Lluis Bassets

Presidencia en la sombra

Por: | 17 de febrero de 2010

Después del desplante de Obama la presidencia española, es obligada la pregunta sobre el futuro de las relaciones trasatlánticas. Estados Unidos tuvo un papel fundamental en el impulso a la construcción europea al terminar la Segunda Guerra Mundial y lo ha vuelto a tener en la reunificación del continente. Puede ser que a partir de ahora ya no sea así y que este viaje frustrado no sea más que el primer signo de la nueva época. La respuesta a esta pregunta tiene que ver directamente con la capacidad europea para jugar en la escena internacional. Sobre esta cuestión escribí en noviembre, cuando nada se sabía pero algo se intuía sobre la patada de Obama al hormiguero europeo, en un texto el que ya intentaba analizar algunos de estos problemas. Me lo pidió la revista Foreign Policy en español para la iniciativa conjunta con dos think tanks, uno español, Fride, y otro europeo, el European Council on Foreign Relations, de lanzar un blog titulado Presidencia en la sombra, abierto con motivo del semestre español. Hoy doy aquí mi artículo y lo aprovecho también para recomendar vivamente la lectura de este blog, especialmente recomendable para quienes se interesan por la peripecias de Zapatero y su Gobierno en su semestre presidencial europeo.

DEBILIDADES TRASATLÁNTICAS

Las relaciones entre Estados Unidos y Europa han marcado el entero siglo XX, pero es muy dudoso que puedan seguir pesando en la configuración de las relaciones internacionales en los próximos años, ya en pleno siglo XXI. Hay profundas y motivadas razones para el escepticismo. Desaparecida la causa que había conducido al compromiso de Washington con sus aliados europeos en dos guerras mundiales y en los 40 años de la denominada guerra fría, nada permite pensar que deban persistir durante mucho más tiempo unas actitudes e incluso unas instituciones que actúan como estricta continuación y como actos reflejo de lo que habían sido las relaciones transatlánticas.

De una parte, es evidente el desplazamiento del eje económico y geoestratégico del mundo hacia el Pacífico, algo que se venía anunciando desde hace décadas pero que no ha empezado a materializarse hasta la aparición de Chimérica, la simbiosis entre Estados Unidos y China descrita por Nial Ferguson, en la que una superpotencia aporta la mano de obra barata y el ahorro mientras la otra hace lo propio con la tecnología y la capacidad de consumo. De la otra, también es evidente la incapacidad demostrada hasta ahora por Europa para constituirse en agente global y por tanto en interlocutor válido para mantener las relaciones con Estados Unidos en el nivel de exigencia que requiere la deriva multipolar actual. El mundo está preparado para la instalación de un triángulo de superpotencias, si se quiere todavía escaleno, es decir, con tres lados desiguales, pero la debilidad europea está conduciendo a una cierta bipolaridad, ese G2 formado por China y Estados Unidos, que ni siquiera constituye un triángulo isósceles con dos lados iguales y uno más pequeño.

Jeremy Shapiro y Mick Witney han señalado en su brillante ‘paper’ acerca de las relaciones transtlánticas (Towards a Post-American Europe: a Power audit. Of EU-US Relations, European Council on Foerign Relations) la anomalía de la relaciones especiales que buena parte de los 27 socios europeos quieren mantener con Estados Unidos. Esta fragmentación en la propia concepción de la relación transtlántica constituye un obstáculo mayor e insalvable, que sólo podría empezar a sustituir la aparición de una política exterior y de defensa propiamente europea de los 27, en la que se insertara como pieza clave la relación bilateral con Washington. El actual formato institucional de la relación UE-USA, tal como señalan los autores del trabajo, además de escasamente práctico y profundamente burocratizado, desalienta al socio norteamericano y constituye el mayor obstáculo.

El único terreno de juego donde la relación sigue funcionando, a pesar de su progresivo debilitamiento, es el de la Alianza Atlántica. Su preservación, y a través de ella la de la relación con Washington, es el principal motivo del compromiso en Afganistán por parte de los socios europeos. En el caso de los socios más veteranos de la Europa occidental es, además, una forma de reforzar su ‘relación especial’ bilateral; pero en el caso de los países del Este ex comunista, el principal móvil es la preservación de la cobertura defensiva del artículo quinto de la Alianza, por el que el ataque a un país miembro será considerado a efectos de respuesta militar como un ataque a la entera alianza.

Es evidente, pues, que la almendra ideológica de la Alianza se halla seriamente desfasada. Ni a los Estados Unidos de Obama ni a los socios más occidentales de la OTAN les interesa una Alianza que persista en un papel de disuasión, ni siquiera política, frente a Rusia. Sólo a los países del antiguo glacis soviético les conviene este planteamiento, que no encuentra ya en Washington el apoyo que tuvo en la anterior administración. El papel que está jugando ahora la Alianza, como auxilio de la acción militar norteamericana, no deja de ser la continuación de la función que quería asignarle la administración Bush como policía antiterrorista mundial, aunque con la salvedad actual de que nada se hace sin la cobertura de Naciones Unidas. Pero ni uno ni otro, ni el de contención frente a Rusia, ni el de gendarme antiterrorista, sirven ya a estas horas para dar sentido a una Alianza de estas características.

Hay en Europa, sin embargo, una evidente voluntad de preservación e incluso potenciación de las relaciones con Estados Unidos, que choca con la deriva en que se halla la Alianza, la ausencia de política exterior y el empeño bilateralista de casi todos los países socios. La nueva arquitectura institucional europea, y sobre todo la creación del servicio exterior a las órdenes del Alto Representante, serán una oportunidad para que Europa se reafirme como actor global e intente avanzar hacia la configuración de una política exterior. Aunque probablemente no baste, porque parte de los problemas de los países europeos respecto a la Alianza tienen que ver con la debilidad del proyecto europeo de defensa y el mínimo gasto y atención que merece en los presupuestos de Defensa de la mayoría de los países socios.

Si este próximo paso también fracasa y desaparece del horizonte la posibilidad de que la UE tenga algún día no muy lejano algo parecido a una política de exterior y de defensa, nada se podrá hacer ya respecto a la relación transatlántica. Es de temer que el horizonte vaya virando en la medida en que Rusia adquiera autoridad y perfil como el actor europeo más influyente. En cambio, si la UE consigue avanzar en su actual aplicación del Tratado de Lisboa, entonces quizás será posible una reformulación de las relaciones entre Washington y Bruselas que sin duda dará mayor fuerza tanto a la superpotencia americana como a esa dudosa superpotencia europea que no sabe ni siquiera si quiere serlo. Si en un tiempo la debilidad de Europa reforzaba la necesidad de la relación trasatlántica ahora ocurre exactamente lo contrario. Sin una Europa fuerte no puede haber relación fuerte con Washington.

Hay 9 Comentarios

Es verdad que Europa no tiene un proyecto que ofrecer a EEUU: y Obama no entiende la UE. Pero quizá tampoco es correcto plantear la situación en términos de "hacer primero la Unión, para `luego´ reconstruir la relación con EEUU, como piensan algunos escépticos. El mundo - y EEU con él - avanza demasiado deprisa como para plantearlo en términos de "primero.." y "después..". La cuestión reside en si es posible poner en marcha un proyecto europeo autónomo al mismo tiempo que se renueva y transforma la relación transatlántica. Es decir: cómo la colaboración con EEUU en las políticas clave - energía, seguridad, desarrollo, instituciones democráticas - puede reforzar el poryecto europeo. En este sentido, una cláusula de solidaridad entre la UE y EEUU podría ser reflejo y extensión de la propia cláussula de solidaridad contemplada en Lisboa. Muchos creemos que sí. El europeísmo tiene mucho que ofrecer a EEUU.

Ortega afirmaba el siglo pasado: "Faltan masas (ilustradas), no sólo élites!" Ahora vemos eso y lo contario: en Europa faltan políticos con visión y generosidad:pues eso, falta liderazgo político.

¡Qué barbaridad! Mandaron al rey y, como estaba predicho, hizo plop.

En la TV noticiera cero, en FOX solo esto: "In the afternoon, the President and the Vice President will meet with Secretary of State Clinton in the Oval Office. This meeting is closed. The President will then have lunch with King Juan Carlos I of Spain in the Private Dining Room. This lunch is closed."

Uff, y gran pensada de los intereses de Obama (como si Obama fuera rey, Obama es empleado publico y a punto de perder control.) Blah, blah, Europa aquí y allá.

¿Obama aprecia la relación con Europa y España? ¿Acaso es difícil de entender que USA se da cuenta que Europa, con la excepción de GB, no es aliada de nadie? España tiene 550 lastres en Afganistán a la pura fuerza, y manda colombianos para inflar los números, y si no los defiende Italia no duran 15 días. Eso si, de acuerdo a Susi, ZP los manda a asesinar civiles porque ejércitos no encuentran. Quizás ZP es culpable de que los terroristas se escondan entre civiles, o Bush.

Un pequeño almuerzo con el rey (y con los esplendidos modales de mesa de Obama) y fuera. A la salida se escucha: "Oye, rey, gracias por los soldaditos en Afganistán."

Les recuerdo que USA está en quiebra (según me informa El País) así que ZP no debe esperar que USA lo salve de la deuda exterior del gobierno de $2 millones de millones que ha creado el PSOE desde el 2006, y parece que los Alemanes no están de humor de salvar gobiernos irresponsables de izquierdas retardadas. A los griegos el mayor insulto: Grecia no tiene voto en la EU. (The European Union has shown its righteous wrath by stripping Greece of its vote at a crucial meeting next month, the worst humiliation ever suffered by an EU member state. http://www.telegraph.co.uk/)

Hay que ser muy bruto, o muy necesitado para mandar al rey a pasar desprecios a manos del ordinario Obama.

¿Volvemos a una diarquía (o tetrarquía) dirigista,y a las relaciones "estrategicas" de cada pais por libre?

Dicho tiempo ha:

Divide et Impera.

Al menos, esto no se tornará en una travesía en el desierto.

Pero casi.


LULA UM EGOCENTRICO QUE FAZ TUDO DE FORMA PREMEDITADA !

O OBJETIVO DESSE EGOCENTRICO DEMAGOGO E MENTIROSO, É O PREMIO NOBEL DA PAZ.

Vocês sabem por que Lula se aproxima de desagregadores, Ditadores e Terroristas como Venezuela e Irã ?
Por dois simples fatos: Ideologia política de esquerda , e porque quer ser vencedor do Premio Nobel da paz graças a estes idiotas que estão sendo usados sem saber .
Esse demagogo, oportunista e egocêntrico do Lula não ta nem ai para a fome e paz mundial, seu objetivo é se destacar pelo mundo a fora e ganhar o PREMIO NOBEL DA PAZ.

Quando Lula se faz de amigo do Primeiro mundo e ao mesmo tempo amigo de fato de ditadores, cria uma falsa imagem de ser um homem democrático, pacificador e preparado para ser identificado como um líder apto para ser o intermediário entre as partes em uma possível negociação de entendimento.
O pior é que USA e Europa, não enxergam isso não enxergam que estão sendo usados por Lula .
E bem pior ainda, é que os ditadores e Burros : Hugo Chávez e Mahmoud Ahmadinejad não vêem que Lula os Usa para se destacar na política mundial.
Vejamos como esse Lula de burro não tem nada : Quando ele se mostra comunicador e amigo com todas as partes, ele se classifica como o único na atualidade apto para esta intermediação e com isso vai implantando a falsa imagem de ser um homem preocupado com a paz e a fome mundial.
Não é a toa que Lula usa dinheiro público para se mostrar bonzinho pelo mundo a fora.
Manda milhões para Haiti, lá fora, e esquece que temos um aqui dentro, tudo em nome de passar para o mundo a imagem falsa de um homem que se preocupa com a paz e a fome mundial.
Nada + que Um demagogo oportunista e egocêntrico !!!!
O + interessante e de certa forma surpreendentemente é que não compreendo porque os ditadores idiotas do Hugo Chávez e Mahmoud Ahmadinejad não enxergam que estão sendo usados por esta jogada para promover o Lula a nível mundial.
Lula os usa e Lula vai se consagrando com sua falsa imagem de pacificador e que de fato estar preocupado com a paz mundial, e os ditadores ficam conhecidos cada vez + como desagregadores.
Esse Mahmoud Ahmadinejad ta caindo direito na jogada de Lula e promovendo Lula sem saber.
Realmente, esse Lula armou legal!!!!
E estar se dando bem nessa jogada premeditada.

Nikaco lemos
23 anos universitário
P.S. Alguém precisa avisar aos USA , Europa, Irã e Venezuela, que estão sendo Usados por Lula !!!!

tener un buen socio siempre importa Pero un socio dividido en 27 partes ?


En Europa,

La diferencia entre súbditos y ciudadanos la dijo JFK hace ya unas décadas:

¨No te preguntes qué hace tu país por tí, sino qué puedes hacer tú por tu país"

¿Qué opinan ustedes?

Uno que se nos pone romántico y nos cuenta el cuento de que en lugar de un gran mercado se quería crear una nación.

Y el otro en pleno furor orwelliano nos dice que el Ministerio del Amor no gasta lo suficiente en "defensa". Que para que nuestro admirado héroe se digne a mirarnos a la cara, debemos jugar a su mismo juego y tener más soldaditos y más bombas para ayudarle a matar malos malísismos allí donde se escondan, aunque sea entre población civil indefensa como hasta ahora.

Europa aun tiene mucho que ofrecer a Estados Unidos, habiendo sido la cuna del pueblo americano. Obama lo sabe y sólo espera a que Europa sea una sola voz. Sólo es cuestión de poco tiempo que Europa entienda la necesidad de aunar esfuerzos y convertirse en una sola nación como así fue inspirada por sus creadores que sí tuvieron la visión necesaria para impulsar el nacimiento de la Europa unida. Un poco de paciencia se requiere, el mundo no se hizo en siete días.

Europa no tiene nada con lo que seducir a Obama, nada. Así son las cosas.
http://enclaveinternacional.wordpress.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a861a7d8970b

Listed below are links to weblogs that reference Presidencia en la sombra:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal