Lluis Bassets

No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas

Por: | 22 de marzo de 2011

Buena no es. Que quede claro. Ni esta ni ninguna. La guerra es el mal por definición. ¿Cómo podría ser bueno destruir y matar? Pero que no sea buena no quiere decir que sea injusta. A veces no hay más remedio que elegir entre dos males, algo que obliga a optar por el mal menor. La guerra es un mal menor y sólo lo es cuando es justa. Cuando es injusta es siempre un mal mayor. Quien no quiere elegir este mal menor también elige: el mal mayor avanza gracias a su pasividad, su equidistancia o su cinismo. La guerra también es esto: la obligación de elegir, a la que nadie puede sustraerse.

Este fin de semana un destacado grupo de dirigentes políticos han tenido que elegir entre dos males. El mal mayor era no hacer nada, como habían venido haciendo hasta ahora. Hoy Gadafi estaría fusilando y torturando en Bengasi, tendría de nuevo al entero país en sus manos y volvería a insistir en los chantajes que le han convertido en maestro de la mafia mediterránea: usando el petróleo, la inmigración y el terrorismo para comprar su reconocimiento y respetabilidad a costa de su pueblo, empobrecido y embrutecido bajo su dictadura.

Habría sido pésimo para sus víctimas directas, pero también lo habría sido para todos: nada peor que el mal ejemplo de un tirano que consigue doblar el brazo a la revuelta contra su dominio por la pasividad de la comunidad internacional. Todos los tiranos estarían ahora regodeándose. Por eso vacila ahora la Liga Árabe. Muchos de sus socios hubieran preferido quedar bien con una mera declaración verbal en Naciones Unidas para poder seguir luego campando a sus anchas gracias a la falta de voluntad europea y americana. El mal menor era autorizar la creación por la fuerza de una zona de prohibición de sobrevuelos y permitir que una coalición internacional inutilizara a la aviación, la artillería y los blindados del dictador, para impedir que siguiera atacando a la población que no tiene bajo su control. Estas acciones militares, que no son en propiedad una guerra declarada, responden bastante bien a las exigencias para la guerra justa tal como las han definido los especialistas en derecho internacional. Cuando alguien dice que no hay guerras justas puede tener razón si quiere significar con ello que no hay guerras buenas. Pero si nos atenemos a la definición del derecho parece que hay pocas dudas que esta acción militar es justa y que en todo caso lo es mucho más que cualquier de las anteriores guerras que respondían a esta definición.

Pero hay que exigir todavía más. No basta con que la acción militar que se desencadena sea justa. Luego debe seguir siéndolo también. A la declaración de guerra justa, llamada ‘ius ad bellum’ o derecho a hacer la guerra, se le pedía una causa justa, una autoridad legítima, un objetivo correcto, que fuera el recurso último, el uso proporcionado de la violencia y unas altas probabilidades de éxito que conduzcan al final de las hostilidades. Estas condiciones se extienden luego en la forma de librar las acciones de guerra para que siga cumpliendo las condiciones de la guerra justa: es el ‘ius in bellum’. Hay que utilizar la violencia con sentido de la necesidad, de la proporcionalidad y de forma discriminada para que no afecte a quienes no son combatientes. Una de sus consecuencias es respetar las convenciones de Ginebra sobre el trato a los combatientes, a los prisioneros y a la población civil.

Ningún dato tenemos hasta ahora de que la acción militar área internacional sobre Libia haya desbordado estos parámetros. Siempre hay algún comentarista, a derecha e izquierda, que considera que no hay guerra sin violencia innecesaria, sin desproporcionalidad y sin muertes injustas de civiles. Ergo: aunque no tengamos datos ya podemos declarar que estamos ante una nueva guerra injusta. Pero como sabemos a qué se refieren estos comentaristas cuando señalan que esta guerra también es injusta, lo que corresponde es analizar la guerra de Irak según estos parámetros. Invito a que lo haga el lector, y verá que lo fue en grado máximo tanto en su declaración como en la forma en que se libró, e incluso lo fue en las intenciones y en los métodos elegidos por quienes la plantearon.

Veamos. El paradigma de la guerra injusta es la guerra preventiva declarada por una superpotencia. No cuenta con legitimidad ni autorización legal de ningún tipo, no funciona como último recurso, su causa (eliminar el peligro de la armas de destrucción masiva) es una invención, el objetivo (ocupar Irak para convertirlo en una democracia) es visiblemente incorrecto e incluso sus probabilidades de éxito, como se ha visto luego, eran también objeto de un abierto desenfoque.

Fue injusta también en la forma en que se libró: gracias a la doctrina Rumsfeld, que impuso la utilización del mínimo de tropas, con el máximo de tecnología y el auxilio de mercenarios contratados a través de empresas privadas, se consiguió un sufrimiento indecible de la población, alentó la guerra civil y el terrorismo sectario y alcanzó unas cifras de víctimas directas catastróficas, sin contar las muertes por enfermedades que ocasionó el caos.

No olvidemos tampoco que la primera reacción de Bush ante el 11 S fue considerar superadas las convenciones de Ginebra y obsoleta la única institución que tenemos a disposición para intentar poner un poco de orden y de legalidad en la escena internacional, que es Naciones Unidas: así se libró la guerra de Irak, sin autoridad ni reglas reconocidas, como en el siglo XIX. Que esta acción militar contra Gadafi sea justa puede ser objeto de discusión. Pero el único argumento que no sirve es parangonarla con la de Irak para convertirlas en justas o injustas a ambas.

Hay 68 Comentarios

NO HAY GUERRAS JUSTAS, Y MENOS CUANDO LO QUE SUBYACE EN ELLAS ES EL PILLAJE COLONIALISTA, AUNQUE LAS POTENCIAS OCCIDENTALES QUIERAN DAR LA IMAGEN DE QUE LOS HABITANTES DE NACIONES POCO DESARROLLADAS NO TIENEN LOS MISMOS DERECHOS QUE LOS RICOS. LAMENTO PROFUNDAMENTE LA HUMILLANTE POSICIÓN DE ESPAÑA, EL GOBIERNO PODÍA POR LO MENOS HABERSE MANIFESTADO NEUTRAL. CREO, POR OTRA PARTE, QUE LA INFORMACIÓN "OFICIAL" QUE RECIBIMOS HA SUFRIDO UNA PROFUNDA CENSURA, EN LA QUE SOLO EXISTEN "BUENOS" Y "MALOS". LOS BUENOS SON LOS DE SIEMPRE. Y LOS MALOS TAMBIEN.

A la intervención de la coalición internacional en Líbia, más que justa yo preferiría llamarla legítima. Es y habrá sido definitivamente legítima si los males evitados superan con creces a los males inflingidos. Pero está claro que toda guerra va a cometer atrocidades y injusticias y que en esta ocasión, desgraciadamente, tampoco va a haber excepción.

Como ciudadanos podemos descansar en nuestro sofá filosofando sobre lo justo o lo injusto de las guerras. Pero los políticos tienen el deber de elegir y decidir. Y en este caso, como bien dice Luís, se trataba de elegir entre dos males, todos terribles y de consecuencias imprevisibles. Y también de elegir entre dos doctrinas que pueden marcar el futuro de las relaciones internacionales.

Yo podría escaparme de tener que hacer esta elección y reconfortarme en mi inocencia, pero el gobernante no tiene escapatoria.

Em tal caso, prefiero elegir a no hacerlo, con todo el temor a equivocarme y a arrepentirme de ello. Y prefiero apoyar la intervención a no hacerlo.

más que justa, yo prefiero llamarla legítima

Y dale ¿Qué es lo justo? Platón decía que era identificable con lo bueno... A los analistas de la CIA como parece el tal Elephant (aún no se ha enterado de que no había armas, lo reconocieron Georges W y Tony, mentirijillas). Esta vez es una guerra, es decir, nuertos por misiles y bombas de la "nueva alianza" a cambio de una hipótesis que enuncia Bassets "Hoy Gadafi estaría fusilando y torturando en Bengasi". Luego les pasarán el gobierno títere a unos traficantes de organos, asesinos en serie como el infame Taci de Kosovo, primer ministro al que el entonces secretario general de la OTAn aupó y estrecho la amno, como tantos líderes de la Libertad y la Democracia. Vamos, siga, Bassets, que hay que dar salida a la mercancía bélica, y ya se sabe qué papel representó la industria militar la salida de la Gran Depresión, con el suculento negocio de la II Guerra Mundial. Ah, y esta también va a durar un par de semanas, como la de Irak, y también será limpia y de colores.

Tu apreciación sobre la justicia de una guerra como mal menor en contadas ocasiones me parece acertada, sólo que no me viene ninguna guerra justa a la cabeza, y concretamente esta no me lo parece.
Tu análisis de la intervención militar está descontextualizado de la injerencia previa de Occidente en los territorios árabes, desde el salvajismo colonial a gobiernos títeres sobornados, puestos, depuestos y repuestos según convenía siempre sirviendo a los intereses occidentales.
Y disculpa, pero sí hay que citar Afganistán e Irak, ambas guerras bajo pretexto inventado y escenificado, provocando directa o indirectamente cientos de miles de muertes, encima con la caradura de enarbolar los derechos de las mujeres por un lado mientras por el otro la munición de uranio empobrecido hará que sus hijos salgan deformes, esto no da ninguna autoridad moral sobre la intervención. Cero, nada. Occidente ha apoyado a los tiranos y ahora también ha estado financiando y organizando las rebeliones en los Tunisia, Egipto, etc, en un proceso de balcanización que nada tiene que ver con los intereses del pueblo. En la red hay información acerca de las revoluciones de color. La inestabilidad se ha fomentado activamente por todas partes ¿y ahora pretendemos lavarnos la cara con una intervención militar y tener el cinismo desvergonzado de llamarla humanitaria?

Se equivoca. Hay guerras NECESARIAS, pero no justas. Justo es aquello que persigue la consecución de un bien pero ojo, salvaguardando los derechos fundamentales que estén en juego. La violencia JAMAS es un medio legítimo de resolución de problemas porque siempre conlleva la violación de derechos fundamentales de las personas. No es lo mismo terminar con un problema que solucionar un problema. Matar a Hitler seguramente hubiera sido necesario si se hubiera querido evitar la II Guerra Mundial, pero no hubiera sido un método justo de hacerlo porque, repito, la justicia se encuentra en los medios, en la salvaguarda de los principios éticos que sustentan el comportamiento civilizado.

Para empezar, las guerras justas o injustas, nunca las ganan los más justos, sino los más poderosos.
Y en segundo lugar y para ser breve, si esta guerra se ha desatado para librar a los libios de Gadafi, por qué no se empiezan 30 o 40 guerras en el mundo en todos aquellos sitios donde los dictadores matan y asesinan a diario a su pueblo.
¡Acabáramos....! Es que no tienen gas ni petroleo.
Por favor, políticos, analistas como Lluís Bassets y compañía, de reconocido prestigio en muchos temas, digan la verdad siempre por favor.
¡HAY GUERRA CONTRA LIBIA PORQUE QUEREMOS SEGUIR CON NUESTRO NIVEL DE VIDA, ES DECIR ROBARLE EL GAS Y EL PETRÓLEO!, Todo lo demás son pamplinas.

Siguen las revueltas en todos los paises árabes, incluso en la Administarcion Palestina; los únicos árabes que no se revelan son los palestinos de Israel. Y pensar que nos dijeron que esos eran ciudadanos de segunda clase que vivían oprimidos en Israel. Ahora se ve la verdad, los oprimidos eran todos los pueblos árabes, menos los palestinos de Israel. Vaya, vaya, la mentira tiene patas cortas, dicen.

Siguen las revueltas en todos los paises árabes, incluso en la Administarcion Palestina; los únicos árabes que no se revelan son los palestinos de Israel. Y pensar que nos dijeron que esos eran ciudadanos de segunda clase que vivían oprimidos en Israel. Ahora se ve la verdad, los oprimidos eran todos los pueblos árabes, menos los palestinos de Israel. Vaya, vaya, la mentira tiene patas cortas, dicen.

No hay guerras justas, el pacto Briand-Kellog de 1928 las prohibió (justas o no), y la Carta de la ONU prohibe expresamente la guerra, y la misión de las Naciones Unidas es restablecer la paz y ayudar a resolver pacíficamente los conflictos.
El ius "ad" bellum está derogado por la legislación de Ginebra que incorporó la de La Haya, y forman hoy un único cuerpo de Derecho Humanitario (lo que antes era ius "in" bello era el de La Haya). Por cierto estos términos no son ni de Cicerón mucho menos, son inventados en el siglo XX y nombrados en latín para parecer algo legítimado por la tradición.

En Irak había un dictador medio loco, que mató a miles de opositores civiles que pedían libertad y democracia, España apoyó políticamente la intervención militar antes de que hubiera resolución de la ONU pero sólo envío tropas de ocupación cuando se dictó una resolución de la ONU que amparaba esa ocupación.La diferencia es que entonces China vetaba en la ONU la intervención y ahora no lo ha vetado. ¿Qué hubiera pasado si China hubiera vetado la intervención y para evitar miles de asesinatos en Bengasi España con Usa Francia e Inglaterra hubieran intervenido sin la ONU? La razón para intervenir no puede ser que haya o no resolución de la ONU donde una dictadura, China, tiene poder de veto, la razón para intervenir es evitar asesinatos de civiles inocentes y ayudar a los pueblos a liberarse de los dictaduras. En Irak, a pesar de que se cometieron muchos errores, hoy no hay una dictadura sino una democracia, con defectos, pero una democracia nacida de elecciones libres en las que han podido decidir su destino los iraquies. En Irak ya no hay un gobierno que tortura y asesina a los opositores. Ya veremos como acaba lo de Libia. Lo que no puede ser es que las guerras o las dictaduras sean malas o buenas según sean de derechas o de izquierdas. Los que atacaron la guerra de Irak y defienden la guerra de Libia me recuerdan a los que apoyan a Castro y a Chaves y criticaban a Pinochet. O se está con la libertad o con la tiranía. Hay que ser coherentes.

SEÑOR FREDY, sus argumentos contra Israel estan basados en informacion palestina, luego, son parciales y falsos! nos han llenado la cabeza durante años sobre que Israel oprime a sus ciudadanos palestinos que constituyen el 20% de la población total israelí, pero ahora comprobamos que, por el contrario, los únicos árabes que no se revelan contra su gobierno son los 1,5 millones de palestinos de Israel, mientras que todos los demás pueblos árabes se están revelando contra sus dictaduras, a las cuales jamás habeis criticado. Mucho antisemitismo es lo que hay!!

Es obvio que esta guerra es justa. Por eso los civiles muertos por las armas de la coalición en Libia, al igual que en Afganistán, serán muertos justos. A diferencia de los de Irak, allí eran muertos injustos.

Ayer escribiste :"Hay enemigos benditos por el cielo, que hacen su maldita tarea con eficacia insuperable: toda la gestualidad hostil requerida y nula eficacia práctica en la obtención de resultados políticos."
Hay que conocer un poco a Gadafi para decir esto...MUY ACERTADO!..BRAVO!

COINCIDO, esta guerra es justa, quien se opone a ella apoya OBJETIVAMENTE a Gadafi. Y punto! Pero discrepo con lo de Irak, a saber: Sadam tenía ADM (armas de destrucción masiva) ya que las usó contra kurdos, contra chiitas, contra Irán, Kuwait, etc. El desarme obligado por la ONU de esas ADM no se sabe cómo acabó porque Sadam expulsó a los inspectores ONU que supervisaban ese desarme; luego, no se puede decir que Bush, Blair, etc, etc, mintieron sobre las ADM de Sadam; máxime cuando TODOS los Servicios de Informacion, sin excepción, incluso los de Rusia, juraban que Sadam mantenia parte de esas ADM. Por eso Bush no sufrió un 'empechment' del Congreso USA. Si un Presidente USA lleva a su pais a una guerra, con miles de muertos!! basado en mentiras!! no se salva de la destitución o de la cárcel via 'empechment', quien ignora esto no conoce nada de nada de la politica USA ¿Donde fueron a parar entonces esas ADM de Sadam? ¿las destruyó acaso luego de expulsar a los inspectores ONU, tal como dijo? Podría ser! ¿las enterró en el desierto? ¿las tiró al mar? Sólo Sadam y sus íntimos lo sabían. Lo único cierto son 3 cosas: a)que los Inspectores ONU no pudieron certificar su desarme al ser expulsados; b) que todos los espionajes daban por cierto que Sadam mantenía parte de sus ADM; y c)que por a) y b), el Congreso USA no pudo acusar a Bush de mentir. La guerra de Irak tardó mas de lo previsto (¡¿sabemos acaso cuanto durará la guerra en Libia?!?) pero fue el primer pais árabe democrático de esta saga, y no le va tan mal.

PRIMERA PARTE: EL PROBLEMA

Es verdad que esta cultura de última noticia, tan volatil y efímera, atenta contra la memoria; al punto que se quiso comparar los sucesos de Libia con aquellos en Egipto y Túnez en vez de aludir a Yugoslavia. Mas no se debe abusar cuando se juega al “Gran Hermano”. Libia, la novela escrita por el Consejo de Seguridad de la ONU, sí se asemeja a una continuación de la novela Irak, pero no “Irak de las armas de destrucción masiva”, sino “Irak de los malentendidos sobre Kuwait”. Ambas exclusiones aéreas fueron aprobadas por la ONU, con fines 'humanitarios' (¿Recuerdan a las 'pacíficos' kurdos?). En respeto al libreto, el malo es un dictador tipo Pinochet (Iba a escribrir 'dictador benevolente', pero me dio asco tanto cinismo), que mantiene a la población suficientemente polarizada como para que no sea posible visualizar por parte de los ciudadanos una democracia viable, y a la vez los atemoriza con un futuro incierto de violentas confrontaciones civiles. Mientras, -por si acaso- a aquellos que logra ver más allá de esa proyección aterrorizante fabricada por el dictador, se los somete a cárcel, muerte, o ambas. Como se hace en Cuba (Que no es cuestión de izquierdas o derechas ni de ideologías, es simple ambición).

Se pueden encontrar más paralelismos entre los antecedentes de ambas acciones militares por parte de la OTAN, incluido el apoyo de otras dictaduras árabes. Pero prefiero enfocarme en los acontecimientos por venir. Anticipo que es angustiosamente extraño cómo los medios y comentaristas no han prestado suficiente atención a los 'malentendidos' entre el gobierno británico y el gobierno estadounidense.

En la guerra del golfo, EEUU fue el país que contribuyó con la tecnología para obtener la supremacia aérea. Nada que llame la atención, ninguno de los otros países de la coalición contaba con tecnología de neutralización de sistemas anitaéreos. En la actual guerra en Libia, Inglaterra comienza a mostrar cierto desarrollo pero todavía a un nivel muy precario. En la guerra del golfo, una vez establecida la supremacía aérea, se avanzó por tierra lo suficiente para neutralizar la infraestructura de defensa. En aquel entonces, Sadam cometió un error táctico, mantuvo demasiado abiertas sus líneas en vez de apurar el replegamiento para preservar su maquinaria. En Libia, los “errores” de estrategia, aquellos que reprocha la Liga Árabe porque han afectado a las ciudades (con los 'colaterales' indeseados) y a los rebeldes (como el avión supersónico y las baterías de combate), cumplen el mismo objetivo: neutralizar la capacidad de defensa en caso de invación. Sin embargo, no se puede afirmar que esos 'errores' hayan sido voluntarios, aunque los aviones de la OTAN cuente con bombas (aire-aire: inútiles para neutralización de sistemas antiaéreos) tan inteligentes como para entrar por una ventana y emitir una imagen que será retrasmitida por CNN.

De haberse logrado el cambio de gobierno en la primera guerra contra Irak, éste habría estado legitimizado. Por lo tanto no habría sido susceptible a embargo y bien hubiere podido reconstruir sus defensas (La excusa evidente: Irán). Con Sadam todavía en el poder, el embargo estaba justificado, a la vez que se asumían como correctísimas las altas sumas cobradas como reparaciones de guerra. En resumen, el tiempo que se mantuvo Sadam antes de la segunda guerra sirvió para continuar debilitándolo y usar sus propios recursos para financiar a los futuros invasores. Para comparación, si Irak hubiese sido invadido en la primera guerra, el costo de los aliados habría superado las 50 000 vidas (pudiendo llegar a 200 000) y habria dado oportunidad a una estrategia de “tierras quemadas” (Aniquilación de la infraestructura petrolera). En contraparte, con una estrategia de invasión en dos fases, se pudo actuar con la suficiente rapidez para salvaguardar la infraestructura (Sadam creyó hasta el final que no lo iban a invadir porque siempre estuvo seguro que no poseía armas de destrucción masiva). Las zonas de exclusión aérea, por sus caracterísitcas y duración (Omnipresencia, omnipotencia e invulnerabilidad) sirvieron para desmoralizar a las tropas iraquies y enfriarlas. Por la experiencia adquirida en la guerra con Irán, la resistencia interna después de haberse dado una invasión en la primera guerra, habría hecho de Vietnam unas vacaciones de verano. Ese es el mayor problema en Afganistán, los talibanes todavía estaban “calientes” por la guerra con la URSS y dominan el concepto de guerra total (Como lo hacían los Yugoslavos o como lo hacen los israelíes).

De las guerras de Irak los países árabes adquirieron suficientes deudas, sea por servicios militares, reparaciones o compra de armamentos, para hipotecar todas sus reservas petroleras (La excepciones son Libia e Irán -que no es árabe-). Mejor aún, en el mundo petrolero se aseguró un estilo de contrato que hace de las compañías explotadoras propietarias del petróleo. Es decir, el petróleo está privatizado, como en Libia (A lo que se oponía Gadafi, pero que no podía evitar porque atentaba contra los ingresos 'descentralizados' de los clanes ahora insurgentes), como todas las zonas de explotación mineral en África, o como se desea que sean los contratos de explotación mineral en Suramérica (De ahí los conflictos con el “eje del mal”). La privaticación de la explotación no beneficia a los países (sean exportadores o compradores), pero si beneficia a los especuladores porque adquieren poder sobre las relaciones oferta-demanda (Especialmente en el mercado petrolero que es un oligopolio).

Nota: A los ignorantes que hablan de la Segunda Guerra referiéndose a ésta como justa basándose en las películas de Hollywood , se les sugiere que visiten una biblioteca y pidan prestado un libro de historia. Infórmense sobre las causas de declaración de guerra de los aliados. No encontrará referencias a judíos o gitanos (que también son seres humanos), sino un marco legal internacional que toma en consideración los ataques a territorios nacionales o a territorios de naciones aliadas. Para encontrar las relaciones causa-efecto, se debe revisar las fechas de las acciones y las declaraciones. En oposición a la fantasía hollywoodense del bien contra el mal están los registros legales de países tan 'nobles' como EEUU, Francia, Canada, Inglaterra o Dinamarca. Vale la pena enfocarse en las leyes sobre clasificación racial, sus consecuencias en la otorgación de derechos y obligaciones, sus cosecuencias en la conformación (legal) de guetos y sus consecuencias en las experimentaciones (dizque científicas) con fines eugenetistas. Verán que todas esas prácticas fueron legales hasta fines de los 70s del siglo XX. (Realmente se horrorizarían por el tipo de castraciones, exposiciones y mutilaciones, físicas, químicas y psicológicas.)

Ya lo entiendo. Las guerras justas son las que hace ZP, las injustas son las de Aznar.

Ud. sabrá que una guerra es justa cuando tenga la necesidad de participar en ella, como hicieron tantos y tantos soldados rusos, ingleses, polacos franceses, españoles etcétera en la segunda guerra mundial, por ejemplo. Si usted, después de escribir este artículo no siente la necesidad imperiosa de alistarse como voluntario en el ejército, entoces sólo esta mandando a luchar a otros en su lugar, lo cual es una enorme cobardía.
No hay guerras buenas, ni justas, hay guerras inevitables y usted esta evitando esta.

Las guerras nunca son justas

Buenas tardes,
He estado leyendo atentamente todos los artículos relacionados.
Sinceramente me sorprende que no haya más voces femeninas que la de Espinosa y sí arts. sobre mujeres completamente superficiales, dá que pensar, pero de todas maneras muchas gracias.

Para juzgar que una guerra es justa tenemos que tener una información fiable, lo cual no es el caso. En Irak nos dijeron que habia armas de exterminio masivo, y lo que habia es una banda de ladrones que asolaron, y lo siguen haciendo, un pais rico. Desde el petroleo a los bancos, museos y bibliotecas. En Afganistan, que alli estaba escondido un ciudadano saudí que habia cometido la horrible masacre del 11-S. Y nostros nos lo creimos inocentemente sin pedir pruebas. Y resultó que salvo los muertos todo era mentira. En Sudan que El Bachir habia asesinado a millones de "cristianos" y que los asesinos eran árabes (los sudaneses no son árabes) y les dejamos castrar un pais cercenandole la region mas rica (como hicieron con Kuwait, Biafra, Katanga....). Y nosotros les creimos. Ahora nos dicen que Gaddafi asesinaba a miles de sus ciudadanos. Y la verdad es que no les creemos. No hay ni una sola prueba. Libia es, como lo era Irak, un pais de alto nivel de vida, con una sanidad y un educacion que para ellos quisieran muchos paises europeos y, como a Irak, lo van a convertir en un erial. Para mayor gloria de un cretino, Sarkozy, que queria encumbrar a su hijo, sin ninguna formacion, a la cabeza del mayor centro financiero de Francia. Igualito que los dictadorzuelos del bajo mundo. Lo siento pero no me lo creo. Y menos cuando veo a los tertulianos en la TV repetir como un eco argumentos prestados. Gaddafi sera un imbecil pero es un imbecil libio y es a su pueblo el juzgarlo. Parece mentira que los socialistas, que tanto sufrieron en el 36 con la intervencion de Alemania e Italia y la impasividad de Francia e Inglaterra, se metan a asesinar libios para el bien de un tonto que quiere conseguir una poltrona cuando se acabe su nefaso mandato.

Quien decide lo justa que es una guerra? ¿porque parece que aqui no ha muerto ni va a morir ningun civil por los bombardeos de los aliados? ¿es posible que los cohetes tomahawk por fin dejan de tener fallos e impactan todos donde deben? hay una noticia muy curiosa, han lanzado 110 misiles contra 22 objetivos y han destruido 20. y donde han dado los 90 misiles que faltan. cosas de las guerras justas ¿no? muchos periodistas sois unos vendidos, manipuladores y complices, aunque a lo mejor no es justo, depende quien lo mire.

Bueno, pues por fin los pesebreros socialistos se han desemascarado, aquello de NO A LA GUERRA DE IRAK se ha convertido en SI A LA GUERRA DE LIBIA, defensores de la SANGRE POR PETRÓLEO. Es patético ver a esos supuestos "progresistas" justificando la muerte de civiles en este caso, con la excusa de la "intervención humanitaria". La misma que negaban a kurdos y chiies, q como todo el mundo sabe, no tienen derecho a la vida (no hay más q ver la nula reacción ante la matanza de chiies en Bahrein). Nunca me gustó los calificativos que se les dió, pero tenían razón: TITIRITEROS, ZEJISTAS, DAIS ASCO.

Siempre se encuentran argumentos para cualquier cosa y barbaridad, tan sólo hace falta una buena pluma y pasará el elefante por el alfiler. Si en el caso de que algún seguidor de Gadafi pusiera unas bombas por algún Metro o concentración multitudinaria, ¿cómo se sentirían los familiares de los fallecidos? ¿Mas, menos o igual de desesperados que los del Metro de Madrid? ¿Qué opinas, Lluís..?

Difiero fundamentalmente : No hay guerra justa, pues toda guerra implica violencia, terror y asesinato. El elegir entre dos males no es acto de justicia, es acto de necesidad. Oponer al mal de la guerra otro mal idéntico no es elegir "un mal menor", sólo es, en el mejor de los casos, un acto de defensa, justificable únicamente si se trata de defensa propia. Ni los dirigentes franceses, ni los ingleses, ni los americanos ni ningún otro dirigente de la "coalición" actúan en defensa propia, todos ellos están sentaditos en sus escaños, o en pié, o cómodamente instalados en sus casas, en toda seguridad y perfectamente protegidos. Todos esos dirigentes, en definitiva, actúan impunemente contra la integridad física y moral de los soldados y civiles y familiares que van a sufrir o a morir como consecuencia de sus salvajes y cruentas decisiones.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0147e35f24f1970b

Listed below are links to weblogs that reference No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal