Lluis Bassets

Lecciones de historia alemana

Por: | 08 de octubre de 2007

Acaba de publicar el primer volumen de sus memorias el ex ministro de Exteriores alemán, Joschka Fischer. Pepe Comas rindió espléndidamente cuentas del contenido del libro e hizo especial referencia a lo que dice sobre José María Aznar. Señaló como especialmente significativa la observación de Fischer de que no se puede exigir un puesto en el G8 entre los países más ricos y a la vez pretender que España siga cobrando de los fondos estructurales para los países más necesitados de la Unión Europea. Es difícil criticar las ideas de Aznar en política exterior de una forma más sintética: el ex presidente del Gobierno considera que puso a España en lo más alto y que consiguió el máximo de los presupuestos europeos, y descalifica a Zapatero tanto por haber salido de Irak haciéndonos regresar “al rincón de la historia” como por haber cedido en la discusión presupuestaria europea.

Habrá que leer estas memorias con atención. De momento, Der Spiegel ha publicado una extensa entrevista con el ex ministro junto a amplios fragmentos del libro. Con Fischer se han producido dos mutaciones trascendentales: ha cambiado la política exterior y de defensa de Alemania, y han cambiado los Verdes y la izquierda alemana en general. En ambas cosas el protagonismo de Fischer me parece bastante indiscutible. Hoy que tanto se habla de liderazgos, a veces de forma abusiva, me parece que Fischer ofrece el ejemplo de cómo un buen líder puede mover las cosas, hacer cambiar las mentalidades y conseguir avanzar. Alemania ha mandado tropas por primera vez al exterior en misiones de Naciones Unidas, rompiendo un auténtico tabú originado por el desastre del nazismo. Y fue el Gobierno rojo y verde el que decidió participar en la guerra de Kosovo y en Afganistán, aunque descartó totalmente la participación en la de Irak desde el principio, manteniendo otras misiones en el exterior bajo mandato de Naciones Unidas (Timor Este, Macedonia y Cuerno de Africa).

Fischer es también un buen ejemplo del internacionalismo liberal, que propugna la obligación de injerencia para prevenir los genocidios y puede llegar a justificar el derrocamiento de las dictaduras por parte de la comunidad internacional. Muchos han querido confundirles con los neocons, que mantienen puntos de vista aparentemente similares, pero sostienen unas posiciones prácticas en absoluto liberales respecto a los derechos humanos, el control judicial de los ejecutivos, el principio de legalidad, la guerra preventiva (absolutamente abominable desde el punto de vista del derecho internacional) y sobre todo su oposición a la concertación multilateral. La guerra de Kosovo se hizo sin resolución del Consejo de Seguridad, amenazado por el veto ruso; pero había un amplio consenso europeo y contaba con el apoyo de la Alianza Atlántica. La guerra de Irak, además de las mentiras y las manipulaciones que la precedieron, no contaba con ningún consenso mínimo ni con cobertura alguna de la legalidad internacional.

Es obvio que desde los extremos, la derecha neocon y la izquierda antibelicista, esta diferencia entre la izquierda que hizo la guerra de Kosovo y la derecha de Bush es mínima o poco pertinente. Y también es verdad que luego están los ‘halcones liberales’, aparentemente de izquierdas pero en casi todo de acuerdo con Bush y que contribuyen todavía más a la confusión: Tony Judt lo aclara con mucha pertinencia en un artículo ayer en The New York Times. Todo esto me permite enlazar con otra cuestión que me interesa de Fischer: su capacidad para conducir a la izquierda verde alemana hasta el Gobierno y convertirla luego en una fuerza realista y responsable. Es verdad que ahora dice, con cruel realismo: “Al final me cansé, estaba realmente agotado. Esta eterna lucha entre ilusión y realidad, esta discusión con gente que apenas sabe nada de lo que hablan me ha dejado extenuado”. Pero también considera que la huella de los Verdes supera a su propio partido: “Angela Merkel sigue nuestra política, en el tema de la mujer, en derechos humanos y en medio ambiente. Entre nosotros hubiera sido una liberal ecologista”.

Hay pocos dirigentes como Fischer en Europa. Dejadme añadir una nota muy local respecto a los liderazgos. Aquí tenemos un partido también de izquierda, quizás igual de asambleario que los Verdes alemanes, que ha tenido una oportunidad extraordinaria en la primera fase de la legislatura y sigue teniendo ahora un papel importante mediante su participación en el Gobierno de Cataluña, pero al que le ha faltado liderazgo; no ha conseguido generar su propio Fischer; le ha faltado la personalidad con cabeza y voluntad para saber poner cada cosa en su sitio y no perderse en los detalles y en las tonterías. Y ya está escrito y sugerido, no me extiendo más: pueden hacerlo si quieren mis lectores.

Sólo una última observación sobre estas memorias políticas. Fischer ya había hablado en otra coasión sobre un episodio que le hizo cambiar ideológicamente: ahora lo cuenta con más detalle y mayor énfasis. Dos jóvenes terroristas alemanes secuestraron un avión junto a un comando palestino. Una vez llegados al aeropuerto de Entebbe donde querían canjear a los pasajeros por prisioneros palestinos, los dos alemanes realizaron con los secuestrados la misma operación que quizás habían efectuado sus propios padres en la época de la dictadura nazi: pidieron los pasaportes a los pasajeros y retuvieron secuestrados bajo la amenaza de sus armas a los que eran israelíes o judíos. Según Fischer este episodio de 1976, con el elemento de selección racista, le llevó al más radical alejamiento del mundo izquierdista que rodeaba al terrorismo alemán. La izquierda no podía ni debía seguir los pasos de la ultraderecha nazi y antisemita. “Para mi quedó bien claro desde entonces que el antisionismo finalmente no era nada distinto del antisemitismo y que como todo antisemitismo siempre termina con el asesinato de judíos. El antisemitismo era para mí no tan sólo repugnante y totalmente inaceptable, sino que exigía que se le combatiera de forma activa. Ésta fue y es mi lección de la historia alemana”.

Hay 12 Comentarios

¡¡Ya deberían dejar a los Estados Unidos en paz!! Ustedes los españoles deberían de buscarse alguien a quien odiar, nosotros los Americanos no los necesitamos en lo absoluto. No les debemos nada, al contrario, Europa hoy es lo que es por nosotros.Si fuimos a Irak fue porque la red terrorista de Al Qaeda, Hezbolá, Hamás y Al Fatha nos declaró la guerra matándo en menos de dos horas a 3,200 americanos, y si el mundo no nos entiende, nos apoya o no, es cosa que no nos importa. Somos dueños de nuestra libertad y de nuestro futuro. ¡Ya basta! Estados Unidos no necesita de España ni de los españoles, Nosotros fuimos los creadores de la ONU y mantenemos a muchos países. Metan sus narices en otros asuntos que nosotros resolvemos los nuestros. Tenemos el mejor ejército del mundo y no somos los carniceros que ustedes pretenden hacer creer a la población. Nuestros soldados son hombres y mujeres valientes que han liberado a Irak de una de las peores dictaduras, así como nuestros héroes liberaron a la Europa de Hitler.

El pueblo de Irak lucha con nosotros, no en contra de nosotros, si ellos no estuvieran de nuestro lado ya hubieramos salido de Irak. Vayanse a joder con sus opiniones a otro lado.
We have the gratest country on hearth. GOD BLESS AMERICA, AMERICA THE BEAUTIFUL.
Go to hell españoles, go to hell...

La parte mas interesante de su post, Lluis, me permito citarla de nuevo: "Es obvio que desde los extremos, la derecha neocon y la izquierda antibelicista, esta diferencia entre la izquierda que hizo la guerra de Kosovo y la derecha de Bush es mínima o poco pertinente. Y también es verdad que luego están los ‘halcones liberales’, aparentemente de izquierdas pero en casi todo de acuerdo con Bush y que contribuyen todavía más a la confusión" necesito cavilar lo que conlleva la frasecita y os invito a ayudarme; no estoy entre los neocons no tengo la menor duda, pero seré un halcon liberal? soi-disant de izquierdas! la verdad creo, espero, que no, pero... antibelicista si lo soy y ni Lluis Bassets me ha convencido aun de las bondades de la intervencion en los Balkanes: Por cierto entre las perlas de la politica exterior alemana asoma la oreja del Lobo porque fue Alemania que se precipito para reconocer a Croacia la gran aliada de la Alemania hitleriana sino de hitler si de sus ideas.
Fisher merece mi respeto por no praticar "la langue de bois" y por su realismo politico; si que creo que es un lider y que faltan hombres de su talla en el Mundo global.
En efecto saber decir verdades aunque sean duras de tragar, aunque sean impopulares, es una de las cualidades que hacen al lider, vease Churchill;a condicion de proponer solucines que lo sean solucones y no mas de lo mismo como uno que yo me sé. La otra cualidad es la anchura de miras: el no mirarse el ombligo, saber que el mundo es ancho y ajeno, saber situar a los que se lidera en el punto exacto del mundo en que estan y ayudarles a situarse en él. Por eso este blog de politica internacional me parece esencial y puede que haya pocos "escribientes" pero cada dia hay mas y sus contribuciones mas a proposito.
Y a proposito no soy nihilista; no creo en el nihilismo, ni siquiera en la educacion muchos campesinos analfabetos del pasado tenian mas sabiduria que los leidos de hoy y cuando hablo de Gandhi en Birmania pienso que los miles de monjes son Gandhis, todos, y de ellos podriamos aprender porque no esperan la salvacion de un hombre solo y superdotado sino que todos arriman el hombro.

saber poner cada cosa en su sitio y no perderse en los detalles y en las tonterías.
... fantástico. Maquiavelo decía algo así: ponte en lugar de tu enemigo y piensa lo que haría él.
No... no ... no.. ponte en lugar de tu amigo.
(se cortó antes, dos pues)

Habrá que leer estas memorias con atención.. mutaciones.. avanzar, agotarse es inevitable cuando así lo hizo.
Es imprsinante situar la historia Fis.. creo que es necesario no implicarse en la historia, verla.. arrasar de pensamientos la conjunción posible y la crítcia es necesaria pero no la demagogia barata de Aznar, cuando dominar es el objetivo no la comunidad internacional.
ayer nos preguntábamos... Cúantas guerras hay?... curioso... bélicas, con armas... no tantas. Ahora que se cumple el aniversario de la muerte de hace cuarenta años queirendo cambiar un mundo de un hombre que le llamaron fuera ( Ernesto, un guerrillero de su época, un hombre con entradas fuertes, lecturas y ... el mundo... no estaba para agrandarlo sin armas para eso sale de la II Guerra Mundial, increíble, fantástico aunque no lo consiguiera, una especie Maquiavelo... uf!) Ahora es ... el siglo XX fue un mundo de fascismo casi imperante, estamos en los restos.
Y se puede...
Bellísimo su texto.
Fisher... bueno... da igual y fantástico, leeremos eso... hay engranaje que sale más ... no interesa ya apropiarse de los países.. termina una historia empezará otra donde la hipotesis económica no sea el egoismo necesario ... seguro. Organizar las creencias sin miedo al otro, con menos gente el mundo masificado pero con un bello sentimiento cómo lograr el sentido que sólo tiene el humano... el sentido de lavida... un espcio cuando piensas en Colombia y los secuestrados dices, bueno... que necesitan para hablar... casi se sabe.casi... para qué sirve Guantanomo o los secuestros en Colombia. Ya parece inútil, fantástico... Un gobierno eso es... plural y organizar la economía para todos.

qué bello
Muy bello

Sr. Andrés;

Esa intuyo que puede ser nuestra enfermedad social. ..Que tiene que caer la bomba para darnos cuenta que estamos en guerra. ..Dios me libre de pretender tener ninguna varita mágica, pero cuando hablo de "educación" me refiero en parte a todo este tipo de cosas. Una educación para una conciencia social generalizada utocrítica y de autocontrol, de prevención y análisis, de enriquecimiento informativo y cultural, ..y en definitiva, lo que ningún control político quiere; de participación activa en la demanda de soluciones, así como en la identificación de problemas. ..Intuyo a título personal que nos puede hacer falta una sociedad "viva", latente, con conocimiento de causa y capacidad de reacción. Todo lo que ahora no tenemos. Ni en España, ni en Birmania. Ni en Palestina, Rusia, China, Usa, India,..etc. ..Es más, me puedo casi a atrever a decir, con todo el respeto al lector, que los Birmanos pueden estar ahora mismo demostrando muchísima mayor capacidad de reacción que otras muchas sociedades del Mundo.

..Esto que suena tan utópico, es el principio de cualquier sistema democrático teórico como pede ser el nuestro, ..muy lejos de nuestra práctica actual a nivel mundial en todo Occidente. ..Y encima, esto es lo que pretendemos instaurar en Oriente (por lo menos en boca de los Sres. Bush o Aznar). ..Yo personalmente lo llamo "sistemas encubiertos blindados",.. que no sé si puede ser la mejor acepción.

Y para cualquier cambio a mejor, la primera clave; los medios de comunicación. ..Pero la segunda clave; nosotros mismos. Nuestra disposición a quererlo. Nuestra "opinión pública poderosa". ..A donde van los políticos a por el voto,.. a donde van las multinacionales a vender, .. a donde van los medios de comunicación a por audiencias,.. de verdad; que todos juntos somos muy importantes.

El ejemplo de los Palestinos puede ser perfectamente válido para lo que yo humildemente puedo estar demandando ahora mismo. ..Pero por favor, no achaque la división del Pueblo Palestino a un único líder (no sé si se refiere a Arafat), sino a todo un conjunto de intereses internacionales que chocan unos con otros, y que son los que financian las muertes de unos contra otros. ...Si el pueblo Palestino supiese cómo están jugando con él,.. probablemente podríamos estar viendo ahora otra Palestina.

Y efectivamente (termino ya), Mandela y Gandhi fueron grandes referentes en sus épocas. ..Pero honestamente, creo que las cosas han cambiado muchísimo en 60 años.

Tómeme por favor todo esto de la forma más constructiva posible. No tengo ningún ánimo de enfrentamiento. Y sí muchísima pasión de contagio. Pido disculpas si me excedo.

Un abrazo muy fuerte.

...se me olvidaba.Los palestino llevan casi 60 años de sufrimientos extremos y lo unico que ha dejado,su lider pasado,ha sido un pais divido y bastante olor a corrupcion.Mandela en SAfrica era muy mayor y bastante ha conseguido

Sr Medina pero las disposiciones suelen darse en situacion extremas o de adversidad como es el caso de Birmania o de un pasado nazi como ha sido en Alemania.

¿Como vislumbra la aparicion de esas disposiciones en el momento actual? Gracias

No sólo Izquierda Unida, todos los países necesitan un Joschka Fischer para liderar una política energética y exterior como la alemana. Ha acabado agotado, pero su legado merece la pena: Alemania cumple sobradamente el compromiso de reducción de emisiones contaminantes y está en la senda de la desnuclearización. La obligación de injerencia para prevenir genocidios y derrocar dictaduras es urgente, civilizada y piadosa.

Maravilloso post, y maravillosos comentarios. Todo muy denso, profundo, constructivo, analítico, esperanzador. Gracias.

A mí me vienen a la mente otras tantas reflexiones después de todo lo leído:

-Puede ser anecdótico lo de España en el G8. El simple hecho de aspirar a ello me hace deducir con dolor cómo pueden ser el resto de los 190 países que por lo visto hay en el Mundo. Humildemente, me parece una "pueblerinada" el intentar compararse con China, USA o Rusia. Votos. Siempre votos. Nada más que votos.

-Desconozco la trayectoria del Sr. Fischer, pero por lo que leo con pasión, me puede recordar a otra figura clave que puede haber en el panorama internacional ahora mismo; el ajedrecista Gary Kasparov. ..Deseo que ninguno de los dos acabe casualmente indigesto por avatares del destino. Por el bien de todos. Nos hacen falta muchos Fischers y Kasparovs.

-Sr. Cockita, tengo que discrepar con humildad en uno de sus puntos. ..Este ejercicio de moderación política es lo que está creando este blindaje del sistema. ..Bienvenido y esperanzado por mí sea ese nihilismo del que usted quiere huír. ..Por supuesto, racional y constructivo. Siempre sin radicalismos. ..Pero llega el momento de no seguir el juego que unos ocos controlan con destreza y herramientas. Menos política y más sociedad. Desde todos. Si no, los monjes budhistas empezarán a pagarse. Por siempre, que es encima lo peor.

-Pero a la vez tengo que compartir con pasión su punto en defensa de los valores culturales. ..Desde el respeto y el aprendizaje, y con la sana intención de llegar al punto intermedio. No hay verdades absolutas. Aprendizaje, aprendizaje y aprendizaje. Sólo así entenderemos por qué una niña quiere llevar un velo en la escuela. ..Y sólo así empezaremos a "destensar" tensiones,.. y en dejar en evidencia a quienes quieren seguir tensándolas todavía más. Eso son las guerras. Y eso es el antisemitismo también.


..El Sr. Andres cerraba el día de ayer demandando líderes para el cambio. Yo humildemente demando disposiciones para que aparezcan esos líderes. ..Todo, desde el noble principio "reacción-causa". Y como digo siempre también, luego las fichas empiezan a caer solas.

Un abrazo muy fuerte a todos,

Jorge Medina Azcárate
One brother World

Para mi la ideas de Aznar en política exterior han sido más bien pésimas. Todos, supongo que algo chovinistas somos, queriendo que España, que ya ocupa un respetable lugar dentro de la comunidad internacional tuviera un papel más considerable en política exterior. Algo parecido al de Francia, cuya posición es envidiable, miembro de la EU, una relación magnífica con el Magreb, miembro del G8 y del consejo de seguridad de la ONU. Pero entiendo que esa posición no debe conseguirse a cualquier precio. La intervención en la guerra de Irak fue un grave error en la política exterior española a sabiendas del montaje de pruebas ficticias para su invasión. El señor Aznar pensaba poner a esa nación de naciones llamada España en la cúspide de las naciones más influyentes del planeta como miembro permanente del consejo de seguridad, pero no teniendo que pagar el precio de una invasión ilegal a todas luces fabricada. Otra cosa es Afganistán, o Bosnia o Kosovo.

La política en general y la internacional en particular, exige un ejercicio de moderación y de pragmatismo ante los problemas, si no se quiere caer en el nihilismo más absurdo, que no lleva a ninguna parte, o lo peor lleva a un radicalismo intransigente cuyas consecuencias serían gravísimas. Las políticas intervencionistas son armas de doble filo. De acuerdo que para evitar un genocidio, sea necesaria una intervención, pero como último recurso después de agotar todos los cauces diplomáticos, y con un amplio concenso, aunque sin demora excesiva como el caso de Darfur.

El apunte más interesante es el cambio de valores culturales en nuestra sociedad. La defensa de los derechos humanos, la mujer y la importancia del equilibrio ecológico, está presente en el discurso político europeo tanto por parte de los progresistas como de los conservadores, sólo matices de menor importancia condicionan la manera de llevar a cabo dichas políticas. Aunque a diferencia de la trayectoria europea, las formaciones en España se distinguen de estas, por recoger el acervo histórico que justificó o rechazó la dictadura franquista entre sus filas. Por lo que no se ajusta del todo al caso europeo.

Para terminar yo pondría la palabras del Emanuele Ottolenghi, profesor del centro de estudios hebreos y de Israel, y del centro de Oriente Medio del St Antony Collegue de la Universidad de Oxford. Un párrafo de su magnífico artículo aparecido en The Guardian en 2003 lo resume brillantemente.

http://www.guardian.co.uk/comment/story/0,3604,1095694,00.html

No cabe duda de que el antisemitismo reciente está ligado al conflicto palestino israelí. Y sin duda alguna, en algunas ocasiones, las políticas israelíes también merecen la crítica. No hay nada de incorrecto, o hasta remotamente antisemita desaprobar las políticas israelíes. Sin embargo, este debate - con su insistencia en la que hay una diferencia entre antisemitismo y antisionismo - no capta la idea crucial de la opinión pública. Los abogados de Israel no quieren amordazar a los críticos blandiendo ‘el monstruo’ del antisemitismo: más bien, están preocupados por el cariz que está tomando la crítica.

El que España reciba (en la actualidad, apenas lo hace) fondos de la UE es fruto de algo parecido a una obligación moral hacia los españoles, castigados por 40 años de dictadura autoritaria (los veinte primeros bajo la autarquía y los otros veinte sometidos a un desarrollismo estatalista) ante la interesada aquiescencia de USA y el visto bueno de los europeos (que, más allá de las posturas oficiales, decidieron parar la liberación de Europa en los Pirineos y firmaron en los cincuenta los famosos acuerdos comerciales al tiempo que el Vaticano bendecía a Franco).

En todo caso, España es uno de los cinco grandes países europeos (Polonia está a las puertas, a pesar de los Kaczynski), un actor crucial en el ámbito euromediterráneo, puente entre Europa y América Latina y la octava potencia económica mundial.

El G8 no ha sino sólo una obsesión de Aznar, sino de González antes, y debería serlo de ZP, aunque este último esté a otras cosas, o a algo.

Hablando de posturas, Fischer (ejemplo perfecto de lo que los años hacen cambiar) formó parte de un gobierno que, si bien denunció la guerra de Irak de forma electoralista en el otoño de 2002 (lo que, junto a las inundaciones del verano y el insoportable Stoiber, le dieron un segundo mandato), colaboró con la CIA y demás organismos en operaciones de dudoso carácter legal y ético (las histerias antiamericanas las dejo para otros), y que apoyó el polémico bombardeo de la sede de la televisión yugoslava en el 99 (operación que me pareció entonces, y me parece ahora, acertada).

Con todo, cabe reconocer a Fischer una equidistancia entre fanáticos neoconservadores y lunáticos izquierdistas (que no es que falten, precisamente, en su partido) en política exterior (como lo demuestra su patrocinio del nuevo think-tank ECFR) y un pragmatismo loable a la hora de apoyar la neoliberal Agenda 2010 de Schröder, la auténtica base de la actual recuperación germana.

Pero nosotros,los españoles,seguimos atrapados por nuestro reciente pasado.

Ayer mismo,en las paginas de El Pais,Manuel Vicent explicaba,con su fina y efectiva escritura,la diferencia entre hijos y padres de la "predemocracia" y la diferencia entre,tambien padres/hijos de la postdemocracia.Los primeros eran hijos de la burguesia y los segundos del pueblo humilde.

Es posible que ahora ,al disfruta de un nivel economico todavia cercano al que en su juventud disfruto Joschka Fischer y con gente formada,desde la humildad en el vivir y comportarmiento,surja ese lider que hoy echa de menos y yo lo hacia la semana pasada en mi aportacion a su blog.

Desde luego por lo visto,ni va a surgir de los maulets catalanes,ni de los bertzales vascos y tampoco parece lo vaya hacer ni las juventudes socialistas ni las peperas.

Ojala con sus escritos en su blog y las aportaciones de solo "algunos" de sus muchos lectores(ojala hoy sea un dia de mas escribientes) ,ayudemos a su nacimiento,desarrollo y presentacion en sociedad.

Seguro que tanto Mariru como el Sr Azcarate,tendra algo bueno que aportar

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54f0702f48834

Listed below are links to weblogs that reference Lecciones de historia alemana:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal