Lluis Bassets

Zigzag

Por: | 10 de mayo de 2012

Basta una palabra para designar la asombrosa maniobra política protagonizada por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu entre la noche del lunes al martes en Israel. Los israelíes se acostaron convencidos de que el 4 de septiembre se celebrarían las elecciones que había anunciado el primer ministro tras la disolución anticipada del parlamento o Knesset, y el martes por la mañana se levantaron con las noticias de la suspensión de la convocatoria electoral y la formación de un gobierno de coalición, el más amplio de la historia de Israel, que permitiría a Netanyahu terminar tranquilamente la legislatura y celebrar las elecciones a finales de 2013.

La nueva coalición a la que se ha incorporado el partido Kadima, fundado por Ariel Sharon en 2005 tras abandonar el Likud y dirigido ahora por Shaul Mofaz, contará con 94 diputados de los 120 que tiene la Knesset, donde apenas tendrán peso las voces de la oposición, los laboristas por ejemplo, y su nueva líder, Shelly Yachimovich. Ella es quien ha acertado al escoger la palabra, zigzag, aunque es mucho menos seguro que haya acertado al considerar este brusco quiebro político como el más "ridículo de la historia política de Israel". Más probable es que el movimiento de Netanyahu pase a los anales como una jugada maestra en el inextricable ajedrez político israelí y medio-oriental.

Hay datos objetivos, más allá de especulaciones y conjeturas, sobre las ventajas de la maniobra efectuada con nocturnidad y alevosía. La disolución anticipada no era ningún disparate, pues Netanyahu aspiraba a mejorar su anterior resultado electoral y a superar ampliamente a Kadima, el partido de la oposición, actualmente con 28 diputados, uno más que el gobernante Likud. El adelanto iba a facilitarle una ampliación de su base parlamentaria, con algunas incertidumbres sobre la evolución de los laboristas, la nueva formación progresista encabezada por el periodista televisivo Yair Lapid o el destino electoral de Tzipi Livni, ex ministra de Exteriores recién apeada de Kadima y resuelta a envidar de nuevo en la cancha electoral.

Netanyahu empezó esta legislatura encabezando el gobierno más derechista de la historia de Israel, en el que cuenta con un ministro de Exteriores como Avigdor Lierberman que roza frecuentemente la xenofobia y el racismo; y pretende ahora terminarla con el gobierno de más amplio espectro y abiertamente equilibrado hacia el centro. Su base al principio era estrecha y fragmentada; ahora es amplia y cohesionada por el acuerdo entre Likud y Kadina, las dos fuerzas con más diputados.

Hasta ahora apenas se le conocía otro programa más que mantener un permanente inmovilismo en el momento de mayor cambio geopolítico en toda la región; y ahora concreta con su nuevo socio un programa de cuatro puntos, que afectan a cuestiones centrales de la vida política israelí: limitar los privilegios de los religiosos ultraortodoxos ante el servicio militar, cambiar la ley electoral para acotar la fuerza de los pequeños partidos, modificar los presupuestos con mayor énfasis en políticas sociales y reabrir el proceso de paz con los palestinos.

Cada uno de estos puntos es crucial para el futuro de Israel. No es posible que el creciente peso demográfico de los ultraortodoxos no se traduzca en responsabilidades cívicas, la del servicio militar entre otras. Es muy difícil tomar decisiones estratégicas, como son los acuerdos de paz, con la fragmentación parlamentaria actual. La creciente agitación social israelí, mostrada el pasado año con sus propios indignados, constituye un serio foco de preocupación. Finalmente, no habrá futuro para Israel en un contexto demográfico como el árabe si no se aprovechan muy rápidamente las últimas oportunidades de paz que puedan quedar abiertas.Un programa así, con año y medio por delante, es más consistente que todo lo que ha hecho Bibi en esta legislatura, que es comprar tiempo y driblar tanto a sus socios y amigos como a sus adversarios, con Obama en cabeza.

A pesar de todo, el zigzag nocturno deja una enorme sensación de engaño y alimenta todos los escepticismos, ya habituales cuando se trata de esta región. La maestría táctica se acerca en muchas ocasiones a la exhibición del cinismo como virtud. Tiene por tanto su lógica buscar bajo la cama del acuerdo nocturno el auténtico motivo del gobierno de unidad nacional. Este tipo de gobiernos se hacen antes de declarar una guerra. Ahora con Mofaz, hay tres ex jefes de Estado Mayor dentro de este gobierno. Y luego están las elecciones estadounidenses de noviembre, que dan explicaciones para todo y para nada. Si se disuelve es para reforzarse ante una victoria de Obama. Si se hace un gobierno de unidad nacional, es para atacar a Irán sin que Obama pueda impedirlo antes de las elecciones.

La única realidad es que con el zigzag este primer ministro es ahora más fuerte. Para clausurar asentamientos en Cisjordania y para ampliarlos. Para plantar cara a las sentencias del Tribunal Supremo sobre las colonias o para aplicarlas. Para hacer la guerra o para hacer la paz. Y solo los fuertes pueden hacer auténticas concesiones.

Hay 16 Comentarios

LAMBDA: Israel no necesita ocupar nada para evitar esos misiles desde Gaza y Libano. Con una gran paliza naval, aérea y terrestre sería mas que suficiente. Y si no cesan, con fuertes ataques sobre Beirut y Gaza se acabarían en un santiamen, sin tener que ocupar nada, ¿para que? Hasta ahora eso ha funcionado. Y sería peor ahora, en plena guerra contra Irán, Israel no se andará con muchas contemplaciones. Arrasará, a tierra quemada, y los libaneses colgarán a los de Hezbollá por culpables de sus ruinas. Si Israel no puede evitar esa chapuza de los misiles desde Libano y Gaza, no lo podrá nadie, tampoco EE.UU. ¿no le parece? En cuanto a un ataque conjunto con EE.UU. sobre Irán, claro que sería lo mejor, pero el Tsahal también está preparado para hacerlo solo. Si usted cree usted que la vida de los judíos todavía depende de terceros, es que no ha entendido nada de este tema. Saludos!

No lo eludo. Simplemente , pienso que si Israel pretende hacer la ofensiva sobre Irán, forzosamente tiene que asegurar sus territorios aledaños. Aparte, está el fragmentado poder de las milicias insurgentes. Hamás y Hezbollá son las más preeminentes (una de ellas hasta tiene gobierno votado). Lo malo, es que en el ínterin, hay varias facciones dentro de cada una de ellas, aparte de subgrupos armados que van por libre. No dudo que Israel podría hacer un castigo fuerte. Lo que sí dudo es que pueda sostener una larga guerra (en el peor de los casos), y a la vez, tener al Tsahal ocupando tanto Palestina como Líbano eficazmente al 100% para evitar los lanzamientos de corto alcance, que tanto daño hicieron en Haifa y el Norte de Israel.
Es por eso por lo que creo que necesita de la intervención de EEUU, y por lo que creo que es factible la opinión de algunos altos mandos del Ejército israelí de que no es prudente un ataque en solitario.

LAMBDA: usted elude el debate concreto (nada me dice de su famosa 'pinza' terrorista contra Israel) pero vuelve con nuevos 'argumentos'. Le respondo igual: 1º)yo no creo en las palabras de Nasralla sino en los hechos, y estos son que él no ha vuelto a atacar a Israel desde 2.006, y punto! y tampoco ha acudido Hezbollá a los pedidos de ayuda de Hamas en 2.009! Estos son los hechos! 2º)Menos aun creo yo en sus análisis militares leidos en el teveo, no sabía que era usted tan experto militar. 3º)Si un ex espía opina en la prensa, tiene derecho a hacerlo, aunque eso no cuenta para nada. Sea mas serio, por favor, no deje pasar mis argumentos sin responder, y defienda los suyos ya expuestos. Gracias!

Disculpe, errata, 100 aviones más. Por otro lado, me extraña que los militares sean tan renuentes a unirse entusiásticamente a la iniciativa de Netanyahu. Algunos incluso se pronuncian en contra de la idea.

¿Y porqué un ex-jefe de espionaje israelí desaconseja el ataque contra Irán?
Segundo, Israel solo no lo va a hacer. Necesita 250 aviones más para garantizar el éxito absoluto de la operación (y aún así la garantía no es completa). Y debe, al mismo tiempo, proteger su territorio de cualquier represalia. La mayor preocupación pues, sería proteger Israel de misiles de medio y largo alcance. La situación exige garantizar la protección civil. Resulta interesante observar que Israel compró a Alemania hace poco un submarino con capacidad de lanzamiento de misiles de largo alcance. Lo que no es tan bueno es saber que la cobertura de las bases de defensa en Israel con misiles Patriot sólo tienen un porcentaje del 33% de acierto en la intercepción. Es una jugada delicada, en la que Netanyahu se juega el prestigio militar israelí.
Tercero, de veras se fía de la palabra del barbudo Nasrallá?
Yo no me fío un pelo de lo que dice o hace un hombre que vive de actividades terroristas, con milicias, y extraños contactos.

LAMBDA: ¿lo dice en serio usted cuando nos habla de una 'pinza' entre Hamas y Hezbollá contra Israel, o bromea, o confunde sus deseos con la realidad? Ambos terroristas ya han dicho que no intervendrán si Israel ataca Irán. Mas les vale, pues Israel ya les dejó muy en claro que la paliza que recibirán será infinitamente superior a las de 2.009 en Gaza, y a la de 2.006 en Líbano. Allí no pretendió Israel 'ocupar' Libano, sino sólo evitar nuevos ataques de Hezbollá, lo que ya ha conseguido; el Jeque Nasrralla ya dijo que si hubiera sabido de las concecuencias no hubiera atacado Israel en 2.006. Y sigue el jeque oculto en su cueva sin ver el sol desde entonces, sólo sale de noche, como las brujas.

SEÑOR PABLO NIK: pide usted debate, pero sigue sin debatir mis argumentos. Y sigue sin defender sus disparates anteriores. En primer lugar debo decirle que usted no tiene ni la menor idea de lo que es el sionismo, algo que usted, como todos los antijudíos, asocia a una mala palabra, a algo negativo. Los sionistas sólo pretenden un Hogar-Estado para el pueblo judío, que hoy es el Estado de Israel, NADA MAS! O sea que casi TODOS los israelíes son sionistas! Luego, hay sionistas de todas las tendencias políticas! Hasta la izquierda israelí es sionista, ya que defiende la existencia del Estado de Israel. Y punto! ENTÉRESE ya de una vez, para no seguir hablando de lo que ignora. 2º)En Israel no es el 47% quien quiere la paz, sino el 99,999999%, son los salvajes que lo rodean quienes no la quieren, ni la han querido nunca, son los que ya han hecho 8 guerras para 'borrarlo del mapa' y para 'echar a los judíos al mar'. 3º)No tiene usted ni idea, Israel no ocupa 'tierra palestina' sino Cisjordania (JUDEA y SAMARIA) tierra que era de Jordania (¿No lo sabía? Entérese, pues!) tierra que Jordania hoy rechaza, tierras que han quedado en disputa desde la guerra árabe de 1967 que pretendió 'borrar del mapa Israel'. Israel ha aceptado siempre que eso sirva para un Estado plaestino, pero Israel no se irá de allí sin un Acuerdo serio de paz, pues Israel ya ha desocupado el 100% de Gaza en 2.005, y no ha conseguido la paz, sólo ha conseguido que Gaza se convierta en un brazo de IRÁN, desde donde lo atacan cada día del año con misiles iraníes. Luego, no se irá Israel de Cisjordania sin garantías absolutas de paz, no se irá para que ocurra allí lo mismo que en Gaza. Olvídese ya pues de esas pamplinas! 4º)Hoy casi todo Israel sigue al Likud de Netaniahu, por algo será! 5º)Entérese usted de este tema antes de opinar, no basta con repetir mentiras refritas de la prensa, ni decir 'tengo amigos judíos', todos los antijudíos lo dicen.

Para el preguntón quisiera decirle que no confunda él el judío con el israelí.
Yo no critico a los judíos sino a todos los sionistas que podrían ser tanto judíos como no, de los últimos abundan mucho en los Estados Unidos.
Critico a los israelíes que ocupan la tierra árabe palestina por la fuerza y discriminan a los palestinos.
Por otro lado quiero decirle que dentro de Israel hay más de 47% de la población que son pro paz y rechazan enemistarse con los palestinos y los árabes. Muchos de ellos son más pro palestinos que algunos árabes, porque han comprendido los objetivos de los sionistas y por tanto rechazan la política del gobierno israelí. Afortunadamente este porcentaje va creciendo.
Así que esta acusación falsa de tener hiperfobia contra los judíos no corresponde a la realidad, porque tengo compañeros judíos que llevamos conviviendo en el trabajo más de veinte años y jamás han notado esta supuesta fobia.
UN saludo

SEÑOR PABLO NIK: es dificil entender cómo funciona su cabeza, obsecada siempre por su hiperfobia contra Israel y los judíos. Veamos, por un lado nos dice ud. que EE.UU. está dominado y mandado por Israel (vaya disparate!) pero luego nos dice que Netaniahu quizá negocie un Estado palestino 'para evitar la presión mundial'!! Vaya! ¿¿quien puede presionar a Israel en este mundo si no es EE.UU.?? Y si este país está dominado por Israel (como asegura usted) pues no hay posibilidad de presión alguna contra Israel. Salvo que ud. piense que Israel y EE.UU. sucumbirían a las presiones de alguien mas poderoso que ellos, lo cual es un disparate en el mundo de hoy. Vigile usted sus fobias, señor Nik, porque ya nos soltó también el disparate de que los judíos (supervivientes de Awshuit) y limitados de entrar a los EE.UU. hasta fines de la 2ª G.M., 'manipularon' al mundo entero para crear el Estado de Israel. No podría hacer nadie mayor elogio que este elogio suyo a los judíos; todo el mundo sabe que son bastante geniales, pero nadie cree que sean dioses, sólo usted lo cree!

Netanyahu no es estúpido. De momento ha usado la amenaza de un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes como un golpe táctico, una amenaza preventiva. Lo único que temen los analistas militares israelíes es la posibilidad de una pinza entre Hizbulá, Hamás, grupos islamistas dispersos e Irán.
La experiencia militar reciente que tuvieron los soldados israelíes en el Líbano fue harto complicada, angustiosa y difícil. De hecho, al final todo quedó más como una expedición militar de castigo que como una eficaz ocupación militar de un territorio. Tuvieron que retirarse.
En sí, para abordar a un asalto a Irán, Israel necesita de EEUU. Está ganando tiempo, esperando a los republicanos (Obama no puede permitirse una aventura militar que sería muy impopular, y cara).
Ojalá todo esto de la guerra contra Irán sea un bluff, pero parece que para Netanyahu, es la única manera de cortar de raíz el crecimiento de un competidor por la primacía regional, cuyo tamaño hace dificil coartarlo. Las satrapías saudíes de la zona apoyan a Israel, su aliado tradicional, junto con EEUU, obviamente.
Y Pakistán es poco menos que un polvorín al que se deja de lado por ser un Estado fallido en proceso. Lo sorprendente es cómo se obvian sus 200 ojivas nucleares. Es más peligroso eso que un Irán que probablemente jamás use sus hipotéticas bombas (si las consigue , claro) por temor a las consecuencias. Las armas nucleares son la carta en la manga de las relaciones diplomáticas, la última garantía de integridad territorial (es arriesgado atacar a un Estado nuclear). Básicamente, si Irán consigue la bomba , Israel se verá obligado a un cambio de reglas en la zona que no le gustará. Confrontado con un inesperado equilibrio de poderes, se verá obligado a aplicar una finísima diplomacia, porque el uso de la fuerza será a todas luces un camino suicida.

Tomando en cuenta que el Kadima fue fundado por Sharon. La coalición desde luego adopta tintes muy conservadores. Lo que ha conseguido Netanyahu es desbloquear el Parlamento. Desde las erróneamente llamadas Revoluciones Árabes, se ha conseguido al menos, que la mayor amenaza de los líderes de la zona en cuanto a sus movimientos tácticos, ya no sea la "bomba atómica" iraní sino la totalidad de la opinión pública en Oriente Próximo.
Con elecciones en Pakistán a la vista y un Zardari en horas bajas por mucho que los acercamientos al enemigo histórico hayan tratado de surgir un golpe de efecto, no deja de ser curioso que Israel esté dispuesta a inmolar la región con un ataque a Irán, ( cuya onda expansiva alcanzaría a medio y planeta ), y Pakistán que está a la vuelta de la esquina, no preocupe teniendo 200 cabezas nucleares que podrían caer en manos mucho más incontrolables que Teherán.
La valentía ratonil de Bibi, probablemente no sería tal de no sentirse arropado en semejante locura preventiva, por los convincentes brazos del Rey Abdalah.
Riad a Jerusalén ( sede de Bibi ) : A vosotros os preocupa lo que podrían tener y hacer con ello y a nosotros lo que creen y puedan envalentonar a nuestro vecindario costero.
BO hace ya tiempo que parece haber leído el guión asimilándolo un Bahía Cochinos. El problema es que no hay ningún Kruchev a quien llamar por el teléfono Rojo y arreglar esto entre amigos.

Ciertos políticios tienen una visión del horizonte temporal que escapa al común de los mortales. Si Bibi está empezinado en seguir combinando recalificaciones y prescripciones urbanísticas ipso liure, aguantando el chaparrón mediático correspondiente de la comunidad int' l ( pero una pataleta al fin y al cabo ), es porque sabe que demográficamente, el tiempo no juega a su favor.
Me da un ápice de esperanza, el distanciamiento y declaraciones públicas de Hamás desmarcandose de una reacción de sus filas frente a un posible ataque de su enemigo-simbiótico. De seguir ese camino acercándose cada vez más hacia Al Fatah, podría tener efectos muy positivos sobre el proceso de paz. Un estigmatizado Hizbula podría terminar aislado y sin dirección ideológica de Damasco ni financiación de Teherán, amén de engrosar las filas de Al Fatah para un mayor grupo de presión a nivel int'l.

Cubo Rubik Medio-oriental.

Nunca se pude esperar una mejor y más completa disección analítica del actual gobierno de Tel Aviv. Le felicito Sr. Bassets.
El estado “okupa” de Israel no podrá mantener este juego de prometer negociar la paz sin la paz, usurpar más tierras y confiscar bienes de palestinos para entregárselos a los colonos “okupas” en Palestina, sin declarar la guerra, quizás porque los actuales líderes árabes están convencidos de se pude conseguir nada enfrentando militarmente a Israel y la guerra no se libera si el adversario no quiere. Los gobernantes y mandatarios árabes no querrán perder su bien estar y riqueza yendo a una guerra de antemano conocido su resultado. No les importa cómo viven sus ciudadanos. La prueba está en las revueltas llamada primavera árabe.
Podemos esperar las dos posturas de Bibi Netenyahu con este gobierno de unidad nacional, que nos recuerdan aquellos gobiernos antes de las guerras de Israel. Primero: ¿Puede que este gobierno, aunque la calle no apoye esta posible decisión belica, augure la guerra contra Irán y de paso sea ampliada contra Siria, el Líbano y Gaza? Sabemos que Israel a través de los sionistas norteamericanos manda en el Congreso norteamericano más que el propio inquilino de la Casa Blanca. Reciente manifestaciones cínicas dentro del Congreso y ante la AIPAC lo confirman. A la hora de verdad Washington socorrerá Israel por presión interna del lobby sionista que es quien manda en los EEUU.
Segundo: puede que Netenyahu querrá liberarse de la presión mundial para volver a las negociaciones serias con los palestinos según el concepto de dos estados, el palestino dentro de la frontera 1967. Sabemos que hay nuevo colonos ocupando el puesto de ministros, con el ultraracista Lieberman. Con este nuevo gobierno Netenyahu se librará de la presión de los colonos.
Habrá que esperar para ver.

El juego político de Netanyahu solo indica una pausa, marcada por la futura elecciones presidenciales en Estados Unidos. En ese juego han quedado fuera los laboristas. Esto significa que si los republicanos ganan Netanyahu da por sentado el apoyo estaunidense en el ataque a Irán. Lo que ignora el loby sionista, que gobierna en Israel, es que será el inicio del Holocausto de todo el Oriente Medio, incluido Israel. Ya se han olvidado de su homologo hitleriano que provocó la segunda guerra mundial.

Coincido sólo con la última frase, 'solo los fuertes pueden hacer auténticas concesiones'. Netaniahu ya ha hecho muchas, a Arafat antes (en Why River) y a Abbas ahora. La paz con Egipto y Jordania las firmaron gobiernos fuertes de derecha, las 'palomas' (los 'progres') hablan mucho de paz, pero suelen traer mas guerra, ya lo vimos en Israel con Barak, por eso este ex Premier laborista hoy ha espabilado y alineado con Netaniahu. (También lo vimos en Europa, donde los 'progres' de Francia e Inglaterra, por 'apaciguar' a Hitler, nos trajeron 60 millones de muertos!). Este acuerdo Likud-Kadima no tiene nada raro, ya que antes eran un mismo partido, y ahora permitirá cumplir la legislatura. No se aleja ahora Netaniahu de Lieberman, para nada, todos se acercan hoy en Israel, las circunstancias mandan. Netaniahu ni driblaba, ni dribló a nadie, siempre ofreció negociar a los palestinos sin condiciones, pero estos sólo ofrecen excusas, así le va a ese pueblo con esos líderes, aunque cada pueblo tiene el gobierno que se merece (o que se le parece, que es casi lo mismo)

Lo que une el enemigo, chacho. Casi podría decirse aquello que se dice del amigo y que me parece que es más falso que un euro de madera: quien tiene un enemigo común con sus adversarios tiene un tesoro. Eso sí, habrá que ver qué hace Irán a costa de su cariñoso enemigo.

¿ que hara Bibi? La paz, o la guerra, quitara la ley de Tal la cual deja a los ultrareligiosos fuera de la mili, o la refuerzara, buscara una amante o se pegara al culo de Sara. ¿quien sabe? ni si quiera Bibi!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef016305678ade970d

Listed below are links to weblogs that reference Zigzag:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal