Lluis Bassets

¿Para qué una consulta?

Por: | 14 de septiembre de 2013

Para aprovechar la ocasión e irse antes de que amaine la tormenta perfecta, los que quieren hacerla enseguida, en 2014.

Para salvar la cara, los que la han prometido.

Para terminar de una vez y aclarar hacia dónde vamos, los que ya están hartos.

Para apretarle las tuercas a Mariano Rajoy, los que quieren el pacto fiscal y también los que quieren una España federal, confederal o incluso dual como la vieja Austria-Hungría. (Por eso hubo tantos no independentistas en la Via Catalana y por eso hay todavía mucho margen para ampliar la movilización entre los que ni lo son ni fueron a la manifestación de la Diada).

Para muchos jóvenes que no votaron la Constitución y quieren implicarse en la modelación del futuro, porque no ven razones para no hacerla, sin más, y luego que salga el sol por Antequera.

Para todo demócrata, porque la democracia es gobernar con el consentimiento de los gobernados y no es sostenible para un Gobierno que un 80 por ciento de los ciudadanos de una de sus regiones geográficas exija que se le pregunte por el futuro de sus relaciones con el resto y otro 50 y pico por ciento diga en las encuestas que quiere largarse.

Todos estos conforman el 80 por ciento de los catalanes que están a favor de la consulta. Solo los primeros, los indepes apresurados, la exigen para 2014. Es el catatónico Gobierno central el que luego hace el resto de la faena y va echando a los otros grupos en brazos de los primeros.

Cuanto menos y peor reaccione Rajoy mayor será el número de los partidarios de la consulta y de que sea en 2014. Y también aumentará, naturalmente, el número de los partidarios de la independencia.

Hay 92 Comentarios

Si hay varias opciones, la consulta tendría que tener varias respuestas (seguir juntos, pasar a federarse, pasar a confederarse, independizarse, unirse a Francia (ejem)) o un sistema de eliminación por preguntas sucesivas (como "nos" hicieron para descartar entre Madrid y Constantinopla los del COI). Por cierto, Ciro, el amigo Margallo ahora se dedica a llamar a consultas al embajador letón, para dar relevancia a la irrelevancia de lo dicho por el tal embajador y que todo el mundo se entere.

Parece señor Basets que va leyendo la realidad catalana cada dia mejor, enhorabuena.

Cuando Mas quiso un "pacto fiscal" se presentó en la Moncloa amenazando con hacerse independentista- Ahora tiene el capricho de un "referendum" y amenaza a Rajoy con una Declaracion Unilateral de Independencia- Los catalanistas siempre pretenden conseguir privilegios amenazando, metiendo miedo y amedrentando con el tema de la independencia. Que hagan lo que crean oportuno, si no van de farol ya pagarán las consecuencias en su momento oportuno.

¿Para qué sirve una consulta que no sería vinculante? Si el resultado fuera favorable a la independencia, esta seguiría siendo imposible mientras no se reformara la Constitución. Y esa reforma ahora mismo no es posible por dos razones: en torno al 70% de los diputados del Congreso y el 70% de los españoles están en contra de que el derecho de autodeterminación recaiga en las Comunidades Autónomas en vez de en el conjunto del Estado. Creo que la consulta llevaría a la frustración de los catalanes que ansían la independencia y están siendo engañados por sus líderes, que sí que son conscientes de que les llevan a un callejón sin salida.

Solo tres comentarios muy breves:
1. Curiosamente son los sectores autonombrados federalistas los que luchan para retrasar sine die la consulta. Pretenden que el proceso se pudra para poder reconduirlo y apaciguarlo. Este artículo va en esta línea.
2. La creencia irracional de imaginar que el independentismo es minoritario pero que se está alimentando de las consecuencias de la crisis. Este esquema parte de la creencia preconcebido que la Catalunya de los 90 es la Catalunya auténtica y la de hoy solamente una desviación.
3. Tengo el convencimiento que la única manera de impedir el referendum i/o la independencia es que el estado se sienta a hablar de soberania compartida. Y como esto es imposible solo cabe esperar como reaccionará el ejército cuando llegue el momento.

Vamos a ver. Admitiendo que usted tenga razón y que ocurra todo eso que dice y teniendo en cuenta que un pongamos 85% de los españoles están en contra de la independencia de Cataluña b ajo ningún concepto, ¿ por qué tendría que ir Rajoy en contra del deseo de los españoles?, que son quienes le han votado a él y ante quienes tiene que rendir cuentas. Lo que no entiendo es como alguien tan inteligente como usted no se da cuenta de que esto no es un problema entre Cataluña y el Gobierno de España, sino entre un, siendo optimistas, 50$ de los catalanes que quieren independizarse de España y un 85% de los españoles que no está dispuesto a ello. En términos estrictamente democráticos.

Muy buen artículo, Sr. Bassets. Y ahora explíqueme, por favor: ¿Cómo el propio Gobierno central va a organizar o consentir una consulta inconstitucional? ¿Se da un autogolpe de estado? ¿Traiciona a sus millones de votantes para cumplir el deseo de otros?
¿Por qué no comienza pidiendo usted a los nacionalistas catalanes que planteen una reforma constitucional sensata, para que pueda ser estudiada?

El miedo a la consulta denota miedo a la gente informada, e inmadurez ante la opinión de la gente.
Que solo puede optar por opinar lisa y llanamente dando con su opinión un toque atención.
Severo o no.
Y para eso están los políticos, para encauzar el sentir ciudadano, con hechuras y decencia.
Como ocurre en las votaciones nacionales o comunitarias para elegir gobiernos y diputados.
Pero aunque con mayoría de edad, sería descafeinada.

Q es lo q mas le molesta, Sr Bassets? Haberse equivocado o haber colaborado a la frustacion de los catalanes? Y, por extension de todos los espanoles?

Q es lo q mas duele? Q la Sociedad Civil catalana sea europea y se implique en la vida politica?
O q esta Via Catalana sea una reaccion de la sociedad en su totalidad frente a uns sistema democratico paralizado por unos politicos mediocres y corruptos?
O el caracter civico, pacifico, respetuoso de las familias q desean q se acabe este sistema podrido, q se sienten orgullosas de ser catalanes y de vivir un momento historico?

Un estado democratico se compone de muchos actores. Entre ellos los intelectuales y periodistas.
Donde estaban Vds. para denunciar el estado de corrupcion de la sociedad espanola?

Se esconden unos y otros y se tapan unos a otros.
La indecencia de las élites espanolas es tal q ni siquiera vieron venir la Via Catalana.

Pensaron todos q haria pshit! como el 15M.
No se enteran Vds. de mucho pero platicar y dar lecciones si q lo pratican con frecuencia.
No me extranaria q no publicara este post. No seria el primero.
Y nunca ha sido porq haya pecado de soez o zafio ni irrespetuoso.
Si le molesta tanto la verdad, deberia dedicarse a otro oficio.

Seguro que hay otros temas, per ejemplo subida de impuestos, recortes en sanidad, educaciin etc. donde mas de un 80% de catalanes quieren ser consultados. Sin embargo estas consultas no se hacen y ni periodistas ni politicos se rasgan las vestiduras. Que facil es eso de subirse al carro de la democracia directa olvidandose de los enormes riesgos que acarrea. Despues de todo hay muchas razones por las que las democracias occidentales son todas representativas y las consultas populares a penas se usan. Los periodista s deberian rascar un poco la superficie y profundizar el analisis. Sino nos quedamos en lo popular y populista.

Por lo que alcanzo a ver desde mi balcón en Gràcia, quizá el 80% de la población catalana quiere votar en un referéndum sobre una eventual independencia de Catalunya. Obviamente, los más motivados son los que quieren un cambio de situación. Los que no quieren nada no salen a la luz: ya les va bien como está ahora. El día siguiente de voto sabremos cuál es el % de población que quiere cambiar. Si sale sí, los partidos independentistas y no independentistas deberán ponerse a aclarar conceptos para que la gente acuda a las siguientes elecciones con suficiente conocimiento de causa. Por lo que ya se está diciendo, me temo que los partidarios de no cambiar seguirán amenazando y augurando los peores males a una Catalunya independiente. Veremos, pues, qué nos van a contar los independentistas. Mientras tanto, hagan el favor: 1º- no sumen a sus intereses la "mayoría silenciosa"; 2º- no blandan el wishful thinking "la sociedad catalana quiere ..."; 3º- no amenacen con los tanques, que aaqui no tienen nada que hacer; 4º- no insistan más en negras teorías sin fundamento, y 5º- piensen un poco en argumentos agradables, o sea, pongan en juego las artes de la seducción para que algunos de la gran masa de soberanistas se sientan atraídos por un cambio de sentido de su voto. Hacerlo de otra manera sería engañar a la gente y acabar de hundir el ya casi agotado prestigio de España (¿lo tuvo alguna vez?). Y esto es un poco más serio que lo del café con leche.

Y de todos modos, qué es la independencia? La independencia es lo que uno quiere para uno pero no para el otro, en general, salvo que ese otro se encuentre fuera de lo que sea su país, en cuyo caso lo que sería un problema deja de serlo. Por eso la independencia de un sitio solo la defiende alguien al que no le afecta lo más mínimo pero no aceptaría tal situación de vivirla dentro de sus fronteras. Somos asi de abiertos. Unos cachondos, vamos.

También es necesaria para que al resto de los españoles no nos parezcan cansinas hasta la extenuidad y casi insultantes estas muestras de desapego, de ira irracional acumulada hacia todo lo que tiene que ver con español y España. Es preferible la independencia de Cataluña a la idea de que el término español y España se demonice y se asocie al fascismo de Franco por parte del maniqueísmo más soez que ha existido en la historia de la península.
Muchos en el resto de España estamos a favor de la consulta porque también nos sentimos insultados cada día por el nacionalismo catalán y sus estereotipos ante lo español y ante España.
De todos modos hay que alabar que todavía exista una resistencia catalana a ser manipulada ideológicamente, y que para muchos catalanes España sea algo más que el fascismo, que Franco, que Rajoy, que el Partido Popular y que cuarenta millones de individuos que se dedican a saquear los impuestos catalanes.
Un republicano español.

Una consulta nunca viene mal. Sirve para ver cómo van las tendencias. Hoy la tendencia dominante en Catalunya es la del independentismo, aunténtico trendic topic. Pero qué pasa con los trending topics: pues que pasan y a otra.

Pero en cualquier caso lo que está claro es que con Rajoy no vamos a ningún lado, salvo los que no quieren ir unidos o, dicho de otro modo, los que quieren ir por su cuenta. Con Rajoy solo avanzan los que quieren separarse, no los que quieren estar unidos, lo que, me temo, acabará provocando que los últimos también quieran separarse, aunque solo sea de Rajoy, principal activo hoy de los independentistas. Y otra vez la vulcanización, digo, la balcanización a la que tanto se refería en el pasado el beato Josemari Az... , nada, que me pasa como a Vázquez Montalbán, que hay nombres que empiezo que no puedo acabar.

Para qué una consulta, no, a quiénes consultar es lo que habría que plantearse. El para qué está claro. No lo está tanto el a quiénes consultar y el cómo consultarles, si para separarse en positivo, o recurriendo a la vieja trampa de todo negociador de acuerdos, y preguntar en negativo: quién no quiere separarse o quién no quiere seguir unidos. Yo he comprobado en muchas reuniones vecinales que cambia el sentido de la respuesta si se pregunta de una forma o de otra, si se pide primero adeptos o contrarios. Por lo que sea, pero cambia. No sé en este caso cuál es la que convendría más a los intereses de unos y otros. Pero lo fundamental, en todo caso, antes de votar, decir quién vota.

Pues sí, cuánto bien hacen personajes como Rajoy y Aznar por el independentismo. Ya lo vimos con uno del cuarteto de las Azores, cuando criminalizó a Carod y consiguió sextuplicar su presencia en el Congreso español. No hay como martirizar a un tío para que la plebe lo convierta en santo. Y en este caso, no hay como quedarse quieto a verlas venir, en la confianza de que la tormenta amainará, para que te caiga un rayo en toda la cocorota. Por lo demás, del berlanguiano imperio austro-húngaro podríamos pasar al nano imperio catalano-español, pegue o no pegue aquí esta referencia, que no todo tiene que tener sentido en esta vida.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef019aff630467970c

Listed below are links to weblogs that reference ¿Para qué una consulta?:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal