Lluis Bassets

La descatolización

Por: | 20 de abril de 2010

Difícil papeleta la del Vaticano en esta nueva época de la globalización multipolar y tecnológica. Aguantó mejor la embestida de la modernidad con el anterior Pontífice Romano, el polaco Wojtila, que algo supo sintonizar con el espíritu de los tiempos. Pero parece abocado en cambio a un penoso naufragio con el bávaro Ratzinger –cinco años ya en el sede pontificia--, que combina la solidez intelectual de un catedrático de teología germánico con la torpeza diplomática y política de un pobre cura de provincias.

Juan Pablo II fue un Papa profundamente político, impulsor junto a Walesa, Havel, Reagan y Gorbachev, de la mayor transformación de Europa y del mundo desde 1917. Supo aprovechar luego la globalización resultante para hacer llegar los mensajes y los símbolos del catolicismo romano a todos los rincones del planeta, teñidos de un profundísimo contenido conservador, e incluso reaccionario en cuestiones de moral.

El ideólogo de aquel curioso movimiento de repliegue ideológico y de expansión mediática planetaria era quien sería su sucesor, Joseph Ratzinger, martillo de progres y relativistas que ha ido desmochando el huerto teológico de toda cabeza heterodoxa que asomara a su izquierda. Éste ha sido el Papa de la identidad católica, que ha reivindicado las raíces cristianas de Europa, se ha reconciliado con el integrismo preconciliar y ha mostrado su vocación casi medieval de entrar en un torneo con musulmanes y judíos para demostrar la superioridad de sus propias creencias.

Entre ambos Papas, ajenos a las dudas y a las angustias del Papa Montini y a la sintonía con su época y a la bondad del Papa Roncalli, han conseguido convertir a la Iglesia de Roma en el mascarón de proa de un comunitarismo occidental que da la espalda a la Iglesia de los humildes y de los pobres y encuentra el aplauso y la devoción de las clases conservadoras y adineradas europeas y americanas. Teocons y neocons son primos hermanos. Y eso ha sucedido en los mismos años en que Europa derivaba a todo galope hacia el laicismo, el islamismo embarrancaba en el fundamentalismo y en las tentaciones yihadistas y la religiosidad realmente existente se acercaba al patchwork de un nuevo mundo multicultural y sin grandes faros de referencia, exacta correspondencia del nuevo mundo multipolar.

El escándalo de la pederastia clerical encubierta por la jerarquía es el remache a los cinco años de reafirmación identitaria católica de Ratzinger: muestra un profundo e inquietante desfase ante las exigencias de los Estados de Derecho y de la modernidad jurídica por parte de una institución que ha venido protegiendo con el secreto papal los delitos comunes cometidos por sus servidores sobre los más vulnerables e indefensos. Por más que haya sido el propio Ratzinger quien ha encendido la mecha desde su cargo de prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe o ex Santo Oficio, su falta de resolución y su pésima gestión política del escándalo han conducido a un enorme desprestigio de la Iglesia incluso entre sus propios fieles.

Con los últimos episodios ha empezado la rectificación, que necesita ahora de pruebas tangibles y, sobre todo, el desvelamiento de los casos mantenidos en secreto para que los culpables sean entregados a los tribunales. Pero eso es algo que muy difícilmente sucederá y si sucediera no bastaría en un caso de tanta amplitud y de tan variadas y altas responsabilidades, que sólo puede zanjar una seria e improbable catarsis. Una institución con métodos de elección más modernos destituiría ahora a los responsables y elegiría a un nuevo Papa capaz del borrón y cuenta nueva, algo que está en contradicción con la misma esencia de esta Iglesia jerárquica, masculina y autoritaria, que después del Concilio Vaticano II se ha revelado incapaz de abrirse al mundo y a las otras religiones y creencias.

La respuesta encubridora y burocrática a los casos de pederastia y la reafirmación en la identidad y en la fe ortodoxas se han revelado así como las dos caras de la peor y más desgraciada estrategia que podían escoger los responsables del Vaticano para la proyección de la vocación universal de la Iglesia, su catolicidad, en el mundo globalizado. Es una amarga paradoja para la civilización católica, que se define precisamente por su afán globalizador.

Hay 28 Comentarios

En cualquier tribunal, el actual papa no superarìa su propio baremo, su propio canon, los cuales lo aplastarìan. A cuenta de què el Vaticano se inventa nuevos pecados. El papa no superarìa su propia ley relativista. Tenemos que ser ecumènicos, como lo predicaba Alejandro, Merlìn y Zarathustra. En el nuevo amor, todos podràn santiguarse, como lo hacìa Odin o Napoleòn.

No debe olvidarse que a Nabokov, a Verlain y a Garcìa Màrquez tal vez les apetecen los niños porque sus obras estan centradas, hasta la nausea, en la pederastia abominable.

Lluìs, ¿còmo le quedò el ojo a Tutancamin? En el nuevo amor tambièn seràn invitados los catolicistas, es bonito santiguarse, como lo hacìa Merlìn y Zarathustra, en la India, non tropo, ergo secula seculorum ecumenikos pirrìn pititan chapulìn.

Tres reductos de bizancio se pueden enumerar: Vaticano, Polonia, España, Irlanda. Polonia acudiò al catolicismo por sobrevivencia, ante el acoso sexual y fatal de Alemania y Rusia (Katyn). Dostoiewski decìa que si tu Dios pierde la batalla, se pierde todo; es decir, si tu cultura pierde la batalla. Polonia hubiera fumado cualquier cosa, sus ritos hubieran sido entorno de una fogata de cannabis, si eso hubiera estado al alcance, para tomar energìa, en sus estandartes de lucha, de corazòn a corazòn, nacionalista. Aun asì, las violaban en los matochos, cuando se hacìan arreglos en Roma. Con cualquier ideologìa (religiòn) se hubiera atrincherado, con tal de defenderse de la Reforma alemana y la ortodoxia rusa, turca, etc. Pero el catolicismo no tenìa ninguna virtud especial para construir bodega, cantera, fortìn, atalaya, barricada, en Polonia, màs que la oportunidad como alternativa, a la mano. Por eso la Reforma no triunfò en los susodichos, pero no fue porque adoraran a los malditos catòlicos. Con Cuba pasò otro tanto, con la secta del marxismo, ante la bestia. Con la chamànica Irlando pasò otro tanto, ante los britànicos anglicanos. Si no es por esa necesidad de identidad, la secta del catolicismo ya no existiera. Prestò a los necesitados su identidad retrògrada, empobrecedora integral, embalsamada, pero para ellos fue màs beneficiosa que perjudicial, para los polacos y los otros acosados por la geopolìtica. El caràcter, en el hombre, y la geografìa, en los pueblos, es destino. En España, Europa y la contrareforma utilizaron al catolicismo para destruir a España al destruir a la "Autònoma" Sefarad. Fuga de cerebros (hacia Europa y el Nuevo Mundo) fuga de capitales, fuga de identidad rica, generosa, benèfica, potente, original, redentora, cristiana, judìa, arabe, criptològica, gnosis, tolerante, elevada, inmanente, trascendente, aquelarre sexual, sur... Por siempre el imperio español hubiera dominado en el mapa mundi si no se amputa con el auxilio del Norte que necesitaba exportar materia gris, filosòfica, sexual, libertaria, cientìfica y cultural. Por lo menos quedò Cervantes; los otros Cervantes florecieron en el resto del mundo. Gracias Sefarad. Eso de decir la Santa Madre Catòlica y Apostòlica son puras putadas de provincia. Sefarad emigrò a Londres, a Manhattan. Sefarad inspirò no sòlo a los neocataros, que eran un tanto maniqueos. El vengativo Sefarad inspirò a la secta de la Ilustraciòn, al Còdigo Da Vinci, a todo eso que algo dejò en su paso chacalìstico por la Historia que se està desplomando para alumbrar, como decìa Rimbaud, al nuevo amor.

el unico papa decente gobernó por 33 dias se llamaba juan pablo I y fue asesinado por la misma curia....eso es el cristianismo

No es un papa popular porque elige decir la verdad que nos es muy incomoda

Me causa gracia leer a los "moralistas" de izquierdas hablar en contra de los curas que han hecho lo mismo que la izquierda aboga: la degeneración en todas sus expresiones. ¿No es la izquierda la que aduce que el homosexualismo es "normal"? ¿No es la izquierda la que "predica" que las mujeres son idénticas a los hombres? ¿No es la izquierda la que empuja el "amor hombre-niño"? ¿No es la izquierda la que empuja leyes que promueven el aborto, una forma de infanticidio? ¿Eutanasia? ¿No es la izquierda materialista la que niega a Dios y el alma humana? ¿No es la izquierda la que predica que no somos más que animales? ¿No es la izquierda la que nunca tiene principio sólido alguno. la que siempre se acomoda a cuanta contradicción vomita?

¿Si un niño no es superior a un animal cualquiera, y no comparte la Divinidad del Padre por ser su criatura, qué importa lo que se le haga? Ah... Pero no es un animal, es un Hijo de Dios, y por lo tanto humanamente divino y digno de respeto por ser Hijo de Dios.

No estoy de acuerdo con ninguna degeneración en curas o en laicos. Si un cura comete un crimen (y la pedofilia claro lo es) que se le juzgue con la ley de los hombres. ¿Por qué los laicos que sabían o tenían sospechas o pruebas no corrieron a la policía? ¿No son esos cómplices? Quién sabe por qué miembros de la Iglesia taparon a los curas afectados, pero se me pone qué algunos de los tapaderas padecían la misma vergüenza. Pero de allí saltar a acusar sin pruebas a alguien es una injusticia. Cuándo haya pruebas, entonces ir al juzgado, y no a los periódicos. Tanta "moralidad" instantánea, fácil e hipócrita no convence, señores.

Lo de siempre... hipócritas... izquierdistas materialistas de moralidad elástica e instantánea. Apestáis a azufre y no sois capaces de salvar a un triste niño victima. Ya fusilasteis suficientes niños en el Gran Experimento.

Eppur si muove...

Se insinua en el blog que todos tenemos techo de vidrio y ese es el principal logro del Gran Inquisidor de Sevilla. Si una autoridad policial o moral delinque, hay que criticarla y pedir por su cabeza. Cristo dijo que tirara la primera piedra el que estuviera fuera de culpa, pero eso no se aplica a los malditos pedòfilos catòlicos, que todos son iguales, tienden a encubrir esa pràctica satànica. Eso indigna. En mi culto individial, abrigo algunas fintas del culto catòlico, sobre todo las que son trazas del paganismo, refetentes al poder de la cruz. Debemos excomulgar a un papa apòstata, que trae a los evangelios para defender a los torturadores de niños, sòlo imaginen ese acto sexual, como dirìa Borges, es un acto indigno, es la suma teològica putrefacta.

La verdad es que Bassets es muy bueno. No es malo ser confesional pero lo mejor serìa pertenecer a una confesiòn que integre a todas las confesiones. Estaba viendo su prosa y tiene talento.

Tambièn leì en el blog que Bassets no es un Pascal, y agrego, que la prensa no precisamente ha reclutado a las mejores mentes de cualquier època, no es ese su trabajo, su trabajo es ser la prensa, nada màs. Tal vez Vargas Llosa sobresale entre las firmas, pero se da el fenòmeno que como novelista no es bueno. La prensa es confesional. En el tema del fenòmeno divino de la libertad, la prensa tambièn poco tiene que ver, es màs parte del problema que de la soluciòn. Al menos, necesita contraparte, contrapeso, resorte, para que no sea reclutada por el pensamiento ùnico, por el gobierno, por la època, por los poderosos, por el mercado, por el Estado...

"La descatolización" ...

Desafortunado título.

Sabías, Bassets, qué configura, cierra, marca a fuego el carácter (sí, existe)
de los pueblos. La religión.
Ese terreno común de las creencias que forjaba el sentido de comunidad y de orden social está muy insertado en nuestra psique.

Configura mucho de nuestras convenciones sociales. Sean estas malas o buenas, da idea de su capacidad para convertirse en un código vital transmisible.

No, la descatolización, que por cierto, si fuéramos estrictos semánticamente hablando, se diría des-internalización, en este caso de esta creencia cristiana.

La religión fué código oral con fuerza de Ley. Hoy se halla en un mundo que la contradice, y del que sin embargo, participa también de sus errores.

En cierto modo, sucede que no puede imponerse ante la paradoja nihilista de un mundo capitalista (todo puede comprarse) y cede su virtud por un ramo de carne u oro. Al fin y al cabo, también es humana.Y el Dinero es un Dios tangible, con amplios templos (los centros comerciales).Macabro asunto.

Lo siento por aquellos cristianos que rechazan el oropel que les trajeron los clérigos de Cluny, y practican (de verdad) la caridad y la entrega franciscana.

El Reino de Los Cielos, y esto seguramente lo decía Cristo de forma criptica, será o no será por mano humana. A qué si no, esos hermosos cantos como el Sermón de la Montaña, y esas fábulas cercanas. A qué si no esa exhortación hacia la emoción humana más sublime y realizadora del self: el Amor.

En realidad, no invita a esperar a Dios, sino a actuar. En verdad, era un revolucionario al que no se le ha entendido su mensaje de transformación de la sociedad, sino más bien manipulado e incompredido.

Leì en el blog que Bassets està en contra de la familia. Creo que el estado natural y sagrado de la familia es el de mamà soltera. Leed al Quijote, los poderosos tienen al mundo patas arriba. El mundo no es como es, porque està encantado y el papa y los dioses de la eclèctica postmodernidad son los que perpetuan el encantamiento. Mirad al entorno, el Holocausto, si el entorno parece un humeante campo de guerra porque la historia, la ciencia, la filosofìa y la religiòn oficial apestan.

Leì en el pasado que la lujuria implacable de los clèrigos es igual a la de los anticlericales. Todo es bueno practicar, todos fuman o han fumado, pero los niños son de Dios. Con los siglos se harà una lectura totalmente distinta a la actual, de los Evangelios, en donde esta la verdad, la verdad que es Cristo, el Cristo que no conoce el cristianismo. Recuerdo que los primeros casos que salieron a flote, como los muertos en los rìos de las tiranìas, fueron en la Uniòn Americana de los crèditos subprime. Todo derrumbe econòmico comienza por el derrumbe espiritual. Y la Reforma guardò silencio. En aquellos dìas, los clèrigos quisieron cortar por lo sano, quisieron ser ejemplares, flagelarse hasta la expiaciòn, como en Crimen y Castigo, pero del Vaticano salieron ordenes para que no se practicara la catarsis, la poda, y que la cleresìa norteamericana no debìa actuar como si fuera la lepra de nuestro tiempo. Ahora podremos deducir que el lapsus no fue inducido por el polaco sino por el alemàn, el epicentro de la Ilustraciòn, del Sacro Imperio y la Reforma, todos los fenòmenos que tanto mal le han hecho a la humanidad que aporta los leños del interminable Holocausto de niños, como en el tiempo de Cartago, de Homero y sus vìctimas para la hecatombe, de Roma, de los egipcios, de los rusos, de los druidas, de los incas, etc. La inevitable religiòn del inevitable futuro (como sonreirìa Borges) estarà màs cerca de los hippies que de los dioses de Roma, del Medio Oriente y la Uniòn Americana. Son dioses infèrtiles, con pomada, oficiales, solemnes, Dolce & Gabbana, de terracota, como Nabuco, aburridos, sin aros en la oreja, sin Van Gogh, estèriles, algo peor que los sepulcros blanqueados por fuera y podridos por dentro. Prefiero las escenas que se desarrollaron en Bethel, en Bethel, en Woodstock del 69, ¿què significa el 69 cunilingue?...

El gusto por los efebos ha sido una pràctica consustancial a los poderosos y su paso por la tierra, como dirìa el endiosado Hegel. A los humanistas les ha costado tomar la rienda de la religiòn porque tambièn han hecho lo suyo, y màs, aunque todo es bueno como freno y contrapeso de poder. El humanismo secular tambièn es religiòn y es confesional. Los ortodoxos, los protestantes, los musulmanes y las demàs religiones no contribuyen para combatir el flagelo en contra de los niños y las mujeres porque son coyotes de la misma loma, como dirìa un Karamazov. Si esta vez no se aprovecha el jaque, los niños seguiràn siendo objeto de la subrepticia lujuria clerical.

Lluis veo que no eres nada afecto a la iglesia, normalmente para comentar de futbol ponen a uno que le gusta el futbol, pero para comentar las cosas de la iglesia ponen a un retro come curas... te guste o no esta el la iglesia que va a durar por los siglos de los siglos. Y los escándalos de abusos lo son por ser publicados, pero qué tal el día que publiquen los escándalos de los periodistas, seguro que son más del 0,6 por ciento los que tienen estos problemas... por otro lado, criticar al Papa actual por tapar estos escándalos es la noticia más absurda que se puede decir, siendo él el primero en sacarlos a la luz. ¿Cuando va a hacer algún periodista algo así con su gremio?

Memento Homo extra ecclesiam nulla salus. Guste o no, sigue siendo cierto.

Amigo Lluís, ya estás de nuevo en tus andadas dandole a la Santa Madre Iglesia por los errores de unos cuantos curas enfermos que para más verguenza deben ser unos perfectos humanistas neocomunistas como tú. De esos para quienes no hay pecado mas que ser de derechas. Vamos hombre, y cuando "derribes" a Dios de su lugar en el corazón de los españoles, ¿en que creerán? ¿En el dios-Estado o el Político-dios? No me hagas reír, no tiene con que suplantarlo.

Tus dioses están podridos, tu diosa-política apesta, tu dios-político es una ruina hasta en los ojos de sus seguidores. Tu dios-supremo-político-Obama, el que promueves más que a tu vida, recibió dinero de Goldman-Sachs en la suma de $994.795 dólares US, y después de hacer el escándalo se rehúsa a devolverlo.

Mira, no es mi intención de declararte minusválido intelectual, no lo eres, pero tampoco eres tan brillante como Blais Pascal. Te recomiendo que leas su lógica en la determinación de en qué debe creer un hombre.

El ataque concertado de los neocomunistas a la Iglesia Católica es feo, pero más que feo es transparente en sus fines. Y como todos los ataques que habéis montado en el pasado, fracasará. Os revienta el hígado que se haya desmontado el monstruo del Vaticano II, abominación creada por los peores de los peores jesuitas traidores a la Fe. Juan XXIII se dió cuenta de lo que había pasado, y no tuvo la oportunidad de detenerlo, probablemente lo mataron los mismos jesuitas. Paulo VI, muy bueno como llorón y de gran "romanità", fue incapaz de pararlos y se lamentó y lloró hasta su último día. Juan Pablo I iba a desbandar a los criminales jesuitas y lo asesinaron los jesuitas el día anterior cuando su propio confesor papal jesuita pasó la información. En fin, los neocomunistas y los paleocomunistas dentro y fuera de la Iglesia luchando para pervertirla. Cuándo pueden la usan, cuándo no pueden, la atacan.

Lo mismo, Lluís, tu propaganda es transparente, y como tal solo convence a los convencidos, a los vomitantes antireligiosos neocumunistas materialistas que te hacen equipo, a los que no separan a la iglesia de hombres de la Iglesia de Dios. La Iglesia existe para llevar a los hombres a Dios, no para hacer política "alla Lugo" (allí no hay quejas.) Ni tampoco existe para promover guerrillas en Latinoamérica y bañarse de sangre, como lo hicieron los jesuitas en El Salvador y Nicaragua. (Allí tampoco hay quejas.) La iglesia horizontal es una abominación ante los ojos de Dios, al igual que todos las políticas neocomunistas de convertir lo malo en bueno, en promover la destrucción de la familia, en la aceptación como natural de las aberraciones, etc.

Si tienes tus manitas limpias, lanza la piedra, Lluís... Apuesto que la lanzas en total hipo... Siempre tan predecibles, no cambian nunca.

En respuesta a los comentarios:

Hace unos meses, un articulista, mencionaba la palabra cristofobia. Llegué a comprenderlo. Pienso que, los creyentes no deberíamos de permitir que nadie muriese sacrificado. Que esa es nuestra misión en la vida.
Puesto que la misión de Jesucristo era, precisamente enseñarnos lo que no se debe de hacer.
Pero los millones de personas que murieron posteriormente en martirios y en diversos genocidios, no supieron por qué.
¿Cuál ha sido el sentido de su muerte?
Independientemente de que la figura histórica de Jesús de Nazaret fuera o no real (no trato de encontrar la piedra filosofal), es cierto que llevamos muchos siglos de equivocaciones.
En este sentido, cuando se trata a los musulmanes de terroristas, pienso en los cristianos como genocidas.
(Creo que lo del preservativo, el matrimonio o la globalización es secundario).

Pues coincido con usted en todo lo que ha afirmado. Como católica me siento completamente asqueada de lo que sucede dentro de la Iglesia y con su afán (hasta antes de la Carta a Irlanda) de esconder y negarlo todo, como si no supiéramos lo que sucedia en sus confesionarios.
No me siento identificada para nada con ella; una diplomacia mal llevada, políticas de siglos anteriores, sólo existe Europa y EEUU para la actual administración, a pesar de que en el "3er mundo" cuentan con mayoría de feligreses.
Hace ya años que no asisto a la iglesia, pero la fe en Dios se lleva por dentro.

No creo que modernizar la iglesia sea ir contra lo fundamental, como dice la biblia, si se corroe la sal, con que se salará?. El evangelio es único a través de todos los tiempos, no es modificable, y la iglesia Católica es la única que lo preserva y lo preservará. Se trata de llevar las almas a Dios, no de hacer un dios de plastilina. Que hoy los métodos para llevar el evangelio deben ser más actuales, bueno creo que puede ser.Y mi percepción es que en esta última Semana Santa, la afluencia de público y jóvenes a las ceremonias religiosas fue mucho más alta que en años pasados.

Siglos y siglos de monstruosidades ocultadas a la población. Hay que pagar por los crímenes. La iglesia tiene una deuda eterna con la sociedad. Y el gobierno de España tambien tiene responsabilidades sobre el tema. En un país democrática es legítimo pedir una revisión del Concordato iglesia-estado gracias al cual esta organización recibe cada año una suculenta subvención de más de 6.000 MM de euros más todos los millones que recogen por ahí con los "bolos" del Papa. La sociedad está más que harta de que la mangoneen. Y si se atreven con los niños... la sentencia de muerte está asegurada. Es imposible caer más bajo que abusar de un niño. Criminales!! Yo pondré mi granito de arena para acabar con la iglesia APOSTATANDO. De esa manera me borro de su censo y ya no figuro como creyente y ya no me pueden seguir utilizando para sacarle pasta al gobierno. PÁSALO.

Estoy muy de acuerdo con usted. Leo esta nota desde Argentina, un país en donde los problemas sociales, como la pobreza, la indigencia o la desnutrición, obligan a las organizaciones sociales a actuar, en casi, una situación de auxilio. La Iglesia aqui tambien parece estar muy lejos de los problemas de los más necesitados, por más que levante las banderas de un par de sus organizaciones solidarias. Aqui también demuestra su ala conservadora, manteniéndose firme junto a grandes empresario y políticos de la vieja derecha nacional (como cuando apoyó la última dictadura militar, o más recientemente, cuando defendió a las patronales agrarias). La Iglesia Católica, una de las principales impulsoras del genocidio de millones de nativos en Sudamerica -en 1492 en adelante- hoy nuevamente le da la espalda a los más necesitados para abrazarse nuevamente al poder.

No es torpeza diplomática de un pobre cura de provincias, sino, en mi opinión, soberbia de quien se cree el elegido para adoctrinar nuevamente a una masa de almas errantes e ignorantes. Se puso de nombre Benedicto para empezar su tarea de reconquista justo desde Europa. Pero cada paso es un paso en falso.

Ego non volo, injuria sine damno.


Vale.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133eccb4dc3970b

Listed below are links to weblogs that reference La descatolización:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal