Lluis Bassets

El globo

Por: | 20 de octubre de 2009

¿Necesitamos nuevos y mejores ejemplos del fracaso del periodismo? El globo plateado lleno de ligerísimo helio, que mantuvo en vilo a los medios de comunicación norteamericanos durante una hora y media el pasado 15 de octubre, en su viaje de casi 100 kilómetros por los cielos de Colorado, es la perfecta imagen de la deriva de este oficio.

Lo esencial es que siga el espectáculo diario. Vacío, elevado por efecto de un gas y sin contenido real, pura invención y estafa. Con la mera intención de atraer la atención del público y mantener las audiencias. Sin esfuerzo alguno por comprobar nada. Llevados por la tracción gaseosa. Y a vivir del cuento, claro está.

 No había niño, no había peligro, no había nada más que la pericia de una familia organizada y perturbada por la vida mediática. Y sin embargo, todos los medios de comunicación se lanzaron detrás de la noticia. ¿Noticia? No había tampoco periodistas, está uno tentado de escribir: y ya está escrito.

Traduzco y transcribo uno de los párrafos subrayados en mis lecturas de este fin de semana: “Es llamativo cuántos periodistas jubilados –del Times y de otros periódicos- estuvieron apoyando mi trabajo. Fue como si la distancia de la cultura de las salas de redacción (newsroom culture) les hubiera capacitado para ver lo que quienes están inmersas en ellas no pueden percibir: las distorsiones causadas por una permanente actitud antagonista; la disimulada pero excesiva dependencia de las fuentes anónimas; la búsqueda sin sentido de ‘scoops’ vacíos; las incursiones a veces crueles en las vidas privadas; todo el complejo de prácticas que se dan por asentadas pero que nos han conducido a la decreciente fe en el periodismo que ahora expresan muchos americanos”.

Pertenecen al texto titulado ‘Notas sobre una profesión antipática’, que constituyen la presentación del libro ‘Public Editor’ (PublicAffairs, New York, 2006), de Daniel Okrent, el primer defensor del lector del New York Times, nombrado tras la crisis enorme desencadenada por el caso de Jayson Blair, el joven reportero fabulador de falsas noticias que conseguíoa colar en la primera página del periódico. Okrent sirvió en el cargo los 18 meses estipulados y ha dejado un conjunto de reflexiones imprescindibles para entender el rumbo de este oficio en Estados Unidos y aquí mismo.

El prestigio del oficio está en caída libre. No es una opinión, sino una conclusión del Pew Research Center sobre el nivel de fiabilidad de los medios según la percepción del público, pues se halla en su nivel más bajo en los últimos 20 años, etapa en la que el PRC ha efectuado encuestas.

(Enlaces: con el vídeo de la familia Heene, en el que simulan la salida involuntaria del globo con el niño dentro. Con las columnas de Daniel Okrent en el Times de Nueva York. Con la encuesta del PRC).

Hay 6 Comentarios

Estimado Lluís:

Culpas al periodismo de ser victima de un simple timo perpetuado por un medio loco. Tristemente la FAA (Administración Federal de Aeronáutica), Paramédicos, y Policía estatal y municipal no tenían escape. Tuvieron que responder a la llamada de la madre del Niño Globo al Sistema de Emergencias (911). ¿Qué alternativa tenían? Los medios informativos instantáneos reportaron de inmediato. Para su gloria fueron los primeros en sospechar que el globo era demasiado pequeño para levantar a un chico de 6 años. Debido a la altura del globo, y la distancia que mantuvieron los helicópteros impedía la apreciación del tamaño real del Globo/Platillo volador. Cuándo cayó a tierra y los policías se acercaron fue cuando el posible timo se descubrió.

¿Qué culpa tienen los reporteros de Radio y TV del timo este? Ninguna. Reportaron como reportan muchas noticias al día que no resultan falsas. El fallo periodístico es tuyo. Con afán de distanciarte del reportaje te burlas de ellos de una manera ciertamente hipócrita: Te das golpes de pecho, y canturreas un "mea culpa." Tú eres periodista de la palabra escrita, y te duele que tu comentario sea leido después de los hechos. No puedes competir en celeridad, solamente en análisis. Lo triste es que arruines el análisis de tan triste manera. El fracaso del periodismo esta en no cumplir con su labor de comentar cavilada, responsable, y honradamente sobre los hechos reportados. Triste, ¿no?

P.S.: El NY Times recorta su personal. ¡Quién lo diría! Prueba de mi posición: El NY Times abusó de su posición, mintió, ha practicado periodismo partisano, y no ha respetado a sus lectores. Ahora los lectores votan con su dólar. Viva el Capitalismo y la Libre Competencia. Fox News barre con la competencia por exactamente la misma razón solo que en reversa.

Imagino que la historia del niño del globo se estudiará en las facultades de periodismo como la emisión de radio en 1938 “La Guerra de los Mundos” de Orson Welles, que creó una histeria colectiva en Estados Unidos y demostró el poder de los medios de comunicación de masas. En esta ocasión, ha sido la familia la que ha tratado de manipular los medios para su beneficio propio.

Y los medios se han dejado manipular encantados.

Podéis leer más sobre el tema en:

http://dailyjuez.com

La canción de “Balloon Boy”

Igual que Matías Pérez,
éste voló por los cielos
causándole mil desvelos
a una nación de mujeres,
hombres, lobos y otros seres
que se alarman ante nada…
Y al final de la jugada,
el niño estaba escondido,
el padre, “muy sorprendido”
y la prensa, muy encantada.

Pocos son quienes dudan hoy de la banalización del tratamiento informativo. Tal vez en otro tiempo este tipo de noticias hubiera sido recogido por los medios populistas. Pero hoy en día es difícil marcar una línea clara entre periodismo populista (o amarillo) y periodismo de calidad (también se le llama "serio"). Seguramente la electricidad haya ayudado a borrar esta distinción. También el que los grandes diarios sean propiedad de grandes magnates o conglomerados en manos de pocas personas ricas y con una visión del mundo bastante homogénea. Así como la desideologización de la prensa burguesa que ha tenido que ver con el desencanto de los grandes relatos, tal vez como consecuencia del derrumbe del socialismo real. Como no puede olvidarse que la endogamia de las redacciones no es una buena política de recursos humanos.

Seguro que hay más causas. En todo caso, gracias por mantener la sospecha sobre su propia profesión. No todo está perdido mientras...

Discrepo: era imposible discernir si en el interior de dicho globo viajaba o no un niño escondido, al menos hasta que no se posara y se mirara en su interior, y el posible accidente era de por sí un hecho noticioso.

Quienes desde la profesión aprovecháis este caso para criticar a los medios, cuando hay muchos otros que definen la crisis del periodismo, cometéis un error de bulto: si el caso hubiera sido cierto (¿por qué no, si era creíble?) y dentro del globo hubiera aparecido un pequeño fallecido, ¿quién hubiera sido el responsable de no seguir esa noticia?

Veo más lógica la reacción de algunos presentadores de TV, caso de los de TVE1 y Antena 3, que al tiempo que conectaban con la CNN valoraban la opción de que el pequeño estuviera escondido en su casa asustado por haber lanzado al aire "el globo de papá"...

EL Periodismo es de verdad la Profesión mas antigua del mundo y con peor reputación que la otra

http://comielotrodia.wordpress.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a5f6977a970b

Listed below are links to weblogs that reference El globo:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal