Lluis Bassets

No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas

Por: | 22 de marzo de 2011

Buena no es. Que quede claro. Ni esta ni ninguna. La guerra es el mal por definición. ¿Cómo podría ser bueno destruir y matar? Pero que no sea buena no quiere decir que sea injusta. A veces no hay más remedio que elegir entre dos males, algo que obliga a optar por el mal menor. La guerra es un mal menor y sólo lo es cuando es justa. Cuando es injusta es siempre un mal mayor. Quien no quiere elegir este mal menor también elige: el mal mayor avanza gracias a su pasividad, su equidistancia o su cinismo. La guerra también es esto: la obligación de elegir, a la que nadie puede sustraerse.

Este fin de semana un destacado grupo de dirigentes políticos han tenido que elegir entre dos males. El mal mayor era no hacer nada, como habían venido haciendo hasta ahora. Hoy Gadafi estaría fusilando y torturando en Bengasi, tendría de nuevo al entero país en sus manos y volvería a insistir en los chantajes que le han convertido en maestro de la mafia mediterránea: usando el petróleo, la inmigración y el terrorismo para comprar su reconocimiento y respetabilidad a costa de su pueblo, empobrecido y embrutecido bajo su dictadura.

Habría sido pésimo para sus víctimas directas, pero también lo habría sido para todos: nada peor que el mal ejemplo de un tirano que consigue doblar el brazo a la revuelta contra su dominio por la pasividad de la comunidad internacional. Todos los tiranos estarían ahora regodeándose. Por eso vacila ahora la Liga Árabe. Muchos de sus socios hubieran preferido quedar bien con una mera declaración verbal en Naciones Unidas para poder seguir luego campando a sus anchas gracias a la falta de voluntad europea y americana. El mal menor era autorizar la creación por la fuerza de una zona de prohibición de sobrevuelos y permitir que una coalición internacional inutilizara a la aviación, la artillería y los blindados del dictador, para impedir que siguiera atacando a la población que no tiene bajo su control. Estas acciones militares, que no son en propiedad una guerra declarada, responden bastante bien a las exigencias para la guerra justa tal como las han definido los especialistas en derecho internacional. Cuando alguien dice que no hay guerras justas puede tener razón si quiere significar con ello que no hay guerras buenas. Pero si nos atenemos a la definición del derecho parece que hay pocas dudas que esta acción militar es justa y que en todo caso lo es mucho más que cualquier de las anteriores guerras que respondían a esta definición.

Pero hay que exigir todavía más. No basta con que la acción militar que se desencadena sea justa. Luego debe seguir siéndolo también. A la declaración de guerra justa, llamada ‘ius ad bellum’ o derecho a hacer la guerra, se le pedía una causa justa, una autoridad legítima, un objetivo correcto, que fuera el recurso último, el uso proporcionado de la violencia y unas altas probabilidades de éxito que conduzcan al final de las hostilidades. Estas condiciones se extienden luego en la forma de librar las acciones de guerra para que siga cumpliendo las condiciones de la guerra justa: es el ‘ius in bellum’. Hay que utilizar la violencia con sentido de la necesidad, de la proporcionalidad y de forma discriminada para que no afecte a quienes no son combatientes. Una de sus consecuencias es respetar las convenciones de Ginebra sobre el trato a los combatientes, a los prisioneros y a la población civil.

Ningún dato tenemos hasta ahora de que la acción militar área internacional sobre Libia haya desbordado estos parámetros. Siempre hay algún comentarista, a derecha e izquierda, que considera que no hay guerra sin violencia innecesaria, sin desproporcionalidad y sin muertes injustas de civiles. Ergo: aunque no tengamos datos ya podemos declarar que estamos ante una nueva guerra injusta. Pero como sabemos a qué se refieren estos comentaristas cuando señalan que esta guerra también es injusta, lo que corresponde es analizar la guerra de Irak según estos parámetros. Invito a que lo haga el lector, y verá que lo fue en grado máximo tanto en su declaración como en la forma en que se libró, e incluso lo fue en las intenciones y en los métodos elegidos por quienes la plantearon.

Veamos. El paradigma de la guerra injusta es la guerra preventiva declarada por una superpotencia. No cuenta con legitimidad ni autorización legal de ningún tipo, no funciona como último recurso, su causa (eliminar el peligro de la armas de destrucción masiva) es una invención, el objetivo (ocupar Irak para convertirlo en una democracia) es visiblemente incorrecto e incluso sus probabilidades de éxito, como se ha visto luego, eran también objeto de un abierto desenfoque.

Fue injusta también en la forma en que se libró: gracias a la doctrina Rumsfeld, que impuso la utilización del mínimo de tropas, con el máximo de tecnología y el auxilio de mercenarios contratados a través de empresas privadas, se consiguió un sufrimiento indecible de la población, alentó la guerra civil y el terrorismo sectario y alcanzó unas cifras de víctimas directas catastróficas, sin contar las muertes por enfermedades que ocasionó el caos.

No olvidemos tampoco que la primera reacción de Bush ante el 11 S fue considerar superadas las convenciones de Ginebra y obsoleta la única institución que tenemos a disposición para intentar poner un poco de orden y de legalidad en la escena internacional, que es Naciones Unidas: así se libró la guerra de Irak, sin autoridad ni reglas reconocidas, como en el siglo XIX. Que esta acción militar contra Gadafi sea justa puede ser objeto de discusión. Pero el único argumento que no sirve es parangonarla con la de Irak para convertirlas en justas o injustas a ambas.

Hay 68 Comentarios

Vaya, parece que la guerra es justa dependiendo de quién la haga...ya veo, ya.
No hay más que hablar.

Nuestro mundo decide que guerra es justa?yo creo que ninguna es justa,pero aun me hace dudar mas que este señor Gadafi sea aceptado internacionalmente incluso se le vendan armas o armamento y de repente es malo de verdad yo no lo entiendo,lo malo es que segun como vallan las cosas igual tenemos que volver a aceptarle y todos tan tranquilos .Que asco de vida,las cosas no son buenas o malas en si mismas todo depende de si me cuadra o no con mis intereses.¿quien decide si la guerra es justa? vamos hombre estariamos todo el dia en guerra con las injusticias que hay por el mundo,lo injusto o injusto depende de si nos toca a nosotros el bolsillo o no no seamos hipocritas

Pues hay algo más que decir. Una curiosidad. La guerra ilegal de Irak concitó el rechazo de más del noventa por ciento de la población y fue apoyada en el Congreso por el partido en el poder. Pese a ello, no solo no se notó en las siguientes elecciones, las municipales y autonómicas de 2003 sino que ganaron. En esta ocasión, pese a tratarse de un acierto importante de Zapatero apoyar esta intervención legítima en defensa del pueblo libio, de contar con el beneplácito de casi la unanimidad de las cámaras y de que la población no manifieste su oposición a la misma, sino más bien todo lo contrario, pese a todo, Zapatero saldrá trasquilado y muy posiblemente su partido perderá las elecciones de manera estrepitosa. Las guerras nos importan pero solo en clave moral, no electoral. Otra cosa es cuando la resaca de aquella guerra arrastra muertos a nuestras costas y que encima se utilicen como armas de convicción popular. Entonces sí, entonces la clave moral se convierte en electoral y de castigo. Pasó en el 11-M, un efecto de la guerra de Irak en España, que si bien no causó bajas en los candidatos del 2003, su resaca traicionera y su traidora utilización sí acabó con quien engañó.

Muy bueno el artículo y el post de Javier. Qué más decir. Está claro, y así lo muestra la unanimidad de la cámara, y posiblemente de la opinión pública.

El próximo 26 de abril se cumplen 74 años del bombardeo de Gernika. Pablo R. Picasso plasmó este bombardeo en el mundialmente conocido cuadro “Guernica”, que a día de hoy se ha convertido en símbolo de la Paz y de los Derechos Humanos.

Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.

http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80

Las guerras no tienen que existir, pero tampoco tienen que estár gobernando ningun dictador ya que explotan y matan al pueblo que lo tienen oprimido, por eso esta guerra es para salvar al pueblo de llibia del régimen dictador de gadafi..............

No podria estar mas de acuerdo contigo. Me desespera la gente que lo compara con Irak o que dice que no tendríamos que intervenir- Su alternativa cual es, ¿que dejemos a los libios morir? Por que hay que recordar que antes de que interviniesen los aliados, Gadafi esta a punto de ganar. Esta es una guerra diferente, una guerra de mercenarios sin escrúpulos a la hora de matar a gente. A mi parecer esta claro que habia que intervenir para evitar una masacre.

MANIPULADORES

osea que si alguien mata en españa es delito y cuando el gobierno español mata en siria es un mal menor????? si cualquiera que mata es un asesino ZAPATERO, RAJOY Y TODOS LOS DEMAS tambien

No hay guerra ni justa ni buena

para empezar no es una guerra, es el término que se utiliza en los medios pero no es una guerra, este tipo de intervención no es una guerra.
Así que... m?

Setería inusto si fuese una guerra que inicara sin más la comuniadd internacional. pero es ayuda ... en otros tiempos eso ... era casi imposible, se apoyaba a Pinochet... ok! pues...then!!! o decidían invadir Vietnam, m?
eso es belo, eso no se hizo cuando Tianamenn .. bueno ya... a partir de ahora siemrpe nunca más México ni Tianamen ni ...
qué belo!
es la hora ...
de nopermitir que unos dominen a otros por la fuerza ni sin ella
Belo!
Unmundo que aprende a organizarse para que las armas no hundanh a un pueblo ni les inunden ok! con las ideas! ok!

Supongo que me censuraran este mensaje...

Que malo es Gadafi ahora y que amigo era cuando nos vendía petroleo. Vivimos en un mundo de hipócritas donde apoyamos la guerra contra Gadafi (con el que antes nos hacíamos fotos y al que vendíamos armas) y no decimos nada de otros conflictos similares que hay en el mundo como en Yemen o Sierra Leona (por poner dos ejemplos), pero claro, esos paises dan igual porque no tienen petroleo.

Que Gadafi es un ... (poner el adjetivo que se crea conveniente) está claro y no lo duda nadie, pero hay muchos ... como él en el mundo contra los que la ONU no hace nada, ¿por qué?

Que alguien me explique la posición de quienes quieren evitar una masacre de los opositores civiles a Gadafi y a la vez se oponen a una intervención militar para impedirlo. Es como el que quiere hacer una tortilla sin cascar los huevos.

¿Y acaso la guerra de Irak no era justa? ¿Hay que recordar las decenas de miles de muertos a manos de Saddam Hussein? ¿O acaso sus vidas valían menos, por ser kurdos y chiítas? ¿Para cuándo la internvención internacional en Yemen, Bahrein, Iran o Marruecos?

Recojo un argumento expuesto por ud para justificar la intervencion militar en Libia: "la pasividad de la comunidad internacional". Le pregunto, si dentro de ese concepto se atreve ud. a incluir la actitud que las potencias asumieron cuando Israel castigo duramente a los pobres palestinos de la franja de Gaza, en donde llegaron a utilizar fósforo blanco, armamento prohibido por la comunidad internacional, y si ud. apoyaría con el mismo entusiasmo que la ONU decida finalmente obligar a Israel a cumplir con las innumerables resoluciones aprobadas no por 3 países, sino por la inmensa mayoría de países miembros de la ONU. O quizás preferira callar y doblar la vista a otro lado.

Toda guerra es por interes económico. Aqui ha habido un plan A que no ha funcionado del todo. No hay nada mas que ver el armamento y los trajes campaña recien planchaditos que los buenos "rebeldes" tenian. No ha habido acuerdo entre X personas que controlan los recursos de Libia y las multinacionales, eso ha desencadenado este conflicto. Los rebeldes entrenados y armados por estas multinacionales (pues mandan mas que los mismo gobiernos de un pais). Ahora plan B: Bombardeos.
Por favor "GUERRA JUSTA"?... no sé como puedes tener la poca vergüeza de decir que esta u otra guerra es justa. Lo JUSTO seria que se repartiera la riqueza, no hubiera venta de armas, ni manipulación informativa por parte de los periodistas.
Miente mil veces, la mayor mentira será verdad. Dime.. ¿Son justas las guerras cuando un gigante aplaste y mate arbitrariamente por obtener los recursos de un pais X?

Hola buenas, querría preguntarle a todos los medios en general de España si existe algún alma disidente o si seguimos forzados a irnos a medios de comunicación ajenos a los intereses económicos generales de occidente para salir de la intoxicación mediática que se está llevando a cabo.

Gracias, y queremos saber la verdad.

No a la guerra

Además de las razones esgrimidas en este post para defender la justicia de esta intervención, cabría destacar que en este caso, cómo en Kosovo, la guerra ya estaba en marcha, ya había acciones bélicas, dos bandos combatiendo y, obviamente, provocando muchas muertes y con otras muchas por llegar a poco que Gadafi cumpliera sus amenazas. No ha sido una coalición internacional la que ha decidido que se empezaba una guerra, sino los propios libios quienes la han comenzado y por tanto decidido que les parecía justa, o cuanto menos, necesaría. Nada que ver con la "guerra preventiva" de Irak, sobre cuyas mentiras ni siquiera merece la pena abundar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0147e35f24f1970b

Listed below are links to weblogs that reference No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal