Lluis Bassets

La quiniela del poder

Por: | 20 de julio de 2013

Todos sabemos que el siglo XXI es cosa de dos. Todavía sabemos poco, en cambio, cómo se sintetizarán en una fórmula feliz la disputa y la distribución del poder mundial actualmente en curso. Los grandes gurús de las relaciones internacionales llevan años intentando dar con ella, con éxito hasta ahora limitado y, sobre todo, sin que nadie consiga imponerse: Niall Ferguson inventó la Chimérica, síntesis de China y América y antecedente del G2, reducción esta del G20 y del G8 a las dos potencias que de verdad cuentan. Ian Bremmer acuño la idea de G-Cero y Charles Kupchan la de un mundo de nadie, que Moisés Naïm ha descrito como el del final del poder.

Aunque no hemos dado con el nombre de la cosa, es decir, la denominación de la disputa por las hegemonías tal como ya funcionan actualmente, sí sabemos que se parece a la liga española de fútbol: juegan muchos equipos, siempre hay posibilidades abiertas, pero al final todo se reduce a la competición entre el Madrid y el Barça, que en el caso de la liga del poder global son China y Estados Unidos.

Esta percepción ya aceptada y conocida por el gran público acaba de obtener un aval y a la vez una pormenorizada explicación gracias a una macroencuesta realizada por el prestigioso Pew Research Center en 39 países, que ha preguntado a una muestra global de 37.653 personas entre marzo y mayo de 2013, por cierto, justo antes del caso Snowden. E

E UU bate a China en opiniones favorables por un 63% a favor del primero frente a 50% del segundo. También son mayoría los que prefieren a EE UU en vez de China como socio y que consideran que la primera potencia tiene más en cuenta que la segunda los intereses específicos de cada país. Y donde EE UU derrota ampliamente a China, por 70 a 36 %, es en el respeto de las libertades individuales.

La macroencuesta también levanta un mapa preciso de las tensiones mundiales. China bate a EE UU en Rusia y Grecia, países árabes e islámicos, incluidos los asiáticos y Nigeria, y eje bolivariano, pero EE UU arrasa en Europa, Israel, Asia oriental, resto de Latinoamérica y África. Y Obama registra una buena valoración, a pesar de su caída de imagen y del pésimo concepto que suscita el uso de los drones para combatir el terrorismo.

Aunque EE UU va en cabeza de la liga global, la quiniela de la opinión mundial apuesta por una reversión no muy lejana en cabeza de la clasificación, de forma que será finalmente China quien se llevará la palma. El cambio de percepción empezó con la crisis de 2008, cuando un 47% de la opinión mundial creía que EE UU dirigía la economía mundial, seis puntos por encima del actual porcentaje, frente al 20% que entonces citaba a China como nuevo líder, 14 puntos por debajo de la actual valoración.

Hay 9 Comentarios

¿Se puede emigrar libremente a Belice? Mire, Ud., otra sorpresa. Y yo creyendo que otros países no dejan entrar extranjeros así porque sí. ¿O será que Belice es miembro de la EU?

Están muy bien estas clasificaciones, sobre todo si uno, por ser chino o estadounidense se cree estúpidamente ser partícipe de ella.
Sin embargo creo que se lleva mejor vida en aquellos países que por su tamaño jamás estarán, ni aspiran a estar en esa absurda disputa. Sin salirnos de Europa me fijaría en Andorra, Luxemburgo, Linchestein, Suiza. También parece que se vive bien en Bután, el primer país que tiene un índice de felicidad para sus ciudadanos. O si queremos cambiar de clima nos podíamos ir al caribeño Bélice.

Amigo Ciro: Ja ja ja... Esta vez me has hecho reír. Tienes toda la razón en tu primer comentario. Solo haré una modificación: Para el descenso estamos en el PRIMER vagón, para el ascenso estamos en el último.

Pablo nik: ¿Tú no eres español, verdad? Si lo fueses no hicieras tu primer pregunta por muy retórica que fuese. Bastaría que te dieses un paseo por Madrid para que te preguntases "¿de dónde salió todo esto?". Si fueses americano te haría la siguiente pregunta: ¿Por qué todas las ciudades antiguas de Hispano América se parecen a Sevilla?

Interesante pregunta, ¿Dónde se situara el tablero de la gran partida y quiénes serán sus principales jugadores?
Observo que en su artículo no considera a la UE, ¿Carece ya de importancia el bloque de la UE a nivel mundial? ¿Sera el siglo XXI el siglo del declive de la UE, el siglo en que la UE se hunda en la insignificancia?
Los americanos, EEUU, primero movieron las inversiones hacia el Pacifico, Asia. Luego han movido parte importante de su deuda, que ha adquirido principalmente China, a cambio de acuerdos comerciales. Y ahora están moviendo los militares. Todo hace presagiar que en esa zona del mundo se jugara a medio plazo, en los próximos diez años, sino la única si una importante partida.

Dudo mucho que China sea el número uno a nivel mundial, puede acercarse pero siempre "algo "hará que se quede en un simple intento.

Como ejemplo que nos afecta directamente tenemos al euro, que comenzó una carrera fulgurante y pronto empezó a vislumbrarse como un serio competidor del dólar a nivel mundial como moneda de cambio. Ya vemos como está el euro , Europa y los europeos.

A los Chinos les deseo buena suerte en su intento.

Porque el poder, aparte de conseguirlo por la fuerza de los votos, hay que ganárselo luego con la fuerza de la autoridad moral. Lo primero lo consiguen muy fácil, en especial cuando no se les conoce experiencia o muy limitada. Lo difícil es aguantar después los chaparrones con dignidad. Quienes hoy nos gobiernan no llevan ni veinte meses y ya han dado razones para probar que no la poseen, pero sí han demostrado una capacidad enorme para levantar la indignación.

Y nosotros, supongo, estaremos en el furgón de cola para el descenso. El descenso a los infiernos. Y no me extraña, con esta camarilla que nos gobierna, que todavía son incapaces de dimitir cuando les pillan con las manos en la masa. Deben ser de los que piensan que si no hay concepción no hay violación.

? Nos querrá decir el señor Bassets que la historia es cíclica y no hay permanencia eterna en el puesto que ocupa cada uno actualmente? Solo no sabemos cuanto tiempo hemos de esperar para confirmarlo.

Tal como van las cosas el futuro del Mundo huele a podrido. Antes, el reparto del poder se resolvía con guerras, saqueos y genocidios. Ahora, las guerras mundiales son imposibles, gracias a las armas atómicas, ya que no quedaría nadie con cabeza, sin vencedores ni vencidos. Luego, la solución es poner freno a la avaricia y a la sed de poder. La equidad, el equilibrio, sin ricos ni pobres, es la verdadera solución. De lo contrario, los días de la Humanidad están contados. Y el planeta Tierra seguirá su curso, poblado solo por cucarachas y ratones.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0191044a8e78970c

Listed below are links to weblogs that reference La quiniela del poder:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal