Lluis Bassets

Vendedores de alfombras en el zoco geopolítico

Por: | 11 de abril de 2010

A los gobernantes no se les echa del poder en las urnas, sino en revueltas callejeras. Quienes les sustituyen llegan con el marchamo de la renovación e incluso de un cierto afán liberal. Pero no tardan en regresar a la pauta autocrática que está inscrita en su entera tradición política. Primero se perpetúan en el poder con su clan familiar, mediante la corrupción y la manipulación de una imagen paternal y clientelista, y cuando ésta ya no da más de sí, incurren en el fraude electoral masivo. Esto alimenta a su vez a una oposición sometida a un trato indecente que prepara el siguiente ciclo y el próximo derrocamiento.

El papel de las grandes potencias en la vida circular de estas autocracias es central. Un buen déspota no se perpetuará en el poder si no trafica con inteligencia de jugador de póquer con Washington y Moscú, las dos capitales que todavía se disputan sordamente la hegemonía en la zona, en una especie de reminiscencia de la guerra fría. Ambas quieren bases militares en sus territorios y la seguridad de la sumisión de los gobernantes a sus designios políticos. Cabe imaginar el juego que puede dar una buena subasta organizada desde el zoco del poder en la remota capital donde se produce esta gimnasia política.

La pequeña república centroasiática de Kirguizistán, con sus cinco millones y medio de habitantes, encaja como anillo en el dedo en esta pauta, incluyendo las bases americana y rusa. Se independizó en 1991, como resultado de la implosión de la Unión Soviética. Aunque celebra elecciones multipartidistas, hasta el momento sólo ha tenido dos presidentes, Askar Akáyev, primero de la República Soviética de Kirguizistán y luego de la república independiente, hasta 2005; y Kurmanbek Bakíev, presidente provisional a la caída de este último y reelegido luego en dos ocasiones hasta esta misma semana. Akáyev fue derribado por la que se llamó la Revolución de los Tulipanes; Bakíev, este pasado miércoles, por una violenta revuelta que ha catapultado al poder a la dirigente de la oposición y ex ministra de Exteriores Rosa Otunbáyeva. Y vuelta a empezar.

Así es la vida en los patios traseros centroasiáticos, donde Estados Unidos se ha instalado de mala manera para apoyar sus aventuras bélicas en Irak y Afganistán; Rusia no quiere irse; y China, en cambio, invade sigilosamente, es decir, con los tentáculos de su economía. Incluso en Afganistán, algo más al sur, el presidente colocado por Washington, Hamid Karzai, se engalla con Obama y amenaza con hacerse talibán para sacar más réditos de su apuesta. No son novedades mundiales centroasiáticas. Caudillos y príncipes árabes lo saben todo de las técnicas de regateo y amenaza en el mercado de alfombras. Pero en la nueva multipolaridad es el entero planeta el que ahora se dedica a exprimir a los poderosos en el zoco geopolítico global.

Hay 7 Comentarios

Jorge,

¿No te indica que el socialismo no sirve para nada? Las ideas de Marx son una abominación ante la Humanidad.

Anda, abre los ojos, observa, y decide qué causa el problema, y verás que es que los europeos se han acomodado a ser bebes del gobierno. No coméis si no está mama-gobierno metiéndoos el pabulum en la boca. Largar a los socialistas, y vivir la vida como seres humanos libres y soberanos.

Asombra la capacidad de generar ironía bufa de poca calidad, en algunos post.

¿Aunque saben?

Francis Fukuyama tenía razón en una cosa. La gente no sabe, o no quiere (a falta de males menores) ver si existe alternativa al capitalismo. En ese sentido, "Historia finita", hasta que el apuntador diga... Porque efectivamente, se puede mejorar el capitalismo. Puede ir a mejor, puede ir a peor, puede desaparecer o reformarse.

Lo terrible es la sensación de que no existen épocas de prosperidad. Desde la segunda mitad del siglo XX ninguna ha superado los 15 años. Teniendo tanta tecnología y capacidades,
¿cómo es posible?

Ah, sí, la culpa es de los vendedores del zoco.En fin...

Maktub.

Estimado Lluís:

El golpe de estado contra el presidente de Kyrgistan ha sido fomentado y dirigido por la Nueva Unión Comunista Rusa con su Premier Mini Putin. Me alegra que veas como de alguna manera siniestra siempre envuelves a USA.

Ese reflejo tuyo de usar la muletilla lógica del "Et tu Brute" es de tan baja calidad. Te he leído mejores falacias. No me hagas perder la confianza que tengo en ti: Mientes, pero siquiera lo haces con calidad.

Yo soy de la opinión que el golpe kyrgiz lo han causado 2 actores: ZParo y los ciclistas de Kyrgistan. Si me preguntas por qué Zapatero, te preguntaré por qué los ciclistas. Usa la navaja lógica de QUID BONO, ella te da la dirección a seguir: Rusia. (Es verdaderamente lamentable que ese es el único actor a quién no quieres culpar bajo ningún punto de vista.)

Dios bendiga a los Jesuitas, quiénes me enseñaron a pensar, y los perdone por ser traidores al Papa y la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica Romana.


"Vendedores de alfombras en el zoco geopolítico
A los gobernantes no se les echa del poder en las urnas, sino en revueltas callejeras. Quienes les sustituyen llegan con el marchamo de la renovación e incluso de un cierto afán liberal. Pero no tardan en regresar a la pauta autocrática que está inscrita en su entera tradición política. Primero se perpetúan en el poder con su clan familiar, mediante la corrupción y la manipulación de una imagen paternal y clientelista, y cuando ésta ya no da más de sí, incurren en el fraude electoral masivo. Esto alimenta a su vez a una oposición sometida a un trato indecente que prepara el siguiente ciclo y el próximo derrocamiento." ...Y yo me pregunto si estaba pensando en España o en Kirguizistán cuando escribió estas líneas?

ok! Kirguizistán!
ok!
Kirguizistán! da!

da!, da! da!
´
es el pensamiento histórico es el pensamiento histórico es el pensamiento histórico es el pensamiento his´torico... da!
da! por qué volar volar volar Varsovia y creer que ... Varsovia... u ntiro en la nuca Varsovia... proque volar y ... el pensameinto histórico el pensamiento histórico
una hipótesis, una hipótesis pro qué no hiciste caso y fusite la otro bosque al otro aeropuesto, el pensamiento histórci es tna fuerte, el pensamiento histórico es tan fuerte

.. ok!

Kirguisistan! ok! toda la bruma en un espacio como en Brasil donde los pobres dejan que voten los mayores
... es impresiannte la historia y el pensamiento que se agarra a ella en lugar de decir juicios y andemos con la mano escribiendo y lsopies en el suelo...
Es imrpesinante no? los efe tos ya evidentes de la I y II Guerra Mundiale nlas generacioens de lso que después y aún gobiernan
Ok!

Bahía de los cochinos
ok! por Kirguizistán

impresinante

Estimado Lluís,

la información que suele llegar a nuestro país sobre los procesos políticos y sociales que tienen lugar en Asia Central suele ser escasa e influida por las notas de las agencias internacionales que trabajan sobre la región.
Cuando llega alguna noticia sobre un país centroasiático a nuestros periódicos y telediarios, abunda en tópicos y generalizaciones que poco ayudan a entender una zona del mundo ya de por sí prácticamente desconocidas para el lector español.

Lamentablemente, he de reconocer que ésta es la sensación que he tenido al leer hoy su columna de opinión...
El incluir en el mismo saco a todas las repúblicas centroasiáticas ya es de por sí problemático; todas ellas han desarrollado unas características propias que las hacen diferentes y sus procesos políticos, aunque con evidentes semejanzas, no pueden incluirse de una forma tan rotunda en un "patio trasero centroasiático" que no hace sino malinterpretar la realidad de Asia Central.

Los sucesos de estos días en Kirguistán responden a unos procesos internos del país que llevan bullendo varios años, y que nada tienen que ver con el de sus países vecinos. Tampoco la influencia de potencias extranjeras es la misma en toda la zona, ni los recursos de los que disponen, etc.

En definitiva, he creído necesario expresar mi desacuerdo con el tono general de su columna, que reitera en la visión de unas repúblicas de bazar; especialmente equivocada es esta visión en cuanto a Kirguistán, donde desde los años 90 hay un germen de sociedad civil que está muy implicada y participa de diferentes maneras para desarrollar mecanismos democráticos en el país. En estos días el descontento social ha desembocado en una dramática situación en la que han muerto cerca de 100 personas, y es la primera vez que algo así ocurre en esta república.

Debemos atender a los procesos que tienen lugar en la región, contar con los escasos especialistas que tenemos en España sobre ella, para entender mejor Asia Central y poder así establecer vínculos que les hagan sentirse parte de un continente euroasiático en el que se respeten los derechos humanos y el estado de derecho.

Las generalizaciones, prejuicios y tópicos no harán sino relegar al olvido a estos países, que entonces sí es posible que se vean abocados a los intereses de unos pocos actores en contra del beneficio del conjunto de la población.

Un saludo,

Luis Sánchez

Es curioso como con la primera parte del artículo da la sensación que habla de la política general española para acabar refiriéndose a partir del "ecuador" del mismo a la importancia geoestratégica de determinadas zonas asiáticas.
Será cosa de la globalización, ese lugar en donde se empiezan a ver los bordillos en las aceras como causa que no justifica ya resbalón, tropiezo alguno en nuestras calles o hasta rebelión.
Muchas de ellas adoquinadas.
¿El político es un gestor o en todas y cada una de nuestras conspiraciones personales acaba siendo un pseudoelemento electoralista?
Atiza!
Acaso no es un príncipe encantado al que todo el mundo quiere dar un beso, por si de rana se convierte en eso, y encontramos así una razón más con la que claudicar?

Dirijámonos por un momento a través de esa alfombra voladora que regalan en las suscripciones de algunos periódicos a un año o dos vista para ver lo que la gente desde lo que ve escribía y desde lo que le contaban opinaban, para darnos cuenta que era demasiado alto el vuelo que algunos buenos socialistas nos mostraban, hasta haber caido de la alfombra justo al despertar de este sueño y , para ser peor, en plena madrugada.

Un romance es lo que ha existido entre el neosocialismo y la cultura neocon, una infidelidad donde en un callejón oscuro se besaban, donde a través de mensajes ocultos quedaban, y al haberse descubierto esa escena tan humana pasean ahora felices cogidos de la mano haciendo una vida normal, pero demasiado normal, ahora dicen qu exigente. Menudo ambiente.

Solo hace falta recorrer con nuestra alfombra mágica los comentarios que rodean las principales editoriales vespertinas en aquellos años que ahora quedan tan lejos, para que de pronto nos venga a todos a la mente esa infidelidad que parece tan aparente, en aquel callejón oscuro, en aquella ciudad de Salamanca.

Veo los comentarios que hacíamos hace un año en éste u otros medios y parece que se hubieran hecho ayer, porque nada ha cambiado en un año, como nada cambiará en dos, o tres, o cuatro...

Y haciendo un vuelo general por los diarios de cada día se siguen viendo vendedores de alfombras en muchos lugares, y rincones donde muchos se besan escondidos, allí en los callejones de Salamanca.

Por eso me acaban despertando tanta gratitud aquellos que inauguran momentos sin aspavientos. Aquellos que no se mueven siempre de su mismo círculo, aquellos que mantienen fija su mirada en un país, en un himno o una bandera mientras desde lo lejos se ve como el resto de la comitiva se mueve pensando ... y por qué yo que formo parte de un poder mucho más activo, no presido este acontecimiento, y por qué dicen que miento si digo lo mismo que ellos que no hablan?

El que se mueve y el que te empuja, el que permanece quieto y el que te para, el que inaugura y el que tiembla, el que es rey y el que no es nada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01347fc0d037970c

Listed below are links to weblogs that reference Vendedores de alfombras en el zoco geopolítico:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal