Lluis Bassets

Del oratorio de San Felipe a la plaza Tahrir

Por: | 20 de marzo de 2012

Ciudadanía y periodismo iban de la mano hace 200 años y van de la mano ahora mismo. Nacieron juntos en el oratorio de San Felipe Neri de Cádiz, con la proclamación de la Pepa, en un día de San José como el de ayer, y enlazados andan hoy mismo allí donde la libertad pugna por nacer, en la Siria mártir que muere bajo las balas de Bachar el Asad o en la cairota plaza de Tahrir, constituida en símbolo de los combates por la democracia de nuestra época.

Cortes de Cádiz
“Todos los españoles tienen libertad de escribir, imprimir y publicar sus ideas políticas, sin necesidad de licencias, revisión o aprobación alguna anterior a la publicación, bajo las restricciones y responsabilidades que establezcan las leyes”. Así reza el artículo 371 de la Constitución de Cádiz, incluido en el título noveno, “sobre la instrucción pública”. Los sirios que combaten contra la dictadura y los egipcios que todavía ahora, una vez caído el dictador, pugnan por la supremacía del poder civil sobre el militar, tienen en el ejercicio de su libertad de expresión el arma más eficaz para construir la ciudadanía. Transmitir a todo el mundo las imágenes de la represión es una de las mejores formas de combate en Siria, como lo fue la denuncia de la tortura sistemática que practicaba la policía de Mubarak en Egipto.

No puede haber ciudadanía sin libertad de expresión, ni libertad de expresión sin ciudadanía. Las nuevas formas de comunicación han conducido a que la fusión entre ambos conceptos, el periodismo ciudadano, se convierta en la forma más puntera del periodismo y en la más activa de la ciudadanía. “Nosotros somos la democracia”, recita el rapero y poeta David Bowden en su vídeo Citizen journalism. Lo cuenta con historias de primera mano y agudo sentido de la observación la periodista catalana Lali Sandiumenge, en su libro Guerrillers del teclat. La revolta del bloguers àrabs des de dins (La Magrana), que ha venido siguiendo desde hace casi una década a los ciberactivistas egipcios, tunecinos, saudíes y bahreiníes.

Hay un concepto reduccionista que considera la expresión a través de la palabra o de la imagen como una forma meramente instrumental. Es lógico porque es el mismo léxico el que nos conduce a la confusión, al hablar de medios de expresión o de comunicación. Desde Cádiz hasta Tahrir comprobamos la inversión de esta idea de mediación neutra. Comunicar es actuar. Expresar ideas, argumentar, deliberar, es parte esencial de la misma democracia. No son medios, son fines democráticos.

El viejo periódico en papel que nació con las ideas de Cádiz organiza y estructura la vida política y construye la democracia, al igual que las redes sociales derrocan ahora las dictaduras y se constituyen en la forma más directa de intervención política, de ciudadanía. No es extraño que la crisis de gobernanza que sufre todo el mundo, empezando por las más viejas democracias representativas, ni sus efectos sobre el universo políticamente petrificado que era el mundo árabe, tenga una estrecha correlación con la crisis del viejo periodismo y el ascenso del periodismo ciudadano. Tampoco lo es que la renovación de la democracia y la búsqueda de formas nuevas de participación lleguen también con tecnologías de punta que permiten conectarnos a mayor velocidad, romper fronteras y censuras, construir comunidades virtuales y en definitiva conferir mayores poderes de acción a los ciudadanos.

No todo es bueno en el periodismo ciudadano, al igual que no todo era bueno en el viejo periodismo. No hay que “creer que la conversación con los lectores, la intercomunicación, puede sustituir a la indagación de los hechos”, tal como señaló Sol Gallego Díez en su conferencia del pasado jueves en la inauguración de curso de la Escuela de Periodismo de EL PAÍS-Universidad Autónoma de Madrid. Tiene toda la razón Soledad cuando reivindica el periodismo como búsqueda de la verdad, como doctrina de la verificación. Así debe ser, por tanto, el periodismo renovado, sin perder nada de lo fundamental del periodismo de siempre.

Cuando las opiniones son sagradas y los hechos según la verdad relativista de cada religión política, no queda ni periodismo ni ciudadanía. De Cádiz a El Cairo, periodismo ciudadano, ciudadanos periodistas.

Hay 11 Comentarios

La Constitución de 1812, liberal en efecto para la época, y evento seminal que ningún progre pone en duda, se redactó aprovechando la guerra contra lo totalitario-gabacho.
.
Decir que fué "segunda" a lo que los gabachos pudieran haber escrito en su país o en el nuestro es equívoco: se redactó contra la invasión, y contra el totalitarismo, que la "Ilustración" francesa no supo disipar en su seno.
.
No hay contradicción en ningún sitio: los gabachos eran y son totalitarios, nosotros no. Sus escritos son totalitarios, los nuestros no.
.
Hay dos Ilustraciones: las liberales (Estados Unidos, España), y las totalitarias (Francia).

Dice Rajoy que hay que ser valientes y reformar, y trae a colación la Constitución liberal de 1812. Primero, me gustaría saber si el partido de Rajoy, conservador, habría firmado aquella constitución en su día. Y segundo, la constitución de Cádiz incluyó un detalle ético que bien podría haberse aplicado el presidente en la ceremonia del bicentenario: nadie puede votarse a sí mismo, como hizo Rajoy el día del evento. Qué majo.

No estaba mal para la época. Algunos incluso hubieran querido homologarla al sistema británico de The Rule of Law. No estaba el horno para hacérsela a la francesa. Ah, 1812. Aún así, apenas pudo ejercitarse más allá de los muros de Cádiz.
Ojalá los países del mundo musulmán sean capaces separar Estado y Religión, y cundir la paz y el respeto de la libertad de la mente y su dignidad, y levantar un Imperio de la Ley que respete la vida, la integridad de las personas y la igualdad de derechos.

En cuanto al periodismo, sólo he decirle una cosa, Bassets. Observe la película de Todos los hombres del presidente. Y busque, fomente, la creación de un periodismo que analize, con datos contrastables, por extenso, que sea capaz de hacer análisis que a su vez puedan ser interpelados por el lector, sin pontificar.
El diario Die Zeit, debe su éxito actual a ese enfoque, que exacerba en papel impreso. Atrévanse a pensar "outside the box". Sapere aude, que dijera Kant...

GHANDI: “ No es tan preocupante el ruido que hace la gente mala, sino el pasmoso silencio de las buenas personas" .Este es un momento dramático en la historia mundial. Hago un llamado, una exhortación a todas las lectoras y lectores de El País, personas de todas las razas, nacionalidades y religiones, para que nos unamos todos en la más categórica y enérgica condena contra el terrorismo. No es el momento de quedarse con los brazos cruzados. Atrocidades como las de Toulouse y Montauban en Francia son afrentas para toda la Humanidad, actos aberrantes que nada ni nadie podrá justificar jamás. Viva la Paz! sc

FRANCIA: Comunicado del Comité Ejecutivo de la Unión Judía Francesa por la Paz (UJFP) Alto a crímenes racistas. En Toulouse y en Motalban, se ha asesinado fríamente a militares. Algunos de ellos eran de origen afro caribeño o árabe. En Toulouse, una escuela confesional judía ha sido atacada con armas de guerra. Un rabino y varios niños han sido también fríamente asesinados. La UJFP expresa su total apoyo a las familias afectadas por estos asesinatos. En el momento en que estas líneas son escritas, es posible que estos crímenes abyectos estén relacionados pero no hay pruebas. La UJFP, que cuenta entre sus miembros con numerosas víctimas o descendientes de víctimas de una época en que el racismo de Estado asesinaba en masa a las personas en función de sus orígenes, denuncia estos crímenes. Estos asesinatos se llevan a cabo en nuestro país, donde reina actualmente un clima dominado por un discurso de Estado racista y xenófobo de una extrema violencia. Todos los racismos, ya ataquen a los gitanos, los negros, los árabes, los judíos o a otras personas, no son opiniones sino que son incitaciones al paso al acto criminal. Toda esencialización de los seres humanos en función de sus orígenes, del color de su piel, de sus creencias o de sus no creencias conduce a la barbarie. Toda banalización de los discursos racistas o de exclusión, ya sean antisemitas o islamófobos, o designen a los pobres, los jóvenes, las mujeres, los niños.... es inadmisible y debe ser combatida con fuerza. La UJFP espera que se haga la luz sobre estos crímenes y que todos los discursos racistas sean combatidos, sin excepción.19/03/2012

1812 Cádiz:
personas cultivadas y liberales:
"Amor a la Patria"
"Ser justos y benéficos"

Pero claro, cuando la información es fiable. Pues hombre, parafraseando a Clemenceau, según cita del libro del mismo autor citado antes en su libro Sobre la verdad: "Desde luego, nadie podrá decir que Bélgica invadió Alemania". ¿Cuántas invasiones inversas no nos venderán?

Ya dice Harry G. Frankfurt, que las civilizaciones nunca han podido prosperar, ni podrán hacerlo, sin cantidades ingentes de información fiable sobre los hechos.

Estimado Bassets, saludos y mis disculpas por salirme de su tema, pero creo que lo amerita. Cuando el 27 de enero 2012 la ultraderecha europea bailó en Viena, Austria el día en que se conmemora el Holocausto yo escribí reclamando semejante insulto en el Blog de Juan Arias. Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional francés, el parlamentario nacionalista sueco Kent Ekerot y el europarlamentario belga Pohilip Claeys, de la formación xenófoba Vlaams Belang, figuraban en la lista de 3.000 invitados de este “baile de gala” organizado por la asociación WKR que reúne a 21 cofradías ultranacionalistas austriacas. Por su parte, Heinz Christian Strache, el sucesor del difunto Jörg Haider como líder del partido radical derechista austriaco FPÖ, declaró que él y sus seguidores seguirán realizando sus bailes en el futuro “aunque a otros les guste o no”. El escritor e historiador Doron Rabinovici dijo que “se trata aquí de un encuentro de neonazis camuflado de baile. Los invitados son simpatizantes de los malhechores (del Tercer Reich)”. Angelika Gruber, presidenta de la Asociación de Estudiantes Universitarios de Viena, opinó que no ha sido casual sino un acto de cinismo que los ultraderechistas eligieran como día para su festejo el 27 de enero, fecha de conmemoración de las víctimas del Holocausto. En algunos Blogs de la sección Internacional de El País ya he leído (y criticado) 2 post que trataban temas nazis de una forma tipo “vintage”… muy poco constructiva para la PAZ y no aportan nada en soluciones para evitar el resurgir neo-nazi en Europa, un lamentable fenómeno que algunas y algunos no quieren ver. Hoy es Toulouse…mañana? sc

Además, es interesante que para derrotar a las tropas francesas fuera esencial el apoyo de los integristas católicos, los constitucionalistas hicieron referencia expresa a la Iglesia Católica de la misma forma que los constitucionalistas árabes hacen referencia al Islam, pero abriendo una puerta a la libertad de opinión. Un primer paso. De todos modos, la libertad de imprenta fue reconocida por primera vez en España en la Constitución de José Bonaparte (Estatuto Real de Bayona de 1808) de 146 artículos.

Concuerdo con sus definiciones.
Me quedo con dudas, de porque no se incluye, por su nombre e individualización de su realidad a Cuba.
El más prolongado ejemplo de negación de este, entre otros muchos derechos ciudadanos .
Pericles

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e8fb5d1b970c

Listed below are links to weblogs that reference Del oratorio de San Felipe a la plaza Tahrir:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal