Lluis Bassets

Queremos ser como Havel

Por: | 08 de junio de 2007

“Algunos han dicho que me consideraban un ‘presidente disidente’. Si apoyar la libertad en el mundo me convierte en un disidente, yo acepto este título con orgullo”. Esta frase es de George W. Bush y no es un chiste. Fue pronunciada el 5 de junio en Praga, en la Conferencia organizada entre otros por José María Aznar, ahora consejero del conglomerado de medios News Corporation y del fondo de capital riesgo Centaurus. Casi a la misma hora en que Bush pronunciaba su discurso, su política antiterrorista recibía dos nuevos y serios reveses: dos jueces militares rechazaban el enjuiciamiento por una comisión militar de dos detenidos de Guantánamo según la legislación especial impulsada por la Casa Blanca y seis organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaban la desaparición en cárceles secretas de 39 de presuntos terroristas, detenidos en manos de Estados Unidos, y entre ellos varios niños, hijos de sospechosos.

La Conferencia de Praga debería explicar cómo casa el justo apoyo a quienes sufren las dictaduras y combaten por la libertad en el mundo con una política antiterrorista que se fundamenta en la liquidación de toda la legalidad y la creación de limbos ajenos a todo derecho y a toda convención internacional, en los que se tortura y probablemente se asesina impunemente en nombre de la defensa de los valores y libertades occidentales. ¿Con qué autoridad quieren Bush y sus amigos, Aznar incluido, exigir a las dictaduras que liberen a los presos políticos, que dejen de torturarles, que les devuelvan las libertades y los derechos arrebatados? ¿No se dan cuenta de que la guerra preventiva, las invención de las armas de destrucción masiva, las mentiras y manipulaciones sobre la autoría de los atentados del 11-S y las inexistentes relaciones entre Sadam Hussein y Al Qaeda, el campo de Guantánamo y las prisiones secretas de la CIA, las entregas ilegales de prisioneros y la legalización de las torturas les han dejado sin la más leve autoridad para alzar la voz ante nadie? ¿Qué otras pruebas necesitan para darse cuenta del grave daño que han ocasionado al combate por la libertad y el derecho en el mundo?

Es una auténtica pena que en esta ceremonia de la confusión, cuyo resultado final avala la metabolización de los comportamientos terroristas por parte de los Estados democráticos, se haga en nombre de los valores y de una pretendida y pretenciosa claridad moral. Y todavía es más penoso que quien dé el aval personal a todo ello sea una persona tan digna y ejemplar como Vaclav Havel, a quien todos seguiremos admirando por lo que hizo bajo la dictadura y por sus esfuerzos a favor de una Europa unida y democrática, pero en ningún caso por su complacencia con el Gal de las Azores que organizaron Bush, Blair y Aznar. Debemos por cierto todo nuestro agradecimiento a los dos jueces militares norteamericanos y a las seis organizaciones no gubernamentales, también algunas de ellas norteamericanas, de las que hablaba al principio y que han proporcionado sendos disgustos a Bush. Ellos son quienes demuestran con su esfuerzo que hay un abismo todavía entre nuestras sociedades y las dictaduras del signo que sea.

Hay 6 Comentarios

eso de que se puede hacer mucho desde dentro, me lo contaron a mi durante anos a proposito de los partidos comunistas, y ya sabemos lo que pudieron hacer los que estaban dentro. Yo comprendo que Havel y otros se cansen de "pédaler dans l'eau" =arar el agua ... pero de ahi a escuchar sin rechistar al campeon de la libertad Bush y a su mequetrefe me parece que nada de lo que pueda hacer Havel dentro compensara.Mantener el tipo para pasar a la Historia como héroe de la libertad exigia que tomara la palabra dentro y fuera.
Gracias LLuis Bassets, sigu teniendo razon

Aznar esta haciendo campaña para ser no deseado por los españoles. Cada dia gusta menos a los Patriotas por lo mal que deja al Gobierno Español en el Extrajero. A los votantes por la forma que tiene de ganar dinero al ser empleado de una empresa de riesgos de dinero en una Isla del Caribe. y asi podria decirles varias docenas de grupos de Españoles que no le gusta la forma de actual. Salud.

Para mí que Aznar no le cae bien...

Yo,la verdad,sospecho de la palabra "disidente".Y,porque creo,que detras de ella se esconde un tremendo contrabando.Me parece que cuando no hay pueblo detras,y,por lo tanto conciencia ciudadana,ciertos poderes oscuros utilizan a algun monigote,bien pagado,para iniciar la desestabilizacion de algun proyecto.Digo esto por que ya se ha visto tanto como comienzan estos disidentes y como terminan tambien.

Havel,desde dentro de la Conferencia de Praga,puede hacer mucho mas que desde afuera.

Lo mismo le pasa a Javier Solana,con su "background" en la transiccion española y desde hace años viviendo desde Bruselas,los temas de los balcanes,de los palestino y ahora de los irakis e iranies,es el unico con tacto y la finessa para llevar acabo el acople de los cristales,tan dificiles por las muertes que lleva en su seno,de este calidoscopio de la vida actual.

Ojala se mas tarde que temprano,pero el dia que Solana escriba sus memorias,sabremos los mucho que ha podido influir en los Estados Unidos via Condoleza Rice,una intelectual,en la corte de los capitanes del capitalismo americano.Como diria Juan Cruz,como lo pienso lo digo.

El terror es algo que los hombres libres jamás metabolizarán.
Creía que el guardián entre el centeno era alguien que procuraba que no se perdiese nadie, entre tanto centeno..

Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00df3521cba78834

Listed below are links to weblogs that reference Queremos ser como Havel:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal