Lluis Bassets

Guerras sinérgicas

Por: | 06 de junio de 2010

La guerra suele ser un juego de suma cero. Lo que gana uno lo pierde el otro. Pero con frecuencia es una sustracción: todos pierden en distinto grado. La paz suele ser sinérgica, es decir, todos sacan algún provecho. Lo extraño es encontrarse con una guerra o una acción violenta con efectos sinérgicos: que todos los bandos se sientan victoriosos y consideren que sus posiciones salen reforzadas.

Esta situación es muy propia de las guerras asimétricas, en las que participan agentes heterogéneos: potencias militares frente a grupos terroristas o guerrilleros, o Estados frente a mafias. Y también de las regiones más convulsas del planeta donde abundan estos nuevos agentes armados de la nueva globalidad. Este es el caso de Oriente Próximo, donde hemos visto como mínimo dos guerras, la de Líbano en el verano de 2006 y la de Gaza entre diciembre de 2007 y enero de 2008, en las que Israel consideró alcanzados sus objetivos y sus enemigos, Hezbolá y Hamas respectivamente, también se declararon vencedores a pesar de sus horrorosas y desiguales pérdidas en vidas humanas de combatientes y civiles.

Ahora la intifada del mar iniciada por la flotilla de la solidaridad, que quería llevar su ayuda humanitaria a Gaza, ha desembocado de nuevo en una batalla sinérgica, en la que los dos contendientes salen reforzados en sus respectivas posiciones. El Gobierno de Israel se siente vencedor del envite, exhibiendo su desprecio a la reacción internacional, y tiene buenas razones para ello. Ha conseguido su objetivo, que era mantener su capacidad de disuasión ante el más leve intento de levantar el bloqueo sobre Gaza: aviso para navegantes, y nunca mejor dicho. También se sienten vencedores los organizadores de la flotilla, pues han conseguido en pocas horas que Egipto levantara el bloqueo de la franja y han situado en el centro del debate internacional e incluso de la negociación de la paz entre israelíes y palestinos la situación inhumana en la que se encuentran su millón y medio de habitantes.

Esas batallas sinérgicas también pueden esparcir efectos benéficos en la zona. Turquía es la potencia emergente que saca mayor rédito en prestigio, influencia y capacidad de maniobra. Irán sale del rincón en el que le quería meter Estados Unidos. Pero fuera ya no: Obama sale perdedor de esta batalla ajena. El proceso de paz está de nuevo en el aire; tiene menos capacidad de presión sobre Irán; su imagen en el mundo árabe y musulmán queda deteriorada por su debilidad ante Netanyahu; y disminuida su influencia en una región donde sus dos aliados estratégicos, Turquía e Israel, se hallan al borde de la ruptura. A largo plazo, también Israel pagará los platos rotos por este Gobierno que siempre prefiere hacer la guerra en nombre de la seguridad que contenerse para facilitar la paz.

Hay 17 Comentarios

Cuándo se tiene perdido el debate, se ataca a la persona, el idioma, en fin, lo que sea que no sea el punto perdido.

Solo un incompetente alega que la parte es idéntica al todo. La lógica no parece ser parte de lo que estudió en la escuelita. Tristemente no todos tenemos el beneficio de una buena educación. Con razón estos pobres no logran ser más que tercer mundo.

Me alegro que te haya ardido. Tus "insultos" solo demuestran tu ignorancia. Suma, nene, y resta, porque de matemáticas no entiendes.

Para que una persona entienda lo que lee, es necesario que antes conozca el idioma que lee, aquí hay alguien que parece ignorar la función que cumple el artículo definido en nuestro idioma:
1) "La aritmética es matematicas".
2) "La aritmética es las matemáticas".
Por supuesto que cuando estudias aritmética estudias matemáticas, puesto que es una rama de ella, pero eso no significa que la aritmética sea toda las matemática, hay otras ramas, realmente se requiere ser demasiado obtuso de mente para no entender eso. Me hace pensar que tu español no es de colegio, sino de casa, aprendido de tus padres, tus errores al usarlo son los errores que quien lo maneja como lengua materna, esto y toda tu diatriba me lleva a la conclusión que eres hijo de algún inmigrante hispano y de lo cual quieres escapar atacando y renegando, mal asunto el tuyo, luchas contra ti mismo, tu batalla es quijotesca, luchas contra molinos y sombras, esas sombras ancestrales a las que quieres matar, y enterrar donde nadie las vea.
Tus argumentos son “chimoltrufios” y “cantinflescos” : Así como dices una cosa, dices otra. Puede que sí, puede que no, lo más seguro quien sabe.
Hugo dijo : “Ay, Lluís... Se nota tu ignorancia, y tu envidia morbosa... Hagamos aritmética: Suma todas las economías desde México hacia el sur. Multiplica el resultado por dos, y tienes un total que es la economía de CALIFORNIA SOLA."
Aún sigues sin probar tu afirmación.
No olvides que fue a causa de eso que te recomendé estudiar “aritmética básica”, en especial la suma. Tan sólo necesitabas sumar las cinco economías mayores de América Latina para darte cuenta que lo que dijiste fue una tontería más de las que lanzas al aire. Y tiene razón Lluis cuando dice que “tus mensajes no cuelan ni sirven para nada, aunque molesten, porque siempre molesta la suciedad.” Mejor no te pudo describir.
Sigo esperando que pruebes eso. Usa aritmética básica. Suma, baby, suma.
Ya aprendiste la definición de aritmética, es un avance para ti, y recuerda, la aritmética es matemáticas, pero no las matemáticas. El artículo definido hace la diferencia. Un español aprendido en colegio no te habría dificultado entender eso, pero el tuyo es de casa, con papá y mamá después que regresaban de sus trabajos y con pocas ganas de enseñártelo bien.
Jamás he declarado nada, ni a favor ni en contra de lo ocurrido con los barcos que se dirigían a la franja de Gaza, ni nada en lo que hayamos contrapuesto opiniones, lo único que hice fue corregirte con respecto a lo que menciono arriba, y eso te bastó para tildarme de “comunista”, “totalitarista”, “unimundista” y cuanto a tu rijosa mente vino. Creo que tu propia boca expone lo que eres. No pienso entrar en tu jueguito de mensajes, las incoherencias que dices son repetitivas, no se necesitan aclarar cada vez que las lanzas. Lo único que haré es pedirte que pruebes lo que señale desde la primera vez, y dudo que alguna vez lo hagas.

SHALOM DESDE MENORCA.
PRIMERO Y ANTE TODO DECIRLES QUE APOYO TOTALMENTE AL ESTADO DE ISRAEL A LO QUE AL ABORDAJE DEL BARCO SE REFIERE.....
LOS QUE IBAN EN EL BARCO ERAN PACIFISTAS? pues menos mal que si no llegan a serlo explotan el barco en el puerto de haifa.
pacifista es esa persona que niega cualquier violencia, aceptando el dialogo como la opcion correcta. yo soy español y e estado en israel y por mi trabajo entrenando con el ejercito israeli, esos soldados que bajaron de los helicopteros son muy muy profesionales y muy buenos ya que otro ejercito hubiese matado a 50 o mas.
que no se crean que llamando a un barco esperanza o libertad o paz etc etc etc se puede cambiar el hecho de que en ese barco iban personas violentas.
y si por mi fuese los 3 españoles hubiesen sido detenidos en el aeropuerto por asociacion a banda terrorista.
shalom y gracias

Desgraciadamente, de ese conflicto nadie sale ganando entre sus actores: Ni el colono israelí que vive detrás de unas cercas que lo separan de las pedradas ni el palestino que vive en Gaza sujeto al posible impacto del fósforo blanco, o una patada de una patrulla nocturna.

A eso yo lo llamo la socialización del miedo. Que tendrá esa tierra maldita, con una historia teñida en sangre y terracota, para matarse cada día en ella.

Solo pararán de matarse el día que no tengan ni siquiera una raíz seca que llevarse a la boca.

Entonces podrán fenecer junto a la sombra estéril de la Mezquita de la Roca o del Muro de las Lamentaciones.

En verdad que el hombre es estúpido, cualquiera que sea forma y el color que tenga.

¿Aman acaso a sus hijos? ¿No desean darles una vida plena?

En vez de eso, les hacen heredar el rencor desde la más tierna inocencia.

Estúpidos, estúpidos.

Bueno, si así es la cosa, ¿como esperan que Israel se deje obliterar? Si a mí se me da a escoger si me dejo matar o muero matando ¿Cuál será mi alternativa?

En el caso de escoger entre "palestinos" e israelí no hay titubeo: israelí. Todos tienen derecho a escoger, y yo escojo a Israel. Les recuerdo que no hay cuartel en esta guerra, y que en caso de que Israel se vea en peligro mortal se va a llevar a cuando árabe pueda. Si nadie ataca, Israel quieto se queda.

Seguid haciendo la batallita a los enemigos de Israel, y la sangre de los caídos quedará en vuestras manos, aunque creo que Israel sabe quienes son los enemigos que debe atacar. ¿No estaréis en uno de ellos? En otra parte de El País leí el número de 200 armas nucleares. Creo que sobran unas cuantas. Creo que vuestro odio os ciega a la realidad.

al igual que todas las ocupaciones, la ocupación israelí se basó en la fuerza bruta, la represión y el miedo, en la colaboración y la traición, en las palizas y las salas de tortura, y en la intimidación, la humillación y la manipulación diarias
Benny MORRIS, Righteous Victims: A History of the Zionist-Arab Conflict, 1881-1999, Londres, 1999. Pág. 341

"Nosotros también fuimos terroristas y no pudieron con nosotros. A pesar de todos los esfuerzos de todo el Ejército británico que había aquí, seguimos con el terrorismo", manifestó ayer a Radio Isarel Leah Rabin, la viuda del asesinado primer ministro Isaac Rabin
EL PAÍS, 12/9/97

Lo peor es que Israel se ha convertido en uno de esos "estados desagradables" con los que tenemos que lidiar porque no hay más remedio.

La caída en picado de la simpatía universal hacia el estado de Israel no tiene nada que ver ni con el antisemitismo ni con la propaganda árabe ni con el oro de Moscú o Washington. Esas son paranoias que ya no confunden a ningún ciudadano medianamente ilustrado.

No, el rechazo a Israel se lo ha ganado a pulso el propio estado de Israel; su imagen pública es un desastre porque sus acciones públicas son un desastre. Y también: porque sus dirigentes políticos son percibidos internacionalmente como una banda de impresentables (baste el ejemplo del sr. Liebermann para echar a correr sin mirar atrás).

Lo que es sorprendente es que la clase dirigente israelí se muestre incapaz de cambiar el rumbo de su política. La verdad es que yo no lo llego a comprender. En todo caso, lo que no estoy dispuesto a aceptar es que esa gente se pase el día insultando al mundo por sus propios errores. Si son unos irresponsables, allá ellos, pero que no nos vengan con el cántico del "antisemitismo" y la propaganda. Lo único que están consiguiendo es perder amigos.

Israel no quiere la paz. Hamas gano las ultimas elecciones, por lo tanto tenían que gobernar en GASA y CISJORDANIA, Israel detuvo a la mayoría de los ministros y favoreció el golpe de estado del moderado Abbas, con el apoyo y silencio de la comunidad internacional, con su propaganda nos falsean la realidad , con el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación .espero que después de esta ultima masacre, se obligue a Israel a levantar el injusto embargo en gaza y que se retire de todos los territorios ocupados.

Lluís:

Le pides a Israel que haga la paz con Hitler. Si Israel siguiese tus consejos habría paz, si, mucha paz, pero sería la paz de los campos de concentración, la paz de los hornos de cremación, la paz de los cementerios.

La posición de los socialistas europeos es la misma que la de los fascistas. Una prueba más de que son exactamente la misma cosa con diferente uniforme. Hitler, Mussolini y Franco existirán en los socialistas hasta el día que estos sean destruidos.

Para quiénes no entienden, pero necesitan ver la luz del conocimiento:

Aritmética
(1) Rama de las matemáticas que trata con adición, sustracción, multiplicación, y división,
(2) uso de los números en computaciones.

Matemáticas
(1) El estudio de las relaciones entre números, formas, y cantidades,
(2) Usa signos, símbolos y pruebas e incluye aritmética, álgebra, cálculo, geometría, y trigonometría.

Las matemáticas estudian la teoría y lógica, la aritmética la mecánica de los cálculos. Algo así como yo con el conocimiento, e iskatel con las bobadas.

"Cuándo la única herramienta que se tiene es un martillo, todo parece clavo." A veces hay tornillos...

ISabel Zu:

¡Felicitaciones! Has visto detrás del velo de las mentiras antisemitas pro-musulmanas anti-occidentales. Has roto el velo de engaño de unimundistas, de los internacional socialistas, de los sociocomunistas. Has visto desnudos a los totalitaristas intolerantes que creen que la aritmética es lo mismo que las matemáticas.

Interesante llamado al racismo en el comentario de Isabel Zu. Asi que Europa solo vale en la medida en que expulse a sus musulmanes...deberíamos preocuparnos de la población judía también? Porque en cualquier momento se les ocurre alquilar algún hotel en una ciudad santa europea y llamar al ejército israelí para que les ayude a exigir derecho divino sobre todo el territorio circundante. Tienen experiencia previa en esto.

Hace cuatro años encontré un artículo en la red en el que se comparaban dos de El País. En uno, El País hablaba de "colonos judíos de 16 años". En el otro, de "NIÑOS palestinos de 18". ¿SEgún Bassets, los judíos crecen antes?, preguntaba el autor. El Washington Post, en su edición de hoy, pide investigar a Turquía, pero menciona algo muy curioso: nota que Europa no se moviliza cuando mueren israelíes, que llega a llamarlo "paz", y esto es lo nuevo: lo achaca a la enorme población musulmana. También la FOX ha explicado cosas que no sabía: Bruselas tiene mayoría musulmana en 2015, Rotterdam en 2017. En suma, no estoy segura de que la mayor separación sea entre Israel y el mundo como entre Europa y Estados Unidos, porque el tema israelí pone de relieve el dudoso futuro de Europa y las piruetas de prensa y legisladores. Desde luego, es algo que no había pasado hasta ahora. Por lo demás, Haaretz publica fotos de torturas... de pacifistas a soldados, y Dubai pasa uranio a Irán, según publica hoy la prensa británica. El País no dice nada. ¿Alguien sabe la población musulmana de España?

Creo que esta guerra es especialmente demoledora en cuanto a una posible superación del sistema de valores tradicionalista. El respeto a la tradición en nombre de una poderosa oligarquía, la estructura vertical en todos los órdenes de la vida, la religión como baluarte, la limitación de la libertad de pensamiento, la pérdida de derechos individuales, el patriarcado, la autoridad familiar y la sumisión -entendida como una relación económica y política de vasallaje- entre otros; se encuentran reforzados frente a sistemas de valores cuyo protagonismo se centra en los derechos individuales y en su universalización. Resulta paradójico que quienes no los contemplan se estén apoyando en ellos para lanzar su crítica a quienes luchamos por mantenerlos; y que la comunidad internacional no lo denuncie, quizás por encontrarse más nacionalizada de lo que aparentemente se nos muestra.
Como en todas las guerras, quienes las financian no salen perjudicados. Y en esta, menos aún, puesto que la liga árabe y sus aliados utilizan a la población como soporte bélico, literalmente.
La ofensiva terrorista obliga a controlar minuciosamente a la población. Resulta un arma muy poderosa de desgaste tanto económica como moral. Difiero por lo tanto, en cuanto al coste de la guerra y en cuanto a las pérdidas. Me parece abominable y devastadora. La desventaja es doble: aparentemente el líder resulta omnipotente, y se le presenta como prepotente y dominador. Se fundamenta y justifica el objetivo del ataque sobre la base de su sistema, en sus principios constitucionales.
Pero lo peor, y aquí desearía centrar el asunto, es que toda la crítica producida con el objeto de mantener la salud de nuestro sistema de valores, se utiliza en nuestra contra.
Por lo tanto, también se nos está utilizando moralmente. Una parte de la la ciudadanía occidental estamos perdiendo nuestros derechos. Lo que habíamos conseguido como arma civil y civilizada frente a la clase dominante. Como se suele decir: "A río revuelto, ganancia de pescadores".

No creo. Los conflictos son de poder o no son. El poder, en cierto modo, garantiza la supervivencia. Es como el monopolio de la violencia en los Estados. Sin él, no son o no pueden ser.


Porqué, si no, Palestina jamás ha tenido Fuerzas Armadas, ni Ejército del Aire, ni siquiera Marina con el puerto de Gaza.

En teoría es un Estado con una policía oficial, y un ejército extraoficial, que no controla con efectividad, que son sus milicias islámicas.

Pero la realidad es que es un pseudo-Estado (en la teoría) que apenas se mantiene presupuestariamente por las partidas de dinero que proporciona Europa y gestiona Israel (que controla los movimientos de dinero que entran y salen de Cisjordania).

En cuanto a la guerra, esta una guerra latente, un conflicto que irónicamente, los analistas llaman de "baja intensidad". También es un conflicto que permite justificarse a sí mismos a muchos de los actores políticos de Medio Oriente.

Consume energías y tiempo, mientras otros problemas más acuciantes, se irán haciendo patentes. Por ejemplo, el agua dentro de dos décadas en esa región va a ser un recurso bastante más escaso. Recursos acuíferos como el Jordán resultarán perjudicados.

Si hubo en algún momento alguna guerra en España entre los sindicatos y la patronal, esta última se configura como el lugar donde aún ya se tiene decidido vayan devolviendo sus carnets, en horario de nueve a diez, hasta los miembros del mismísimo partido.

Si alguna vez existió alguna guerra velada entre dueños de los medios de producción y el común de los obreros, mañana comienza el final, el momento a partir del cual depositen su última arma de guerra, el carnet de sindicalista.

Se hace más necesario que nunca un acuerdo a tres bandas, una paz social con interlocutores, un diálogo que derivó en conflicto haciendo ademanes de durar más que los acuerdos de paz de la vieja guerra.

Y porque vivimos en un mundo dividido y anteponemos la división a cualquier otro escenario, hemos conseguido que a partir de mañana vayan desfilando en los centros de las patronales de todos los barrios obreros o unidades de trabajo aquellos que algún día creyeron que el sindicalismo sería una guerra infinita.

Tenemos preparadas ya las cámaras para el momento del desfile en donde Cándido Méndez y Toxo entreguen las banderas del sindicalismo en el edifico de la patronal que se encuentra al lado de Galerías Preciados.

Dicen que están de capa caida, que no se sienten respaldados, voy imaginando el momento en donde por activa o por pasiva líderes de la nueva izquierda intenten movilizar a sus sectores aún con la técnica de llamar activistas políticos a la derecha que hoy ve pasar todo esto desde sus balcones.

Que falta de respeto al ciudadanío, que atropello a la razón, hasta Zapatero del que un día dicen que llegó a masón, hablan ahora que va a derribar para siempre el mito que rodea a la masonería.

Es como envolverse un capote y pasar de torero a folclórica, y bailar como con mucha gracia, por el salón de nuestra casa, y con una sonrisa entre los dientes, y en el pelo una rosa.

Dientes, dientes, que eso es lo que les... - se había convertido en el slogan de partido.

Nunca un partido político, debido a las coyunturas del mercado y la debilidad del euro, había pasado a formar parte del periodismo más amarillo y violento.

p.d.: a veces da la sensación que con hablar mucho de una guerra o conflicto contribuimos a que ésta se produzca.

Hasta luego, violentos.
(es broma,que comentario tan estúpido que ni siquiera tiene que ver con el contenido de la entrada) Despues de oir llamar a Blanco activista a Rajoy, cualquier cosa, en esto del ridículo, debería estar autorizada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0134832aed00970c

Listed below are links to weblogs that reference Guerras sinérgicas:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal