Lluis Bassets

Verano en los límites

Por: | 27 de julio de 2011

Queda una semana. Ninguna de las dos partes quiere ceder ni una pulgada. Un presidente demócrata como Obama no puede recortar drásticamente los gastos sociales sin incrementar los impuestos a los más ricos: se juega su futuro político. Tampoco van a ceder unos congresistas ultraconservadores, que han jurado ante sus electores que jamás apoyarán un incremento de los impuestos: quieren un gobierno reducido y nada les apetece más que impedir al presidente que gobierne. Sólo hay un argumento que al final puede resultar convincente para unos y otros: si el día 2 de agosto no se han puesto de acuerdo sobre el techo de endeudamiento, de forma que el gobierno pueda cumplir con sus compromisos, la superpotencia americana hará suspensión de pagos. Detrás de una catástrofe de esta envergadura llegarán otras, que afectarán a las bolsas, a la deuda americana y al dólar. También al conjunto de la economía mundial: tiene ya repercusiones en Europa, donde no terminamos de levantar cabeza después de superar el bache de la semana pasada, y ahora quizás en razón de la incertidumbre que viene de la otra orilla de Atlántico.

Vivir en el límite, desafiarnos unos a otros al juego del gallina (lanzarse a toda velocidad hacia el abismo para ver quién es el primero que frena antes de despeñarse), se ha convertido en el deporte generalizado en la globalización desgobernada. Israelíes y palestinos nos vienen dando reiteradas pruebas de esta actitud y ahora se han marcado ellos mismos su propio límite, el momento de la verdad que en su caso obligará a todos los países de Naciones Unidas a retratarse: en septiembre la Autoridad Palestina pedirá el reconocimiento como Estado a la Asamblea General de Naciones Unidas e Israel pedirá al Consejo de Seguridad que ejerza su derecho de veto. Los europeos hemos dado desde hace un año y medio nuestras propias pruebas de este juego de riesgo, aplazando una y otra vez las medidas que podrían frenar la crisis de la deuda soberana declarada a principios de 2010 en Grecia. Y cuando hemos conseguido unos buenos acuerdos que podrían servir para empezar a enderezar la economía, llega desde Washington la tormenta entre demócratas y republicanas que amenaza a la economía global y erosiona la confianza en el propio acuerdo europeo.

En estos y en muchos otros casos podemos comprobar cómo la política, que era el arte de la acción de gobierno, se está convirtiendo en el arte de la inacción: impedir que el gobierno actúe, evitar que se tomen decisiones. O el arte del desgobierno: conseguir desde la oposición que el gobierno no gobierne. Bloquear y paralizar son los verbos que más se conjugan en estas situaciones. El tráfico con el derecho de veto es la más sublime de las tretas de este arte. La tarea de la oposición no consiste en ofrecer permanentemente a los ciudadanos un programa alternativo y demostrar que la alternancia política está siempre dispuesta, sino poner tantos palos en las ruedas del carro del gobierno como sea posible. La primera y más elemental regla de la política contemporánea exige, al día siguiente de la elección, deslegitimar al vencedor, demostrar que no puede gobernar y que todo lo que haga gobernando será enmendado en cuanto llegue la oposición. El resultado de esta oposición en los límites es que apenas tendrá credibilidad cualquier petición de adelanto electoral si lo que se ha pedido desde el día siguiente de unas elecciones son unas nuevas elecciones, con distinto desenlace, naturalmente.

Hay 9 Comentarios

Gran artículo, Luis. Descripción certera del momento presente. Nos falta, a todos, la trastienda, aunque podemos intuirla.

Y no contentos con oponerse cuando no gobiernan, la última moda es, estando en el gobierno, desembarazarse de molestas competencias que no permiten el lucimiento. Y llegará el día en que gobiernen todo y transferirán las competencias al vacío, si es que existe tal cosa.

Señor Bassets, como periodista de EL PAÍS, le escribe un español de bien y alguien profundamente convencido de que la paz en el mundo es un asunto que nos concierne a TODOS. Sinceramente, lo del apagón informativo a la Guerra en Libia (guerra civil y guerra de intervención de la OTAN: ¡Dos por uno! ¡Qué barbaridad!) en los Grandes Medios de Comunicación española CLAMA AL CIELO. Y es que de ahí, del cielo, les llegan las bombas al pueblo libio. En Francia, Grandes Medios (que son los que llegan a la sociedad en su conjunto) cuentan lo que está ocurriendo allí (luego le darán en tono propio de la línea editorial), pero los hechos aparecen en LE MONDE o en LE POINT. En los USA, tenemos ahora mismo la CNN. ¡¡¡Qué le pasa a los Grandes Medios de Comunicación en España!!! Por favor, que EL PAÍS (por decir uno, el más vendido, uno de los más respetados por su lucha por la libertad de información) empiece a contar lo que está ocurriendo en Trípoli. Primero, la noticia desnuda (si se me permite esta expresión). Y luego, bueno, que le den el tono editorial que quieran. ¡SEÑORES DE EL PAÍS, ESTAMOS EN LA ERA DE INTERNET! ¡TENEMOS AL MINUTO LO QUE PUBLICAN LE MONDE O LO QUE EMITE CNN, Y SON NOTICAS MUY RELEVANTES EN UNA GUERRA EN LA QUE ESTÁ METIDA ESPAÑA, SON NOTICAS QUE NO SE ESTÁN PUBLICANDO EN EL PAÍS! ¡Ojo, a este paso, el apagón informativo sobre la Guerra de Libia por parte de los Media españoles se dará en un futuro no muy lejano en todas las Universidades de periodismo de este país! ¡Necesitamos que hagan su trabajo, señores periodistas! ¡El pueblo de Libia lo necesita! ¡La Paz lo necesita! ¡PAZ EN LIBIA, YA!

Lo que el comentarista no nos dice es que la economía del gigante debería empezar a ser eso ECONOMÍA y no robo y especulación. No es antiamericanismo primario si no la constatación de un hecho. Desde que Nixon decretó la inconvertibilidad del Dollar hasta nuestros días, la economía americana basa su supremacía en la compra del crudo en Dollar y exclusivamente en esa moneda, obligando al resto del planeta a usarla. Si China y Brasil + demás economías emergentes apostaran por una moneda alternativa, la economía USA no solo estaría ante el despeñadero, sería el fin real del imperio, pero ya se sabe , ¿quien serían "los bárbaros" que ocuparía el poder de los despeñados?

Da la impresión leyendo este artículo que estamos presenciando la ya famosa e insaciable Coral Internacional del Neoliberalismo,todos al unísono contra todo menos contra ellos.Deben moverse por una sola consigna,menos nosotros,todo lo demás fuera,cueste lo que cueste,pase lo que pase.
En EEUU los republicanos están más envalentonados que nunca con los Teas Partys.Llegó Obama y desde el primer día al acoso y derribo, ¿les suena esa forma tan "special" de hacer política?.Lo de la reforma sanitaria jamás se había montado tanto despropósito y todos movilizándose contra ella,fuera vía e-mail,fuera medios de comunicación,hasta los mismos médicos que algunos lejos estaban de políticas también,si me llegó a mí y estoy lejos!.Obama quiso hacer una reforma más seria del sistema financiero y se quedó en ese churro que no sirvió para nada por la misma razón,pero ¿cómo hacer esa reforma en el país de las "libertades"?.
Parece que el nuevo estilo que quieren imponer es oponerse a todo,sea lo que sea,así gobernarán el mundo.La codicia no tiene limites ,la ignorancia tampoco y mientras tanto todo el mundo en un hilo a ver qué pasa.Democracias tocadas y algunas hundidas por culpa de un sistema económico y una ideología cada día más fascista,nuevos estilos de imponerse a todos,más sutiles,más cínicos.Saludos a todos.

La decadencia de las democracias occidentales está servida.

Qué momento vivimos. Todo se mueve y nada para quieto. Es un no parar, un azogue acuciante al tiempo que paralizante. Siento en lo más hondo, frase pedante donde las haya pero a veces solo la pedantería puede expresar lo que uno siente, pues eso, que siento que ya nada está escrito y que todo puede pasar. Solo el fin de mes está asegurado. Y todo lo hace la escasez, oye, la escasez junto al sempiterno reparto desigual y que no quiere ceder ni un puesto en esta época de penumbra y penuria. Cuando todos quieren subirse al bote, nunca faltan marineros que cortan con hachas los dedos y muñecas de los desesperados o de quienes quieren hacer el sitio. El problema es que ni esto es un bote ni estamos en alta mar ni es necesario recurrir a tales actos extremos. El problema es que algunos lo quieren todo y otros solo piden algo. Me parece.

Como siempre, ¿quién empieza y le pone el cascabel al gato? Al parecer, no es suficiente actuar por iniciativa individual. Tampoco un país pequeño dependiente puede actuar, pues los cortafuegos son sólidos y difíciles de saltar. En mi caso lo tengo claro, solo se trata de esperar y resistir con paciencia estoica. ¿Qué nos queda pues?

En la brevedad del tiempo, las actuales pirámides solo serán recuerdos de la historia. Posiblemente no lo veremos los que estamos presentes, pero seguro pasarán a la historia en algún momento en adelante. No es un consuelo, simplemente es certidumbre, pues el conocimiento humano galopa exponencialmente, al igual que la interactuación de multitud de acciones seguidas en todo momento. De vez en cuando, todo cálculo se detiene ante la paradoja del descubrimiento o cualquier otra y, entonces surge la respuesta que todos andamos buscando sin saber dónde.

La Piedra Filosofal de la existencia del ser Humano, está ahí mismo esperando a ser descubierta, pero somos incapaces de verla pues carecemos del suficiente conocimiento y acierto. Las reglas del juego liberal económico, en liberar el movimiento de capitales, las acordaron y establecieron los gobiernos hegemónicos del momento hace 40 años y, en la actualidad de igual modo se puede y debe de revertir dicha decisión.

La bestia se ha desmadrado sin control, creando miseria, incertidumbre y grave inestabilidad social y caos, devastando y arrasando todo cuanto pilla en su camino por el entramado de servidumbres y condicionantes implícitos.

Así pues, actualizar las leyes a la realidad social protegiendo los Derechos Sociales Universales, por encima de cualquier otra consideración, es el deber supremos del legislador, máxime, cuando la actual situación es a causa de actuaciones de un puñado de listos desaprensivos y egoístas. Lo esencial somos los Seres Humanos.

En mi opinión, es bueno que EEUU suspenda pagos.

Así tendríamos excusa todos para hacerlo. Y reformar un sistema financiero que se ha demostrado de todo menos sujeto a la lógica común.
Como diría un americano "To start over...anew".

Es el viejo dicho adaptado a los nuevos tiempos, si yo te debo 100 euros y no los puedo pagar, el problema es mio. Pero si te debo 100.000 millones, el problema lo tienes tu....

Otras veces EEUU ha suspendido pagos... y ha salido del hoyo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef015390306f48970b

Listed below are links to weblogs that reference Verano en los límites:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal