Lluis Bassets

El árbol del ahorcado

Por: | 07 de mayo de 2010

Son viejos los partidos, es viejo el sistema y también lo es este país que ha quedado colgado esta pasada madrugada de todos sus arcaísmos electorales y políticos. Para que todo funcione de forma aceptable deberá renovarse, como mínimo, la cúspide del laborismo; pero también el sistema electoral; e incluso las mentalidades. Con los resultados electorales en la mano, en cualquier otro país europeo, continental por más señas, se formaría una coalición en la que se buscaría un común denominador entre los programas de los partidos coaligados y se repartirían los cargos ministeriales en función del número de escaños parlamentarios. Esto es algo que repugna en el país donde las cosas se han resuelto siempre en el turno de poder entre dos partidos, y por eso cuesta imaginar una coalición conservadora-liberal.

El hecho indiscutible, por más que Brown construya una barricada en la puerta del número 10 de Downing Street, es que el laborismo ha perdido su mandato democrático para seguir gobernando. Así lo ha visto David Cameron en su primera declaración ante los resultados electorales esta mañana. El problema es que los conservadores no han obtenido un mandato suficiente para exigirle a Brown que levante la barricada y abra la puerta del número 10. Si a la noticia de que ninguno de los dos grandes partidos de toda la vida tiene la mayoría de gobierno se suma que tampoco los liberal demócratas de Nick Clegg han recibido un espaldarazo para intentar dirigir el país, al contrario, pues han quedado de nuevo donde siempre han estado, limitados como máximo a intentar ejercer de bisagra, se deducirá entonces hasta qué punto el parlamento de Westminster ha quedado colgado, asfixiado, ahorcado incluso por esos resultados electorales.

Estas elecciones tienen algo de fin de época, sobre todo para los laboristas. Los votos han puesto fin a los trece años consumidos entre Tony Blair y Gordon Brown con una clara desautorización, que contiene el deseo de ver a los diputados laboristas sentados en los escaños de la oposición. La etapa en que se desplegó el último experimento de la socialdemocracia europea ha quedado totalmente clausurada. Hubo muchas etiquetas para esta tendencia, que en algún momento encandiló incluso a la derecha más moderada: Tercera Vía, el Nuevo Laborismo, los Nuevos Progresistas, los Nuevos Demócratas, el Nuevo Centro (Neue Mitte), y tres protagonistas como Bill Clinton, Gerhard Schroeder y sobre todo Tony Blair, el más conspicuo y peculiar de todos ellos, que engarzó su itinerario e incluso sus ideas con los ‘neocons’ y George W. Bush. Nada queda de todo ello después de la derrota de Gordon Brown, último y mediocre epígono de la moda ideológica más fascinante de la década de los 90.

El problema es que tampoco nada ha nacido todavía después de la clausura de la anterior etapa. David Cameron es una promesa desde hace cinco años, a la que hizo sombra mediática otra promesa quizás prematura, la de Nick Clegg, pero ni uno ni otro han inaugurado todavía un camino que parezca nuevo hacia algún destino distinto. Tampoco ha sucedido nada parecido en el continente, donde quienes podían haberlo intentado, como Angela Merkel y su ministro de Exteriores liberal, Guido Westerwelle, se hallan en horas muy bajas, tal como van a corroborar con gran probabilidad los resultados electorales de Renania del Norte-Wesfalia el ‘land’ más grande de Alemania, que va a las urnas este domingo.

La dificultad para gobernar, la desorientación, la crisis del sistema electoral, aliñadas con la desconfianza y el disgusto de los ciudadanos, no son exclusivas británicas. Las cosas que están sucediendo en Reino Unido, como las que suceden en cualquier rincón europeo, parecen imágenes fractales de una crisis, no sólo económica, que todo lo ocupa y todo lo corroe. El único dato positivo de todo ello es que los británicos, aunque no les guste, están en el mismo barco que los demás europeos, o si se quiere, colgados del mismo árbol.

Hay 24 Comentarios

Es increíble como escribes Lluís, de veras. No doy crédito.

Jorge:

No, CONSERVADOR que es diferente. Obama es comunista, y los Republicanos siempre andan perdidos. Fíjate bien como cambia la cara de los Republicanos en los próximos meses. Las cosas no son como se ven en España donde todo está entre comunista y muy comunista.

El Tea Party? pero no eras Republicano?

Y el desastre se avecina:

"Spain on Tuesday bore the brunt of the damaging contagion from the Greek sovereign debt crisis, with the Ibex 35 stock market index falling 5.4 per cent and José Luis Rodríguez Zapatero, the Socialist prime minister, obliged to deny rumours of an imminent international bail-out similar to the one for Greece.

Mr Zapatero dismissed as “complete insanity” rumours that Spain was next in line for a rescue package and was negotiating a €280bn ($364bn, £240bn) bail-out. The International Monetary Fund in Washington also denied the rumours."

Por mucho que niegue, en Washington, DC, la Administración Obama hizo declaraciones esta tarde en las que informaron que Obama había hablado con ZP por teléfono en referencia al posible dinero que EEUU contribuirá a la IMF para el salvataje de España.

Pregunta: ¿Y cuando EEUU ponga el 17.2% del dinero de salvataje Griego y Español, los listillos progres seguirán insultando, o callarán con la cola entre las patas? Lo más probable es que la rabia los afecte peor, y ataquen como coyotes rabioso. Vacunas, por favor, vacunas.

Lo que soy yo haré lo posible para que Obama no contribuya ni un centavo más a la IMF. A financiar como sea posible al Tea Party, es hoy o nunca.

Excúsenme. No iba expresamente contra el autor del post, sino contra un mal común entre los periodistas que elaboran las noticias. En especial, aquellos que formulan escritos de opinión.

También es cierto que ahora elaborar una noticia o realizar un comentario de ella está sujeto a la levedad de la inmediatez mediática... Con lo cual, no hay rigor objetivo que sobreviva...

A mí todo esto no me gusta nada.

Jorgeeeeeee... ¡Por Dios! No seas cruel. Es cierto que ZP no conoce ni Portugal, pero no lo declares ignorante, él mismo lo hace muy bien. En cuanto a mandar a los políticos de viaje, estoy plenamente de acuerdo (no les compres boleto de retorno, y déjalos allá por el norte de Nueva Zelanda.)

A lo que si me opongo es a que declares a nuestro anfitrión Bassets como parcial, propagandistico, jingoista, izquierdista, PeSOtEro, anti-USA, pro-USSR, pro-musulmán, pro-bárbaro y anti-civilización. Tales acusaciones nos ofenden a todos los lectores que disfrutamos tanto de sus tan bien balanceados posts. Ojalá no tome ofensa a tu tan bárbaro ataque, que en tiempos romanos hubiera acabado con un mínimo de 2 legiones.

FG, es lo que tiene un periodista al hablar de tantos temas: habla de todo y no es maestro de nada.

Si uno supiera con qué criterio hacen cada día sus decisiones (a veces urgentes, instantáneas)los jefes de Estado, se le helaría la sangre a más de uno. Es como decir que la política es lo que las emociones a la razón son. Testosterona y poca deliberación.

Yo propongo que los políticos o jefes de partido españoles deberían hacer Erasmus, con cuatro perras y estudiar a saco Economía y Administración, antes de...

Al menos la clase política británica parece tener mejor formación.

El lema de la City de Londres es Domine Dirige Nos. Los británicos de la City de Londres no están en el mismo barco que los demás europeos. La City es el iceberg del barco.

Muy Sr. mío:
Le invito a leer el siguiente comentario:

Un Nuevo Partido.(La Cruzada de los Inocentes).

http://ellocaldedaemon.blogspot.com

Gracias de antemano.

"Con los resultados electorales en la mano, en cualquier otro país europeo, continental por más señas, se formaría una coalición en la que se buscaría un común denominador entre los programas de los partidos coaligados y se repartirían los cargos ministeriales en función del número de escaños parlamentarios." Como profesor de CC. Políticas especializado en la política interior de diversos países europeos, al leer esta barbaridad he dudado si seguir leyendo el artículo o no. Al final lo he hecho, lo cual me ha servido para confirmar que el autor no tiene ni idea de cómo funciona la política del Reino Unido. Imagino que igualmente tampoco sabe cómo funciona la política interior de países como Alemania, Francia o Polonia. Aunque he de reconocer que el artículo en sí es entretenido: cliché tras cliché sobre Reino Unido sin ninguna profundidad. Enhorabuena.

Hay que ser británico, y a veces, ni así. Ayuda poder hablar sin mover los labios. En cuanto a la injusticia, los británicos parecen estar de acuerdo. Recuerdo que el Lord Protector (Oliver Cromwell) no se andaba con paños tibios cuando estaba en desacuerdo, como prontamente lo descubrió Carlitos Primero, y los irlandeses.

Me parece sorprendente i alucinante el sistema electoral Britanico. Los del Trabajo 8 millones de votos y 258 diputados; los liberales 6.800.000 votos y 57 diputados, alguien entiende esta immensa desproporcionalidad y gran injusticia.

Como estáis tan preocupados por las elecciones de un país que detestáis por ser cercano a USA, y ser escéptico a las "europeadas" meteré mi cuchara al caldo: Hay que darles escudos y espadas, y a darse con ganas. El que gane que sea Primer Ministro con poderes especiales por un mínimo de 5 años. Este Primer Ministro será ordenado resolver los problemas económico/fiscales de GB. Si falla deberá ser llevado a La Torre por Traitor's Gate, y ajusticiado con hacha en la madrugada. Si triunfa, se le darán 5 años más. Si declara guerra contra España, se le concederá el titulo de "Iron Duke, Savior of the Realm", una renta vitalicia, tres castillos, y un jet para que viaje a USA cuando quiera.

Ojalá salga adelante el único aliado verdadero que hemos tenido en Europa. Tengo plena confianza puesto que tienen ya tiempos de ser una democracia representativa y no 40 años desperdiciados.

¿Hasta que punto es importante el carisma del líder en unas elecciones? Brown es uno de los peores comunicadores faciales del mundo y, sin embargo, los tories no han conseguido la mayoría necesaria (en UK la mayoría neceasaria siempre es la abasoluta). Entonces, ¿otro candidado con mas "garbo" habría sido suficiente para mantener al laborismo 5 años más en el poder?

Tal vez la masa de votantes sea más ideológica de lo que pensamos. Que se lo digan al pobre Clegg. Al que por cierto, yo todavía no descarto viviendo en el 10 de Downing Street. Al tiempo (poco en el caso británico, un par de semanas), Cameron no tiene cintura. Saludos desde South London.

Los laboristas llevan 13 años en el poder y los votantes están cansados, pero tienen más miedo a lo que puede significar un gobierno conservador. El recuerdo de los '80 y '90 sigue muy presente: Servicios públicos inexistentes, intolerancia, odio al inmigrante, antieuropeismo... Los conservadores siguen siendo el 'viejo' partido y no se han modernizado como ya lo hicieron los laboristas en su día. Sólo puede ser por esta razón que Cameron ha fracasado en su intento de ganar por mayoría absoluta, como casi siempre se resuelven las elecciones en el Reino Unido.

Ha perdido el laborismo pero el parlamento mantiene una mayoría de izquierdas. La suma del laborismo, los liberal demócratas, los nacionalistas escoces y galeses, el único diputado verde... es muy superior a la de una coalición entre los conservadores y sus únicos aliados naturales, los unionistas norirlandeses.

Esto no quiere decir que el primer ministro tiene que ser de un partido de izquierdas, sino que la mayoría de izquierdas del parlamento británico no aprobará un programa de gobierno que no sea cuando menos centrista.

Cameron lo va a tener muy difícil. Pronto se volverán a convocar elecciones con un nuevo líder laborista y aún no me atrevo a pronosticar el resultado.

Sólo una pequeña aclaración final. El PP español no ha tardado en celebrar la 'victoria' conservadora. Un hecho curioso teniendo en cuenta que no son sus aliados en la Unión Europea. El Partido Conservador abandonó el PP europeo hace tiempo y se ha aliado con un grupúsculo de extremistas polacos que comparte sus posiciones más euroescépticos.

Me pregunto si el PP español pronto se sumará a la misma banda. Desde luego, políticamente se parece más a ese grupo que al grupo de Merkel y Sarkozy, quienes por cierto, no están celebrando hoy la victoria de un partido que busca paralizar el proceso de construcción europea.

Lo del sistema electoral mayoritario británico y la división territorial en 620 distritos uninominales es, democráticamente tecleando, una pura estafa.

Los tories salvaron la economía del país y destruyeron el terrorismo unionista (no el de los protestantes del Ulster, sino el de trades unions, que habían derrocado a Heath al obligarlo a detenerse en el 72, y a Callaghan durante el Invierno del Descontento) y los laboristas han salvado los servicios públicos (transporte ferroviario, listas de espera hospitalarias, instalaciones educativas). Los laboristas también han democratizado el país (Human Rights Act, Freedom of Information Act, elección directa de alcaldes, la descentralización fallida en el Noreste, la devolución a las naciones celtas, la paz en Irlanda del Norte), lo han convertido en un país más tolerante (uniones civiles, investigación celular) y han implantado el salario mínimo, sin los efectos catastróficos anunciados. Los tax credits han impedido que la desigualdad, que ha aumentado, lo hiciera más si cabe. En medio de todo ello, se les fue la mano con el gasto público.

Ahora toca controlar el gasto público, lo que hará, como ha dicho el gobernador del Bank of England, al próximo gobierno en algo tremendamente impopular, y reformar el sistema electoral YA. Por ejemplo, el Voto Alternativo empleado en Australia, para asegurar que en cada circunscripción haya que obtener como mínimo el 50% de los votos para obtener el acta de representante.

Lo mejor hubiera sido una alianza Lib-Lab, pero los Liberal-Demócratas serían masacrados por la prensa Murdoch y Associated. Además, Gordon Brown es veneno electoral. Así que a Clegg le toca el hacer el papel que desempeña el NPD de Jack Layton en Canadá respecto al gobierno en minoría del tory Stephen Harper. La tarea de los Lib Dems debería ser sustituir a medio plazo al Labour Party como referente del centro-izquierda británico, asegurándose de que la próxima vez la mayoría liberal y progresista (51% de votos Lib-Lab contra 36% de Cameron) se refleje en Westminister. Martin Kettle lo dice claramente hoy.

Primero hizo crisis el espiritu, la cultura, solo hay que abrir los ojos sobre la pradera europea.

Mas restrictiva es la democracia española, que no tiene a un Clegg. Inglaterra tiene a un Clegg.

España esta al final de la transicion pero la polarizacion entre los peces grandes saco del ruedo a la UCD de Alfonso Suarez. Urge un Clegg.

Pase lo que pase en el PSOE, pierde las elecciones; pase lo que pase en el PP, gana las elecciones, a pesar del Gurtel, lo cual lo incapacitaria para gobernar si existiera un Clegg.

No tener alternativa es malo para la democracia, si es democracia. En USA solo son dos partidos pero las primarias son de amplia participacion, aun en el partido que desde fuera gobiernan los de Wall Street.

El electorado tuvo que votar por Aznar porque no tenia alternativa. Aznar es un bueno para nada. Pero la gente se habia aburrido de Felipe y tuvo que dar el visto bueno a la oposicion que sabia, a ciencia cierta, que llegaria el turno porque la democracia es restringida o se limita a la oficializacion de dos super pesados. Eso mismo define y alienta su prepotencia e incompetencia.

Luego vino lo del 11M y el electorado se inclino por un presidente que no tenia las credenciales.

Ahora viene la crisis y, cuando Zapatero comenzaba a incrementar los creditos, lo deja fuera de toda posibilidad y hasta con el san benito, que no merece.

Bueno, ¿que me dices, inteligente Lluis? En España gobiernan las circunstancias, eligen las coyunturas, se imponen los eventos. Nada de elecciones inteligentes, no es necesario para el sistema bipolar, bravucon, nada de candidatos de fuste, de raigrambre, de carisma, de reciedumbre, de vision, de futuro. Los Cascos, los dinosaurios, et. al, tienen la mesa servida.

(son inteligentes, audaces y pretoricos de mataforas exquisitas, tus escritos)

"El problema es que tampoco nada ha nacido todavía después de la clausura de la anterior etapa."

Es el ciclo de la vida política europea:
1.- Ganan los socialistas como es "natural" porque "defienden" los intereses de los ciudadanos contra los "extorsionistas" capitalistas.
2.- Los socialistas gobiernan con "las patas"; los ciudadanos normales se dan cuenta que los socialistas no representan a nadie, aparte de si mismos, y comienza la desilusión.
3.- La ciudadanía se desilusiona y va a elecciones, eligen a la derecha, quién pacientemente reconstruye el país y re-emplea a la población.
4.- La ciudadanía se acomoda, se vuelve haragana, descubre derechos imaginarios, como el derecho a vivir sin trabajar, y se olvida de los desastres pasados.
5.- Los ciudadanos se desilusionan de la derecha trabajadora, y van a elecciones.
6.- Regresar al punto 1.

Es la misma historia. Las poblaciones europeas se olvidan de todo, lo que es muy necesario dado a que se destruyen mutuamente cada cierto tiempo. Están condenados a vivir en un ciclo de destrucción/reconstrucción. Ojalá USA vuelva a su idea pre-WW1 de que es preferible dejar que los europeos se maten solos.

¿Cuánto tiempo tomará para que los alemanes se den cuenta de nuevo que los franceses son los enemigos, y que no hay mejor ideal para un joven alemán trabaje como loco para comprarse un fusil e ir a volarse a un francés?

Aviso: Los alemanes si tienen los dos requeridos (los que le faltan a John Doe y sus "camaradas") para comprar el fusil, llenarle el cargador, y efectivamente volarse a una docena de franceses. Sabemos de qué lado estuvieron los españoles la vez pasada, ¿la próxima de qué lado estarán?

Excelente articulo Lluis!
En un momento en que Europa necesita mas que nunca lideres visionarios estamos todos, los politicos y la ciudadania colgada del mismo arbol.

Un matiz: en el continente no es tan automático el recurso de la coalición, y lo vemos en nuestra propia casa. En el País Vasco, el PSE gobierna sólo, apoyado en la sombra por el PP, porque "no pueden" gobernar juntos, aunque sean los dos partidos más parecidos entre sí de todos los del arco parlamentario vasco. Muchísima gente vería inconcebible que alguien del PP tuviera una consejería, aunque pueda tenerla gente como Ezker Batua. En Cataluña, tres cuartos de lo mismo.

Cuando, refiriéndose al fin de esa teoría política construída por el sociólogo británico A. Giddens y puesta en práctica por Tony Blair -y por Schroeder y otros líderes europeos en sus diferentes variantes- llamada "Tercera Vía" de la socialdemocracia afirma que "Nada queda de todo ello después de la derrota de Gordon Brown, último y mediocre epígono de la moda ideológica más fascinante de la década de los 90", creo, honestamente, que -por desgracia- no acierta del todo. Esta noticia de El País ( http://www.elpais.com/articulo/internacional/Strauss-Kahn/perfila/lider/izquierda/rival/Sarkozy/elpepuint/20100507elpepiint_10/Tes )demuestra que, al menos, esa perversión ideológica que llevó a los conservadores europeos al poder sin necesidad de alzarse con victorias electorales ni conseguir mayorías parlamentarias, está dando sus últimos coletazos. Es necesaria una reforma y una revisión profunda de la socialdemocracia europea, que desde los años 90 abandonó en la cuneta a quienes habían sido su sustento moral y electoral. Poner en el tapete una "cuarta vía" que elimine los complejos de inferioridad que llevaron a la izquierda europea a apoderarse de esquemas ideológicos de la derecha -incluso de la más extrema-. Los partidos socialistas europeos y sus líderes tienen que volver al camino que les lleve a su gente, y con ello al poder.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01348094b7f3970c

Listed below are links to weblogs that reference El árbol del ahorcado:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal