Lluis Bassets

La defenestración de Piqué

Por: | 27 de julio de 2007

No entiendo tanta alegría por la partida de Josep Piqué. Ya sé que el Partido Popular ha sido siempre en Cataluña algo especial. Pero fue un buen ministro de Asuntos Exteriores, que mantuvo a España en la línea de actuaciones que le han dado su mejor proyección internacional y le han permitido obtener los mejores beneficios para sí misma. Con Piqué puede hablarse todavía de consenso español en política exterior. Puede reprochársele, es verdad, un gesto premonitorio respecto a la evolución futura de quien le nombró, y como tal fue ampliamente criticado: aquella reverencia de vasallaje que le ofreció a George W. Bush. Pero en el resto, impecable, o casi.

Hay que decir, luego, que Piqué es parte de la imagen centrista del PP. No hay que leer su partida únicamente en clave de reacción anticatalanista. Que también. Pero más importante todavía es la idea liberal y su inspiración empresarial. Recuerdo todavía a Piqué cuando era presidente del Círculo de Economía, en los tiempos en que Aznar se hallaba en puertas de La Moncloa, y cómo su futuro ministro intentaba ya entonces amarrarle al europeísmo, al euro, a los intereses empresariales y al espíritu catalanista moderado.

La posibilidad de una derecha escasamente ideológica, más pragmática que doctrinaria, levemente nacionalista por globalizadora, llevaba en Barcelona el nombre de Josep Piqué y ha empezado a declinar a ojos vista. Echar a Piqué con tanto desparpajo es dar carnaza a la fiera, al radicalismo y al anticatalanismo. Al fin, sin complejos: puro españolear de un neofalangismo desinhibido y faldicorto.

Pîqué ha sido, luego, la aportación más importante de la derecha catalana al Gobierno de España desde la restauración de la democracia. La izquierda ha hecho sus aportaciones, pero la derecha ha sido mucho más rácana. Piqué, como Serra, se inscriben en el difícil esfuerzo de Francesc Cambó, por más discutibles que puedan ser los resultados. La derecha nacionalista, en cambio, ha mantenido el tabú impuesto por su patrón, Jordi Pujol, que no quiso mientras mandó que alguien en Madrid le disputara el protagonismo. Su tesis era todo un axioma extraído de la experiencia de la Restauración y la República: un ministro catalán en Madrid o traiciona a Cataluña o no hace de ministro.

La derecha no nacionalista, mucho más débil, en nada ha contribuido precisamente hasta la hornada que incorporó a Piqué y arrastró a un grupo de catalanes a ocupar cargos de responsabilidad. Todos estos ministros catalanes son aportaciones efectivas, desde inspiraciones distintas, de la Cataluña plural a la España plural. Zarandajas, ya lo sé, para ese nacionalismo español que se disfraza de constitucionalismo liberal pero sólo se mueve y se conmueve por la metafísica de la unidad de España.

Por mucho que se empeñe esa derecha extrema, y por más que avance enmascarada, la desaparición de Piqué de la escena es una muy mala noticia: para el PP, para la derecha, y para el pluralismo político catalán y español. Piqué fue ministro de Exteriores antes de que Aznar se lanzara a la locura de Perejil, del unilateralismo, y de la entrega incondicional a George W. Bush y sus neocons. Su imagen y sus ideas no están reflejadas en la foto ignominiosa de las Azores. De ahí que sea todavía más lamentable su defenestración, porque tenía todo en su mano para que el PP realizara una nueva apertura al centro también en la escena internacional, ya fuera desde el poder, ya desde la oposición. Pero la vida es así: Rajoy prefiere a Zaplana y Acebes. O en el mejor de los casos, es su prisionero.

Hay 14 Comentarios

Es muy curioso como se apenan de la marcha de Pique todos los que dicen que nunca lo votarian. Es logico, era una persona que dejaba tranquilos a los nacionalistas y no era combativo con ellos.

En cambio los votantes naturales del PP se alegran del cambio.

Tambien comenta que es una mala decision para el PP, sin embargo si miramos los resultados historicos de las elecciones autonomicas en Cataluña podemos observar cuando han obtenido los mejores resultados.

En 1992 el PP era la quinta fuerza del Parlament con 7 diputados. En 1995, con un discurso claro y combativo de Alejo Vidal-Quadras se pasa a 17 escaños y la tercera fuerza politica (casi triplica el numero de votos). ¿Fue mala estrategia? Para las 421.752 personas que los votaron parece que no. Parece que en Cataluña hay un grupo de poblacion que con Pique no se sentia representado y no acudian a votar.

¿Para que votar a Pique pudiendo votar a Mas? Si representan lo mismo. Lo que tiene que hacer el PP es diferenciarse del nacionalismo.

No tiene que luchar por los votos de CiU, ERC, IpC o la parte nacionalista del PSC. Tiene que irse a por el segmento de votantes que practicamente no esta representado en el Parlament. Aunque el stablishment catalan y el PSOE los llame fascistas y demas palabras a las que ya han vaciado de significado.

Un saludo.

el problema de Polanco no es que fuese muy rico, que tuviera mucho poder. El problema es que era un poder predemocrático, por decirlo en plan fino, un franquista que se hizo rico a la sombra del poder, que se dio cuenta de que al lado del poder político es posible hacer bellos negocios, lo que implica tener a los políticos bien cogidos por el ronzal.

Un empresario reacio a la competencia, acostumbrado a hacer negocios en mercados intervenidos. Un peligro, por lo tanto, para cualquier modelo de sociedad libre y abierta.

"desinhibido y faldicorto"
Dándole vueltas yo esta última expresión, me he dado cuenta que usted para decir lo malo que es el falangismo no utiliza otros adjetivos que deshinibido y faldicorto ¿QUÉ CONCEPTO TIENE USTED DE UNA CHICA DESHINIBIDA Y FALDICORTA? ¿ES PEOR PERSONA POR ESO? ¿ES FALANGISTA LA CHICA POR ESO?

Para escribir en un diario que se dice progresista no es nada "progresista" este comentario.
Saludos.

JOSEP PIQUÉ CAMPS. El dimitido.
De empleado en la CAIXA, enchufe en el Servicio de Estudios, no en vano su padre fue Alcalde franquista en Villanueva y la Geltrú, jefecillo en la Generalitat de Pujol, directivo en KIO-TORRAS-DE LA ROSA, y triple gran salto a Ministro de Industria de Aznar, seguido de Ministro Portavoz y de Exteriores, luego Presidente del PP Catalán, y ahora, en dulce paro. Misión cumplida.

Por Rafael del Barco Carreras

Y vuelta a lo mismo, ya que esas carreras envolvieron y envuelven tanta corrupción y dinero que dan para muchas TESIS y repetir conceptos. En Madrid no comprenden a Cataluña. Y es verdad, en Madrid no comprenden que unos cuantos por el hecho de unas discutibles raíces y lengua pretendan que los demás, no es que se vayan, sino sigan de “charnegos” para lo máximo a aspirar sea de mozo o capataz (a pesar de que para eso ya tengamos a los negros y de mucho más allá del Ebro). Madrid absorbió bien el alubión humano que de pueblo la transformó en Capital, pero los de la “çeba” desde hace unos 150 años con una base de 200.000 habitantes en el Barcelonés y comarcas no han luchado por su Independencia, que nunca existió, sino por la monopolización del desarrollo que indiscutiblemente se debe a todos. Cataluña se desarrolló, sin nada básico que la sustentara, por abastecer a una Europa en guerras, al tiempo que desde Madrid, por la Autarquía, le reservaron casi un monopolio de la transformación fabril (financiada en la época franquista por las cosechas del resto de España a través de la centralizada banca). De aquello a lo actual solo subsisten unos apellidos pretendiendo ser los únicos catalanes, el Pujolismo y un buen ramillete de la izquierda “progre”. Nadie que no se llame Pujol, Puig, Pons, Piqué, Maragall, Serra, Camps, Clos, Hereu…y unos miles, blandiendo el Catalán fabricado ex profeso (el “barçeloní” excluido por acharnegado), pueden gobernar y por tanto sustentar Poder (hasta que a Zapatero se le ocurrió romper el ciclo con el charnego Montilla). Y es que confeccionar listas, oposiciones y cargos a dedo sin Garcías, Sánchez, Pérez, Rodríguez, Fernández o del Barco…es IMPOSIBLE, y suspender por el “catalán” está a la orden del día.
Un tópico simplista, pero con bisabuelo y abuelos en el cementerio ante el Barça desde hace cien años, y otros por Aragón y Andalucía, escribo como lo siento y he sufrido, y el enfoque sería una ficción sino flotara entre los que han capitaneado a los de la “çeba” (de derecha o izquierda) un denominador común, la “pela”, el empleo, cargo o presupuesto, y eso requiere siempre exclusiones, ya sea por sexo, color, clase social o creencias, o en este caso “nacionalismo”, siempre fascista. Insisto, Pujol, Maragall, Serra, Piqué o Ribó son absolutamente lo mismo, clase más alta que media franquista, fiel continuadora y amigos de Samaranch o Porcioles, enlazando con Mateu o Serrano Suñer, “depredadores”, único objetivo y filosofía familiar de los caudillos desde la “renaixensa”, la burguesía que sustituirá a la castellanizada aristocracia feudal, y que tratará a los obreros como a “siervos de la gleba”. Pero si los abuelos y bisabuelos de las proclamas de MANRESA se ganaron su robusta burguesía con sudor en el campo y fábricas, en este caso, la fuente de su “capitalización” es un rastro de estafas y delitos que SOLO DESDE EL PODER se podían minimizar, borrar, desaparecer. BILLONES que pagarán en su mayor parte el ESTADO O LOS KUWAITÍES, e inversores, proveedores y obreros. Empujados a ocupar Poder para “tapar” más estafas (KIO, Gran Tibidabo, HACIENDA, Seguridad Social, dobles contabilidades, dobles precios en las compras oficiales, dinero muy negro, etc.), olvidada Banca Catalana, el Consorcio de la Zona Franca, los créditos del ICF de la Generalitat, y cientos más, se impone a AZNAR el nombramiento de JOSEP PIQUÉ CAMPS “para la gobernabilidad” en la primera legislatura, y a Luis Pascual Estevill en el CGPJ. Y aterrizan en Madrid Abel Matutes, con Roca Junyent, Joaquín Molins (íntimo de De la Rosa) y demás comparsas del “voto cautivo”. Ya “gobernabilizaron” con GONZÁLEZ y Narcís Serra, flotando en una poza de fiemo, sustentándose unos a otros. El mismo charco que debían convertir en jardín.
Y de ministro de Aznar, demostrando la capacidad de demagogia en CASTELLANO de un buen vendedor CATALÁN, o de ex militante del PSUC, se mete en el bolsillo a esos “madrileños” que no entienden de “lenguas” y “clanes locales”, y desde el Ministerio de Industria limpia los 100.000 millones de créditos del ICO al Grupo KIO-Torras. Parte concedidos por los socialistas en su efímera “presidencia” del Grupo, y que el “vaciado” de dinero y activos convirtió en incobrables, y el acreedor ESTADO no ejerce acciones para resarcirse o imputar a quien fuera la quiebra fraudulenta. Subvenciona (repartir dinero siempre es buena política), y hasta se hace del PP, y lo más importarte, se escaquea judicialmente de una firma donde como una bola trilera desaparece una REFINERÍA. Y al perder AZNAR, tiene a todos los “madrileños” tan embobados que le nombran JEFE DEL PARTIDO EN CATALUÑA. La zorra en un inmenso gallinero administrado por zorros. Nadie mejor para capitanear la OPOSICIÓN. Un hombre de Pujol por cuya sangre corre dinero De la Rosa (que nunca fue suyo, Consorcio, Banco Garriga, KIO, Gran Tibidabo, CAIXA, etc.), como por la de TODOS los que gobiernan CATALUÑA, que por tener, hasta su mujer (su particular Zaldívar) administra una sociedad que facturaba a KIO-Torras, y posee su mansión en Pedralbes. Total, oposición, CERO, y el PARTIDO, por los suelos. Y lo dicho, el “pueblo” que de sinvergüenzas entiende lo suyo (el “ya su farán” en barçeluní), se abstiene, no vota, y en las últimas elecciones todos ¨pierden¨, aunque mantienen el Poder, que en definitiva es lo que importa.
Para detalles www.lagrancorrupcion.net

Ilustrando lo anteriormente escrito:

http://rumbos.net/ocja/jaoc2058.html

Y ahora a ver cómo se come eso con el "mantra" de que la derecha "neoliberal" (simbolizada en poderosos empresarios, los niños pijos del PP y la FAES todo eso...) impone el libre mercado para oprimir a los más débiles y bla bla bla...

Lo dicho: El falangismo es de izquierdas. Por populista.

Todavía hay gente que no se ha enterado de que el falangismo es de izquierda. Por populista.

No soy ni nunca seré del PP, pero he lamentado la dimisión de Josep Piqué.
en primer lugar, porque con el tiempo el Sr. Pique se ha ganado mi respeto ,al darme cuenta que no formaba parte de esa ala dura de derechas, casposa y con reminiscencias franquistas que tiene ese partido.
Segundo, porque las formas y el fondo que ha provocado su dimisión me recuerdan las maneras mas burdas , rastreras de esas derechas o izquierdas, de los extremismos, que pretenden imponer y excluir por real derecho, sin ni siquiera tener en cuenta a las personas e imponiendo sus ideas
Esa ala dura de un partido, que durante mucho tiempo llevaba la piel de cordero, engañando a aquellos que se dejaban, pero que ya está mostrando su auténtica naturaleza .... que nunca perdió.
Sr. Piqué... "chapeau" por una salida tan digna de un partido que no le merece. Se ha ganado todos mis respetos.

Al margen de los significados que se le pueda atribuir, y del que realmente tenga (algo que nunca llegaremos a saber, me temo), me asombra el hecho de que cada vez que un político de cierto relieve se retira del mundo de la política, voluntariamente o forzado, comienzan mil y una interpretaciones acerca de las causas de dicha retirada y de los futuros efectos que producirá la misma, que siempre van mucho más allá de las meras razones que aportan los implicados.

Esto último tal vez se deba a la escasa credibilidad que unos y otros tienen para nosotros, ya que, efectivamente, no nos acabamos de creer lo que nos dicen, o cuanto menos suponemos que hay otras razones que callan. O sea, que pensamos que mienten como bellacos.

Pero lo que más me fascina son los comentarios oportunistas de algunos comentaristas, generalmente suelen ser del bando opuesto al político de turno, que elogian o satanizan al dimitido y a la formación a la que ha dejado de pertenecer, en función de las ventajas que una u otra cosa pueda reportarle a su bando ideológico, o más bien, en función del daño que se le pueda hacer al rival en un momento de debilidad. Hacer leña del árbol caído que se llama.

José Blanco, como alguien ha dicho ya, es un ejemplo notable de lo que digo. Sin embargo sus maneras suelen ser tan burdas, rozando a veces la grosería y muchas la desvergüenza, que se le ve venir de lejos y nos pilla prevenidos. Otros más inteligentes y sutiles, aparentemente más neutrales pero pertenecientes al mismo gobierno, lo saben hacer mejor, y ante éstos no tenemos defensa alguna que nos proteja.

De las implicaciones que para Cataluña pueda tener, no ya la dimisión de Piqué, sino toda la estela que tal hecho ha dejado tras de sí, prefiero abstenerme de comentar nada, pues no haría bien comentando situaciones que desconozco, menos aún teniendo que hablar desde fuera. Sólo decir que me parece que dada la representatividad del PP en Cataluña en sus mejores resultados y ocasiones, poca repercusión tendrá. Para la próximas elecciones generales, salvo que al PSOE le interese remover el asunto, casi nadie se acordará que en Cataluña vive un señor llamado Piqué. Confundir la importancia del PP en España con la del PP en Cataluña es algo propio de los que solemos pensar en clave nacional y no en clave local.

Un saludo.

Asustado debemos tener al Sr. Bassets. Entre la apertura de una mera hipótesis altrenativa (la salida de Piqué simplemente por sus malos resultados) y las encendidas réplicas del corazón o del y tú más comienza uno a asustarse del talante dialogante.

Venía justamente de oir la intervención de Pepiño en el congreso del PSOE madrileño y me ha sucedido lo mismo: Traigo la cabeza como un bombo de lo mala que es la España representada por el PP y ni una sola idea para que Madrid deje de estar en la lista negra del reparto de Zapatero.

Vamos muy bien.
Y el año que viene mejor.

"puro españolear de un neofalangismo desinhibido y faldicorto."

Qué forma más clara de retratarse, y de retratar las ideas que no son las suyas...

Josep Pique, Sr. Mendieta durante toda su trayectoria politica con el PP. han tenido que soportar las incidencias de su hermano en proceso judiciales que, no parecia molestarle a Vidal Cuadras y si en cambio las travesia del hermano de Alfonso Guerra. Estas cosa y otras que todos los catalanes saben, no la perdona, ese puritanismos de doble rasero desde Madrid, ese nacionalismo centralista de los Zaplana, Acebes y Aznar han sido demasiado para la eficacia de la militancia pepera en Cataluña. Recuerde que lo mismo esta pasando en el País Vasco, que el Sr. Mayor Oreja ha perdido dos Legislaturas y no se ha quedado a dirigir los destinos del PP, tal como el electorado le ha decidio, le dio miedo y se marcho a Bruxelas. Como llamaria usted a un partido politico que envia un primera espada y porque no gana se retira a los verdes prados.

Acebes and cº deben pensar que un PP catalán (!) sin Piqué le quitará votos a Ciutadans pero si hacemos la cuenta no les va a servir de mucho, veremos si llega al 5% ... Esa estrategia está fundada en "a nosotros inspirados por Dios y sus ministros de la Faes y de la conferencia episcopal nos sobran votos en Cataluña, Baleares, Andalucía etc...
con los que compramos en Melilla nos basta y nos sobra"
como diría un personaje de Delibes "una poquita de Inquisición no le vendría mal a España" Están verdes.
Me gusta que la derecha sea de lo más cerril, carca y atrasada

Josep Pique puede representar una derecha europeista, no nacionalista pero autonomista. Sin embargo, no veo en Catalunya una mayoria (o solo ya un grupo importante) social que respalde esos sentimientos. El PSC y CiU se han repartido a partes iguales el sentir de la ciudadania catalana y el pensamiento del Sr. Pique, por atractivo que pudiera aparecer desde Madrid, es visto con mucho recelo desde Barcelona.
Su defenestracion se veia venir.

No se la imagen centrista que pueda tener el Sr. Piqué ni las alegrías que su dimisión pueda haber causado en ese averno de la "derecha extrema" contra el que con benevolencia nos suelen avisar sin mayores precisiones acerca de sus hechos concretos.
Lo que sí perece innegable es que cuando estaba Vidal-Quadras, cuya cabeza rindió obsequioso Aznar a Pujol, la diferencia de escaños con el PSC era de 5 y hoy es de 15.

Imagino que ante estos resultados cualquier responsable de cualquier organización habría recibido como un regalo del cielo la dimisión de la persona que, aunque fuera por azar, estaba al frente.
Si ese responsable fuera además un poco dado a la acción es seguro que no habría esperado tanto.

En la mejor tradición de las grandes marinas del mundo donde rara vez regresa al mando activo el capitán de un buque naufragado.

A lo mejor es sólo eso.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e3981c840c8833

Listed below are links to weblogs that reference La defenestración de Piqué:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal