Lluis Bassets

La nación necesaria

Por: | 29 de junio de 2013

Hasta hace bien poco, Estados Unidos se creía la nación imprescindible. Podía hacer lo que quería y nada se podía hacer si no quería. Su poder era necesario y suficiente. Sí, y solo sí Estados Unidos quería.

Muchos creían que esta actitud pertenecía a los tiempos de George W. Bush, bien distintos de los de su padre, el viejo Bush capaz de la mayor prudencia ante la caída del comunismo: nada de arrogancia y de celebración de la victoria; y de tejer el mayor consenso: en la primera guerra de Irak, hasta trazar la línea de puntos de un futuro nuevo orden internacional.

No es así. La idea de que Estados Unidos es la nación indispensable es de Madeleine Albright, secretaria de Estado de Bill Clinton. No es muy original, porque ya Lincoln aseguró hace 150 años, cuando no era una potencia mundial, que era “la última y mejor esperanza de la humanidad”.

Todas las naciones tienen momentos de narcisismo como este, y no siempre justificados como es el caso de Estados Unidos. En el nuevo mapa multipolar que se ha levantado 20 años después del final de la guerra fría, Estados Unidos ya no es la nación indispensable. Vali Nasr, un alto asesor de Hillary Clinton, acaba de publicar un libro que se titula La nación prescindible.

Ahora Estados Unidos tiene que buscar consensos internacionales cuando quiere hacer algo en el mundo o enfrentarse a consensos negativos, como es la coalición entre Rusia, China, Cuba y Ecuador para apoyar la fuga del informático Edward Snowden, que denunció el espionaje secreto de la NSA (Agencia Nacional de Inteligencia).

A la pérdida de poder que le ha ocasionado su pésima política para Oriente Próximo —dos guerras equivocadas e incapacidad para resolver el conflicto entre israelíes y palestinos—, se suman ahora los desperfectos que le ocasionan en su prestigio sus métodos contra el terrorismo, los drones y el espionaje universal denunciado por Snowden.

Se frotan las manos, en Moscú o en La Habana, quienes convierten en ideología la hostilidad contra Estados Unidos. Pueden fingir que son protagonistas de una pieza teatral en que solo hacen de comparsas. Snowden y Bradley Manning son estadounidenses, lo son las compañías digitales implicadas en el espionaje, y los periodistas de The Guardian que han revelado el grueso del escándalo pertenecen a un país con una relación especial e inquebrantable con Washington.

Puede que Estados Unidos sea una nación prescindible, pero nada se mueve en el mundo sin que EE UU esté de por medio, sea el espionaje universal o el reconocimiento de los derechos de los homosexuales. En los mismos días en que su espionaje escandalizaba al mundo, dos sentencias del Tribunal Supremo han dado un impulso global irreversible al matrimonio gay.

No es la nación imprescindible, pero es necesaria. Si no existiera habría que inventarla.

Hay 39 Comentarios

Dice el Sr. Bassets: "No es así. La idea de que Estados Unidos es la nación indispensable es de Madeleine Albright, secretaria de Estado de Bill Clinton."

Siento diferir, Sr. Bassets, pero esa frase es de WISTON CHURCHILL y la dijo antes de que Usa entrara a la Segunda Guerra Mundial (por la vía del ataque traicionero del Imperio de Japón a la base naval de Pearl Harbor en el estado de Hawaii. ¿Recuerda los sucesos europeos de esos tiempos? Sin Usa los sobrevivientes europeos hablarían alemán, y fueran todos esclavos de los arios alemanes. Le recuerdo que Hitler no consideraba arios a los españoles con la única excepción de los vascos. ¿Qué hubiera sido de los catalanes?

¡Caramba! Los efectos de la Logse son horribles. ¿Habrá algún afectado que entienda que no todos los gobiernos del mundo son como el español? Eso de hablar de "Obama se encuentra entre dos aguas [...] desde que comenzó la legislatura." clama al cielo. ¿De qué "legislatura" hablará el señor?

Del resto no escribo nada pues soy cristiano y no quiero faltar a la caridad, pero hay ratos que se me hace tan difícil...

Probablemente sea una nación Estados Unidos contradictoria. Al mismo tiempo que se aprueba de nuevo la ley homosexual aparecen las noticias sobre espionaje masivo. Personalmente sin exculpar a Estados Unidos, una potencia eminéntemente brutal y despiadada, capaz de destruir a naciones como Irak, un verdadero tsunami bélico, o continuar con esa fábrica de torturas llamada Guantánamo, que en nada tiene que envidiar a la tradicional Inquisición española. Sin exculpar a esta nación que en muchos casos plantea claras revisiones del genocidio a gran escala. No puedo dejar de sentir mayor pavor por la tiranía ultracapitalista china apoyada por la rusa de Putin, sus condenas masivas a muerte, encarcelamientos a disidentes políticos, sus grandes capas de población en semiesclavitud. Y su intención de extender su ideología política que propugna la eliminación de cualquier derecho individual, laboral o vital, la cruda tiranía de control masivo informativo como bloque dominante.
Dos grandes bloques económicos compiten en la actualidad. Los dos igualmente horribles. El semidemocrático decadente y el tiránico oriental. A su vez parece que ya casi gran parte de la población mundial sabe venceder al tiránico bloque oriental.
Obama se encuentra entre dos aguas, convertirse en un político honesto o lo que está haciendo desde que comenzó la legislatura. Utilizar las armas del espionaje masivo no es más que competir en el juego sucio que ya los chinos iniciaron con sus espionajes masivos en materia de ciencia, tecnología y control político.
Una segunda guerra fría marcadamente más inhumana y terrible que la pasada con la URSS está cobrando forma nítidamente.
Parece que la historia de la humanidad da pasos de gigante hacia su decadencia infinita.
¿Y Europa a qué se dedica? En lugar de la unidad se propugna el nacionalismo y la xenofobia entre estados aliados, el etnocentrismo anglogermano vuelve con más fuerza que nunca a plantear valores que parecían aparcados en las cloacas de la historia. El narcisismo nacional escudado en unos más que aparentes éxitos macroeconómicos que no hacen más que aumentar la desigualdad entre las clases sociales.
La única esperanza que cabía en materia geoestratégica para la lucha por la paz internacional y la preservación de los derechos humanos está hundida en discursos nacionalistas, xenofóbicos e islamófobos.
Terrible panorama. Sálvese quién pueda.

Que la sede del ICANN (Internet Corporation for Asigned Names and Numbers) tenga su sede en Marina del Rey (California, USA) lo dice todos...

¿Necesaria? Solo en situaciones de muy extrema necesidad y aún en ese caso, piénsalo muy bien antes de llamar al amigo americano, pues podrías quedar peor que antes.....

Al no existir un Ministerio de Defensa europeo, Europa no pudo desarrollar varias de esas áreas tecnológicas ya que no disponía de las posibilidades de inversión. Unicamente a traves de proyectos conjuntos como el CERN se consiguió algún avance. Ell LHC de Ginebra, el ITER de Cadarache, la ESA o EADS (Airbus) por lo menos permiten que cientificos e ingenieros europeos compartan conocimientos y desarrollo de tecnologías básicas.

Sin duda, Al Gore fue un visionario al abrir a la empresa privada un área tecnológica que estaba monopolizada por el Estado durante la Guerra Fría, Estado que la había creado invirtiendo miles de millones de dólares de los ciudadanos norteamericanos. El resultado es una nueva industria gigantesca e ilimitada en cuanto a sus posibilidades, que ha creado millones de puestos de trabajo en todo el Mundo y miles de nuevas empresas

O el sistema de posicionamiento global (GPS), igualmente de origen militar, creado por el Gobierno norteamericano y abierto por el mismo a la empresa privada, dando lugar a una nueva industria. En el Mundo, el único sistema de posicionamiento global actualmente utilizado por millones de consumidores es el ruso "Glonass", igualmente de origen militar...

Incluida del área del ocio (videojuegos) En algunas áreas, y debido al alfabeto diferente, los rusos han conseguido adelantarse y cuentan con un buscador importante (Yandex), algo que no existe en Europa Occidental ya que al utilizar el mismo alfabeto latino no ha surgido un buscador alternativo a Google. O Kaspersky, ya que no hay ningún equivalente en tamaño dentro de Europa Occidental. O VK, el "facebook" ruso. Pero en general, es evidente que el volumen de empresas de software, hardware y telecomunicaciones en la Unión Europea (U.E.) es probable que sea el segundo mayor del Mundo tras USA....

Sería interesante que algún periodista escribiera un libro sobre la participación de EUROPA en las nuevas tecnología. Que empresas de software, hardware y telecomunicaciones quedan en Europa y todavía cuentan a nivel mundial, aunque hayan sido adquiridas por rivales al otro lado del Atlántico o del Pacífico. Nokia es bien conocida. Skype también. SAP es líder en el campo de software empresarial....¿Cuál es la participación de Europa en ell área de las nuevas tecnologías) Me gustaría que algún periodista lo analizara y escribiera un libro sobre ello.

Internet no deja de ser una creación del Departamento de Defensa de Estados Unidos (Arpanet), y eso se nota porque los principales nodos de comunicaciones de la red pasan por USA. Y como se ha visto en el caso de espionaje masivo, aunque es bien conocido por todos, el 90% de las grandes empresas de software son norteamericanas (Microsoft, Google, Yahoo, Facebook, Oracle, Cisco, Twitter, Adobe) asi como la mitad de los productores de semiconductores (Intel, Qualcomm, Broadcom, Micron, AMD, Texas Instruments...)

Mientras que USA ha perdido su ventaja en áreas de las tecnologías del s. XX (automovil, aerospacial, ferroviario, acero...), e incluso en alguna tecnología del s. XX pero escasamente rentable (tren de alta velocidad, paneles solares, energía eólica), en el área de la tecnología de la información el dominio norteamericano es abrumador. Es cierto que en Europa nació la W.W.W. (CERN) y que ASML (productor de las máquinas que fabrican los semiconductores) es holandesa, SAP es alemana, ARM (diseñador de semiconductores) es británica, Skype es sueca, STMicro (fabricante de semiconductores) es italo-francesa, Infineon es alemana, Amadeus e Indra son españolas....

En fin, que todo acaba por cansar o por agotarse, la gran potencia, la pequeña democracia. Yo creo que hasta de vivir sin trabajar nos cansaríamos. Todo fluye y nadie se baña dos veces en el mismo río, sobre todo si está seco.

Por lo demás, lo de necesario suena más a imposición que a disposición, a que se debe contar con ella o no hay salida. Y puede que sea así, por ahora, pero la necesariedad hay que ganársela con autoridad, que no con autoritarismo y prácticas que se alejan de cualquier legitimidad democrática, o legitimidad a secas, que es que últimamente es hablar de democracia y como que da vergüenza, como que cada vez suena más a hueco.

Vamos, que según este analista EE.UU. estaría cada día más cerca de uno de sus héroes del celuloide, Rambo, y de su famosa explicación de por qué es prescindible, que es cuando nadie te echa de menos en una fiesta, sobre todo si no te han invitado. ¿Veremos al gigante americano gritar aquello de ¡no siento las piernas!? Todo se andará.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef019103f226f8970c

Listed below are links to weblogs that reference La nación necesaria:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal