Lluis Bassets

La Galería de la Vergüenza

Por: | 20 de mayo de 2007

La ong Human Rights Watch tomó la pasada semana, el 17 de mayo en concreto, una singular iniciativa con motivo del Día Internacional contra la Homofobia. Anunció la creación de una Galería de la vergüenza para denunciar a las personalidades mundiales que más han destacado, sobre todo gracias a su autoridad pública, en la denegación de los derechos humanos a los homosexuales y en materia sexual en general. Los cinco galardonados son el Papa Benedicto XVI, el presidente norteamericano George W. Bush, el presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad, el viceprimerministro polaco y ministro de Educación Roman Gyertych, y el diputado filipino y presidente de la Comisión de derechos humanos Bienvenido Abante. No me extenderé sobre las razones que esgrime HRW para poner en el mismo saco a personajes en otras cosas tan opuestos. Bush puede declarar la guerra a Ahmadinejad, pero hay algo más fuerte que les une, viene a decirnos la ong.

Y llevan razón: todos están contra la llamada dictadura del relativismo. Cada uno desde su fundamentalismo peculiar quiere que el universo entero aplique sus criterios morales particulares. El diputado filipino cita al alimón al Corán y la Biblia para rechazar una propuesta de legislación contra la discriminación. Bush exige que un tercio del programa norteamericano de lucha contra el sida en África se dedique a promover la abstinencia antes del matrimonio. El peor, no cabe duda alguna, es Ahmadinejad: la persecución que se ha instalado en las calles de Irán contra las mujeres sólo tiene un equivalente en la acción y la vigilancia que ejerce la policía religiosa de Arabia Saudí, país por cierto amigo de Estados Unidos y otro destacado resistente contra la cultura relativista. Y no digamos la persecución de la homosexualidad, castigada incluso con la muerte.

A mí el único relativismo que me parece imprescindible combatir es precisamente el que no combaten ni les importa a los destacados galardonados de la Galería de la Vergüenza. Y es el del conocimiento. Una sociedad que no sepa ponerse de acuerdo sobre cómo alcanzar el consenso sobre la realidad de los hechos tampoco será capaz de gobernarse democráticamente y de dotarse de un sistema de protección de los derechos y libertades de las personas. Y ahí es donde quiero yo ver a los fundamentalistas, dispuestos todos ellos, desde Roma hasta Teherán, desde Washington hasta Varsovia, a situar el libro, la tradición o la fe, o sus propias prejuicios e ideas recibidas, por encima de la ciencia y del mero conocimiento empírico. Esto afecta muy directamente al periodismo y a su capacidad para alcanzar una versión compartible y objetiva de los hechos. Quienes la niegan y confunden las interpretaciones con los hechos mismos (véase la versión del 11-M defendida desde El Mundo o desde algunos despachos de la calle Génova) no perciben que ellos son los auténticos relativistas, y que su relativismo es idéntico al fundamentalismo de los vergonzosos galeristas. No es posible ni puedo creer que Ayan Hirsi Ali y Ratzinger compartan los mismos valores.

  • agenda

    Queridos amigos

    Sarkozy criticó la invasión de Irak. A Kouchner le pareció un buen método para derrocar al tirano y promover los derechos humanos. Sarkozy no quiere que Turquía entre en la UE, Kouchner sí. El nuevo presidente dijo una barbaridad sobre la pederastia congénita, el doctor Kouchner aseguró que esta declaración era “extraordinariamente peligrosa e irresponsable”. Sarkozy quiere que las tropas francesas se retiren de Afganistán, Kouchner quiere que permanezcan. Está claro que ninguno de los dos habita el mundo en blanco y negro que les gusta a algunos. Una visión de las cosas que divide a la gente entre amigos y enemigos es perniciosa por naturaleza. Escuchar y respetar al otro, documentarse adecuadamente, no hablar de oídas ni creer la primera malevolencia que uno escucha es imprescindible para habitar el mundo de forma civilizada. Si lo que bulle en los blogs no es compatible con estos principios creo que toparemos al final con el vertedero, el auténtico mundo relativista y sin valores.

  • La política internacional es el tema central de este blog. Esto no significa que no puedan ni deban tratarse otros temas. Pero no tengo interés alguno en perder el tiempo ni en discutir con lectores anónimos, que se amparan en el antifaz de los nicks, y están estimulados por supuestas noticias ni comprobadas ni contrastadas, difundidas por otros blogs, en algunos casos vinculados a la competencia. Éste es un espacio de debate de buena fe, no una plaza donde pelearse y agitar para ver quien hace más ruido con sus consignas. Menos todavía para actuaciones partidistas y militantes. Gracias por leerme y gracias por participar con vuestros atinados comentarios.

Hay 49 Comentarios

¿por qué han censurado el artículo de Fernando Savater?

Dice el blog:

"Lluís Bassets es periodista. Director adjunto de EL PAÍS. Se ocupa de las páginas y artículos de Opinión. Escribe una columna semanal sobre temas de política internacional.
Correo: lbssts@elpais.es "

- "Se ocupa de las páginas y artículos de Opinión": ergo la pregunta es relevante

- "Escribe una columna semanal sobre temas de política internacional": ergo mejor no hacer la pregunta aquí.

- "Correo: lbssts@elpais.es": ergo ¿mejor le enviamos todos un email...?

El asunto es el borrado de mensajes, amigo: un asunto que sigue sin respuesta. Y claro, la respuesta puede ser "es mi blog y borro lo que quiero" Pues que la dé.

Muy bueno lo del Sr. Biscúter...

No sólo minimiza el hecho de que uno de los responsables de Opinión de El País no se digne a contestar a sus lectores sobre la supuesta censura (aún por desmentir) de uno de los comentaristas de referencia de el periódico como Savater, sino que además nos tacha a los que nos preocupamos por el asunto de meros peones de un complot urdido desde la competencia.

Eso sí, luego el Sr. Biscúter se mostrará muy digno y enojado cuando critique (con razón) la falta de diálogo y respeto de muchos medios y periodistas de otro signo político.

Qué país...

Exacto Biscúter, esa es la pintoresca idea que tienen de la libertad de expresión.

O sea, que según algunos comentaristas que han asaltado Del Alfiler al Elefante instigados por un columnista de un diario que intenta hacer la competencia a El País, el señor Bassets debe dedicar su blog de política internacional a responder a todas las quejas y peticiones sobre El País que le planteen. ¡Menuda tropa!

Human Rights Watch incluye en suGalería de la vergüenza a Bush por querer que un tercio de la ayuda de su gobierno a lucha contra el sida en África se dedique a promover la abstinencia antes del matrimonio.
Human Rights Watch no incluye en su Galería de la vergüenza a Fidel Castro, que mete a los homosexuales en "sanatorios".
Viva el doble rasero de la izquierda!

O sea, que según el señor Bassets, dar una respusta a los lectores de El País sobre lo ocurrido (o no) con el artículo de Savater es "perder el tiempo".

Menuda falta de respeto!!!

La religión o la razón: antes de leer el último libro de Dawkins (El espejismo de dios), recomiendo que lean el librito de San Harris "Carta a una nación cristiana", aunque -lamentablemente- creo que no está traducido aún al castellano. La religión no es un simple estorbo para la razón, sino un cáncer para la convivencia. Que Ratzinger use ocasionalmente argumentos basados en la razón (sin aparente apoyo en las creencias religiosas) no significa que su "sistema de pensamiento" irracional no contamine todos sus postulados. ¿Ilegalizamos todos los argumentos de Ratzinger, o sólo la mitad, como con ANV...?

Savater: Yo, fiel lector de El País desde que tengo uso de razón (((espacio reservado para comentarios sarcásticos))) también espero que aclare el "caso Savater". Yo no quiero leer un diario que suene como una coral monofónica.

bassets, ¿de dónde saca la información savater? ¿de primera mano? ¿de la competencia?
¿por qué es la competencia la que miente?
¿qué significa 'competencia' entre los medios informativos? ¿influye en la veracidad de la información?
¿se relativiza cambiando una información de página o jugándose la vida al salir de compras?
ánimo, que se le ha girado faena, como dicen por aquí.

Usted parece no tener ni la más remota idea del daño que su silencio está causando a los que, como yo, hemos permanecido fieles a este periódico desde su cuna, que imaginábamos era la de la libertad. Me he dirigido a esta ventanilla con mi nombre y apellido para solicitar de manera respetuosa al director de Opinión de El País, usted, una aclaración sobre la posible censura a Fernando Savater. La primera respuesta en este espacio que usted llama “de debate de buena fe” ha sido un acto de muy mala fe: eliminar mi pregunta de la lista. ¿Documentarme antes, dice? ¿Y quién me puede documentar mejor sobre el caso que el director de Opinión de El País? Por otra parte, ahórrese las gracias en mi caso, porque esta puede ser la penúltima vez que le lea. La última quizá sea dentro de unos minutos cuando compruebe que este comentario ha sido borrado porque no le ha hecho bien la cama. O quizá mañana, cuando confirme que para usted iluminar un asunto tan oscuro como la acusación de censurar a un escritor significa perder el tiempo. "Escuchar y respetar al otro", escribe hoy. Bien, yo le he escuchado, pero usted no ha respetado mi voz. Pero sigo aquí, a la escucha, esperando con la paciencia ya exhausta una respuesta que ahuyente mis crecientes temores. Hábleme: ¿dónde está el artículo de Savater?

Lo que hace la H.R.W es poner por escrito lo perveso que es el poder. Y meter en el mismo saco al PAPA y a Bush es un lección de historia, es como un anticipo de lo que la historia tendrá que hacer con algunos Presidentes democraticos que con los años ejercen de tiranos.

Me refiero al comentario del Sr Ignacio Calleja y a la "dictadura del relativismo"de Papa Ratzinger.

Tengo muchas esperanzas en su nuevo pontificado y especialmente a los relativismo que vengo observando en el comportamiento de la iglesia catolica,por ejemplo en las anulaciones matrimoniales del tribunal de la Rota.El que tiene dinero va a la Rota y lo consigue,sino divorcio y separacion de la iglesia.

Caso mas llamativo es el relativismo del Cardenal Rouco,predicando la solidaridad y bondad cristiana y permitiendo que la radio de la iglesia,la Cope sea utilizada para insultar,agraviar y crispar a los españoles,entre si.

No le parece un relativismo muy descarado

Ayer el artículo que todos esperábamos sale publicado en El Correo... Hoy no consigo las tazas de Forges en ninguno de los lugares de prensa de una ciudad de más de 150.000 habitantes... Vaya país... De estos dos sucesos, ¿que será el alfiler y qué el elefante?

Sr Bassets, es posible que el problema lo tenga yo, pero no consigo entender una sola cifra en la manera como El Pais ha publicado la macroencuesta para las elecciones del 27. Por poner un ejemplo, no consigo encontrar la intención de voto en el Ayuntamiento de Madrid (tema protagonista de la semana).

Tampoco encuentro más que una caja de 400 caracteres, en la p. 37, para la respuesta del implicado, Carlos Fabra, en la noticia que ayer publicaban ustedes en primera página.

En la crónica del detenido español en Guantánamo, p. 43, no consigo averiguar, de esta oración referida a agentes españoles: "las declaraciones autoinculpatorias que esos agentes obtuvieron en Guantánamo de un preso torturado y sin defensa", si fueron ellos mismos los que torturaron al preso.

Sobre el perfil de Miguel Sebastian, en la p. 46 de la edición de Madrid, no logro hacerme a la idea, según escribe Patricia Ortega, como una persona puede cambiar, dos veces, su personalidad y carácter, en cosa de quice días.

En la p. 49 de la misma edición, notician ustedes que ambos partidos creen que la alta participación les beneficia, pero en toda la crónica de Soledad Alcaide no consigo sacar en claro cuál de los dos se equivoca.

Y en la página de Gente, en fin, soy incapaz de entender qué demonios fue lo que pasó entre Segolene y François en la famosa Brasserie Lipp.

Así que, ya ve, les agradezco que al menos no publiquen el artículo de ese Fernando Savater, porque seguro que sus lectores no íbamos a entender ni jota.

Sr. Bassets, tiene Vd. toda la razón respecto a "supuestas noticias ni comprobadas ni contrastadas difundidas por otros blogs, en algunos casos vinculados a la competencia."
Vayamos, pues, a contrastar:
¿Corrobora o desmiente Vd. que el Sr. Savater envió a El País el escrito "Casa Tomada" para su publicación?

Por una vez me he adelantado a los acontecimientos, en esta ocasión no tengo que plantearme renovar o no renovar mi suscripción a ElPaís (el diario que es independiente de la mañana) por censurar el artículo de Fernando Savater, ya la había anulado hace un tiempo.

Vergüenza debería daros a vosotros.¿Dónde está Savater?

Muy buena su justificación de la censura que ayer realizó de todos los comentarios que le preguntaban por el artículo de Savater "Casa tomada". Ha quedado ud. estupendo.

Éste es un espacio para el debate libre, por supuesto. Por eso cualquier pregunta o comentario incómodo puede ser suprimido, naturalmente. Pues si me incomoda, qué mayor prueba de que ha sido hecho con mala fe, por indeseables embozados tras sus nicks. Los buenos tenemos perfecto derecho a censurar las consignas de los malos, hasta ahí podíamos llegar.

Me ha convencido, sr. bassets. Por cierto, siendo responsable de opinión del diario, ¿ha tenido algo que ver con que no se haya publicado el artículo de Savater?

"La política internacional es el tema central de este blog. Esto no significa que no puedan ni deban tratarse otros temas. Pero no tengo interés alguno en perder el tiempo ni en discutir con lectores anónimos, que se amparan en el antifaz de los nicks, y están estimulados por supuestas noticias ni comprobadas ni contrastadas, difundidas por otros blogs, en algunos casos vinculados a la competencia. Éste es un espacio de debate de buena fe, no una plaza donde pelearse y agitar para ver quien hace más ruido con sus consignas. Menos todavía para actuaciones partidistas y militantes. Gracias por leerme y gracias por participar con vuestros atinados comentarios."

No salgo de mi asombro, Sr. Bassets.

Si usted no quiere debatir con lectores supuestamente anónimos, ¿Para qué abre un blog que es precisamente un espacio de diálogo y debate? ¿O es que sólo considera usted "atinados comentarios" los suyos o aquellos que están de acuerdo con las suyos y no suponen la menor crítica a los mismos?

Yo entendería que usted censurase cualquier comentario ofensivo o insultante. Pero borrar deliberadamente de su blog mensajes escritos de forma educada pero críticos con la línea editorial de El País no creo que sea precisamente una forma muy saludable de practicar el intercambio de opiniones. Máxime cuando usted forma parte de la sección de Opinión de El País y debería predicar con el ejemplo.

Así que menos hablar de "agitaciones partidistas" y un poquito más de debate. Y también, por qué no, un poquito más de respeto al dirigirse a los lectores de su periódico que no queremos comulgar con ruedas de molino.


Señor Bassets, en internet todos somos anónimos hasta que se demuestre lo contrario.

Yo me muevo mejor en lo relativo a Benedicto XVI y sé cómo está "contra la llamada dictadura del relativismo". Y añade el blogger. "cada uno desde su fundamentalismo peculiar quiere que el universo entero aplique sus criterios morales particulares". Ésta es la discusión que no deberíamos dar sin más ni más por zanjada, -opino yo-, pues la pretensión de Benedicto XVI es que sus criterios morales no los saca de la Sagrada Escritura, sino de la razón, y pretende que la coherencia entre ambas fuentes, fe y razón, es clara. Por tanto, su punto débil es que mezcla ambas fuentes y en ambas postula su autoridad con igual motivo. Cosa que una sociedad plural y laica no puede aceptar. Pero el problema sigue en pie y no se resuelve diciendo que es fundamentalista. El problema es si da buenas razones de "razón" por las que defiende una posición moral sólida, humanamente hablando. No quiero darle la razón de antemano, pero tengo para mí que nos estamos acostumbrando a despachar como fundamentalismo cualquier posición moral que proceda de bocas religiosas. Hemos de mirar a los argumentos y ver su fuerza interna, en relación a la razón y a la experiencia humana, mucho más que si lo ha dicho éste o el otro. Recuerdo un día que lo reconocía Savater, la tendencia de la cultura moderna española a "disparar" contr el mensajero. En algunos temas morales muy serios, hay debate.

"No es agraviar al prójimo ponerle en camino de la verdad", dijo Azaña cuando sufría prisión, por rebelde contra España. Si esto sigue así, quizá veamos de nuevo a un futuro ex-jefe de gobierno acusado formalmente con los misos cargos. Y Azaña seguía diciendo: "El fermento político, cayendo en gentes irascibles, sañudas, cobra violencia destructora y lo que nace contienda de posiciones legítimas, impugnables o demostrables por la razón, concluye en arrasamiento de los principios mismos invocados en la disputa". Escalofriante nuestra española capacidad para la obstinación en el error.
Volviendo al tema central del blog, Kouchner apoyó el derrocamiento de Saddam, pero siempre apoyó una acción legitimada por la ONU, por la Comunidad Internacional. En su discurso durante el traspaso de poderes con Douste-Blazy, lo ha dicho claro: "jamás iremos solos, siempre con la Comunidad Internacional". Aunque también ha dicho que el Ministerio del que desde ahora es responsable es el Ministère des Urgences: tojours à l'affût,en veille, près à réagir... muy estilo "humanitario". Sarkozy, en cambio es más frio. Cierto, criticó la intervención en Irak y se ha opuesto explícitamente a algo similar en Irán. Ser amigos (respecto de EEUU) implica, a veces, poder discrepar sincera y abiertamente. Sigue teniendo muy claro que Turquía sólo podrá ser un socio especial de la UE, nunca uno de pleno derecho. Pero sobre todo afirma que Francia necesita una doctrina en política exterior. ¿Complemento o antítesis de Kouchner? Lean la entrevista: http://www.politiqueinternationale.com/revue/read2.php?id_revue=&id=613&search=&content=texte.

Buenos días Sr. Bassets. A mí me encanta la política internacional y por eso no me pierdo su blog. En la época de Triunfo aprendí mucho de Haro Tecglen y en la actual con usted. Muchas gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83544d3b853ef

Listed below are links to weblogs that reference La Galería de la Vergüenza:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal