Lluis Bassets

¿Qué le pasa a José María Aznar?

Por: | 15 de diciembre de 2010

Es muy difícil que quien ha tenido todo el poder pueda acostumbrarse a no tener ninguno. Y sin embargo, es la regla de la alternancia en democracia. Sirve para los gobiernos, del nivel que sea, y para los partidos. Dejar el poder en paz con uno mismo y con el mundo es más difícil que alcanzarlo. Y más difícil todavía es mantenerse luego en una distancia discreta y prudente de quienes tienen la obligación de ejercerlo o de aspirar a hacerlo. Los países de larga tradición democrática suelen codificar los comportamientos de quienes han ocupado el poder y no volverán a ocuparlo nunca más. No sucede lo mismo con las democracias todavía jóvenes donde a veces nos topamos con que quienes han dejado el poder nos dan lamentables espectáculos de una gran incomodidad incluso con sus propios conmilitones.

El artículo que José María Aznar acaba de publicar en The Wall Street Journal, y que Abc ha traducido al castellano, es la muestra redonda de un ex presidente que no ha sabido apartarse del camino ni acomodarse al nuevo papel que le ha asignado la vida. Ni respecto a su partido, ni respecto al Gobierno de España y a su presidente que, quiera o no, es su Gobierno y su presidente. Haría bien Aznar en seguir el ejemplo de su amigo George W. Bush, modelo de discreción, generosidad y elegancia, tanto en relación al presidente Obama como respecto a su partido y sus candidatos.

No le falta razón a Aznar en el diagnóstico sobre la situación de España, que es lo que ocupa el primer tercio del artículo y se resume en su interrogación: “¿cómo es posible que en sólo unos años mi país haya pasado de ser el ‘milagro económico’ de Europa a convertirse en su ‘problema económico’?”. Pero no tiene ninguna duda luego cuando se inventa el momento en que todo se echó a perder, que fue la llegada de Zapatero a La Moncloa. Como si él no tuviera nada que ver ni con un modelo de crecimiento económico muy anterior a 2004 ni con la deriva política cainita que se instaló en la política española con su mayoría absoluta. Como si todo empezara a rodar mal desde el momento en que su mano provindecial soltó el timón.

Es llanamente mentira que esta fecha de 2004 significara el abandono del “proceso modernizador que la sociedad inició hace más de 30 años”. Es una trola inventada para lectores anglosajones que Zapatero “rechazó el acuerdo plasmado en la Constitución de 1978 y rompió la estructura del Estado”. Cuando escribe que “diferentes regiones del país se enfrentaron unas a otras”, debiera reivindicar su esfuerzos personales y de partido para atizar el enfrentamiento, incluso cuando estaba en La Moncloa, organizando una guerra por el agua entre los territorios turísticos donde se estaba construyendo innecesariamente y a mansalva y los territorios que la necesitan para la agricultura y las zonas urbanas ya existentes. Sin contar luego con el boicot del cava o la recogida de firmas para realizar un referéndum ilegal contra el estatuto catalán.

Tiene gracia que Aznar critique “las intervenciones arbitrarias del Gobierno en la vida empresarial, con un desprecio flagrante por las reglas de juego, incluso las europeas”. Sus privatizaciones de empresas públicas sirvieron para crear una estructura empresarial partidista al servicio del partido del Gobierno. Su intervencionismo en las guerras televisivas y del fútbol, con trasgresión de legislación europea incluida, ha sido uno de los episodios más vergonzosos de interferencia gubernamental en el libre mercado, en abierta contradicción con las supuestas ideas liberales que predica.

Pocos gobernantes han hecho más que José María Aznar por dividir primero a los españoles y luego a los europeos. Recordemos su carta de apoyo a Bush y contra la vieja Europa, identificada con Francia y Alemania, en vísperas de la guerra de Irak (publicada, como este artículo, en el mismo diario conservador, propiedad de Murdoch). Recordemos su utilización del antiterrorismo como arma antinacionalista. Sin Aznar no hubiéramos tenido Carod. Sin la arrogancia del PP en su mayoría absoluta no habría habido tripartito ni Pacto del Tinell. Sin aquellos lodos aznáricos no hubiera habido esos polvos que Aznar critica.

Aznar alcanza las cimas del ridículo cuando hace observaciones sobre la pérdida de peso y de relevancia de España en el mundo. Pase que eche sobre Zapatero incluso las culpas de las políticas que hicieron los gobiernos del PP. Pero que le endose los cambios producidos por el desplazamiento de poder en el mundo va más allá de los pecados, que no son pocos, de Zapatero.

Aznar tiene una memoria selectiva y frágil. Su sionismo conservador y antiárabe, sobrevenido al dejar la presidencia, le ha hecho olvidar los besos y abrazos con Arafat y las promesas arrancadas a Bush de que resolvería el tema palestino. Como su defensa de la España unitaria pretende eclipsar sus concesiones fiscales a Cataluña y el País Vasco, su catalán hablado en la intimidad o sus palabras de reconocimiento del “movimiento de liberación nacional vasco”. Tampoco se acuerda de sus políticas de suelo y vivienda, que, junto a los bajos tipos de interés, fueron el auténtico origen de la burbuja inmobiliaria y de la crisis. Ningún recuerdo tiene, naturalmente, de sus numerosas contribuciones al déficit público, algunas mediante ingeniosas fórmulas de peajes en la sombra para obras públicas, que sirvieron para cumplir los criterios de Maastricht y entrar en el euro, pero han diferido el efecto deficitario sobre nuestro presente.

En algo vuelve a acertar Aznar en el último tercio de su artículo. Hay un amplio acuerdo sobre algunas de las recetas que hay que aplicar. Y de hecho, buena parte de las cosas que predica ya las está haciendo, aunque sea a regañadientes, el actual Gobierno, que Aznar tanto detesta. Pero hay dos cosas que no hace, ni sabe ni puede hacer el ex presidente: mirar primero cómo tiene su propio patio, las comunidades autónomas y las grandes ciudades endeudadas y cargadas de funcionarios donde manda el PP, y reconocer luego lo que ya se está haciendo en la buena dirección por parte de todos.

No hemos entrado todavía en el meollo del problema. ¿Qué ha pasado con Aznar? ¿Por qué hace esas cosas tan extrañas en políticos responsables y adultos? ¿Qué le conduce a atacar sin piedad alguna a su propio país desde las páginas de un periódico extranjero? Algunos creen que no puede resistirse a los diablos que tiene dentro y que le impelen a situarse en primer plano y robarle el protagonismo a Rajoy hasta hacerse imprescindible para su partido, pensando incluso en su regreso. Pero es posible que su actitud no sea fruto de una extrategia, sino de una situación personal más espontánea.

Aznar es consejero de News Corporation, el holding periodístico de Rupert Murdoch, y es constantemente solicitado y jaleado como uno de los líderes ultraconservadores más activos y radicales del mundo. Tiene un público fanático en las derechas norteamericana e israelí. Cada vez que mira al tendido y escucha los olés que levantan sus tomas de posición extremistas, hace un paso más a la derecha, aun a costa de desmentir sus anteriores políticas e ideas. Contempla, además, el mal ejemplo del Tea Party, el movimiento ultraconservador que actúa como tracción del republicanismo en Estados Unidos: a él le gustaría hacer un papel similar respecto al PP.

Hay dos cosas habría que pedir a los ex presidentes: que fueran humildes, discretos y generosos. En el caso de Aznar, como ya he dicho, bastaría con que tomara ejemplo de su amigo George. Pero, además, al ex presidente español habría que pedirle, sobre todo desde sus filas, primero que no obstaculice el regreso de su partido al Gobierno, y segundo, que no le impida a Rajoy pactar con los nacionalistas vascos y catalanes a los que casi con seguridad necesitará en el futuro.

Hay 80 Comentarios

A mi me sorprende la conversión de Aznar al Judaísmo me parece al menos curiosa. Cómo le vino de pronto la luz y es recibido por el Congreso Mundial Judío como nuevo miembro. Cómo acude a Israel y se pone la kepá, y luego celebra la Hanuká como cualquier judío. No sé si esa conversión es sincera, pero si le llena como persona es algo privado ya que ha dejado de ser Presidente.

Pobre "capitán trueno", vaya facha estas hecho, que sarta de tonterías, todo en su afán de defender a Hitler, perdón, a Aznar. Por supuesto que la burbuja inmobiliaria alcanzó su máximo crecimiento durante el des, (perdón), el gobierno de Aznar.

La culpa de todo es de Aznar

El desastre economico que va dejar EL PANOLI DE MONCLOA es culpa de un modelo de hace ocho años

El desastre de la gestion del tripartito, la acumulacion de cargos en manos de amigos y familiares, los cursos de catalan en Etiopia y embajadas catalanas por todo el mundo, tambien es culpa de aznar por supuesto

El enfrentamiento con los terroristas estimulo a los nacionalistas pero lo hizo tan mal que en sus ultimos dos años no habia atentados.

Las privatizaciones de empresas publicas que comenzo Felipe, continuo Aznar y culmino EL PANOLI DE LA MONCLOA, tambien son culpa de Aznar

La guerra en Irak la comenzo Aznar, no Saddam Hussein.

El deficit del 10% del PIB, que el Gasto Publico sea EL DOBLE que los ingresos, tambien es culpa de Aznar y sus peajes sombra de 1998.

Aunque Italianos, Holandeses, ingleses, Noruegos, daneses que son europeos, participaran en la fuerza multilateral en Irak, el que dividió a Europa en realidad fue... Aznar.

Enfrentandose a dictadores populistas en Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia, España se alejó del centro de la politica internacional gracias a Aznar

Vamos, que la culpa de la catastrofe que estamos experimentando en España es de Aznar.

Y que aunque el la dejó muy bien, no tiene derecho a hablar mientras que usted si...

A lo mejor si algunos dejaran de mirar las astillas en ojo ajeno, descubririan la VIGA QUE TIENEN EN SU PROPIO OJO.

Trueno.

No es más que un facha, recalcitrante, ególatra y con bigote. Recuerda a otro.
Muy buen artículo Lluís.

Aznar es un ser mediocre y ruin que nunca debió llegar a ser presidente de este país, pero los avatares de la historia de los últimos años nos han llevado a que seres como éste lleguen y estén nada menos que 8 años y con mayoría absoluta. La educación y la capacidad de pensar con claridad e información de los ciudadanos de España está en tela de juicio. Nos pasa como a Italia, hay generaciones de "mayores" asustados y de jóvenes indocumentados. Y así nos va.

Su diagnóstico de Aznar y todo lo escrito, son verdades como puños.

Gracias Lluís

Aznar retirate de la politica nefasta que llevaste cuando eras presidente de Espana vendiste a la soberania Espanola a Bush por una sonrisa de el presidente mas bajo de E.U..

Bueno, yo no sé lo que le ocurre a Aznar. Pero en mi humilde opinión sufre una tremenda egolatria. Quiso pasar a la historia de este país como gran estadista y pasará como el presidente que nos metió en una guerra. Eso es muy triste de asumir, creo que incluso lo ha trastornado. ¿porque es Ególatra? pues miren: La boda de su hija fue "Regia" con invitados, nacionales e internacionales de primer "orden" (repasen la lista, sic). Habla varios idiomas, desde Catalán en la intimidad hasta el suyo propio (declaraciones después de su reunión con Bush) Buscó la foto con los pies sobre la mesa de Bush. Buscó la foto de las Azores y aseguró disponer de las pruebas para atacar a Irak apostando su persona en ello. Volvió a apostar su persona tras el 11M llamando a todos los directores de medios asegurando la autoría de ETA, "créanme, soy Jose María Aznar". Pagó un lobby con dinero público para conseguir para su persona la medalla del congreso de EE.UU. Lo que ahora hace y dice en el PP pretende que sea "Palabra de Aznar" le hace sombra al candidato que el mismo impulsó y... lo consigue. Acumula todo tipo de cargos buscando un reconocimiento internacional que en España no ha conseguido, la mayoría de florero y el resto cuanto menos, dudosos. Cultiva su "body" al nivel de cualquier modelo. Casi todo lo malo que ocurre en este país es porque el ya no lo está dirigiendo. Sus opiniones personales no son opiniones, son "dogmas de fé" (a mi nadie me dice cuando tengo que beber o cuando no). Se permite desprestigiar a su gobierno y a su país en todo momento. Achaca todos los males económicos al actual gobierno (que parte de culpa tiene) olvidando que de aquellos barros viene estos lodos. En fin a mi me pasa como EmileZola que también tengo un Espasa para decir de este señor, solo que en otro sentido, tampoco pretendo sentar cátedra como el tal Hugo: los españoles no somos o de Franco o de Carrillo, quizá en este momento, viendo la clase política gobernante o no, sea más apolítico que nunca.

Después de leer en este y otros blogs los comentarios que con frecuencia se vierten a propósito de ese gran hombre de estado que fue, es y será (?) el señor Aznar, no me cabe la más mínima duda de que el sumiso amigo de Bush no sólo actuó de mediocre presidente de mi país sino que se comportó cual gurú rodeándose de fieles y fanáticos adeptos. El espíritu de grandeza está descrito en los manuales de medicina como una enfermedad de perfil psicológico con consecuencias nada saludables. A la vista está.

He leído con atención su blog y el artículo de Aznar. No creo que lo de Aznar sea oportuno pero desde luego es acertado. Subyace un problema en España que pasa por el inmovilismo de la izquierda para renovar planteamientos especialmente en lo referente al mundo laboral y el papel de las Administraciones. Somos un país de subsidio, de acomodados, de privilegios, un país donde los sindicatos aún dan lecciones de moralidad aun cuando nadie compra lo que venden. Es en la izquierda donde reside todas esas potencialidades que Aznar reclama para España. Pero lamentablemente, ni esta terrible crisis que vivimos será suficiente para cambiar el tozudo razonamiento de quien sólo ve una parte del tablero, la que queda más a la izquierda.

Vos sabés Don Higo se me da uno, su opinión, conprendés?

Al Sr. Aznar no le pasa nada, todos sabemos, que la prepotencia y el sabeolotodo siempre lo ha tenido. Recuerdo que cuando gobernaba este Sr. ya se hablaba sobre la burbuja inmobiliaria, y que en algún momento iba a esplotar, yo no entendía porqué no se hacía nada al respecto, repito el Sr. Aznar en esos momentos gobernaba el país, --pues ahora lo entiendo .."España va bien" y que me quiten lo bailao.
Por cierto el Sr. Hugo ¿sabe algo más que insultar y faltar al respeto? ¿que entiende él por socialistas y comunistas? ¿en que época vive?

Después de leer todos y cada uno de los comentarios vertidos en esta pagina; llego a una sola conclusión, es España todavía nos falta lo mas esencial que es EDUCACION POLITICA, hay excesivo revanchismo (de los de siempre), si no somos capaces de ver la ignominia del Sr. Ansar, es que estamos ciegos, y NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER

me parece esplendido el análisis y diré más el problema de "Anssar", es que no pudo poner en práctica su gran jugada, que era situar al dócil de Rajoy ( por eso no quiso a Rato) para candidato, así lo podría controlar y que se hiciera lo que él quisiera estando en la sombra, pero la mala gestión del 11-M le hundió,se imaginan Rajoy de presidente y Aznar en la FAES, pues eso es lo que pasará si gobierna el PP. atentos, será interesante.

¿EXTRATEGIA? No hombre no, se escribe estrategia.

A JóseMári no le pasa nada nuevo, nada que no tengo que ver con sus orígenes anticonstitucionales en La Rioja, nada que no tengo que ver con su forma traidora de llegar al poder en Castilla y León, triste trampolín hacia Madrid, nada que no tenga que ver con su chocarrero desprecio (también sin vino por medio) hacia todo y todos los que no entraban en su entender? de España tras conseguir la mayoría absoluta (y no antes, valentón), nada en fin, que no considere dentro de sus muy limitados parámetros personales que ÉL, aún sin ejercer un poder político cierto, es luz y guía del movimiento ultraconservador mundial, vergonzoso ejemplo de un gobernante devenido en traidorzuelo a su país, único especimen de dirigente político máximo de un pais (de cualquier país, realmente) al que, con tal de desacreditar a sus sucesores en el poder, arrastra sin decencia por el barro. La personificación del bochorno y la vergüena ajena, perfecta representación de la derecha española por asear después de un siglo.

La obsesión de la progresía de Visa de Oro con Aznar en este país no tiene parangón con nada. Jamás mencionan que es el único presidente que quisieron asesinar los rufianes de ETA, y cualquier declaración suya es amplificada y retorticeada. Siguen sin entender -ni aceptar- por qué un tipo sin carisma -según esta misma progresía- le pudo ganar a un Felipito encantador de serpientes, plagado de corrupción, GALs y lindezas varias. Felipe González puede ser entrevistado en este mismo periódico, autoubicándose él mismo en una posición más allá del bien y del mal, pero Aznar no tiene derecho a hablar, pese a que los libros que publica son éxitos como pan caliente. Y lo más gracioso y patético es que esta misma gente de izquierda que lo detesta, es la que le aconseja diciéndole que con sus intervenciones obstaculiza el regreso del PP al poder, como si fuera algo que desearan, y no algo que quieren evitar a toda costa. Y recuerden que Aznar se fue por elección propia, siendo ganador, y no se eternizó como la casta socialista de los Bonos e Ibarras que tanto gustan a esa misma progresía de salón. Y aunque duela, la verdad es que Zapatero y compañía recibieron un país con pleno empleo y pujante, y devolverán un país en ruinas ¿eso también es culpa de Aznar?. Y es verdad que el PSOE ahora está aplicando medidas correctas para superar la crisis, pero no se olvide el autor que esas mismas medidas son las que criticaban al PP por proponerlas, hace años-meses-días-minutos, según va variando el interés y la desesperación del PSOE por permanecer en el poder, no por beneficiar a la sociedad.

Les diré lo que pienso del artículo y de los tres personajes. El artículo me parece acertado aunque sea crudo. Aznar me da miedo, es el Tea Party español. Si volviera a la presidencia me temo que hiciera lo que Chavez en Venezuela pero en sentido contrario. Rajoy es Hamlet, la duda personificada. No se moja ni en la ducha. Respecto a Zapatero, ne parece alocado, es decir, que no se entera. Saludos, y buena suerte.

Tengo como para "un Espasa-Calpe" con sus apéndices, de los "que le pasa a Aznar". Pero le destacaré uno especial: lo que le pasa, es que ve como su partido (ese que el logró situar donde nunca se imaginaron), está compuesto por "pijos-facebooks", que simplemente están en lo suyo, y que en su indigencia personal y política, están siendo los teloneros de cuanto sucede, siempre de perfil o escondidos bajo la mesa camilla.

En "roman paladino": que una cosa es el PP-Aznar (que es el que representa cuando se expresa), y otra diametralmente distinta, que es el PP-Rajoy.
Los currículos de cada uno, son sus credenciales.

¿Lo pilla?

Lo que le pasa al Sr. Aznar, le pasa a unos cuantos millones de españoles (no se crea que tantos).

Le pasa, que ha visto como todo lo que se consiguió bajo su mandato, se ha desmoronado. Y ha visto, que no sólo, "lo suyo", sino lo conseguido desde 1976.

Le pasa, que le duele comprobar como, ahora, la casta política no tiene sentido de Estado, ni de pertenencia, ni de dignidad ni de la honradez, ni de lo ético y ni de lo moral.

Le pasa, que está viendo como España está arrastrada por el fango nacional e internacional, situándose como país de república bananera.

Le pasa, que observa como se está recortando más Derechos y Libertades que en la Venezuela de Chavez.

Está Vd. escribiendo en EL PAIS, o sea que su columna, no podría presentar otros tintes que los que presenta. Vamos, que va de suyo. De Felipe González, no podría hacer Vd. lo mismo (digo en el mismo sentido), su "instinto profesional" no se lo permitiría.

Para entender el posicionamiento del Sr. Aznar, hay que tener, entre otras cosas: capacidad intelectual y analítica, dosis de sentido democrático, otra doble dosis de sentido de la dignidad y de honradez, más otro tanto de sentimiento de pertenencia.

Solo quería darle un consejo al señor Hugo:

Tenga cuidado con esa costumbre de regurgitar tanta bilis y tantos ácidos estomacales, que parece que usted tiene costumbre de sacarlos mucho al exterior a la mínima. Se pueden producir graves quemaduras en el esófago, se lo digo por su bien, tanta 'acidez' es probable que acabe pasandole factura.

Ah, y otra cosa. Parece usted un preclaro pensador neoliberal, de esos firme sy seguros, cual Aznar, que se saben en posesión de la verdad, por la gracia de ese Dios al que tanto usted clama. Y que se conocen demasiado inteligentes como para siquiera argumentar con los primates a los que tiene que soportar a diario (sigh, que existencia tan desdichada, compartir el aire con tan desgraciadas criaturas). ¿Por qué no abre usted un blog para que todos podamos disfrutar de esa verborrea y podamos ser iluminados como nos merecemos? A lo mejor alguno de nosotros volvemos en nosotros mismos, despertando de la pesadilla masónica-socialista en la que nos encontramos, y le seguimos a usted, y a sus enseñanzas. Líbremos de la ignorancia y por favor, sáquenos de nuestro error. Sé que será difícil, puesto que nuestro escaso conocimiento y nuestra limitada capacidad intelectual son un handicap, pero confiamos en su experta y sabia mano. No se prive, carajo, y abra ese puto blog.

Lo que le pase al Sr. Aznar me la trae al pairo. No es santo de mi devocion. Pero su escrito mereceria un grano de ecuanimidad, menos alevosia y más rigor. Creo que minosvaloran al personaje por falta de vision y contexto. La comparación con George W. Bush es inexacta. Se trata de otro pais, de otras tradiciones y se olvida de lo que dice la Enmienda XII de la Constitucion de los Estados Unidos de América que prohibe repetir mandato, lo que no impide la Constitución Española. Continuamente observo a otros ex presidentes españoles hablando, escribiendo y participando, lo cual me parece correcto, pues nada les impide el hacerlo. Más seriedad y ecuanimidad Sr. Bassets.

"y además de no saber lo que es coherencia monopoliza el blog. De pena sr.Prat"

Ay, José, cuando llueva, no mires el cielo que te ahogas, pavo.

¿Por qué estos atrasados mentales no escriben algo que tenga que ver con el post de Bassets, sino que como progretas comunistoides y trasnochados, quema-autos, y roba-turistas se meten a que les rompa la madre?

Vamos, inferiores intelectuales, pasen adelante y tomen asiento.

Por amor a la Patria, estos imbéciles sociocomunistas son más brutos que mi zapato izquierdo.

"mira las gilipolleces que escribes"

A este gilipollas solo le tomó dos lineas para demostrar que es un idiota atrasado mental y un gilipollas, que al final se traduce en socialista descerebrado.

Por Dios que me dan vergüenza...

"No hay nada tan triste, amargado, odioso, y envidioso como un derechista rico"

Menos mal que eres zoologo y escritos español, porque das muestras de total incompetencia. Esa frase es un plagio bestia y descarado. Me imagino que cuando escribes tus "libros" te los robas igual.

Un derechista rico es amargado... jajajajajajajaja

Por Dios que me da vergüenza ajena...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0148c6b95b2c970c

Listed below are links to weblogs that reference ¿Qué le pasa a José María Aznar?:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal