Lluis Bassets

Las cenizas del volcán

Por: | 19 de abril de 2010

Islandia, 313.000 habitantes, algo más de 100.000 kilómetros cuadrados, plenamente independiente desde 1944, situada más cerca del continente euroasiático que de Norteamérica, ha sido siempre muy suya. Pero por dos veces, y con motivos tan dispares y sin relación alguna como el funcionamiento de sus bancos y el régimen de sus volcanes, los europeos hemos podido comprobar que pertenecemos al mismo club que los islandeses. Durante un largo tiempo a éstos no les ha interesado nuestra moneda ni nuestras instituciones políticas, conformándose, que no es poco, con la pertenencia a la OTAN y al espacio económico europeo. Pero de pronto, la quiebra de sus bancos y la erupción de uno de sus volcanes nos ha hecho sentirnos a unos y otros, islandeses y europeos, parte de un conjunto común. Los activos tóxicos y las cenizas volcánicas han unificado súbitamente sensaciones y sentimientos, han disuelto fronteras y obligado a concertar políticas financieras y de transportes.

Todos los países europeos son muy suyos, aunque las islas se llevan la palma. Solemos mirarlas con suspicacias —y más a las británicas, porque están más cerca, que a la remota Islandia—, sin darnos cuenta de que con mayor frecuencia de la deseada hasta el más continental de los socios europeos alberga un corazón euroescéptico y quiere sentirse y actuar como una isla. Las oportunidades para observar cómo el continente europeo se convierte en un archipiélago de naciones ensimismadas se repiten una y otra vez en el momento en el que el planeta entero experimenta uno de los mayores desplazamiento de sus plazas tectónicas geopolíticas de la historia. Coleccionamos una detrás de otra las pruebas de esta fragmentación terminal que está liquidando a Europa después de 500 años de hegemonía: dejamos de existir en la Cumbre del Clima en Copenhague; hemos arrastrado los pies para acudir en auxilio de Grecia, que quiere decir en auxilio del euro; ni se nos notó en la Cumbre sobre la Seguridad Nuclear de Washington. En las mismas horas surgen como continentes emergentes los BRIC —Brasil, Rusia, India y China— reunidos en Brasilia por segunda vez en una cumbre de jefes de Estado, en la que se nos ofrecen como espejo para nuestra molicie. Nos están superando con sus economías y nos van a superar con su voluntad de poder y su nuevo protagonismo político planetario.

Pero los europeos no nos inmutamos. Para qué dedicarnos a resolver nuestros problemas reales cuando tenemos tantas oportunidades para encontrar problemas donde no los hay que ocupen el tiempo muerto de nuestros políticos y periodistas y sirvan para hipnotizar a nuestros ciudadanos. Así se compone la psicología de una decadencia. No hay que ir muy lejos para verificarlo. Cabe pensar incluso que en ningún otro sitio como en nuestro país se verifica mejor esta hipótesis. Las tres causas contra Garzón por prevaricador y el proceso contra el Estatuto catalán por inconstitucional son los últimos avatares de esta cucaña. Aunque idéntica artificialidad podría aplicarse también en buena medida a las iniciativas del magistrado de la Audiencia Nacional sobre la guerra civil y a la accidentada reforma del Estatuto de Cataluña. No hay que olvidar que lo que empieza como una frívola confrontación de empecinamientos suele terminar en peligrosas embestidas.

Si atendiéramos a la letra de la tonada que canta la derecha española en ambos casos se diría que estamos de nuevo en puertas de lo de siempre, lo nuestro, la cosa fratricida, la historia de España que siempre termina mal. Pero por suerte estamos bajo el volcán islandés y en la globalización europea, por más que desde la mirada exterior sean difíciles de entender nuestras inciviles batallas judiciales. (Quienes lo entienden todo muy bien, por cierto, son nuestros viejos amigos neocon, obsesionados con la eventualidad de que algún día una jurisdicción penal universal pueda atender a las denuncias y perseguir los crímenes de guerra, genocidios y delitos contra las personas que no son atendidos por la justicia de los países donde se han cometido. El escarmiento contra Garzón, no por prevaricador en España, por supuesto, sino por perseguidor de Pinochet, deberá servir de ejemplo a jueces y gobiernos a partir de ahora).

Pero éstas son derivaciones cosmopolitas que no interesan a los isleños empecinados. Aquí estamos en la pelea, por más que las cenizas del Eyjafjalla nos bajen a unos y a otros de nuestras respectivas abstracciones para confrontarnos con las dificultades tangibles de un desempleo al 20 por ciento y de los recortes en las inversiones públicas y en las políticas sociales.

Hay 9 Comentarios

¿CORTINA DE HUMO DE HUMO?

"[...] un equipo de inteligencia iraquí halló y mató al líder de Al Qaeda en el país, Abu Ayub al Masri. Maliki ha dicho que en el operativo también murió Abu Omar al Bagdadi, líder del grupo Estado Islámico de Irak, afiliado a Al Qaeda." El País.

Ah, cosa... Más civiles asesinados en Iraq... ¿No eran esos los que visitaron La Moncloa el mes pasado? Estos yankees asesinos con sus criados se dedican a asesinar hombre inocentes y destruir casas, y se inventan plumas de ceniza. ¿Quién se cree eso? Si la ceniza es pesada y no vuela... Pura explotación y expoliación de los pobres. Esto no lo permite Garzón, apenas se suelte de los fachas va a impartir justicia. Apuesto que Garzón ordenará que echen concreto al volcán para que deje de echar humo, cómo hicieron los rusos con Chernobil. Ellos si saben como arreglar las cosas. La verdad es que Bush y Ansar tienen la culpa de todo, no se pierden un minuto para robarse el dinero.

DIOS ME GUARDE DE UNA "JUSTICIA" UNIVERSAL EN MANOS ESPAÑOLAS. Son capaces de resucitar los métodos torquemadienses y se los aplican a sus enemigos políticos (los no comunistas del mundo.)

Primero muerto que bajo el yugo español, y esa es la verdadera razón por la que no voy a España. Ya suficiente de semejante "justicia". Qué os baste jorobar a los españoles para que os metáis con el mundo. Nunca, nunca, nunca.

Si queréis pruebas: ¿A dónde se "juzga" a Garzón? EN ESPAÑA... Por mi que lo manden a la hoguera con todos sus amiguetes neocomunistas, y en su defecto que le den el mismo trato que le dio a Pinochet.

"ni se nos notó en la Cumbre sobre la Seguridad Nuclear de Washington"

Claro que si, ZParo dijo algo, pero como lo dijo en español nadie entendió ni potato, pero creo que fue un chiste. Lástima que me lo perdí, sino lo hubiera recontado aquí.

Hice una busqueda y encontré solo un resumen de lo que dijo:
Traduzco lo importante: a) USA y España están agudamente percatados del terrorismo en gran escala; b) Se comprometió a mejorar la cooperación internacional en prevenir que los terroristas adquieran armas nucleares; c) Habló de la importancia de combatir el terrorismo para conseguir un mundo más seguro; d) Dio su apoyo al "ambicioso" plan de Obama; e) Felicitó a Rusia y USA por el tratado de reducción de arsenales nucleares.

Tenias razón, Lluís, no dijo nada.

"In his speech during the dinner, Zapatero said that both the United States and Spain are acutely aware of what it means to suffer large-scale terrorist attacks and made a commitment to strengthening international cooperation to prevent terrorist groups from gaining access to nuclear facilities and materials.

He went on to convey the importance of combating terrorism for achieving a safer world to the attending Heads of State and Government. Furthermore, he also gave his backing to the “ambitious” Plan of President Obama to reduce the nuclear risk and congratulated the United States and Russia for the recent agreement signed to reduce their nuclear weapon stockpiles."

Lluís, esta vez si revolviste la arena con la harina. Por Dios Eterno, ¿qué tiene el volcán que ver con los bancos y políticos corruptos europeos? ¿Qué no pedían los ecolocos europeos fin a las aerolíneas, y fin al turismo transatlántico? ¿No os ha gustado el resultado?

"liquidando a Europa después de 500 años de hegemonía" ¿A qué hegemonía te refieres, y a qué 500 años? Creo que de alguna manera te has confundido con los años que España explotó a América... Pero esos terminaron en 1898, aunque ya habían terminado efectivamente alrededor de 1820 con las rebeliones de los países continentales. Puerto Rico, Cuba, Filipinas y Guam un imperio no hacen.

La destrucción de Europa ha sido causada por ideas, ciudadanos y políticos europeos: Socialistas Desbocados y Descerebrados todos, y esta vez no hubo América que los salvara de si mismos. Un volcancito no destruye continentes, tontos si.

Cada uno siempre mira por lo suyo. Los problemas que normalmente preocupan en cada país parece que se han dejado de lado para atender a esa popular nube de cenizas. Somo europeos siempre pero con este tipo de acontecimientos pues la gente lo recuerda.

¿No es igualito que una novela de Saramago?

En Alemania corre el chiste: Los Islandeses dicen: cuando nos perdonas la deuda apagamos el vulcano.

Hombre, que Europa se está quedando relegada no es noticia ya... Y supongo que ante las cenizas de ese volcán, necesario es que se coodine el espacio aereo, simple sentido común.

La pena es que ante lo financiero, seguimos con los pantalones bajados.

Lógico que Alemania se esté ensimismando, y que Islandia, busque la incorporación. Y fijate que el modelo de mercado islandés era de los más liberales...

Mucho me temo que lo de las crisis globales, y no locales, será una tónica común en este siglo nuevo.

La globalización, para mal o para bien, se hace sentir.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01347ff59cc2970c

Listed below are links to weblogs that reference Las cenizas del volcán:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal