Lluis Bassets

El tercero en discordia

Por: | 22 de abril de 2010

El fenómeno tiene una semana de vida. Hoy hace justamente siete días las elecciones británicas eran cosa de dos, como siempre. Todo en el sistema político y electoral conduce a la polarización y a la simplificación: la regla del voto mayoritario, las sesiones de preguntas al primer ministro e incluso la disposición de los escaños en Westminster. Pero esta vez ha llegado el elemento imprevisto, de la mano de una novedad absoluta como son los debates televisivos. David Cameron, el brioso candidato conservador que había conseguido distanciar al fatigado primer ministro Gordon Brown en los sondeos y cabalgaba feliz como el hombre del cambio, la juventud y los nuevos tiempos, accedió a compartir el plató con el candidato del partido liberal demócrata, Nick Clegg.

Hoy sabremos si fue un mero desliz o un error estratégico, quizás el mayor de la vida política de Cameron. Esta noche, el segundo de los tres debates, destinado en buena parte a la política exterior, permitirá comprobar si el éxito de Clegg hace una semana fue un golpe de la fortuna, que dio un premio efímero a la frescura del candidato menos conocido, o si algo más sustancial ha cambiado. En la semana transcurrida varias encuestas han ido consolidando las posiciones del recién llegado, en una clara indicación que apunta hacia la segunda hipótesis: ayer se hallaba en cabeza a tres puntos de diferencia por encima de los conservadores y ocho de los laboristas.

Hasta ahora preocupaba entre los dos grandes la amenaza del parlamento colgado, sin mayoría clara de gobierno. Desde el jueves pasado ha empezado a abrirse paso la idea de que este tercero en discordia no sea únicamente un árbitro sino un caballo vencedor. Es decir, que pueda decidir quién y cómo gobierna y exija la reforma electoral que introduzca la proporcionalidad que le permita seguir creciendo.

Cuando se desentrañan un poco las encuestas se observan fenómenos interesantes, reveladores de una fuerte corriente de fondo, como es el tirón de los liberal demócratas entre los jóvenes que se han venido absteniendo en anteriores elecciones. Los nuevos votantes, sin adscripción partidista precisa y muy apegados a las nuevas tecnologías, se decantan por Clegg en masa. Es un fenómeno que tiene algo del entusiasmo que suscitó Obama en las primarias frente a la fuerza de Hillary Clinton entre los votantes tradicionales.

El empuje de Clegg es la gran novedad de una campaña que iba a rodar por raíles previsibles, con el candidato conservador convertido casi en el vencedor inevitable y un primer ministro como Brown boqueando como pez fuera del agua, a la espera de un buen dato económico. Hasta tal punto es inesperado el terremoto, que ayer se supo que el candidato liberal demócrata se daba por perdedor cuando terminó el debate y no se dio cuenta de lo bien que le había ido hasta que habló con su esposa.

Ahora intenta evitar que un exceso de euforia entre sus partidarios corte súbitamente la marea. Y no quiere ni oír el nombre de Barack Obama, aunque la comparación tiene sus fundamentos. Como Obama, es el candidato menos tradicional y con una biografía mejor adaptada al mundo global. Le ha robado a Cameron la idea del cambio, tal como hizo Obama con Clinton. Pero a la afinidad de ideas y propuestas con Brown le corresponde una enorme coincidencia en imagen, edad y actitudes con Cameron, algo que perjudica directamente al conservador.

Sobre el papel, Clegg parecía ofrecérsele a Cameron como un bocado fácil. El clásico ataque conservador se basa en un tridente de tintes populistas que apunta contra la Unión Europea, la inmigración y los impuestos. Frente a las tres cuestiones aparecía como una diana perfecta el candidato más europeísta, más favorable a la inmigración y quizás más ecuánime con los impuestos. Pero todo esto puede actuar ahora como un revulsivo si sabe vender bien hoy mismo en el debate la profundidad del cambio que propone en política exterior, que es una de las cosas que le diferencia de unos y de otros.

Los liberal demócratas quieren abandonar la subordinación a Washington que ha caracterizado a todos los gobiernos desde la crisis de Suez en 1956 y que llegó a su momento culminante precisamente con Tony Blair, consagrado por sus críticos izquierdistas como el perro faldero de Bush. Quieren también moderar el gasto en el dispositivo nuclear, sobre todo la renovación de los submarinos Trident. Y salir de Afganistán en cuanto sea posible, en la misma línea que otros países europeos.

Clegg es muy prudente con Europa y no va a resbalar fácilmente con los plátanos que le tenderá Cameron. Pero es partidario del euro y el más europeísta de todos los candidatos. Para mejorar en algo el sombrío horizonte europeo sería una excelente noticia que fuera el tercero en discordia quien dejara en la cuneta a un candidato como Cameron que cuando se refiere a la UE sólo muestra disgusto y fastidio.

Hay 6 Comentarios

Sin entrar en consideraciones politicas, el mas atrayente, sin mucho carisma pero atractivo, me parece David Cameron.
He tratado de buscarlo pero continuo sin encontrar al lider.
En cuanto al tercero en discordia, no es facil. Requiere cierto trabajo vislumbrar su talante. Y no se dispone de ese tiempo. El necesario.
Un posible tripartito me parece una coraza, ni siquiera una coalicion.
Es quizas esto ultimo lo que menos desearia para Europa y para el mundo.

Yo créo que Nick Clegg y su partido liberal demócrata ganarán las elecciones británicas, y con claridad, ya que es un partido que ha demostrado su acierto en varios asuntos, de los que caben destacar los 2 más importantes: Se opusieron a la guerra de Irak desde el primer día, y fueron los únicos que advirtieron sobre la crisis financiera mucho antes de que ocurriera (y que por cierto fué olímpicamente ignorada). Además el ciudadano ya está harto de política y politicos corruptos, y su manejo de fondos públicos para cubrir gastos privados. Lo desagradable es que ya empiezan los conservadores a hurgar en el pasado de Clegg, con la esperanza de encontrar algún trapo sucio para exponerlo públicamente y desprestigiarlo con campañas infames (en el mejor de los estilos USA). Por supuesto se intentará manipular, porque en el fondo hay algo absurdo en el sistema electoral británico del "Winner takes it all", que por cierto España también empléa, aunque sea una variante, pues el resultado final es un bipartidismo, con un mucho nada democrático, ya que bastantes votos se pierden, y eso no tiene nada que ver con la verdadera democracia. Un saludo.

Parece que las elecciones en UK no te motivan mucho, Az.

Me decepcionas. Pensaba que tenías más intereses, más allá de la dulce Italia y el aguerrido EEUU, y po supuesto nuestra esperpéntica España.
¿Son los ingleses demasiado sosos para ti?

Yo por mi parte, veo muy sano el que haya un tercer partido importante en las elecciones en UK.

Como vecinos europeos, viene bien conocernos y observar hacia donde se dirigen sus intereses. Eso sí, dudo mucho que su atlantismo cambie de un día para otro.

El post de hoy está algo aburrido después del de ayer que fue tan iluminador. Pero como el siguiente dialogo demuestra: nada mejor en la mañana que un dialogo inteligente, edificante y de contenido histórico que nos ilumina en eso de la alopecia y homosexualismo causado por la ingestión de pollos "hormonados" y los "saqueos" españoles. Sin más...

#205 La cabra siempre tira pal monte - 22-04-2010 - 15:18:43h
Les enseñamos a hablar (llevan siglos de independencia y allí siguen, hablando Castellano, será que los dialectos indígenas no les sirven de mucho para emigrar a tantas partes del mundo)... Les enseñamos a vestirse (llevan siglos de independencia y allí siguen, con pantalón y camisa, será que los guayucos y los taparrabos no están de moda en el planeta)... Les enseñamos todo lo que saben, para que ahora venga este descendiente de Pedro Picapiedra, a pretender que el mundo vuelva a ser lo que era hace siglos... ¡Incrrrrrrreíiiiibuuuleeee!!! (boca abierta).

#211 Beatriz Basenji ( http://lasalsamadre.blogspot.com ) - 22-04-2010 - 15:35:05h
205 (La cabra siempre tira pal monte) Se te olvidó mencionar los 185 mil kilos de ORO Y LOS16 MILLONES DE KILOS DE PLATA saqueados a los pueblos indígenas del Continente Americano, solamente entre 1503 y 1660 segun consta en el Archivo de Indias, que llegaron a San Lucas de Barrameda.

#215 La cabra siempre tira pal monte - 22-04-2010 - 15:41:24h
Beatriz (210): No, no se me olvidó, simplemente me parece algo irrelevante. Tomando en cuenta que la Tierra pesa 5.974.000.000.000.000.000.000.000 de kilogramos, ¿Qué son (dedito en la boca) "185 mil kilos de ORO Y LOS16 MILLONES DE KILOS DE PLATA"?

#224 Guaraguao - 22-04-2010 - 15:53:07h
A la tal Beatriz Basenji, tanto da rcon lo que se robaron, mira si te sientes tan indigena el Amazonas es bien grande, aun puedes volver a vivir como vivian tus ancestros.. Cruces para que? medicos para que? civilizacion greco arabe romana para que? Eso ! a lo tuyo, a la selva con los monos, a vivir como tus ancestros, quien da el primer paso??

Complementando este post, sugiero una visita a la pagina de Vote for Policies (http://voteforpolicies.org.uk), una iniciativa ciudadana que está impulsando la idea de que las alternativas están en las propuestas, más que en las personas. Como recuerda The Economist en su edición anterior, el debate televisivo entre políticos es algo relativamente nuevo en Inglaterra, un país entregado al consumo de reality shows y concursos de talentos discutibles. Y la preocupación mayor, en este contexto, es que el electorado se decante por una imagen más que por una propuesta que ayude a dar con las distintas alternativas en diferentes áreas que el país requiere para superar su propia situación en esta crisis global y re-definir su lugar en el mundo.

Buena web sobre asuntos internacionales.
http://miradasdeinternacional.wordpress.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01348008a2a9970c

Listed below are links to weblogs that reference El tercero en discordia:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal