Lluis Bassets

Comparando con China

Por: | 19 de junio de 2009

La revuelta reformista de Irán está llena de incógnitas. Le Monde se hacía ayer dos preguntas en primera página: ¿Quién dirige Irán? ¿Quién tiene el poder para resolver la crisis?. Así son las cosas: quienes deberíamos responder a las preguntas nos conformamos con formularlas correctamente. Irán es un enigma en muchos aspectos, entre muchas otras razones, gracias a 30 años de pésimas relaciones con occidente. Ni siquiera los mejores servicios secretos del mundo tienen buena información sobre el país persa. La actual crisis política, aunque termine de mala manera, ha convertido a Irán en un país más próximo y más transparente. Y a pesar de que el régimen esté limitando el acceso de los periodistas extranjeros, la atracción que ejerce el terremoto político iraní actúa como la marea. Además de excelentes corresponsales fijos, que nos proporcionan información diaria con fuentes directas y bien contextualizada, ahí están las crónicas electorales de enviados especiales de primera fila, como el director del New York Times, Bill Keller, o el cronista político de Times, Joe Klein.

Sabemos poco respecto al carácter del movimiento que hay detrás de los pañuelos y brazaletes verdes, pero empieza a intuirse que está más cerca de la Revolución Cultural China que de los sucesos de Tian Anmen, aunque ciertamente tiene algo de lo uno y lo otro. Con la Revolución cultural comparte el hecho cada vez más claro de que hay una lucha por el poder en la cúpula de la República islámica, entre personalidades de la generación fundacional del jomeinismo, en la que se utiliza a la juventud como fuerza de choque para dilucidar las diferencias. De un lado Ali Jamenei y su pupilo Mahmud Ahmadinejad y del otro Rafsanjani, Jatamí y Musaví. No sabemos todavía si hay un Mao en potencia entre todos ellos, es decir, alguien con la ambición y el proyecto de asentar su poder de forma definitiva y si este episodio terminará ahogado en la represión y la sangre como sucedió en China, donde los jóvenes utilizados de fuerza de choque fueron mandados a reeducarse al campo y muchos dirigentes fueron asesinados, purgados y perseguidos.

Con Tian Anmen comparte también el carácter de revuelta generacional pacífica y espontánea. Y su vinculación a la modernidad de comportamientos y de estilo, que en el caso iraní coincide con el uso intenso de las nuevas tecnologías. El grupo de reformistas que apoyaba a Musaví quería conectar precisamente con las nuevas generaciones, y quizás haya sido esto lo que ha hecho saltar la chispa. Se intuye en todo caso que el movimiento desborda ampliamente las ambiciones reformistas, probablemente muy limitadas, de Musaví y sus altos mentores. Será difícil, en todo caso, que el régimen ahogue este movimiento en sangre de la misma forma en cómo lo hizo Deng Xiaoping con Tian Anmen. Allí, además, el movimiento se concretó en la ocupación de la plaza pequinesa, mientras que en Irán el objetivo es repetir las elecciones presidenciales. El ejército desalojó la plaza, pero la reivindicación de unas elecciones que terminen con la dictadura no se disuelve sino que actuará como un corrosivo del régimen mientras no se celebren.

(Enlaces: Le Monde, Bill Keller, Joe Klein y Angeles Espinosa).

Hay 1 Comentarios

Es escaso el paralelismo entre China e Irán, lo único que tienen en común es la lucha ciega por el poder. En Irán las 2 fuerzas que se enfrentan son, las de Jamenéi -como cabeza de turco- por el poder religioso (que controla el ejército y las instituciones) contra el poder económico representado por Jatamí, que es asesorado desde el exterior por el capital internacional. Todo este tinglado es parte del mapa estratégico mundial del capital, y sus batallas por controlar los recursos mundiales y monopolizarlos, como es su meta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0115703864fd970c

Listed below are links to weblogs that reference Comparando con China:

» Comparando lo de Irán con Tian Anmen from meneame.net
Sabemos poco respecto al carácter del movimiento que hay detrás de los pañuelos y brazaletes verdes, pero empieza a intuirse que está más cerca de la Revolución Cultural China que de los sucesos de Tian Anmen, aunque ciertamente tiene algo de lo uno y ... [Leer más]

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal