Lluis Bassets

El derecho a hacer la guerra

Por: | 08 de marzo de 2012

Las revueltas en Siria y el programa nuclear de Irán renuevan el interés e incluso la necesidad del viejo pero siempre vigente debate sobre la guerra justa. ¿En qué condiciones puede alguien declarar la guerra contra el régimen de Bachar el Asad o contra el del ayatolá Ali Jameneí? El primero está perpetrando horribles matanzas entre su población, con uso de armamento pesado, ejecuciones sumarias y uso de la tortura. La dictadura clerical de Teherán, que ha amenazado a Israel y hace explícito su deseo de borrarlo del mapa, está culminando un programa de fabricación de uranio enriquecido que fácilmente puede darle acceso al arma atómica.

Hay una tabla de condiciones para empezar una guerra justa que, con pequeñas variaciones, puede fijarse en seis puntos: la causa debe ser justa, debe decidirlo la autoridad legítima, el objetivo debe ser correcto, hay que agotar todos los medios pacíficos antes de declararla, la acción debe ser proporcionada y hay que contar con altas probabilidades de éxito. Estamos hablando del derecho a empezar una guerra, que inmediatamente se convierte en el derecho durante la guerra, es decir, en resolver el problema de cómo librar una guerra justamente. Es la distinción escolástica, expresada en latín, entre ius ad bellum (derecho a la guerra) y ius in bello (derecho en la guerra), especialmente útil para la guerra de Afganistán, que se acomoda a los criterios de la guerra justa cuando se declara y no en cambio en su desarrollo posterior. Como la intervención de la OTAN en Libia, ajustada a los seis criterios cuando el Consejo de Seguridad autoriza la intervención aérea para proteger a la población y discutible a medida que la actuación internacional se dirige a vencer y derrocar a Gadafi.

La teoría de la guerra justa estuvo especialmente en boga cuando George W. Bush decidió atacar a Sadam Husein esgrimiendo el peligro de unas armas de destrucción masiva que podían constituir una amenaza inminente para Estados Unidos y sus aliados. La de Irak en 2003 quedará como ejemplo de guerra injusta: no era justa la causa, no fue declarada por una autoridad legítima, no era correcto el objetivo, había mucho trecho a recorrer en la inspección de Naciones Unidas sobre las armas de destrucción masiva antes de declarar la guerra, no hubo un uso proporcionando de la violencia, y tampoco había altas probabilidades de éxito. Difícil de superar.

Ahora se plantean dos nuevos casos, próximos geográficamente pero alejados en cuanto a las amenazas. Con Siria, la justeza de la causa es evidente: nada puede ser más justo que terminar con las matanzas de civiles. La primera dificultad se plantea respecto a la autoridad legítima: Rusia y China van a vetar cualquier resolución del Consejo de Seguridad que autorice el uso de la fuerza. Sin ella, la guerra carece de cobertura jurídica. El objetivo bélico, que no puede ser sino el derrocamiento del régimen, se acomoda a la tabla. También la siguiente condición: se han agotado todos los caminos diplomáticos. Las dos últimas condiciones, uso proporcionado de la fuerza y altas probabilidades de éxito, se podrían cumplir, porque los países implicados tienen los medios para hacerlo, pero solo en caso de que se cumplieran las anteriores. Cinco a uno.

En el caso de Irán, en cambio, la primera discusión versa sobre la delimitación del peligro efectivo que supone el programa nuclear iraní. Para el Gobierno de Israel significa una amenaza existencial, que Netanyahu vincula a la repetición de un Holocausto como el que sufrió la población judía europea hace 70 años. Para muchos otros gobiernos, el de EE UU entre otros, la amenaza no es inminente, porque Irán no dispone todavía de la bomba y se halla tan solo entrando en la llamada zona de inmunidad, momento en que ya no es posible evitar que llegue a obtenerla. La exigencia de una autoridad legítima es un problema menor para Israel y también para EE UU, porque se consideran con plena legitimidad para actuar sin permiso ni cobertura de la ONU; lo que no es el caso de la mayoría de los países europeos. Está claro que acudir a la guerra no es el último recurso, y en este punto también divergen Washington y Jerusalén: Obama cree que la diplomacia tiene margen todavía, mientras que Netanyahu está ansioso por atacar. Parece fácil de cumplir que el objetivo, la destrucción de las instalaciones, sea el correcto; así como que el uso proporcionado de la violencia, ataques aéreos muy bien calculados, sea el proporcionado; aunque quedan dudas sobre las probabilidades de éxito: algunos expertos creen que solo la instalación de un régimen pro-occidental en Irán permitiría dar por anulada la amenaza. Cuatro a dos en el mejor de los casos y dos a cuatro en el peor.

Y, sin embargo, lo más probable es que no haya guerra contra Asad y sí contra Ahmadineyad.

Hay 30 Comentarios

De acuerdo con el Departamento de Estado, el camino a Teherán pasa por Damasco: el objetivo estratégico de la OTAN es destruir al principal aliado de Irán en Oriente Próximo; para las monarquías absolutistas del Golfo el propósito es remplazar una república laica por una dictadura teocrática vasalla; para el gobierno turco el propósito es fomentar un régimen dócil a los dictados de la versión del capitalismo islámico de Ankara; para al-Qaida y los aliados fundamentalistas salafistas y wahabíes, un régimen teocrático suní despojado de sirios laicos, alawíes y cristianos servirá como trampolín para proyectar poder en el mundo islámico; y para Israel, una Siria ensangrentada y dividida garantizará aún más su hegemonía regional. No fue sin previsión profética que el sionista por antonomasia estadounidense, senador Joseph Lieberman, exigiera días después del ataque de al-Qaida del 11-S de 2001: “Primero tenemos que ir a por Irán, Iraq y Siria” antes de considerar quiénes eran los verdaderos autores de los hechos. James Petras: La revuelta árabe y el contrataque imperialista , Clarity Press: Atlanta 2012, segunda edición.

El juego de las palabras no tiene fin.... el derecho a la guerra justa. Depende de quien utiliza el vocablo para justificar los desmanes. La única guerra justa es la indepedencia frente al ultraje del colonialismo. La única guerra justa es la que libre un pais contra otro pais que intente dominarle. Lo demas es puro bla bla. ¿Son justos los grandes imperios que han asolado al mundo durante milenios?.

OJO CON LA COPA ESTADOUNIDENSE: Teherán envió una carta a la UE “dando la bienvenida” al P5+1, los miembros permanentes con derecho a veto del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, si de verdad quieren volver a una mesa de negociaciones serias respecto al expediente nuclear iraní. Veamos lo que esto significa. Es una compleja miniatura persa que deben descifrar los europeos que se tomen la molestia de hacerlo. Teherán dice: queremos sinceramente hablar con vosotros; pero no renunciaremos a nuestro programa nuclear civil; y si seguís tratándonos como perros, con estas sanciones, el embargo y ahora el intento con la SWIFT, podemos aplicar mucha presión a vuestras tambaleantes economías. Si la histeria promovida por Washington y Tel Aviv ya llega a un tono febril, esperad el 20 de marzo, cuando la bolsa petrolera iraní comience a vender petróleo en otras monedas distintas del dólar estadounidense, anunciando la llegada de un nuevo mercado del petróleo denominado en euros, yenes, yuanes, rupias o un canasto de monedas. Sería conveniente para los clientes asiáticos, desde los miembros del BRICS India y China a los aliados de EU., Japón y Corea del Sur, por no mencionar al miembro de la OTAN Turquía. Pero también convendría a los clientes europeos pagar el petróleo en su propia moneda. Teherán (como muchos actores clave en el mundo en desarrollo) quiere hundir el petrodólar. Podría ser la gota que colmaría la copa estadounidense. Pepe Escobar, autor de Globalistan: How the Globalized World is dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y de Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. Su último libro es Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009).

EN LA PAZ, PRIMERO BRASIL: El Gobierno de Brasil toma la delantera para tratar de evitar otra guerra sin sentido. El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, hizo una declaración valiente y muy importante [http://news.yahoo.com/blogs/envoy/un-weigh-legality-iran-strike-brazil-foreign-minister-170354507.html] la semana pasada sobre la creciente amenaza de un ataque militar contra Irán. Le pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que opine sobre la legalidad de una amenaza de ataque militar contra Irán. "A veces se escucha la expresión 'todas las opciones están sobre la mesa'. Sin embargo, algunas acciones van en contra del derecho internacional", dijo Patriota. Es de vital importancia que las naciones que tienen un interés en mantener la paz, y en un mundo más regido por los tratados internacionales y la diplomacia -en lugar de por la fuerza- hablen, como Brasil ya ha hecho, antes de que comience una guerra. Mark Weisbrot, es codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR), en Washington, D.C. Obtuvo un doctorado en economía por la Universidad de Michigan. Es también presidente de la organización Just Foreign Policy .

Sr. Lambda, no se extrañe de la existente tolerancia al judío entre persas y árabes. Ya que ser árabe no niega profesar el judaísmo, lo mismo podemos decir del persa. Y por favor no confundamos el rechazo a Israel como un proyecto sionista en contra de los intereses sociales de la región y lo trasladamos al judío que siempre fue bien protegido mientras mantenía las reglas del juego, no priorizar los intereses de Israel a las del país o nación que le dio la residencia y la nacionalidad

Siria de nuevo
¿Qué se busca de los encuentros entre los ministros de exterior árabes y con el delegado ruso dentro de una evidente división de la oposición que llega hasta la acusación de traición del otro? ¿Qué significa el empeño de ex secretarios de las NN UU Kofi Annan de encontrarse con la oposición siria?
Occidente no tiene el interés en entrar en guerra en Siria si no fuera con ejércitos de la región. Además no encuentra ánimos por la crisis económica que no le ayuda a sacrificar un alto gasto militar que supone esa guerra, sabiendo que Siria no tiene el petróleo de Irak ni el de Libia para cobrar sus facturas. Los MM EE árabes equivocaron al ignorar a dos potencias con derecho de veto y se dirigieron al Consejo de Seguridad con la cuestión siria contando, solamente, con el apoyo político de occidente y particularmente de los EE UU. Y ahora aparece el señor Annan llevando con toda seguridad el convencimiento norteamericano de alejar la posible guerra contra el régimen. Y el intento de armar la oposición, si no lo está ya, que propone Arabia Saudí y Qatar pero con más pesado armamento es una interferencia exterior que rechazará el ministro Ruso de Asuntos Exteriores, Sergi Lavrov.

He estado leyendo un interesantisimo libro de Enric Bregolat, un diplomático español que estuvo 10 años en Rusia y otros tantos en China.
Hace un análisis extenso y preciso de la transición económica de ambos países, y también, su evolución política. Lo más interesante es certificar lo que siempre he sospechado. Que la Democracia sólo funciona en un Estado fuerte, que antes haya empezado la reforma económica. Liu Jiu, un destacado miembro del Gobierno Chino durante la apertura de Deng Xiaoping, afirma que la democracia impuesta desde el exterior, es dificil que salga sin taras, porque es todavía vulnerable, y fácil que caiga en el cortoplacismo en la dirección del Estado. Es muy importante que el estado sea capaz de garantizar la equidad de las reglas de juego, y sin voluntad ni fuerza, eso no es posible.China aprendió mucho de la horrorosa terapia de choque que emprendió Yeltsin, y sacó la siguiente conclusión: Sin un Estado fuerte, no cabe ni una economía próspera, ni un buen reparto de los beneficios sociales de la economía de mercado. Por tanto, la estrategia gradual del PCch, fue mucho más acertada y beneficiosa que la estrategia de Gorbachov y Yeltsin. Básicamente porque no se entregó a criterios extranjeros que no conocían bien la realidad del país. Antes bien, asimiló conceptos útiles y extendió un sistema educativo exigente que reforzara una futura economía industrial y del conocimiento. Uno de los grandes aciertos de Deng Xiaoping fue apoyar al pequeño agricultor privado chino, dejándole privatizar su producción. Así garantizó la alimentación del país, y ganó tambien apoyo popular para sus reformas económicas y las de sus sucesores.
China reconoce a la corrupción como su mayor enemigo actual, y la transformación hacia un Estado de Derecho todavía no es completa. Pero el PCCh sabe que sólo la prosperidad justifica su status. Y más pronto que tarde, reconoce que el auge de sus clases medias obligarán a una democratización del régimen, pero que para ello, es necesario una estabilidad económica completa entre su Norte y su Sur, y que el régimen resultante, será "de características chinas". Otro detalle: el capital chino siempre vuelve íntegramente a su país de origen. Rusia apenas ha experimentado un retorno del capital que desapareció en los 90.

Volviendo a Irán, nos encontramos con que los procesos políticos internos no son monolíticos, pero pueden tener una severa regresión ante un ataque militar.
Y aunque nos joda el reconocerlo, irán tiene una economía más diversificada que la de Egipto, Siria y Jordania. Es un país en desarrollo, con una clara voluntad regional que rivaliza con Israel en la región, y con una tradición de Estado muy anterior al Islam.
La gran ironía es que por historia, es un país que en su seno ha sido bastante tolerante con los judíos. Aún hoy hay una importante comunidad judía en Teherán, que tiene negocios de calado inmobiliario, industrial y manufacturero.
El verdadero motor de un cambio político es la transformación económica, que lo cambia todo, hasta las relaciones sociales, y también el equilibrio de poderes en una sociedad se ve afectado. Una guerra, sólo destruye y aniquila la autonomía de un Estado, y por ende, aunque después haya un régimen liberal, las opciones son más reducidas para una profunda transformación social.

Quién quiere la guerra la tiene decidida y estudiadas sus consecuencias ya. Pedirá la aprobación internacional y si no la obtiene irá a la confrontación solo.
IRAN: Si de verdad está a un paso de obtener la bomba nuclear, Israel con o sin la ayuda de EE UU habría intentado destruirlo como había abortado los sueños de Irak y de Siria anteriormente. Sin embargo, interesa tener un enemigo para justificar acciones bélicas y ganar la aprobación de la población allá donde se recurre a la amenaza de ese enemigo cada vez que interesa. Guerra contra Irán, no habrá, por lo menos en futuro próximo.

Si va a haber guerra contra Irán, lo habrá, haya o no justificación de la comunidad internacional.
Igualmente es el caso de posible guerra contra Siria.
Los ejemplos de guerras declaradas contra Irak y Libia, sin o con consenso del Consejo de Seguridad, aquí no se contó con el de la comunidad mundial, y me refiero a su población, son pruebas de cuando se halla un plan para atacar a cualquier país, se buscan todos los factores de legalización y la complicidad de la prensa para justificar el uso de fuerza.
Patéticamente, para muchos ciudadanos árabes, su mundo navega sin rumbo desde hace casi un siglo. La primavera árabe, de la cual se esperaba que haga algún cambio de su status quo, se desvió de su rumbo y no está trayendo frutos a beneficio de sus ciudadanos. Hay manos exteriores que aún tienen el poder de imponer su plan para salvaguardar sus intereses. El mundo árabe carece de un liderazgo nacionalista panarabista desde la sospechosa muerte de Nasser.
Irak: se trabajó para su desintegración y su total dominio debilitándolo. Ya lo intentó Bretaña tras la Primera Guerra Mundial. Pero ahora se consiguió por la torpeza política de su presidente arrastrándole a la confrontación bélica para llevar al país a una estado sin líderes nacionalistas, sino títeres afines a los EE UU y en su comunidad del Kurdistán también a Israel, donde gobiernan jefes que pertenecen a referencias cléricas sectarias religiosas y según política del exterior. El pueblo está pagando por ello con destierro, desplazamiento, o liquidación física. La riqueza de la venta del petróleo no llega al ciudadano de a pie. En definitiva, se cometió un crimen y nadie pagará por ello, porque está implicada, como acusada principal, EE UU, la potencia justiciera, que aceptamos otorgarle ese rol. Después de haberlo destruido, lo entregó al enemigo persa, que no cabría la menor duda que EE UU había negociado con este para repartir papeles geoestratégico y para extorsionar cada día más a los guardianes árabes del petróleo. Lo lamentable es la participación, por ignorancia o más bien a sapiencia deliberada, de países árabes en la caída del derrocado gobierno.
Libia: Aquí resalta el papel que desempeñó y sigue haciéndolo el Reino Unido, bajo la batuta política del ex PM Tony Blair y del filosofo Bernard Henri Lévy y la figura del impotente Abdul Jalil, que insiste en controlar y dirigir el cambio demográfico árabe y ese rumbo de su primavera. Esta contención comenzó con la intervención de la NATO y el beneplácito de la fracasada Liga Árabe a quien se le escapó la correcta interpretación de la Resolución 1973. Ahora se está flotando a la superficie las fases de la división, o federalización del país. En 1943 quedó con Libia después de expulsar a Italia y entonces intentó dividirlo en tres regiones: Bengazi (Burqa) bajo la ocupación británica, Fazzan como francesa y Trípoli como la base norteamericana de Wheelus. Veremos en los próximos meses repetirse el mismo escenario de Irak. Todo para mejor control de sus riquezas petrolíferas. También aquí intervinieron los mismos países árabes en el derrocamiento de Gaddafi.
Siria: es el mejor aliado entre los países árabes de Irán, donde también está la única base rusa en el Mediterráneo. Siempre participó en las guerras contra Israel. Resulta obvio entrar en numerosas negociaciones y pactos entre falsos interesados de proteger a la población antes de asegurar el resultado de un controlado derrocamiento del último bastión árabe que rechaza todo tipo de relaciones con Israel. Siempre están manos traidoras árabes en todo conflicto trascendental en la región. Aquí no faltan las saudíes y qataríes entre otras.

El Israel Policy Forum (IPF) celebró una conferencia telefónica para discutir las negociaciones en curso sobre el programa nuclear iraní. Los panelistas fueron los profesores Mohsen Milani( Profesor y Catedrático en el Departamento de Asuntos Gubernamentales e Internacionales de la Universidad del Sur de Florida) y Gary Sick. El profesor Steven L. Spiegel fue el moderador. El siguiente es un resumen de sus observaciones. MILANI: “La distinción entre un golpe quirúrgico y una guerra en toda regla es un mito, no existe. Una vez que comiencen a atacar las instalaciones nucleares de Irán, a pesar de su intención, creo que podría terminar con una guerra regional. En el caso de un ataque contra Irán por parte de Israel, los iraníes van a tomar represalias, y con rapidez. Irán ha desarrollado la capacidad de represalia y las va a utilizar. Un ataque quirúrgico va a cambiar la dinámica de la política iraní. Los iraníes van a reunirse detrás de la bandera y la República Islámica. Israel tiene la opción de iniciar una guerra, pero luego va a ser Irán quien decidirá cómo acabar con ella. No creo que esté en los intereses de Israel, no creo que sea interés de los EU., y yo ciertamente no creo que sea interés de Irán involucrarse en una guerra”. SICK: “Creo que la posibilidad de un ataque militar israelí contra Irán, un ataque militar unilateral, es cercano a cero. Israel quiere que la gente crea que tiene la capacidad de atacar y podría muy bien usarla. Sin embargo, hay toda una serie de consecuencias que emanan de ella, malas para la paz en Oriente Próximo, malas para Israel, EU. y para los estados regionales también . Si nos fijamos en todas las guerras exitosas que Israel ha llevado a cabo en el pasado, hay un elemento que todas tuvieron en común: Israel nunca dijo ni una palabra de antemano, siempre quiso y logró el elemento sorpresa”. Compilado por Josh Smilovitz.

UN POSIBLE BOOMERANG (2) La misma convicción parece reinar en esos grupos que llevan a cabo una guerra clandestina contra Irán mediante asesinatos de científicos o ciberataques (por ejemplo, en 2010, con el gusano informático Stuxnet, destinado a interferir en el funcionamiento de las centrifugadoras). Hay drones estadounidenses sobrevolando el territorio iraní. Hay información creíble que habla de un apoyo a movimientos separatistas en la región de Baluchistán (donde se dice que israelíes disfrazados de oficiales estadounidenses de la Central Intelligence Agency (CIA) habrían reclutado agentes), pero también en la provincia de Juzestán, de población árabe, en el Kurdistán iraní o en las zonas de población azerbaiyana. Estos sucesos despiertan gran satisfacción en Israel, en EU y en algunas capitales europeas. A pesar de las proclamaciones según las cuales Irán representa una amenaza para la paz y la estabilidad internacionales, la política occidental está fundada sobre la hipótesis implícita de que Teherán no puede responder eficazmente a las amenazas financieras y clandestinas contra su seguridad. Ninguna de las partes implicadas toleraría semejantes acciones sobre su territorio.¿Verdadero peligro? Irán no es un peligro serio para nadie, ni siquiera para sus vecinos más próximos. Su presupuesto militar representa una fracción minúscula, no sólo comparado con el de Estados Unidos o de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), sino también con los gastos combinados de los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) El país está cercado por las fuerzas estadounidenses y por la OTAN, entre otras cosas por un anillo de bases y fuerzas navales. Consciente de su relativa debilidad, hasta ahora evitó los enfrentamientos militares directos. En cambio, invirtió enormemente en una robusta estructura de defensa que haría muy peligrosa cualquier invasión. También perfeccionó técnicas de guerra asimétrica, tales como la guerrilla y la utilización naval de barcos rápidos que pueden sembrar la confusión y hasta vencer buques de guerra. Ajustó las baterías de misiles crucero, armas relativamente simples pero que podrían revelarse eficaces al ser utilizadas en masa, incluso contra un blanco importante. Gary Sick .Le Monde diplomatique. Ex.asesor del Consejo de Seguridad Nacional bajo los presidentes Ford, Carter y Reagan y ayudante del Director de la Casa Blanca para Irán durante la revolución iraní y la crisis de los rehenes. Autor de October Surprise: America’s Hostages in Iran.

UN POSIBLE BOOMERANG (1). Antes de la adopción de la actual e inútil estrategia por parte de los EU, Israel y sus aliados, Irán tenía un programa nuclear de lo más rudimentario, sin una sola centrifugadora para enriquecer uranio. Casi dos décadas después, la AIEA informa que el país dispone de un programa considerable, con unas ocho mil centrifugadoras operativas instaladas en dos emplazamientos principales y un stock de casi cinco toneladas de uranio débilmente enriquecido. Así pues, el fracaso es evidente. En lugar de tomar nota de ello, EU y sus aliados replicaron con una escalada, llegando incluso a prohibirle a la República Islámica que vendiera sus productos petroleros, lo cual la privará de más de la mitad de sus ingresos. Tales medidas se parecen mucho a un bloqueo militar de los puertos petroleros, es decir a un acto de guerra. Las sanciones, que teóricamente deberían prevenir un conflicto bélico, se transforman así, progresivamente, en una guerra económica, entonces estamos hablando de un conflicto no declarado. Nadie sabe cómo responderá la República Islámica, pero nadie imagina tampoco que sus dirigentes vayan a capitular, ni que vayan a quedarse de brazos cruzados. La elección de la coerción se funda sobre la creencia de que la misma no puede volverse contra sus promotores. Gary Sick .Le Monde diplomatique. Ex.asesor del Consejo de Seguridad Nacional bajo los presidentes Ford, Carter y Reagan y ayudante del Director de la Casa Blanca para Irán durante la revolución iraní y la crisis de los rehenes. Autor de October Surprise: America’s Hostages in Iran.

¡Hágale usted la pregunta a todas las mujeres, niños, personal civil en general que morirá bajo la infamia de su "guerra justa"? Sobre todo ¿con qué derecho? ¿No habría que preguntar si también es una guerra justa la que aplica el terror contra los Estados cuando estos matan de hambre a otros pueblos? Piense en el cuerno de África y otras regiones empobrecidas del mundo por acción del privilegiado capitalismo: si se vienen aquí a masacrar, envenenar, castigar, ¿sería justo? ¿Sería justo para los ciudadanos que no tienen nada que ver con sus sanguinarios gobiernos? No quiero mencionar hechos recientes y muy dolorosos para todos. Es usted un inconsciente, Bassets. Si es tan valiente para formular la pregunta, séalo para sacar esta respueta.

Sr. SERGIO CARIONI: desde 2.002, o sea, desde hace 10 años, Irán viene jugando a las escondidas y violando todos sus compromisos con los Inspectores de la ONU-AIEA, quien se ha manifestado ya mas que asustada por el Plan Nuclear de los ayatolas. Debe ser usted el único que 'cree', o dice creer, en los planes nucleares 'pacíficos' de esos salvajes medievales. Pero nadie, y menos Israel, es tan idiota como para creeles, y si los ayatolas se proponen 'borrar del mapa Israel', esa Democracia tiene, AL MENOS, y como mínimo, el mismo derecho a Borrarlos del Mapa a ellos. Medios le sobran. Cualquier cosa menor a 'borrarlo del mapa' que haga Israel con Irán es un REGALO que deben agradecer, porque el derecho a eso y mas ya lo tiene adquirido. Procure usted no amenazar nunca de muerte a alguien mas fuerte que usted, porque acabará fatal. Con la muerte no se juega, cualquier Codigo Penal, y también el Derecho Internacional, lo consideran 'Defensa Propia'. Procure no llevarle flores a los ayatolas en los próximos meses!

LA MEJOR GUERRA: LA QUE SE EVITA. Hans Blix (Suecia,1928) ex canciller de Suecia que dirigió la AIEA entre 1981 y 1997, urgió a efectuar el mayor esfuerzo para aflojar las tensiones por el programa nuclear iraní y evitar una guerra. "Esperemos ahora una reunión entre iraníes y representantes del P5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania), quizá en Estambul y pronto”, señaló Blix, en una conferencia el martes 21 en el Capitolio, sede del Congreso de EU. "Podemos sentarnos y soñar con grandes soluciones. Pero por ahora debemos distender una situación muy grave y peligrosa", apuntó Blix, quien encabezó una misión de inspección de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Iraq (en busca de armas de destrucción masiva que nunca se hallaron), antes de la invasión dirigida por EU en 2003. En su libro “Disarming Iraq” publicado en 2004, el funcionario sueco acusó al expresidente estadounidense George W. Bush (2001-2009) y al ex primer ministro británico Tony Blair (1997-2007) de exagerar y mentir sobre la amenaza de armas de destrucción masiva de Iraq para obtener apoyo de sus ciudadanías y lanzar la invasión. Blix ha asegurado reiteradamente que en Iraq se cometió un error con la guerra. Incluso, afirma que la invasión cortó su trabajo, impidiendo que demostrase la inexistencia total de las armas de Hussein. La tarea más urgente ahora, insistió, es reducir la tensión entre Irán e Israel, que escaló en los últimos dos meses, y preparar "el camino para más conversaciones" a fin de evitar cualquier "consecuencia no buscada" y desastrosa.sc

LA AMENAZA NUCLEAR IRANI : otra prueba más de esta falacia fue suministrada la semana pasada por el propio Ayatolá Ali Jamenei, incluso antes de la victoria de sus seguidores en las elecciones parlamentarias del viernes que convirtieron al Presidente Mahmud Ahmadineyad en un funcionario saliente. Cito aquí, en su BLOG estimado Bassets, las palabras de Jamenei , porque los medios corporativos de EU, sus “países aliados” y periodistas que venden la “Guerra Inevitable” todos los días y mantienen desinformada a la opinión publica occidental, simplemente no lo hacen. Dijo: "La nación iraní nunca ha buscado y nunca buscará armas nucleares. No cabe duda de que los responsables de la toma de decisiones en los países que se nos oponen saben perfectamente que Irán no quiere armas nucleares porque la República Islámica desde la lógica, la religión y la teoría, considera que la posesión de armas nucleares constituye un grave pecado y que la proliferación de tales armas es insensata, destructiva y peligrosa”. sc

Ius ad bellum, sí, pero ¿necesario o dispositivo? El derecho a la guerra necesario sería aquel del que no puede uno desligarse, como el derecho necesario o imperativo, que no es disponible. Me pegan, me pego, no queda otra, salvo se ponga la otra mejilla, que dudo que ocurra. Y luego estaría el derecho a la guerra dispositivo, que como lo que entra dentro de la esfera del derecho dispositivo permite la voluntad de las partes, una voluntad que puede pasar por hacer su santa voluntad, intervención unilateral, en cuyo caso de ius nada de nada, o puede querer buscar soluciones diplomáticas hasta lograr una salida razonable al conflicto. Ejemplos del ius ad bellum dispositivo, la guerra de Irak, innecesaria hasta decir basta y sin otra inspiración que el abuso y la violencia por la violencia. Con Irán podría ocurrir que aún empezando por la vertiente diplomática, al final acaben como el rosario de la aurora, y luego pasen del dispositivo al necesario, que también puede ocurrir, aunque lo más común es que una vez metidos en harina a los cuatro días ni se acuerden de por qué empezaron ni de cómo pudieron llegar a donde llegaron.

La guerra puede ser justa pero no sería mejor que fuera necesaria. La guerra contra el asesino sirio, además de justa, es necesaria. La guerra contra Irán hoy podría ser necesaria, que no sé si lo es, pero aún siéndolo, ¿sería justa? La justicia no implica la necesariedad, y este concepto no aparece por ningún lado, salvo que el hecho de ser una cosa implique la otra, que me parece que no. Es justo que uno se defienda cuando es atacado, pero es justo atacar al que dice que te atacará. ¿Es necesario? Sí, es verdad que las intenciones declaradas de Irán sobre Israel son borrarla del mapa, pero bastan las intenciones declaradas para borrar del mapa al borrador. Unos dice que borran del mapa. Otros borran sin tantos anuncios. Irán debería aclarar si sus verdaderas intenciones sobre Israel son las mismas que tuvo en su día el gran asesino del siglo pasado o solo se trata de una fanfarronada más. Ganaría mucho con un desmentido. La paz mundial ganaría mucho con una rectificación de sus anuncios fascistas. Además, a quién va a borrar del mapa si Israel puede borrarles a ellos con una cabeza, y no de ajos. Suerte tenemos que Israel no abrigue los mismos deseos con Irán. Y mira que no me gusta la actitud del estado hebreo en casi nada de lo que hace, pero así son las cosas.

SIRIA: si se pretende la UNANIMIDAD del Cjo. de Seguridad de la ONU nunca se hará nada, y los carniceros se harán seimpre el festín. En los Balcanes tambien se opusieron Rusia y China, y el progre Solana la ordenó igual, y Europa apoyó. ¿Que 'Permiso y Cobertura de la ONU' hubo allí? Ninguno! Basta de hipocrecía pues! En cuanto al caso de Iran-Israel, no existe ni existió NUNCA JAMÁS en la HISTORIA causa mas justa que destruir el Plan Nuclear iraní destinado a un GENOCIDIO anunciado y proclamado a los 4 vientos! Cueste lo que cueste debe realizarse. Por el bien de Israel, de toda la region y del mundo entero. Y pese a los intereses electoralistas de Obama, los ecónómicos de Rusia y China, la cobardía de muchos, y al antisemitismo de los mediocres que mienten y sueñan con otro Holocausto judío. No lo verán!

LA TABLA de CONDICIONES que fija este autor para hacer una guerra justa corresponde a su exclusivo criterio, y tiene todo el derecho a creer en ellas, pero no es la única Tabla; para otros son muy diferentes las condiciones. La guerra de Irak fue Justa hasta tal punto que terminó avalada por la ONU. Incluso se inició bajo el paraguas de las Resoluciones ONU Nº 678 y sucesivas, que autorizaban al uso de 'TODOS' los medios para obligar a Sadam Husein a cumplir con el armisticio de la Guerra del Golfo que perdió al Invadir , Ocupar y Debastar Kuwait y sus pozos, playas, etc, etc. En los 12 años que median entre las 2 guerras de Irak Sadam Husein incumplió TODAS las 17 Resoluciones ONU sin excepción, expulsó a los Inspectores ONU y no quedó mas espacio para mas diplomacia. ¿Había que intentarlo 12 años mas? Absurdo, luego, el objetivo fue justo y se había agotado la diplomacia! La Fuerza usada fue la necesaria, y el exitó se alcanzó. Hoy comienza una joven semilla de democracia, es cierto que costó 100 mil muertes, pero llevaban ya 2 millones de muertos gracias a Sadam, la democracia siempre cuesta vidas (como en España 1 millón! y en Alemania 60 millones!!) Dentro de esa cruel aritmética, la democracia en Irak costó 'barata' si se lo puede llamar así.

El derecho a la guerra, “jus ad bellum” proclama que la guerra es un mal, que solo puede justificarse moralmente si es para evitar un mal mayor. Si terminar con la muerte de civiles (de los que no tenemos fiabilidad de si lo son o si dentro de esta categoría pudieran considerarse a rebeldes armados), supone un número de muertes y destrucción aún mayor de la que se pretende evitar, además de la descomposición de un país (Libia), esto pone en cuarentena la proclamada justeza del autor, en del caso "jus ad bellum" sirio. En el caso de Irán no se justifica un “jus ad bellum”, desde ningún punto de vista razonable, si se quiere ser razonable, claro. Aún en el caso de que Irán dispusiese de la bomba nuclear, no sería en todo caso causa de “jus ad bellum” puesto que otros países también la poseen y esto no es motivo para una declaración de guerra contra ellos, a pesar de que no renuncian al uso de esta fuerza si les fuera necesario como así lo proclaman. Con mayor motivo, Irán firmó el tratado que limita el uso de la energía atómica para uso civil exclusivo, mientas que los que le acusan de desarrollo de esta energía con fines bélicos no ha suscrito el tratado. En los últimos años Irán no ha emprendido acciones militares contra ningún país que hagan sospechar o justifiquen riesgo real para la seguridad mundial, a pesar de haber sido víctima de agresiones que van desde los bloqueos económicos hasta los actos terroristas contra sus ciudadanos y su patrimonio, que por sí solas podrían dar derecho de “jus ad bellum” por parte de Irán. Por el contrario, no se ha podido demostrar en contra a Irán, ninguna agresión, por mínima que esta sea. Las acusaciones de atentados frustrados, que pesan contra irán, son completamente irrisorias y faltas de ninguna prueba. Las acusaciones de riesgo o peligro contra Irán son completamente infundadas, como lo demuestran las encuestas de opinión hechas por el Institución Brookings y Zogby International, donde se dice que los europeos consideran a Israel como la mayor amenaza a la paz mundial. En el mundo árabe, Irán no es del agrado de nadie pero sólo una minoría muy pequeña lo considera una amenaza. Más bien, se calcula que Israel y Estados Unidos son las amenazas más importantes. La mayoría piensa que la región sería más segura si Irán tuviera armas nucleares en los países musulmanes quienes consideran mucho más peligroso al estado de Israel que a Irán. A pesar de todo las guerras declaradas o de baja intensidad, o incitación a la revuelta armada, o bajo el paraguas de las resoluciones de al ONU, se producen igualmente. El derecho internacional también contempla el “jus in bellum”, para caso de guerra. Es decir la limitación en el uso de la fuerza, y la obligación de observancia de esta limitación “ius cogens”, tiene carácter obligatorio y esta destinado a limitar los daños a la población y los bienes de un país en caso de guerra. Este derecho unido al “jus pos bellum” derecho destinado a la reconstrucción de las condiciones existentes antes del conflicto, son los pilares fundamentales del derecho internacional sobre la guerra, que vienen siendo sistemáticamente incumplidos por los países que las han emprendido, y que son los que a la postre poseen una dotación mayor de instrumentos de guerra y armas de destrucción masiva; EE UU y aliados.

ARSENAL NUCLEAR ISRAELI (2): En Estados Unidos, observadores de reconocido prestigio han expresado desde hace tiempo sus preocupaciones por el arsenal nuclear de Israel. El general Lee Butler (EU, 1939), ex jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos, declaró que las armas nucleares de Israel eran peligrosas en extremo. El concepto que tienen los analistas y expertos israelíes y estadunidenses serios es expresado claramente por Bruce Riedel (EU 1953) veterano con 29 años de servicio en la CIA, Asistente Especial del Presidente y Director Principal para Asuntos del Cercano Oriente en el Consejo de Seguridad Nacional (1997-2002), Subsecretario Adjunto de Defensa para Asuntos del Cercano Oriente y Sur de Asia (1995-97), y Director Nacional de Inteligencia para el Cercano Este y Asuntos de Asia Meridional en el Consejo Nacional de Inteligencia (1993-95), quien en enero de este año declaró: “si yo fuera un asesor de seguridad nacional iraní, querría tener armas nucleares como factor de disuasión”. NOAM CHOMSKY. 04-03-2012.

ARSENAL NUCLEAR ISRAELI (1): Uno de los principales analistas en temas militares y de seguridad estratégica de Israel, Zeev Maoz, en su libro “Defensa de Tierra Santa”, publicado por University of Michigan Press (un análisis exhaustivo de la política de seguridad y exterior de Israel) llega a la conclusión que el saldo de la política nuclear de Israel es decididamente negativo, dañino para la seguridad del Estado. Él más bien insta a Israel a buscar un tratado regional de proscripción de armas de destrucción masiva y crear una zona libre de ellas, como lo pedía ya en 1974 una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas. La opinión mundial concuerda con Maoz. Los europeos consideran a Israel como la mayor amenaza a la paz mundial. Es abrumador el apoyo a la idea de establecer una zona libre de armas de destrucción masiva en el Medio Oriente. Esa zona abarcaría Irán, Israel y, de preferencia, a esas otras dos potencias nucleares que se han negado a ingresar en el tratado de no proliferación nuclear, Pakistán e India, países que, al igual que Israel, desarrollaron sus respectivos programas con ayuda estadunidense. NOAM CHOMSKY. 04-03-2012.

Señor Bassets, su artículo es escandaloso. Usted no considera ni en una sola de sus líneas el problema real que hay en Siria, donde pese a lo que ustedes afirman, no es un conflicto en el que por una parte hay civiles armados y pacíficos y por el otro un régimen opresor que mata por gusto. Señor Bassets, lo suyo es una caricatura intolerable de lo que está ocurriendo en Siria. Ningún gobierno mata porque sí. Para reprimir a pacíficos manifestantes está la policía. Usted realmente cree que el régimen sirio es tan estúpido para matar porque sí para que gente como usted se de el gusto de tratar a Siria con la arrogancia con que lo hace. Mire, señor basstes, yo soy SIRIO y desde que empezó esto ha habido gente armada hostigando tanto a las fuerzas de seguridad como a pacíficos ciudadanos. Detrás de esto hay un trama islamista, como la de 1860, como la de 1960, como la de 1976, como la de 1982... En Siria hay un sector suni que siempre ha buscado crear un estado confesional. Eso supone una amenaza para cristianos, alawitas, ismailíes, drusos, suníes civilizados, etc. Siria tiene muchos defectos, sí, claro. Sin embargo, tiene una gran virtud, ha sabido establecer un modelo de convivencia multiconfsionalidad que ya querrían ustedes los occidentales pagados de sí mismos. En Siria el estado vela por el derecho de todas las confesiones. Si uno es empleado público cristiano trabaja el viernes y libra el domingo. Si uno es musulmán, a la inversa. En Siria no hay ninguna limitación a la construcción de templos, a las manifstaciones religiosas de carácter público. En Siria no hay obligación de llevar barbas, zubeidas ni haiyabs, lo mismo se llevan como si no. Mire su país, donde los musulmanes s ereúnen en mezquitas clandestinas en garajees. Mire su país, en el que se prohibe llevar hiyab. Señor Bassets, usted hace comentarios qu enada tienen que ver con la realidad de Siria. ¿Sabía usted que el 80% de los cristianos de Homs han tenido que abandonar la ciudad porque los que usted llama manfestantes pacíficos en realidad son gente armada del Ijuan al Muslimin y de otros grupos que entran en las casas y matan degollando? ¿sabe usted que centenares de alawitas han sido asesinados en el último año? Usted, con su satisfecha y arrogante ignorancia occidental está propiciando un conflicto gigantesco en Siria. Ya he perdido parientes en esta crisis que gente como usted alientan desde sus poltronas occidentales. Lo hago responsable de esas muertes y de todas las que se han sucedido en Siria. usted no es periodista, usted, señor Bassts, es un propagandista, como la bloguera lesbiana de Damasco, como los imames radicales que llaman a matar cristianos y alawitas en Al Jazeera. Usted es tan responsable como los terroristas que aprietan el gatillo. No sé cómo no le da vergüenza escribir un artículo llamando a una guerra en Siria.

¿Quién sabe si de verdad esta Netaniahu ansioso a atacar, o es que simplemente se esta aumentando la presión sobre el régimen de los ayatolas? Creo que tanto O’bama como Bibi los dos prefieren resolver este asunto con presión diplomática y psicológica. Sin embargo, siempre mantienen en la manga la posibilitad del ataque contra las instalaciones nucleares iraníes. Los dos mantienen, que la amenaza de golpe militar ha de ser creíble, para que los ayatolas se centren en simplemente desarrollar la energía atómica, y no el armamento. El bombardeo es un último recurso. Si Saddam Hussein creyera que los americanos y la otan le iban a atacar, quizá hubiésemos podido evitar la guerra. Lamentablemente, Saddam no creía que aquello era posible, y de ahí se produjo la guerra.
Para no repetirlo, hay que estar dispuestos de atacar y así a lo mejor se evitara una guerra.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef016763866f98970b

Listed below are links to weblogs that reference El derecho a hacer la guerra:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal