Lluis Bassets

Fénix político

Por: | 15 de diciembre de 2013

Italia siempre guarda sorpresas. Es proverbial su carácter de laboratorio político. Todo lo que ocurre en el mundo ha sucedido mucho antes en Italia o, incluso, en la antigua Roma. Ojo avizor, por tanto.

Ahora mismo el Partido Democrático, surgido de los restos de la Democracia Cristiana y el Partito Comunista, acaba de celebrar sus terceras elecciones primarias abiertas para elegir secretario general y a la vez candidato a la presidencia del Consejo de Ministros. Y ha sido todo un éxito: este pasado domingo fueron a las urnas casi dos millones y medio de ciudadanos, con el único requisito de pagar dos euros para los gastos electorales y comprometerse a sostener al partido en las elecciones.

Nada sustituye a unas buenas elecciones competitivas, en las que cada candidato tiene que espabilarse para convencer a los electores. Lo saben bien quienes no las tienen. Las urnas no lo son todo, pero sin las urnas fácilmente se llega a la nada política, es decir, a la partitocracia que concede el poder a la cúpula dirigente de cada formación o incluso a la dictadura.

Lo han comprobado los italianos y lo han hecho en un momento paradójico. Cuando el PD celebra sus terceras primarias —a la tercera va la vencida—, después de la incapacidad para alcanzar el Gobierno de los vencedores en las dos anteriores, Walter Veltroni en 2007 y Pier Luigi Bersani en 2009, resulta que quien preside el Consejo de Ministros es un destacado diputado del PD como Enrico Letta, aunque no gracias a una victoria en las urnas, sino por el empeño del presidente de la República, Giorgio Napolitano, de 88 años, en favor de la estabilidad y por la división de la derecha, tras el fracaso de Berlusconi, de 77, con sus amenazas de derribar al Gobierno.

Así es como en poco tiempo Italia ha emprendido un giro desde la gerontocracia hacia el rejuvenecimiento. El alcalde de Florencia y vencedor de las primarias, Matteo Renzi, tiene 38 años. Enrico Letta, 47. Y 43 el vicepresidente, Angelino Alfano, que fue mano derecha de Cavaliere antes de ser la mano que le estranguló como líder.

Punto en común, todos tienen sus orígenes en la Democracia Cristiana, tanto los dos del PD como quien fue número dos de Berlusconi y ahora es el número uno del Nuevo Centroderecha. Renzi es además un político poco convencional, va a por todas y está dispuesto a barrer todo lo viejo. El PD, por su parte, necesita la mayoría de gobierno que hasta ahora se le ha negado. Apunta así el viraje hacia un sistema menos fragmentado, con dos partidos que se turnan como sucede en la Europa vecina.

Esos políticos en ascenso no son meteoritos caídos del cielo: el actual Parlamento es el más joven y feminizado de la historia. Los que suben son tres exdemocristianos, pero quien protege la estabilidad es un excomunista que ejerce su tutela de viejo rey al borde de la abdicación.

Hay 5 Comentarios

Sin comentarios:

Pew: Mitt Romney hangover ends as GOP more optimistic than Dems for 2014 wins

It's taken more than a year, but Republicans are finally over their Mitt Romney hangover and political self-doubt and are now more optimistic than Democrats about winning big in the 2014 midterm elections.

Pew: Mitt Romney resaca termina como GOP más optimistas que los demócratas de 2014 victorias

Ha tomado más de un año, pero para los republicanos finalmente ha terminado la resaca de Mitt Romney y la duda política y ahora están más optimistas que los demócratas de ganar en grande en las elecciones legislativas de 2014.

Hablando de rechazados y odiados:

Pew: Liberal support for Obama at all-time low, worse than George W. Bush and conservatives

Pew: el apoyo liberal a favor de Obama está en el mínimo histórico, peor que George W. Bush y los conservadores

Atención: Pew Research es una organización de ultra izquierda. Como decía Churchill, "A todo mentiroso le llega su hora." Hasta mucho había tardado la reacción. Muy socialistas podrán ser los Americanos, pero espíalos y tócales la bolsa (ObamaCare es un desastre y caro) y no hay promesa o mentira que te salve. Happy days are here again.

Lo peor de toda elección es cuando el elegido hace de su capa un sayo y se extralimita en el contenido de su mandato. De qué sirven elecciones cuando hay demócratas que son unos déspotas. Pasa en la política, pero pasa también en la vida real. La democracia real se convierte en una quimera cuando cae en manos de lobos escondidos bajo pieles de cordero. ¿Solución? La reacción del pueblo poniendo en su sitio al autoritario, obligándole a aceptar el espíritu de la mayoría, siempre mucho más fácil que adaptar el sentir mayoritario al deseo unilateral de un tirano. Pero ocurre en tales casos, que ya sea por miedo, por comodidad o por cualquier otra razón ilegítima, se le deja actuar cuando habría que pasar por encima de él como una apisonadora, democrática, eso sí.

Y si se descuidan, los tumba Berlusconi. (Bien sabe dónde están enterrados los cadaveres de cada uno.) Los partidos socialistas son mortales para Italia. Basta leer la historia de los gobiernos de tres meses. Ex comunista? Existe tal cosa? Mas parece contradicción en términos.

Guste o no, Berlusconi es el primer Presidente del Consejo de Gobierno en la posguerra estable y que ha gobernado en pro de Italia. El resto son un paquete de inútiles corruptos (parecidos a yo sé quienes, pero no lo digo.)

Es el renovar el sistema para que nada cambie. ¿En serio es bueno que sólo haya dos grandes partidos cuyo peso desplaze el de los demás? Miralo bien, Bassets. El bipartidismo de facto, es letal. Hacen falta más partidos, para que los pactos sean una realidad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef019b02f04a97970d

Listed below are links to weblogs that reference Fénix político:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal