Lluis Bassets

Nos darán las gracias, no os preocupéis

Por: | 22 de febrero de 2011

Sí, agradecerán nuestra inhibición. Rendirán homenajes a nuestro ombliguismo. Cantarán loas a nuestros conservadores y a nuestros populistas, que no les quieren en la Unión Europea, ni como ciudadanos en busca de trabajo ni como miembros de pleno derecho. Exaltarán a nuestros socialdemócratas, que se han codeado con sus opresores en la Internacional Socialista. Levantarán altares al atrevimiento y a la impostura de nuestros más radicales izquierdistas, por su capacidad para disfrazar a los dictadores de liberadores. Echarán flores al Papa y a sus cardenales y obispos, por la arrogancia de su supremacismo cristiano. Glosarán la miseria moral de todos nosotros, nuestros empresarios y nuestros diplomáticos, nuestros dirigentes políticos y sindicales, porque preferimos la intimidad de los tiranos a la proximidad con los ciudadanos por razones muy respetables: suministros energéticos, comercio de armas, vigilancia a la inmigración y al terrorismo. También tendrán un detalle para el silencio glacial de nuestra opinión pública, nuestros artistas y cineastas, intelectuales y periodistas, ocupados en asuntos domésticos más jugosos y sustanciales. Cantarán finalmente nuestra debilidad y nuestra ceguera, la frialdad de nuestros corazones, la ineptitud y la corrupción de nuestros dirigentes políticos.

Cuanto mayor es nuestra debilidad moral, mayor es la fortaleza de los revolucionarios. Cuanto más tiempo Berlusconi, Alliot Marie, y otros dignos gobernantes europeos que han intimado con esos dirigentes mafiosos y corruptos, sigan con responsabilidades de gobierno más se abrirá esa nueva fosa mediterránea, la que hay entre la inmoralidad de los amigos de Ben Ali, Mubarak y Gaddafi, y la moralidad de los otros, los ciudadanos que se han rebelado contra sus dictaduras. Los primeros, nuestros honorables representantes, han sido sus amigos, sus socios y sus hermanos con los que han compartido intereses y negocios; los segundos, son los que durante décadas han sufrido los efectos de su crueldad y su codicia y ahora han derrocado a dos de ellos, y van a por el tercero.

Pero el mayor mérito de nuestros vecinos del sur, estos hombres y mujeres que arriesgan sus vidas por su libertad como no se había visto desde hacía mucho tiempo, es que combaten sin ayuda de nadie, sobre todo de Europa. Incluso con todas las reticencias y reservas de quienes debiéramos ayudarles porque nos hemos llenado la boca con las palabras solemnes por las que ellos caen abatidos bajo las balas. Están recuperando la soberanía, la independencia y la libertad. Ellos solos. En realidad, esto es lo que más les irrita a algunos: que caigan tiranos y no sea por decisión del Estado Mayor de Occidente, el que había decidido hasta ahora mantenerlos en el poder en nombre de la estabilidad, el suministro y los sacrosantos intereses europeos y estadounidenses.

Lo más grave de la posición europea es que es la expresión de una decadencia que a estas alturas parece ya irremediable. En vez de acoger el despertar democrático de los árabes con alegría y esperanza, aquí estamos los europeos taciturnos y preocupados. Que si llegarán más inmigrantes. Que si no podemos acoger a todos los que llegan. Que si el suministro de energía. Que si los fundamentalistas islámicos. Excusas todas de mal pagador para ocultar nuestros intereses y nuestra incapacidad política y lo que es peor, nuestra ceguera voluntaria. Nuestros temores y creencias no cuentan para nada en este envite. Afortunadamente nada podemos hacer en contra. Muchísimo a favor, clamando ante la sordera de nuestros gobiernos y nuestras instituciones, entre otras cosas. Pero lo peor es no hacer nada o esa miserable política declarativa de Bruselas, siempre a verlas venir, incapaz de mover un euro o hacer un gesto enérgico, diplomático o militar ante la matanza. No dudemos que en el futuro nuestras generosas actitudes serán tenidas en cuenta. Si estos estados petroleros y gasísticos consiguen algún día hacerse con unos gobiernos dignos y serios, que cuenten con el consenso mínimo de sus ciudadanos, veremos cómo tratan a los europeos que en estas horas difíciles les estamos dejando en la estacada después de haberles mantenido durante décadas en la estacada. Nos darán entonces las gracias, en efecto, por darles la oportunidad de emanciparse solos, sin ayuda de nadie, pero no dudemos que nos pasarán las facturas. No es pues el egoísmo tan solo lo que paraliza a Europa ante la revolución democrática árabe, es un egoísmo con adjetivos, ciego y suicida, propio de un continente fragmentado y declinante que no sabe a donde va ni qué quiere.

Hay 85 Comentarios

Es tan sangrante como desalentador leer este artículo.Los musulmanes, sinceramente, no deseamos, para nada, la intervención de la UE, NATO, etc.Preferimos tener nuestros mártires.
Y por cierto que nuestros sistemas políticos ni deben ni pueden ser un calco de los laicos-cristianos.Que os quede claro.Por lo demás, es mejor que nos dejen en paz.Ya han llegado demasiado tarde, o peor aún, son estos tiranos la mayoría puestos a dedo por los politicos cristiano-laicos.¿es mentira lo que digo?.

Apreciado Lluis Bassets yo si que quiero darte las gracias por tu articulo tan lucido. Vraiment merci. Pero sobretodo quiero dar gracias a todos estos ciudadanos de Tunez, Egipto, Libia, Bahrein...y otros paises arabes que luchando de forma original por su libertad estan cambiando la historia y derrumbando un muro mas pernicioso que el muro de Berlin.Yo solo puedo alabar su lucha y es verdad que me siento solo al hacerlo. Quizas que el unico dirigente perteneciente a los paises desarrollados que ha entendido la importancia de todos estos movimientos de autentica liberacion sea Obama a pesar que tambien se vea atado por tanto pasado nefasto de la diplomacia americana.

Un saludo cordial.

Cierto. Se echa de menos un movimiento europeo, mundial, como el surgido en 2003 contra la guerra de Irak. O una campaña como la de los actores con el caso de Aminetu Haidar. En este caso, una movilización de ciudadanos europeos en apoyo a los árabes que con tanto coraje se están manifestando. La UE no responde, pero los ciudadanos podemos hacerlo y enviar así un mensaje claro de solidaridad con los que se están jugando la vida, literalmente. Sería quizá una manera de presionar a nuestros dirigentes para que respondan.

Felicitaciones Sr. Basset por poner en palabras tan claras y contundentes lo que venimos pensando muchos latinoamericanos al ver a muchos gobernantes europeos hacer negocios con los gobiernos autoritarios latinoamericanos, a la vez que hacen malabarismos retóricos para justificarse y justificar a sus nuevos socios.

"Gas Natural deja de ganar 305 millones de euros debido a su conflicto con Argelia".

Me alegro mucho, así los ganaron los argelinos que no tienen otra cosa y de eso tienen que vivir, en vez de ser robados por los españoles -mucho estrujarse las manos, pero a la hora de pagar ...

Como España carece de Gas Metano, de Petróleo y de Carbón el colapso de España está asegurado. Sebastian lloriqueaba que todo el aumento de las exportaciones quedó más que peor compensado por el aumento del valor de las importaciones de petróleo. Y eso es antes del aumento actual, 108 u$d barril de Brent.
Los mercados energéticos exigen estabilidad, el gobierno que sea les da igual.

¡Ah, antes que alguno piense que el americano se la lleva! este aumento no muy exagerado eliminó toda ventaja lograda por el QE de Bernanke, os lo pego aquí:
(Denninger es un respetado economista)
"Bernanke, You Stupid B&st&rd"
Now let's look at what happened just today.
Oil went up almost $7 today for the WTI contract. For each dollar that crude oil rises, we transfer roughly $95 billion (estimates vary from $90-100) outside of the United States.
That's a direct hit to GDP.
In ONE DAY the entire impact of your so-called "QE2" was ERASED.
...So here we sit as Americans, with no solution. There is nobody in Congress or The Administration that has the balls to stop you, and you're too much of a douche to admit you blew it and do what should have been done three years ago.
As a result, all we have left is to be prepared for what's to come.
It's not going to be pretty, and I hope Americans are ready for it.
Congratulations Ben Bernnake. Your place in history is secure, and I'm sure Beelzebub thanks you daily for your cooperation.
Some day I'm quite sure you'll meet him face-to-face.

http://market-ticker.org/akcs-www?post=180591

Pero colega, si te estás contradiciendo. Dices que no les ayudamos por intereses económicos y acabas diciendo que nos conviene ayudarles por intereses económicos. Eres muy humano.

Se nota la formación de escuela de curas de la 'inteligentsia' española, tal cual es ella, pobre.
¡Oh, Yo pecador! "Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa", ¿Eh?

Mientras tanto D Cameron el PM de GB visita Egipto y otros países del Medio Oriente, acompañado por ocho (8) grandes vendedores de armas.

Si Europa realmente quiere ayudar a la democratización del NAME, no es conceniza en la frente y dolidos golpes de pecho.

La OTAN debe cerrar el espacio aéreo libio y derribar todo avión militar libio para evitar que continúe la matanza. Este sería el verdadero apoyo a las fuerzas democráticas, no discursillos como quieren los comentaristas de El País, sino misiles y fuego de cañón, incluso bombardear y neutralizar los aeropuertos y bases militares libios. A ver esos valientes Obama, Sarkozy, Cameron y Zapatero ¡suelten a los perros de la guerra!

Ah, pero eso sería recurrir a la violencia; mejor los pellizcos de monja.

Me da la sensación que en política internacional lo de menos son los agradecimientos, los rencores y las venganzas. Y lo de más es una pura y simple cuestión de poder: quien puede, domina; quien no puede, es dominado.
Uno tras otro, con más o menos tardanza, han ido sucumbiendo todos y cada uno de los imperios que han existdo, pero siempre, en cada momento de la historia ha existido uno por lo menos.
Que Europa ha pasado a mejor vida es una realidad indudable desde ya hace bastante tiempo.
Que a los Estados Unidos todavía les quedan décadas de dominio pero que ya han iniciado la curva descendente también lo es.
Y que, China a un lado, tiene que llegar el despertar de América Latina y probablemente de las antiguas colonias de África y Oriente Medio menos subdesarrolladas, pues seguramente también.
Y cuando consigan agarrar la sartén por el mango, van a freir a fuego lento (que así dura más) a quienes ya no podrán asirla. Pero lo harán sin rencor y sin venganza; lo harán simple y llanamente porque podrán hacerlo.
Los grandes cambios políticos en general y las grandes revoluciones en particular se acaban dando cuando las sociedades están maduras para ello. Y esa madurez se alcanza cuando se combinan tanto cuestiones internas (insostenibilidad del régimen concreto ante un desafecto social mayoritario) con aspectos externos (la debilidad manifiesta de la influencia política o económica de las áreas que hasta ese momento habían sido sus dominadoras).
Me alegro por ese despertar social de los pueblos del mundo árabe. Pero se me antoja precipitado sacar conclusiones en cuanto al grado de independencia respecto al poder actual. Y me remito a lo que afirmé ayer en tu artículo 'Vergüenza': que ante las imágenes de manifestaciones, represión, de gritos de libertad, de cólera y hastío que nos llegan de tantos y tan diversos países de la zona, la población palestina de los territorios ocupados todavía no se haya contagiado (sumándole además el nuevo apoyo de los EEUU a Israel con su veto en la ONU) me parece mucho más que sospechoso. El foco mediático no se centra (y se evitará por todos los medios que se acabe centrando) en esa zona -no caliente, sino en llamas- del planeta.
Mientas allí no suceda nada, sinceramente, Lluís, no creo que se pueda afirmar que todo este proceso sea producto exclusivo de los respectivos pueblos en lucha.

Caro Lluis,ha expresado lo que siento y veo. esta vieja europa muestra finalmente sus trapos sucios de hipocresia y egoismo. vemos una europa que desde hace 60 años no sabe que hacer. Se creia tan soberbia y poderosa cuando tenia en sus manos a los dictadores que servian a sus intereses. hoy apenas balbucea delante a semejante proceso revolucionario y genocida.

Hay límites que no se pueden traspasar. Líneas rojas que definen muy claramente donde se encuentra el principio y fin de nuestras democracias.
Hay un tratamiento desigual de estos "mártires". Un miedo absoluto porque la violencia popular no se convierta en crisis de religión y ésta en crisis humanitaria.
Hay un compás de espera en todas las batallas. Hasta ahora no conocíamos que las democracias occidentales tuvieran que marcar también el suyo. Esta vez por intereses económicos que nos lleva a mantenernos alertados por una negativa subida del precio del petróleo. Nuestros intereses como sociedad en un mundo globalizado han pasado a ser éstos y no otros. Han tenido algunos treinta, otros cuarenta, otros incluso siglos para trasladar a su población los beneficios de haber subido tan pronto o tarde al precipicio que les ha permitido a algunos ver a su pueblo desde una altura indefinida.
Hoy se mAnifiestan en Trípoli un millón de personas. Para ellos siempre serán gente inculta, bandoleros, tribus arcaicas que incomodan... Dos comandantes pidieron asilo político en Malta, aterrizaron su avión y sus bombas fuera de suelo libio por contra de aterrorizar a su población, otros lo hicieron antes con bombas de racimo. El ejército que hoy se enfrentará a la población tiene en mente al parecer tan sólo una idea: cumplir órdenes de matar a todo aquel que se acerque a Sadam y de muestras de estar aún vivo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e8639eac2970d

Listed below are links to weblogs that reference Nos darán las gracias, no os preocupéis:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal