la jornada. Esa persona es don Miguel Ponce, que estaba en la sala, el maestro de escuela que le dijo a su padre –Fermín- que el futuro poeta tenía que estudiar, que no lo pusiera a trabajar en el campo. Sea porque los buenos maestros se parecen unos a otros, sea porque Piqueras trabaja ahora en el Instituto Cervantes de Argel, su historia recordaba a la de Louis Germain, el maestro que pidió a la madre de Albert Camus que no sacara a su hijo de la escuela. La historia terminó en premio Nobel.

Juan Vicente Piqueras, además, recibió el premio Loewe por el libro Atenas (Visor), que se cierra con un poema de acción de gracias. Este:

GRACIAS

¡Oh, dioses, hondos dioses, altos dioses,

seáis o no seáis, qué poco importa!

 Me distéis un instante

en esta vida, un día

breve, encendido, ciego, luminoso,

para abrazar el aire, arder de amor,

gozar, sufrir, cantar, saber, decir,

aprender a deciros

sencillamente gracias.

Sea por Grecia y Roma, sea por los maestros, en el palmarés del Loewe hay otro libro con agradecimiento en forma de poema. Se titula “Aikido”, pertenece a Eros es más, el poemario con el que Juan Antonio González Iglesias ganó el mismo premio en 2006 y está dedicado a su maestra, Carmen Codoñer, catedrática emérita de Filología Latina en la Universidad de Salamanca. Mañana es la jornada mundial de la poesía (y ya sabemos que si algo necesita una “jornada mundial de” es que anda tocado de salud). Sin embargo, cualquier día es bueno para dar las gracias. Piensen lo que piensen los ironistas, “todo va al corazón”.

 

AIKIDO

(para Carmen Codoñer)

 

Estamos preparados

para sobreponernos.

Es un arte. Se aprende.

Está en nuestra memoria desde niños.

Los juegos, los poemas,

las tardes traduciendo,

palabra por palabra,

tragedias griegas, cruento

latín de historiadores.

Todo va al corazón y, transcurridas

las décadas, se vuelve

serenidad. Y ahora

alguno de los textos

de los filósofos occidentales

que he leído estos días

me lleva hasta la fórmula

que con la reverencia

mutua se intercambian

discípulo y maestro en el aikido.

Uno a otro se dicen:

Gracias por enseñarme.

Hay 3 Comentarios

Juan Vicente Piqueras es un enorme poeta, uno de esos hombres que, como los viejos orfebres, trabaja en el silencio creativo de su taller sin buscar ni el aplauso, ni el reconocimiento fácil, ni que lo inviten a ser parte de la nomenclatura poética. Y es además un trabajador generso, pues a él le debemos,entre otras cosas, brillantes traducciones, como la de la obra poética de Tonino Guerra. Un justo premio para un gran Poeta.

◄◄◄◄◄◄Borra La GRASA De Tu Cuerpo Siguiendo Estos 3 Pasos►►►►►►►
http://su.pr/2tMGDd

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal