Lluis Bassets

¿Pero quién manda aquí?

Por: | 09 de mayo de 2010

Esta pregunta está en el orden del día en Europa, donde las decisiones suelen tomarse siempre tarde y mal, arrastrando los pies y a regañadientes, acuciados por la necesidad pero frenados por una Unión Europea cuarteada e insegura, sin ni siquiera voluntad para ser ella misma. Si saltamos el charco y nos plantamos en Washington, nos encontramos con otro tipo de problemas: las decisiones se toman de forma fulgurante y con la autoridad que da una presidencia imperial como la americana, aunque luego los contrapoderes y los ácidos corrosivos de la opinión pública consigan matizar, dilatar la aplicación e incluso dinamitar las decisiones. Todo adquiere un aire radicalmente distinto en cuanto volvemos saltar otro charco todavía más grande, el Pacífico, y nos situamos en el centro del corazón del imperio del centro, es decir, en los pabellones cerrados de Zhongnanhai, en Pekín, donde vive y trabaja silenciosamente y oculta ante los ojos de la opinión pública la cúpula de la República popular de China. Allí ni se sabe cómo se decide ni exactamente quién lo decide, pero hay algo que no ofrece dudas: se decide y manda, y de qué manera.

La diferencia entre los tres estilos se refleja en todo. Por ejemplo en la comunicación entre los gobernantes y los banqueros centrales: los europeos practican un exquisito lenguaje de sobreentendidos, moteado por las protestas de los políticos que quisieran una comunicación más directa como la que se practica en Washington; en esta capital la relación es abierta y explícita: cada uno manda en su área, pero el presidente al final siempre tiene la última palabra. En Pequín, en cambio, todo funciona como una máquina silenciosa y engrasada: el poder político manda y los banqueros, todos, el central y los otros, obedecen. Así se imponen las ventajas de un capitalismo dirigido por un partido comunista. Cifras en mano: Estados Unidos crecerá este 2010 un 2’8 por ciento, la zona euro un 0’9 por ciento y China un 11’9. Los norteamericanos han salido ya de la recesión, los chinos nunca la han sufrido y los europeos apenas conseguimos asomar el hocico.

Der Spiegel acaba de revelar buena parte de las peripecias más secretas de la Cumbre del Clima, celebrada en Copenhague en diciembre del pasado año. Los datos del crecimiento económico mundial tienen un reflejo en lo que sucedió en las tempestuosas reuniones para la reducción de emisiones a la atmósfera en las que fueron China e India quienes marcaron el paso, Europa dejó de existir y Obama tuvo que colarse a última hora para no quedar al margen del acuerdo entre los países emergentes. Y según el semanario alemán, quien llevó la batuta en todo momento y se llevó el gato al agua fue nada menos que el señor He Yafei, el viceministro de Exteriores chino, un diplomático del tercer nivel del Estado.

(Enlace con la versión en inglés del reportaje de Der Spiegel)

Hay 11 Comentarios

Manda Obama, y ZP es el encargado de buscarle las cervezas... Vaya vergüenza de cejota...

Vamos, que las multinacionales (incluyo a las empresas de rating y gestoras varias) y los movimientos migratorios no hay quien los controle... xD

Y el mal tiempo, se me olvidaba.

¿Un gobierno mundial? El mundo no está maduro para ello.... Mucho tendrían que cambiar las cosas para que fuera necesario.

Yo lo que sé es que el siglo XXI es de China y de EUA.

Prepárense, porque tendremos diarquía para rato.

Tener capacidad de decisión está muy bien. Pero el problema, al que se enfrentan tanto las democracia presidencialistas (USA, Brasil), la dictadura pseudocomunista (China), las torres de babel parlamentaria (UE, India)y cualquier otra unidad política con cualquier otro régimen es que actualmente hay factores (movimientos transnacionales de fenómenos naturales (clima, epidemias etc...) y factores económicos cómo capital, personas o talento (conocimiento), que no dependen de lo que decidan uno u otro, que no se pueden controlar desde una unidad política que sea solo un parte de la comunidad global.

Es decir loque se necesita ahora es una unidad política global con capacidad de decisión real a nivel global.

¿ Cuando nos vamos a dar cuenta de esto, especialmente desde China ?

LLuís:

Hay dos maneras de evitar la crisis europea: a) ser comunista totalitario con una economía fascista como China; o b) ser capitalista como USA.

Si Europa continua socialista, seguirá hundida, en crisis, y viviendo cargada de impuestos. Si cambias a totalitarismo, fantástico, ya tenéis en España experiencia histórica en vivir bajo gobiernos totalitarios: Franco y todos los gobiernos anteriores.

A veces siento tristeza muy profunda, Lluís... Pobre España, hay que defenderla de sus propios hijos.

"Espero que NUNCA nos endeudemos económicamente con ellos"

Como que no se ha dado cuenta de las dos Guerras Mundiales, el Plan Marshall, la IMF que pronto mandará fondos para que España y Grecia los socialistas no quiebren, y las miles de ayudas que históricamente España ha recibido de USA. Ojalá nos pagaran lo que nos deben. Si hasta los "soldaditos" les tenemos que mantener.

Si USA abandonara la ONU y NATO haría feliz a 300 millones de Americanos que ven con malos ojos el desperdicio de nuestros fondos y el gorronismo europeo. Ni economías autosuficientes tienen, si no fuera por el mercado de USA ni autos, ni aviones, ni rodajes, ni quesos, ni aceites, ni nada fabricaran.

Sr. Bassets, usted lo describe muy bien, esto que saben hasta los tontos, o sea millones. Deja la impresión de una cierta melancolía nostálgica por una dirección como la China. Lo que parece una tontería. Si se trata de otra cosa para mayor eficiencia podría usted ensayar a contárnosla con algún detalle del cómo conseguirla.

No lo sé, pero tengo claro que Europa no manda nada. Es el perrito faldero de Estados Unidos.
Espero que NUNCA nos endeudemos económicamente con ellos, ya que no nos darán nunca cuartel.
Lo que habría que hacer es desapuntarnos de la OTAN y la ONU, dos organizaciones donde EEUU lidera y los demás son corderos.
Asimismo, aunque dicen que buscan la paz han tenido 70 años y no han logrado nada, con lo cual...

Sr. Bassets visto desde este lado de los pirineos no extrana nada de lo que a los analistas del sur preocupa. Francia solo cree en Europa si esta es una proyeccion del modelo frances y como la ve muy sajona se va desligando de ella poco a poco .para ejemplo el referendum de hace 5 anos. Ni el UK ni Francia van a ceder su presencia en el Consejo de Seguridad de la ONU a la pàtetica Baroness Ashton o en el G-8 a Van Rampouey. Claro que para eso se han elegido para que no eclipsen a Sarko, Merkel etc. Por cierto algo que se nota de esta es que es antigua ciudadana de la RDA y carece del complejo de los de la RFA de haber perdido la guerra y de la Soha.Cada vez cuesta mas el eje franco-aleman unico motor de Europa.Por ello claramente la RFA ha pasado una decada de ajuste durisimo debido a la unificación no quiere pagara la fiesta del Club Med, anos de derroche publico y privado, yates, coches de lujo , jets privados , fiestas etc Le suena todo esto no?
En fin que Europa solo interesa de verdad a los paises pequenos que no pintan nada en el mundo o a aquellos que pudiendo pintar por complejo no quiere.

El problema de Europa es que hay demasiada gente mandando,porque más que un parlamento, parece un lugar de recolocados de la política.
Con tanto jefe,se retrasan las decisiones y al final es un desmadre.
China es el ejemplo de obediencia, el miedo de unos ciudadanos a la dictadura política que practica mercado capitalista.
América es un país rico, que puede permitirse el lujo de hacer alguna tontería.

Parece que volveremos al proteccionismo económico u arancelario(que por cierto, cuya practica jamás hemos dejado de usar de una u otra forma).

Si no apostamos por una dirección efectiva, mejor sería que desmantelaramos el euro o lo redujeramos a 12 paises.

Quizá lo mejor sería volver a una divisa cambiaria y virtual, como el antiguo Ecu.

Nos permitiría recuperar autonomía economica en los diversos paises, pero tampoco perderiamos en los intercambios en el exterior.

Las cosas, tal como están, nos dejan pocas opciones, y todas son incómodas.

Los españoles hemos acabado comiendo en el Chino y comprando en los super 100.
Yo establecería fuertes limitaciones en Europa al establecimiento empresarial de personas que no son de ese país para garantizar que el beneficio que logren no se reinvierta en exclusiva en otros países.
Si los extranjeros entran en España o cualquier país de Europa y producen un volumen de negocio de 900.000 millones de euros y los beneficios de esa actividad se marcha a sus países total o parcialmente, no pagan impuestos por lo que han ganado y en vez de reinvertir en Europa, hacen que venga otro extranjero para empezando de cero contribuir a ese sistema que nos descapitaliza día a día.
Me gustaría Sr. Bassats que ofreciera en próximos artículos información sobre este tema con datos económicos.
Me parece interesante. Además, está sucediendo a escala europea.
Feliz domingo a todo el mundo.
Robert Schuman decía que Europa se construiría poco a poco, pero no habló de que su ineptitud para desarrollarla podría hacerla desaparecer de golpe.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133ed52f5da970b

Listed below are links to weblogs that reference ¿Pero quién manda aquí?:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal