Lluis Bassets

Buenas noticias en Davos

Por: | 26 de enero de 2012

Gordon Brown, el ex primer ministro británico, dirige esta mesa redonda que va a desarrollarse dentro del más clásico espíritu davosiano: una brevísima introducción del moderador, intervenciones muy cortas de cada uno de los participantes, que van a ocupar media hora en total, y luego preguntas e intervenciones desde el público. En 60 minutos de cronómetro los asistentes pueden recibir una cantidad sensacional de información y de ideas y muy fácilmente pueden lanzar su pregunta o su reflexión para que sea también brevemente glosada por los ponentes. Esos cinco ponentes de esta mañana representan a cinco países que, sumados, tienen más de 200 millones de habitantes, con economías en crecimiento constante durante toda la década pasada y un horizonte de transformación económica y social que se escapa a la imaginación. En mitad de los debates sobre el estado del euro, sobre la marcha de la economía global, o la ausencia de liderazgos, todo lo que dicen estos cinco hombres son noticias excepcionales y un bálsamo contra la depresión.

La democracia multipartidista sigue avanzando en el conjunto de la región donde se encuentran estos cinco países que han mandado a tres presidentes y dos primeros ministros al Foro Económico Mundial. Es la segunda región de mayor crecimiento económico del mundo, una zona emergente que atrae inversiones de las grandes potencias inversoras, aunque luego tenga escasa visibilidad y traducción en influencia política. Las oportunidades de negocios que hay allí son colosales, pues está experimentando el mayor crecimiento urbano de toda su historia, con la aparición de unas extensas e incipientes clases medias urbanas emergentes. Cuenta con una demografía muy joven, uno de los mejores regalos que puede tener cualquier país si sabe aprovecharlo mediante la educación y la creación de puestos de trabajo.

Hacia estos países de enorme oferta de mano de obra se puede conducir la próxima oleada de deslocalizaciones, una vez se encarezcan los sueldos en Asia. Aunque cuentan con dificultades de corrupción y de inseguridad, también están mejorando la gobernanza económica, así como unas políticas monetarias y fiscales prácticamente inexistentes hasta ahora. No todo es maravilloso, ni mucho menos. Lo maravilloso es el potencial y la vía emprendida que va en la buena dirección, aunque todavía sea todo muy incipiente.

Estos cinco hombres están convencidos de que en sus manos están cinco países del continente que definirá el siglo XXI, donde todo o casi todo está por hacer en infraestructuras de todo tipo, carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos o redes eléctricas. Esto es así por el enorme caudal de materias primas que tiene escondido en su suelo, origen del caudal de riqueza de los últimos diez años, cuando la globalización y el incremento del consumo mundial ha hecho explotar su potencial comercial y también los pecios.

Uno de ellos cree que deben buscar el ejemplo de la Unión Europea, que partió de la Comunidad del Carbón y del Acero, para construir también paso a paso la unidad de su continente a partir de un mercado común de la energía y de las infraestructuras. También hay que romper las barreras del comercio y eliminar las fronteras, por supuesto. Hay que cambiar de hábitos culturales y acostumbrarse a las tecnologías: “Debemos ser tan puntuales al empezar las reuniones como lo son los europeos”.

El lector ya habrá adivinado de qué estamos hablando. Esto es Africa y entre los cinco países representados hay de todo, en rentas, en democracia y en crecimiento: Guinea, Tanzania, Kenia, Etiopía y Sudáfrica. Pero todos comparten la misma sensación y la misma sintonía. También comparten una escasa visibilidad desde Europa, que se explica por uno de los mayores cambios geopolíticos de la última década: participan plenamente en la economía global, pero sus principales inversores ya no son occidentales, sino China para extracción e infraestructuras e India para productos de consumo.

La evolución del continente africano interpela directamente a quienes les colonizaron, ya no por la herencia colonial, o no solo, sino sobre todo por su escasa capacidad para revertirla en positivo como bazas para una cooperación más estrecha. Africa está ahora más cerca del mundo pero más lejos de Europa, y por eso es una buena noticia que Davos intente enmendarlo.

Hay 17 Comentarios

Realmente instructivo el texto del Sr. Bassets. Que se sienta esperanzado por el avance de la "democracia mulitpartidista" en países como Kenya donde en la violencia post-electoral esta siendo examinada por la CPI o Etiopia donde el encarcelamiento de periodistas esta siendo denunciado por varias fuentes resulta dificil de comprender. Luego uno se pilla que el Sr. Bassets esta en Davos, donde se ve a Africa como el proximo escenario para "inversion" cuando Asia resulte demasiado caro, quizas porque se le estara pagando salarios algo menos indecentes a l@s trabajadore/as? Y realmente que la unica cita de la charla de estos insignes dignatarios sea “Debemos ser tan puntuales al empezar las reuniones como lo son los europeos” con la coletilla de dejar atras las costumbres que frenan el progreso y el desarrollo huele a necolonialismo. Pero bueno, el Sr. Bassets esta en Davos y mientras el escucha atento la charla de los visionarios como David Cameron afuera nieva y policias con pasamontañas lo cuidan y vigilan.
Sobre el tema de África hay que reconocer que el blog África no es un país esta como bien. Nosotros publicamos un articulo del Christian Science Monitor sobre las generalizaciones occidentales sobre África que puede interesar a la gente
http://onadaexpansiva.blogspot.com/2011/08/five-myths-about-africa.html

EL SEÑOR CARIONI sigue haciendo demagogia barata con los africanos, que para él son todos angelitos, incluido los Idi Amin Dada y demas zátrapas y caníbales sanguinarios. Todo allí para Carioni es culpa del colonialismo y el 'neocoloniialismo', pero en su ignorancia, Carioni no se entera que muchos paises, como la India, por ejemplo, fueron colonias, y sin embargo crecen hoy muchísimo y eliminan pobreza muy rápido hoy en día. Los caciques africanos y árabes son de los peores zátrapas que hay sobre la tierra y, millonarios ellos, algo tendrán que ver en la miseria de sus pueblos... digo yo! La cultura y las religiones africanas también tendran algo que ver en ese atraso... digo yo! Pero Carioni no se entera de nada, para él en Africa todos son angelitos, y los malvados vienen de fuera, de occidente, claro. Vaya!

Sr.Bassets, saludos. Le propongo que también analicemos en su Blog, a la luz del entusiasmo de James Gordon Brown (Escocia, 1951) y los gobiernos de Guinea, Tanzania, Kenia, Etiopía y Sudáfrica en Davos, esta otra cara de la moneda. No terminaba de apagarse el estruendo de la última bomba que la OTAN arrojó en Libia cuando el presidente Obama anunció la decisión de intervenir militarmente en otro país africano: Uganda. “Esto es necesario –dijo– porque el Ejército de Resistencia del Señor (ERS) representa una amenaza para a la seguridad regional” (www.whitehouse.gov, 14-10-11). En cierto sentido, el argumento es novedoso: hasta el presente, la Casa Blanca invadía países “en defensa de la seguridad nacional”, la de EU. Esta explicación del operativo Uganda –al que ya se destinaron 40 millones de dólares– pone de manifiesto la capacidad de cambio que caracteriza al mandatario estadounidense y la amplitud de su preocupación por el mundo entero. Washington enviará un centenar de “asesores militares” para contribuir al aniquilamiento del ERS, una mini guerrilla de vaga orientación cristiana sin base social alguna que ha cometido atentados terroristas en la zona. Opera desde hace 20 años, pero el Departamento de Estado le presta ahora una repentina atención. Ese cuerpo de élite “permanecerá en el país todo el tiempo que sea necesario”, precisó Obama y la historia se conoce: la intervención de EU en Afganistán comenzó con personal militar escaso y hoy asciende a 100.000 el número de sus efectivos en el país asiático. La generosidad del jefe de la Casa Blanca asomó en otro ofrecimiento: está dispuesto a intervenir en el Congo y en la República Centroafricana “si esos Estados lo solicitan”. El 16 de octubre, dos días después del anuncio de Obama, tropas de Kenia invadieron el sur de la vecina Somalia por tierra, mar y aire con el propósito declarado de impedir que presuntos miembros de la organización islamita al Shabaab siguieran violando la frontera. La Casa Blanca manifestó su sorpresa por el hecho y negó que estuviera involucrada, pero los misiles que causaron la muerte de centenares de civiles somalíes “parecen haber sido disparados desde aviones no tripulados o submarinos estadounidenses”, según The (www.economist.com, 29-10-11). Todo parece indicar que, en realidad, avanza la aplicación de la estrategia del comando de EU para África (Africom, por sus siglas en inglés): EU persigue el control militar de las zonas estratégicas del continente negro: Libia, en el cruce del Mediterráneo que baña a Medio Oriente y África; el Cuerno de África y la región central africana, que facilitan el control del océano Indico y el Atlántico. Se puede pensar que la razón de este designio es apoderarse de las riquezas de la región, el petróleo libio, por ejemplo, y las reservas de oro negro de Somalia, al parecer cuantiosas. Hay unos 12 millones de personas con hambre en la región, castigada por la sequía más dura de las últimas seis décadas. Decenas de miles han muerto y en los próximos meses centenares de miles conocerían el mismo destino en Somalia, advirtió las NU. La invasión militar de Kenia ahonda, y mucho, la gravedad de esta situación humanitaria. No soy pesimista sobre las discusiones y propuestas que inicio en Davos el Sr.Brown, pero los hechos, son los hechos. Lo demás, solo buenas intenciones.


Lo bueno de toda tormenta es que luego reina la tranquilidad. Pero cuando la tormenta es de ideas lo malo es que ocurra lo mismo, y tras el diluvio llegue la pasividad.

Una tormenta perfecta... de ideas.

Para Haikal en su trabajo desarrollado en el Ahram Strategic Institute, Israel fue un cero a la izquierda para la mayoría de los árabes, incluso para los palestinos. Su lenguaje desconocido, su sociedad inexplorada, su gente y las historias de su movimiento en gran parte negadas y reducidas a eslóganes y frases de fácil uso. Vimos y experimentamos su conducta hacia nosotros pero nos llevó mucho tiempo comprender lo qué veíamos o lo que experimentábamos.

La tendencia general en todo el mundo árabe fue pensar en las soluciones militares frente a ese país apenas conocido, con el resultado de una amplia y repentina militarización de todas las sociedades del mundo árabe casi sin excepción; los golpes de Estado se sucedieron uno tras otro de un modo casi constante y, peor aún, cada vez que avanzaba lo militar, disminuía de igual modo y en dirección opuesta la democracia en el ámbito social, político y económico. Recordándolo ahora, el hecho de que el nacionalismo árabe asumiera la hegemonía dejó muy poco margen de actuación a las instituciones civiles democráticas, sobre todo porque el lenguaje y las ideas de ese mismo nacionalismo prestaban poca atención al papel de la democracia en la evolución de esas sociedades. Hasta ahora, la presencia de un supuesto peligro para el mundo árabe ha provocado el constante aplazamiento de cuestiones tales como la libertad de prensa, la educación despolitizada, o la libertad para investigar, penetrar y explorar nuevos ámbitos de conocimiento. Nunca se ha hecho una inversión masiva en el terreno educativo, a pesar de los intentos en gran medida satisfactorios para disminuir el índice de analfabetismo llevados a cabo por el gobierno de Nasser en Egipto y por otros gobiernos árabes. Se creía que, dado el constante estado de emergencia provocado por Israel, tales asuntos, que sólo pueden ser el resultado de una planificación y una reflexión a largo plazo, eran lujos que no podíamos permitirnos.
¿Cabe decir que Israel fue un producto de aquella conspiración?

El reconocimiento de nuestros errores es una gran virtud.
Excelente tema ha desarrollado Sr. Bassets, igualmente es excelente su primer comentario Sr. Carioni al cual me gustaría añadir el informe de Campbell Bannerman de 1907 que resumo:
En 1907 P.M. británica Henry Campbell-Bannerman formó un comité de algunos eruditos (famosos/reconocidos) de Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Holanda, Portugal, España e Italia - Especializados en historia, geografía, economía, petróleo, agricultura y colonialismo - para estudiar las posibles maneras de asegurar la continuidad de los intereses colonialistas europeos. En sus instrucciones a los miembros del comité, dijo: imperios crecen en el poder, en cierta medida, ampliar poco a poco se desintegran y el colapso. Les pidió encontrar una manera de atrasar la suerte del colonialismo europeo que había alcanzado su punto máximo, entonces, cuando el sol nunca se ponía en el Imperio Británico.
Después de estudiar la creación y la caída de los imperios antiguos, y las condiciones existentes a principios del siglo XX, elaboró sus propuestas en un informe y concluyó con una declaración en la que los peligros a los que se enfrentan los imperios colonialistas estaban en la tierra árabe siempre y cuando estos tenía o poseían libertad, unión y progreso. Por lo que recomendó a los siete poderes coloniales mantener el statu quo que prevalece en la región, dividida y atrasados, y mantener a su gente en su situación actual: desunidos, con disputas, atrasado e ignorantes.
El informe también recomienda la lucha contra la unidad del pueblo de la nación árabe cultural, espiritual e históricamente, recurrir a una fuerte medida de lo posible medios científicos para separar sus componentes entre sí, es decir, manteniendo además su ala oeste de lejana a su ala oriental, que es independiente el ala de África desde el carril de Asia, mediante el establecimiento de una barrera exterior y de gran alcance en el puente de tierra que conecta Asia con árabes de África, lo que les conecta con el Mar Mediterráneo, y cerca del Canal de Suez, una entidad poderosa amigable al colonialismo occidental y el enemigo de su pueblo.
Dado que el informe fue de importancia estratégica que fue suprimida, y nunca fue lanzado al público hasta la fecha de hoy. El abogado de Antonio Canaán se refiere a él en una conferencia titulada "Palestina y la Ley", que pronunció en 1949 en las universidades de Florencia y París, y en 1957 la Unión de Abogados Árabes lo publicó bajo el mismo título. Historiadores árabes y de los investigadores puntos de vista difieren sobre si el documento en realidad existía hasta que el asunto fue confirmado por escritor egipcio Muhammad Hasanin Haikal. Haikal menciona la recomendación final de su libro "negociaciones secretas entre los árabes e Israel" (página 110). Parece que el informe no había sido publicado oficialmente hasta ahora debido a su importancia y gravedad.
¿Cuánto daño hemos infligido a nuestros vecinos para robarles sus riquezas?

“El genocidio Africano no ha recibido la misma atención que el genocidio en Europa o el genocidio en Turquía o en otra parte del mundo. Todavía hay este tipo de discriminación básica contra el pueblo africano y los problemas de África”. Boutros-Boutros Ghali (El Cairo, 1922). Vemos a África como si no tuviera historia, como si sus problemas fuesen naturales y no hubiesen sido el resultado del colonialismo, de la esclavitud y del neocolonialismo. Después de siglos de sistemático y constante despojo colonial y de esclavitud, los países africanos accedieron a la independencia política a mediados del siglo pasado en la cima de la decadencia definitiva de las potencias coloniales europeas. Algunos países consiguieron generar liderazgos políticos nacionales, construir estados con proyectos propios, lograr ciertos niveles de desarrollo económico en el marco del mundo bipolar de la segunda posguerra. Pero esas circunstancias terminaron y el neocolonialismo volvió a abatirse sobre el continente africano, víctima del nuevo pillaje del capitalismo salvaje. “No estoy interesado en recoger las migajas de la compasión lanzadas desde la mesa de alguien que se considera mi amo. Quiero el menú completo de los derechos”. Obispo Desmond Tutu (Sudáfrica, 1931).sc

Un resumen de las “Buenas noticias en Davos” sería, que mientras EEUU se centra y mira para Asia y, Asia mira al mundo, Europa parece querer mirar a África. Los problemas de la crisis son muchos, pero destaca que no tenemos siquiera dinero para comprar el billete de avión para ir a África. Esto nos lleva a que si queremos llegar a tiempo de tomar la iniciativa del progreso, deberemos de cambiar de sistema y dar el salto a uno nuevo que, procure e incentive "La motivación por el progreso y el bienestar del ser humano" como paradigma e ideal, sin la división y exclusión de las personas por cualquier causa. En la que la propia sociedad de consumo y sistema productivo, sean remplazados por la “Motivación de un mundo de abundancia” en armonía y equilibrio con el entorno, en que toda las personas puedan acceder y disfrutar activamente de los derechos humanos en libertad y libre elección, sin más condicionante que el conocimiento y como la naturaleza no haya traído al mundo a cada cual.


Para dar el salto debemos de quitarnos las cadenas del sistema y liberar los recursos monetarios que sean necesarios de modo que sean accesibles y de utilidad para todos los ciudadanos en igualdad de condiciones, sin más limitación que el buen aprovechamiento y utilidad en interés general, sin ventajas para nadie sobre los demás, haciendo un buen uso y administración de dichos recursos, que se deben de sustentar en la emisión conforme el censo de población y las necesidades esenciales de consumo y servicios, tanto individuales como los comunes a través de los Estados Democráticos.

No veo razón para ser optimista respecto de Africa,continente abandonado,tanto por la comunidad internacional como por sus propios líderes. Hay responsabilidad de los colonizadores, pero también de los propios africanos, en especial de las clases dirigentes. Dudo que los pueblos africanos compartan este optimismo.

EL señor Carioni sigue haciendo demagogia barata con los pobres, se cree que con decir 'ayudemos a África' ya está todo dicho. La solución no es ayudar a África sino CÓMO HACERLO para... 'que la ayuda llegue efectivamente a los pueblos, y no a los caciques de los pueblos', frase que pronunció George W. Bush en la última Cumbre de Monterrey (México). Ese es el verdadero problema!! ya que miles de millones se han destinado a África con pocos resultados, mucho de las 'ayudas' europeas se sabe de antemano que van a los bolsillos de los caciques africanos, pero no importa a los paises donantes porque son a cambio de prevendas o facilidades económicas, el pueblo africano postergado les importa muy poco. ¿Cómo se soluciona esto, entonces, de una manera pacífica, sobre todo si cuando alguien propone una presión o intervención de algun tipo tantos ponen el grito en el cielo? No se requiere de una invasión armada, en absoluto, ya que no hay Ejércitos africanos relevantes que abatir, son todos Ejércitos misérrimos, bastaría sólo con una firme presión diplomática efectiva y un control DIRECTO de las ayudas hacia fines concretos de mejoras, pero también contra esa 'intervención extranjera imperialista' se alzarían muchos 'bienpensantes'. No es sencillo! No obstante algunas cosas se van mejorando en África, aunque con menos prejuicios se avanzaría muchísimo mas!

Bien Lluís, estamos tan necesitados de buenas noticias que la simple intención de buenos propósitos alegra el día. Normalmente me suelo ir a dormir contento, a pesar de tanta calamidad y del drama humano que presiento en mi conciencia. Hoy este post tuyo me hará soñar que sí es posible un mundo mejor. No estoy seguro de que llegue a verlo, pero me conformaré con verlo nacer y, las vibraciones que percibo desde hace algún tiempo es que es inminente. Gracias. Mañana publicare mi agradecimiento por este post de "Buenas noticias" perdido entre tantas calamidades y desasosiego de la crisis que parece nos quiere arrasar a los infiernos. Me permito pedirte un pequeño favor que seguro que puedes hacer algo. Sería de agradecer, que se rebajara la tensión alarmista en los titulares de las noticias. Percibo que hay muchas personas asustadas y algunas bastantes inquietas. Ciertamente la situación no es para menos, pero estoy seguro que se puede hacer un tratamiento más positivo de la situación dramática que tenemos en el sentido que después de la tormenta viene la calma, aunque solo sea de los muertos. Pienso que entre todos tenemos la responsabilidad de generar confianza y recuperar el pulso de las pocas fuerzas que tenemos para mantener con dignidad la supervivencia diaria. Gracias.

Un saludo,
Juan Bernardo Montesinos

El que un país o un grupo de países sea observado con interés por los asistentes a Davos ya es una señal alarmante. La verdadera clave para los países en vias de desarrollo es no captar la atención de los poderosos.

Yo no le conozco. Vivo en una pequeña ciudad. Pero si ha dirigido con éxito a la B.Ph. ya es mucho. Lo que dice Mortier es acertado, sensatez , fuerza de cáracter y suerte, Pablo, mucha suerte.

Sr.Bassets, saludos. Desde su Blog yo propongo: que así, como se hizo justicia y se indemnizaron a familias enteras víctimas del horrendo holocausto nazi, con recursos de la Siemens, la Mercedes Benz y del propio Estado Alemán, así , de la misma manera todas las Naciones que de una u otra manera se enriquecieron con la sangre de los esclavos y con los recursos naturales ilegalmente saqueados de ese magnifico, hermoso continente, cuna del hombre sobre la tierra, deben indemnizar los daños causados en el holocausto africano y participar e incorporarse de una manera activa a los acuerdos(que todos esperamos) sean tomados en Davos. Por muchos sacos de arroz que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las NU entregue a las poblaciones hambrientas desde los aviones, o por todo el dinero que la Fundación Gates done para las investigaciones contra enfermedades…eso no sacará al continente africano de la miseria, el hambre y el dolor en que hoy se encuentra. Sr. Bassets, viví años en África y se de lo que hablo. Si Davos aprueba medidas concretas, presupuestos y plazos para comenzar a saldar nuestra deuda, enhorabuena! Con amistad,sc

En África empezó el viaje humano en el mundo. Desde allí emprendieron nuestros abuelos la conquista del planeta. Los diversos caminos fundaron los diversos destinos, y el Sol se ocupó del reparto de los colores. Ahora las mujeres y los hombres, arcoíris de la tierra, tenemos más colores que el arcoíris del cielo; pero somos todos, toditos somos, africanos emigrados. Hasta los blancos blanquísimos vienen del África. Quizá nos negamos a recordar nuestro origen común porque el racismo produce amnesia, o porque nos resulta imposible creer que en aquellos tiempos remotos el mundo entero era nuestro reino, inmenso mapa sin fronteras y nuestras piernas eran el único pasaporte exigido. Eduardo Galeano (Uruguay, 1940). Los hijos de los días.

Sr.Bassets, saludos. Definitivamente que son las mejores noticias que han llegado de Davos. Nuestra deuda con el continente Africano es enorme. El racismo fue intensamente utilizado a partir de las últimas décadas del siglo XIX por los países europeos para justificar la legalidad de acciones de dominación colonial, jingoísmo y genocidio. Entre ellas puede mencionarse el "REPARTO DE AFRICA" legalizado en la CONFERENCIA DE BERLIN DE 1884-1885, en la que doce países europeos, el Imperio Otomano y Estados Unidos se consideraron a sí mismos con derechos territoriales exclusivos sobre el continente africano, ignorando a los pueblos que lo habitaban. Entre otros muchos actos inspirados y legitimados por la filosofía racista pueden mencionarse: la apropiación en 1885 como propiedad privada de Leopoldo II de Bélgica del Estado Libre del Congo, en el que impuso un régimen esclavista y genocida; la conquista de la notable ciudad de Tombuctú por Francia en 1893 y la destrucción de su cultura varias veces centenaria; la conquista y destrucción del Reino de Dahomey en 1894 por Francia; la conquista de Madagascar por Francia en 1895; la conquista y destrucción del Reino de Benín en 1897 por Gran Bretaña; la apropiación por parte del empresario y mercenario británico Cecil Rhodes de lo que a su muerte se llamaría Rhodesia; la Conferencia de Algeciras de 1906, en la que las potencias europeas consideraron que Marruecos debía ser un "protectorado" de España y Francia; la matanza por inanición y envenenamiento del agua de las poblaciones Herero y Namaqua en el Desierto del Namib, entre 1904 y 1907, por parte de los colonizadores alemanes, considerado el primer genocidio de siglo XX. Que Davos mire hacia el África es una muy buena noticia. Hace falta esperar en que consistirá esa mirada. La deuda es enorme. Ya es hora de pagarla. Con amistad, sc

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0163002a3c1c970d

Listed below are links to weblogs that reference Buenas noticias en Davos:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal