Lluis Bassets

Nostalgia del futuro

Por: | 23 de junio de 2011

Antes de la jubilación suele aparecer un síndrome curioso. Se trata de una especie de nostalgia del futuro. ¿Cómo será el mundo sin nosotros? ¿Cómo se regirá cuando quien esté sentado al volante no haya vivido las circunstancias históricas en las que se crearon los artefactos que ahora habrá que seguir conduciendo? ¿Qué quedará de nuestras ideas?

Helmut Kohl y François Mitterrand expresaron esta nostalgia respecto a la reconciliación franco-alemana, que clausuró un siglo de guerras entre Francia y Alemania y fue clave de la estabilidad y de la paz en Europa desde 1945 y, a la vez, uno de los fundamentos de la exitosa construcción europea. A la vista del estado actual de la Unión Europea, la nostalgia de futuro del presidente francés y del canciller alemán iba más allá de la mera sensación subjetiva sobre la imprescindible presencia de quienes habían sufrido la guerra europea para garantizar la buena marcha de Europa.

Robert Gates, el secretario de Defensa, acaba de ofrecernos otra muestra del mismo síndrome en su discurso de despedida ante el Consejo Atlántico, el pasado 10 de junio en Bruselas. “En realidad, si no se frenan ni se revierten las actuales tendencias en el declive de las capacidades de la defensa europea, los líderes de Estados Unidos del futuro, que no han contado ni individual ni colectivamente con la guerra fría como experiencia formativa, como lo fue para mí, pueden considerar que los retornos de las inversiones estadounidenses en la OTAN no valgan la pena”.

Las palabras de Kohl y Mitterrand tenían algo de advertencia profética, una señal para futuras generaciones que, a la vista está, ha sido poco atendida por sus sucesores. El discurso de Gates añade una admonición más inmediata, que interpela las actitudes y decisiones actuales de los aliados atlánticos de Washington, datos en mano.

Aunque los países miembros tienen dos millones de soldados en uniforme, son enormes sus dificultades para levantar y desplegar una fuerza de combate de entre 25.000 y 40.000 soldados. El gasto europeo en defensa desde el 11-S ha caído en un 15%, mientras Washington lo duplicaba. Durante la guerra fría, EE UU aportaba la mitad del presupuesto de la OTAN, mientras que ahora, con la Alianza incluso ampliada y Francia integrada en la estructura militar, la aportación es del 75%. Solo cinco de los 28 países socios cumplen con el mínimo del 2% del PIB en Defensa acordado en el marco de la OTAN.

Nada ha subrayado de forma más dramática las advertencias de Gates como la guerra inconclusa de Libia, donde la dirección de las operaciones está en manos de la OTAN. Los 28 socios estuvieron obligadamente de acuerdo en la intervención, que de otra manera no hubiera podido hacerse dada la exigencia de unanimidad. Pero menos de la mitad han aportado fuerzas y solo un tercio ha participado en los bombardeos, las únicas acciones directamente bélicas acordadas. Y ahora están todos agotados, sin dinero e incluso sin munición y sin claro horizonte en cuanto a su desenlace.

Las grietas de la OTAN no se deben únicamente a las tensiones que vienen desde Europa. La advertencia de Gates se dirige también a EE UU, donde a la obligada reducción del déficit público, con sus inevitables consecuencias en los presupuestos militares (400.000 millones de dólares hay que ahorrar en los próximos 12 años), se añade ahora una brutal decantación de la opinión pública republicana, con la mayoría de los candidatos a las primarias incluidos, hacia posiciones aislacionistas.

Justo cuando Obama, estimulado por la primavera árabe, se mueve hacia un intervencionismo democrático que para muchos le convierte en un émulo de Bush, los republicanos regresan a la inhibición en los asuntos del mundo y le piden explicaciones por su compromiso en la guerra libia. Ahí están esos futuros líderes que no han vivido la guerra fría temidos por Gates. Si Europa no quiere hacer de gendarme, EE UU se ha cansado de hacer de gendarme y regresa, de momento, a sus cuarteles.

Fácilmente la guerra de Libia puede convertirse en la última jugada con los actuales jugadores e instituciones. Para EE UU era una guerra optativa, aunque para los europeos, al menos algunos, apareciera como de necesidad. A partir de ahora, y con las arcas vacías, desde Washington deberá concentrar todos los esfuerzos en las guerras absolutamente necesarias. No se sabe muy bien qué habrá que hacer desde Europa, donde ninguna guerra se verá como necesaria. Lo fue en su origen la de Afganistán; pero si atendemos al pacto con los talibanes 'buenos' que se prepara, y el repliegue que se anuncia, ha dejado de serlo, aunque el vecino polvorín paquistaní que la retroalimenta siga más activo que nunca.

Gates quiso dejar el pabellón de la OTAN bien alto, incluidos los socios europeos, declarando cumplida y acabada la tarea. Puede ser. La liquidación de Bin Laden es un buen argumento en su ayuda. La pregunta que queda en el alero es si va a quedar algo de la disuasión convencional en caso de que la Alianza siga en esta pendiente. Leon Panetta, el sucesor de Gates formado todavía en la guerra fría, quizás tendrá ideas al respecto.

Hay 21 Comentarios

Muy bueno me parece el libro de Ana Carbajosa que cité antes. Y con mucha información para un profano que quiera iniciarse en el conocimiento de las personas y distintas realidades que conviven en Israel.

Sabemos que hay machistas entre las mujeres, bastantes, que hay defensores del humo público entre los no fumadores, los hay, pero, ¿habrá antisemitas entre los propios judíos? Recordemos que en tales casos, tales sujetos suelen ser peor, incluso, que los originales. Por lo demás, ¿será Europa la que, como apunta Birnbaum en EL PAIS de hoy, pueda pegarle el empujón definitivo al proceso interminable de paz en Oriente Próximo? Quizá el reconocimiento del estado palestino que se pedirá en la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre se convierta en el primer paso para acelerar la amortización de esta deuda histórica, el mejor momento para el acreedor de Oriente, claro, porque lo que es para Europa... Mucha deuda para una Europa que se desestructura por momentos.

Buen apunte, Lambda. No ven muy claro el resultado cuando despliegan toda su maquinaria de propaganda, y si lo ven, ya tratan de desprestigiar a quienes conforman esa mayoría. No sé yo si los palestinos están moviendo tanto la defensa de su iniciativa como el estado judío la de su deslegitimación. Quizá Israel debería pedir perdón a sus colegas miembros de la ONU por su desprecio prematuro. Por último, y con el fin de profundizar en el conocimiento de la sociedad judía, me he comprado el libro de Ana Carbajosa, Las tribus de Israel.

@Ciro:

Lo interesante es saber el gasto en ayuda exterior de Israel. Es decir, cuanto pesa su influencia en otros estados.

Realmente, creen que Palestina conseguirá votos suficientes?

Yo pensaba que no, hasta que vi a Israel pedir el NO públicamente, a Europa, EEUU.

Con lo cual consideran que las decisiones de la ONU tienen legitimidad (al fin y al cabo Israel es un Estado mienbro).

Uno no hace eso a menos que exista un riesgo real de que la votación resulte un éxito.

Israel vive de las rentas antisemitas del pasado y las proyecta al futuro. Y si no encuentran otro argumento que el clasista entre Estados para frenar la iniciativa legítima que Palestina plantea en la Asamblea General de Naciones Unidas, organización a la que pertenecen, que desprestigiar a la inmensa mayoría de sus miembros, es que solo buscan aislarse motu proprio antes del aislamiento motu ONU. Volvamos la tortilla del revés. Para atajar, más que nada. Me gustaría saber cuál es, si la hay, la minoría automática, además de menguante, de Estados del mundo que apoya las pretensiones actuales de Israel. A ver si así aclaramos las fronteras de una s... vez.

"No sufrimos ningún aislamiento.Somos invitados respetados en muchos lugares y viene mucha gente a visitarnos. Pero sí notamos que en ciertos círculos de izquierdas hay una mayor deslegitimación de Israel como Estado, no de sus políticas. Es la nueva versión de antisemitismo", dice el ministro israelí de Educación, de campaña por Europa para frenar la iniciativa palestina. ¿Existirá alguna palabra para definir el antilosdemasquenosoyyo que practica la administración israelí actual? Cuánto se abusa de la palabra antisemitismo, con lo que supuso su verdadero y odioso ejercicio. Deberían buscar otra palabra más suave con la que acusar a sus críticos.

Estimado Lambda:

Lo de "No taxation without representation" solo fue el lema de combate en aquel momento. El disgusto de la población Americana contra los británicos iba mucho más lejos. Las quejas peores eran las violaciones a las leyes británicas mismas. Los atropellos de arrestos e invasiones domiciliarias sin orden judicial, las restricciones en el comercio (prohibición de comercio con españoles,) encarcelamientos sin causa probable, y un sinnúmero de otras fue lo que finalmente empujó a la rebelión. Basta leer las cinco primeras enmiendas a la Constitución (adiciones, no cambios) que forman la base de los Derechos Civiles Americanos fueron precisamente listados para que jamás ocurriesen de nuevo. El nuevo Gobierno tenía que ser limitado y obligado a servir, y ser inferior, a las personas.

Siempre ha sido una batalla ciudadana el mantener al Gobierno bajo control, y ahora es aun más obvio con Obama, quien parece desconocer hasta el color del papel de la Constitución. Pero nunca faltan patriotas que le pongan el freno al caballo desbocado. Esta vez hasta representantes demócratas (socialistas) se rebelan contra el imperialismo obamico.

http://news.yahoo.com/s/ap/20110624/ap_on_go_co/us_us_libya

http://thehill.com/blogs/floor-action/house/168315-house-dem-says-president-becoming-an-absolute-monarch-on-war-powers

"ciento cuarenta estados están por el reconocimiento"

Me gustaría saber cuántos de esos 140 son democracias, no digo democracias verdaderas, sino "algo parecidos a democracias". Me temo que la Onu está compuesta en su inmensa mayoría de tiranías violadoras de los derechos humanos, y la verdad es que me daría pena estar de acuerdo con alguna resolución de semejante complemento. Hablar de la Onu es hablar de lo peor del mundo y que estén de acuerdo en algo no significa mucho. Hasta China, Siria e Irán eran miembros de la Comisión de Derechos Humanos hace poco (hasta que se bloqueó a Siria)...

¿No habrá un argumento de mejor calidad que ese?

No taxes without representation....

El lema de los colonos americanos, en aquellos primeros días, en Boston...

Cómo se le atragantó aquello a George III...

Cuánto podemos aprender de la historia, no, Fernando?

We´ll see. Times are a´ changing, lad.

@Ciro:

La nostalgia es cosa fatua, o en todo caso, que sólo vale para tardes de invierno en las que no haya nada que hacer. Y aún así. pero respeto ese sentimiento. Sin llegar a los extremos de Proust.

Prefiero el presente mil veces, por magro que sea, porque puedo tocarlo olerlo, y quizás, cambiarlo.

Cuando un sabio zen japonés dijo, que si mientras actúas estás pensando, y viceversa, no se refería a ser omnisciente, sino a comprender que en el presente está contenido TODO... para la perspectiva humana. Y que sin olvidar el pasado de forma objetiva (sirve para aprender de los errores), vale la pena centrar las energías en el presente.

La nostalgia puede ser hasta bonita. Otra cosa es cuando empiezas a hablar sobre ella... o a sentarte sobre ella.

PD:

El tema israel vs palestina ya cansa. Han tenido un medio siglo para resolver diferencias... O para darse cuenta del tiempo perdido (una guerra o un conflicto siempre es perder el tiempo, breve, escaso y preciado de la vida de generaciones.)

Pasará como con el IRA. Cuando la gente o las circunstancias digan basta, eso desaparecerá.

Dejando cicatrices, sin duda. Es como el tema de las Cruzadas en esa región. Cualquier Árabe (o nativo del Medio oriente) las concibe o rememora con la misma vividez que el nazismo para los europeos.

Tristemente, así sucede siempre, a despecho del sufrimiento humano, al final todo queda en una historia colectiva, o en los anales de los historiadores.

Y no te tomes a mal mis críticas, Laura, como yo no me tomo a mal las tuyas, ni tampoco tus justificaciones de la actitud de la administración israelí. Seguro que tienes tus motivos. Veremos en septiembre, en la Asamblea General, como queda la cuestión y si se avanza en el reconocimiento del estado palestino o se queda todo en agua de borrajas. Si más de ciento cuarenta estados están por el reconocimiento, no me dirás que todos están equivocados. A ver si antes hay alguna concesión por Israel y todo queda en sus justas fronteras.

La nostalgia, qué bonita es cuando se aprende de ella. Lo malo es que las más de las veces se recurre a ella para seguir pecando. Nuestros nostálgicos de cabecera dan fe de ello. Qué cruz.

Además, reconocer que otros saben un montón no significa que los demás no sepamos algo o que no podamos echar nuestro cuarto a espadas. Lo mismo que para saber que algo anda bien antes hay que haber andado mal, para valorar lo bueno conviene probar lo malo. Lo vemos en los gobiernos. Los nostálgicos del poder sueñan en realidad con esta visión, la de que la futura intervención del adversaria haga recordar la suya. Todos deseamos ser reconocidos cuando hemos sido expulsados de un determinado ámbito y la única manera de conseguirlo es que el nuevo haga soñar con el viejo.

Vaya, otra vez Israel o con Israel hemos topado. No tengo nada contra Israel, primero. De tener algo, tengo respeto por el pueblo de Israel, lo que no implica que acepte, en mi enciclopédica ignorancia, un ataque injusto a la propiedad y libertad ajenas. Por lo demás, una cosa es la falta de conocimientos y otra la falta de sentimientos. Siempre preferiré una carencia de lo primeros antes que de los segundos. El gobierno actual de Israel seguramente opina de otro modo.

CIRO 2, SI DICES QUE SABES TAN POCO, Y ADEMAS CONFIESAS TU FALTA DE INTELIGENCIA, como es que criticas tanto a Israel, el paradigma de la inteligencia? O ES QUE ESO LE ESTA PERMITIDO A CUALQUIERA?

Aquí hay gente que sabe un huevo y no soy yo. Y ya me fastidia no saber relacionar acontecimientos, éstos con sus consecuencias, por no hablar de las causas, siempre interconectadas y requeteconectadas. Todo lo hace la información, sí, pero un poquitón de inteligencia ayuda, a ver si va a resultar que todos podemos ser Picassos y si no lo somos es por falta de pinceles. Pero bueno, tira, si no sabes, aprende a acercarte a quien sí sabe. Qué menos. Ojalá lo hiciéramos todos, en lugar de navegar sin rumbo, como hace la mayoría, izando velas cuando no hay viento y arriándolas cuando la galerna amenaza, si es que no hay que hacerlo al revés a como imagino, lo que no me extrañaría. ¿Nostalgia? Yo tengo nostalgia del saber.

bien pensado articulo buenos comentarios Que problemon entre manos ! seran las nuevas generaciones que no podran no dejar esas 24 fronteras hasta altura absurdas y levantar una Union que respalde ese logro fabuloso que fue el EURO

No pude resistir, la rima esa es graciosa y muy poderosa. Para quienes no disfrutan del inglés, una rápida traducción, con mis disculpas por la pérdida en traducción:

Grava impuestos sobre su tierra, su cama, su mesa, donde se alimenta.
Grava su tractor, su mula. Enséñele que los impuestos son la ley.
Grava su trabajo, su paga. ¡Trabaja por una miseria de todos modos!
Grava su vaca, su cabra, sus pantalones, su abrigo.
Grava su corbata, su camisa, su trabajo, su mugre.
Grava su tabaco, su bebida, y cóbrale si trata de pensar.
Grava sus cigarros, sus cervezas, y si llora grava sus lágrimas.
Grava su coche, su gas. Encuentra forma de gravarle el culo.
Grava todo lo que tiene. Hazle saber que no terminarás
Hasta que no le quede pasta. Cuando grite y chille,
Cóbrale más impuestos, Cóbrale hasta que quede más que dolido.
Luego, grava su féretro, grava su tumba, grava la tierra donde yace...
Pon estas palabras sobre su tumba, "Los impuestos me llevaron a la ruina..."
Cuando se haya ido, no descanses, es el momento de aplicar el impuesto a la herencia...

Para quienes buscan "el por qué" de lo que ahora se enfrenta en España, un pensamiento tontito, pero muy cierto. Y que alegue el que crea diferente:

Tax his land, Tax his bed, Tax the table, At which he's fed.
Tax his tractor, Tax his mule, Teach him taxes Are the rule.
Tax his work, Tax his pay, He works for peanuts anyway!
Tax his cow, Tax his goat, Tax his pants, Tax his coat.
Tax his ties, Tax his shirt, Tax his work, Tax his dirt.
Tax his tobacco, Tax his drink, Tax him if he Tries to think.
Tax his cigars, Tax his beers, If he cries Tax his tears.
Tax his car, Tax his gas, Find other ways To tax his ass.
Tax all he has Then let him know That you won't be done
Till he has no dough. When he screams and hollers;
Then tax him some more, Tax him till He's good and sore.
Then tax his coffin, Tax his grave, Tax the sod in Which he's laid...
Put these words Upon his tomb, 'Taxes drove me to my doom...'
When he's gone, Do not relax, Its time to apply The inheritance tax..

No fue el imperfecto euro, ni una unión falsa, ni los franceses, ni los alemanes, ni los españoles. Fue el amor a los impuestos, el deseo de regir a los demás, el deseo de meter el gobierno donde no cabe.

Y si no lo crees, dime cuantos impuestos pagaste esta mañana... ¿Y para qué? ¿Para que el gobierno los reviente como si no tuvieran ningún valor?

Totalmente de acuerdo, Gollum.

Pero quizá es facil verlo a toro pasado.

Cuando se valoró el tema de profundizar, las resistencias de paises como UK y Francia fueron muy fuertes.

Resultaba más goloso ampliar el área economica, además daría prestigio. Error fatal, sin duda.

Recuerdo tener cierto desasosiego cuando se dió la noticia de la ampliación al Este. Parecía una jugada osada. Y lo fue.

Y aún así teniamos tiempo para reformar mejor las estructuras europeas tras la decepción de Niza.

Sencillamente, lo que nos sucede es la tipica historia siguiente:

"The lazy becomes the fool".

A ver, cómo nos las ingeniamos. Porque no hay pasta para la guerra o la extensión europea.

Pero debería haber voluntad para reformar de arriba a abajo el sistema europeo. La voluntad no cuesta dinero, aunque se pueda comprar.

La otra opción... bueno, se la imaginan.

En algún momento de principios de los noventa (hace exactamente veinte años), la Unión Europea perdió dos grandes oportunidades históricas relacionadas entre sí, una política y la otra económica.

Después de muchos debates, la UE optó por su ampliación a Austria, Suecia y Finlandia, con una perspectiva de ampliación a los países del Este, en lugar de llevar a cabo una profundización irreversible de sus estructuras con carácter condicional para toda futura ampliación: entre otras cosas, reforzando considerablemente los poderes legislativos y las competencias de control democrático del Parlamento y convirtiendo la Comisión en un verdadero Gobierno democrático de la Unión.

La segunda oportunidad perdida fue económica y monetaria. En lugar de crear el euro como una construcción política artificial, como se hizo, debía haberse consolidado la zona del marco como núcleo de una futura moneda común, pero no como imposición política, sino aprovechando la propia dinámica que ya operaba espontáneamente desde hacía varios años en todo el centro de Europa y los Balcanes (en 1992, el marco era ya el ancla o moneda de referencia en el Benelux, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Austria, Chequia, Eslovaquia, Eslovenia y Croacia). Otros países podían haberse adherido paulatinamente a un "euromarco" compartido con el tiempo suficiente y la flexibilidad necesaria para preparar los fundamentos económicos de los respectivos países en un proceso de, probablemente, veinte o treinta años. El euro no habría sido así una imposición política, sino una meta voluntaria de disciplina presupuestaria y competitividad económica. Por otra parte, en una UE que ya habría profundizado sus estructuras políticas y democráticas, la moneda única habría encontrado el fundamento político apropiado y el terreno abonado para extenderse y desarrollar las estructuras económicas y fiscales (Gobierno económico) de una verdadera potencia cohesionada a escala continental.

Resumiendo: se amplió antes de profundizar y se creó una moneda única con criterios políticos y no económicos y monetarios. Fueron dos errores históricos, fatales; y quizá irreversibles.

¿Quién no ha caído, según camina aburrido y cansado al trabajo, en esas ensoñaciones sobre el futuro sin nosotros, sobre lo que dirán de nosotros cuando hayamos muerto, y si es de manera trágica, todavía mejor? Y eso siendo un donnadie, qué no les ocurrirá a quienes han vivido en una nube toda su vida. Pero bueno, no va de esto el artículo. Parece lógico que algunos se refugien en el futuro para olvidarse del presente. Siempre se sale mejor parado en la ausencia que en la presencia, aquello de Dios te libre del día de las alabanzas se cumple al dedillo. En el futuro todo encaja, tanto para el que sueña, como para el que cuenta con que el nostálgico no esté para verlo. La ensoñación se vive desde dos orillas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01543330bf9c970c

Listed below are links to weblogs that reference Nostalgia del futuro:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal