Lluis Bassets

Escena de idilio en una embajada rusa

Por: | 15 de mayo de 2014

No hace falta concretar la localización. Puede ser en Lisboa o Roma, en Bruselas o Berlín.

Fecha: uno de estos días, tras los plebiscitos de Donetsk y Lugansk.

Escenario. Arquitectura y decoración imperiales, las propias de la superpotencia que fue y aspira a volver a ser. La comida y el servicio, perfectos: vodka, caviar, salmón… Los diplomáticos, profesionales y amables, a la altura del poder imperial que representan. Buenos conocedores del país y de sus políticos, también de sus problemas interiores, que no dejarán de evocar en ejercicios de política comparada y de denuncia de la doble vara de medir, una especialidad que dominan. Los argumentos, conocidos, sin novedad.

La sorpresa la proporcionan los convocados, variopinta fauna mayoritariamente conservadora, fuertemente nacionalista en casi todos los casos e incluso de posiciones ultramontanas en las esferas de la moral y de la religión. Antes de que abran la boca los amigos rusos, los amigos locales ya se han rendido ante los encantos ideológicos moscovitas, sin necesidad de que nadie adelante argumentario alguno elaborado en Moscú.

Rusia no ha sabido explicarse ni hacer pedagogía. Ucrania no existe, es Rusia de toda la vida. Jruschov regaló Crimea a Ucrania ilegalmente. Odesa y Sebastopol son tan rusas como Marsella y Nantes francesas o Bremen y Rostock alemanas. No se puede hablar de anexión de Crimea. Son los ucranios los que quieren separarse de un régimen instalado por un golpe de Estado. Putin defiende mejor los valores cristianos occidentales que nuestros políticos cosmopolitas. Véase la cuestión del matrimonio homosexual. Nuestro país (rellénese aquí con el que se desee: vale España, claro está, pero también muchos otros se adecuan) y la Madre Rusia tienen historias gemelas de enfrentamiento contra la modernidad y frente a la americanización de la vida y de la cultura. Tenemos más que ver con una familia de Petersburgo, perfectamente europea, que con otra de Chicago, americana y lejana. Los diplomáticos callan o, como máximo, asienten satisfechos.

Hubo un tiempo de violencia extrema en que había que escoger primero entre la cruz gamada de un lado y la hoz y el martillo del otro. Le siguió a continuación otro tiempo, más pacífico en las formas pero igualmente brutal en la capacidad amenazadora de la destrucción mutua asegurada, en que el dilema era entre la estatua de la libertad y el busto de Lenin. En ambos tiempos, los amigos de Moscú se hallaban en los partidos comunistas, aunque su capacidad de irradiación sobre la entera izquierda y sobre el mundo intelectual iba más allá de las ideas políticas. Llegó después el paréntesis de los 20 años unipolares, con Rusia desaparecida y acomplejada, al que le ha seguido el regreso geopolítico de la Rusia autocrática de siempre, similar a la que guerreó en Crimea entre 1853 y 56 contra una gran coalición europea en la que estaba el Imperio Otomano. Y esa Rusia, antimusulmana, reaccionaria, de un cristianismo elemental y primitivo, es la que de nuevo fascina en Europa como un modernísimo avatar de la Tercera Roma que se asocia a los orígenes del Ducado de Moscú.

Hay 29 Comentarios

Enrique, ¿estás sugiriendo que la OTAN es una mordaza para la UE?

Recuerdo que en la mesa estaban presentes los dirigentes socialdemócratas Helmut Schmidt y Gerhard Schroeder, así como el ex-Presidente francés Jacques Chirac, favorables a la integración de Rusia en Europa mediante una ampliación de la CECA.
El momento más adecuado para la integración de Rusia fue 1998, tras la bancarrota, cuando Rusia sólo representaba 1/10 parte del PIB comunitario y precisaba de forma urgente de asesoramiento y ayuda financiera.
Sin embargo, el belicismo neoconservador sólo ven a Europa como un Protectorado militar de los EE..UU. por lo que adoptaron una postura agresiva respecto a Rusia, ahora enlazada con su descabellada idea de sustituir las importaciones de gas ruso por gas de esquisto (fracking) de Dakota del Norte, o pos su oposición a que los europeos podamos viajar a Rusia (que es el país más grande de Europa, y por lo tanto podría formar parte de la UE) sin necesidad de visado (que ya no se exige a países como Colombia y Perú) El aislamiento que nos proponen los neoconservadores nos impide un acceso directo a los mercados de Asia Oriental, y está condenado al fracaso.

Arnold J. Toynbee sostenía que el totalitarismo soviético no procedía de la ideología marxista, sino que hundía sus raíces en el Imperio Bizantino. Es decir, aunque aparentemente el comunismo rompió totalmente con el pasado lo que hizo en realidad fue darle continuidad. La oposición entre Rusia y Occidente viene de lejos. Como apunta Bassets, desde el Ducado de Moscú los zares ("zar" viene de "césar") se consideron a sí mismos herederos legítimos de los emperadores bizantinos y Moscú la heredera legítima de Roma y Constantinopla, la Tercera Roma, idea que se mantuvo hasta el fin del Imperio Ruso a principios del siglo XX. Es inevitable que la historia de cada país determine su actualidad, ya que como dijo Horacio y nos recuerda Toynbee: "Naturam expellas furca, tamen usque recurret." (No intentes echar a palos a la naturaleza porque esta siempre retornará). Por cierto, esta frase también la utilizó Freud para referirse al retorno de lo reprimido.

Rusia es consciente de sus limitaciones y no pretende ser una "superpotencia" sino tan sólo una potencia relevante cuyos intereses sean respetados por las otras grandes potencias.
Barack Obama, cuya imagen en gran parte del Mundo (sobre todo entre los países emergentes) tiene un perfil bastante más bajo que el de Vladimir Putin trató de restar importancia a Rusia, llamándola potencia "regional".
Sin embargo, se solicita la asistencia de los servicios diplomáticos y militares rusos a nivel global, desde Corea del Norte hasta Irán, desde Venezuela hasta Egipto, desde Cuba hasta Afganistán, desde la India hasta Nicaragua.
Ahora descubrimos la dependencia del programa espacial norteamericano respecto a los cohetes rusos de NPO Energomash, que impulsan los cohetes militares Atlas. Tras el fin del programa Shuttle, lel suministro de a Estación Espacial Internacioanl parte de Rusia.
En una era en la que el dominio del espacio es el equivalente al dominio de los océanos del s. XIX (Pax Británica), los EEUU a pesar de sus impresionantes recursos económicos muy superiores a los rusos, no dominan el espacio.
Tras la gravísima crisis económica de finales de los 90 (con la bancarrota de 1998) en que los programas espaciales, militares y nucleares rusos se estancaron o retrocedieron a falta de recursos y a consecuencia del caos y la desorganización reinante, el equipo de Vladimir Putin ha relanzado dichos programas y ha racionalizado el gasto y los recursos económicos y tecnológicos.
A los neoconservadores les gusta referirse de forma despectiva respecto a los cazas rusos Sukhoi o los misiles nucleares Topol o Bulava, desarrollados por el Institutio de Energía Termodinámica de Moscú. ¿No es cierto que los EEUU y el resto de la OTAN invierten 11 veces más que Rusia en Defensa? ¿Cómo se va a defender Rusia?
Sin embargo, es difícil predecir quién saldría peor parado en el supuesto de una guerra nuclear. NPO Energomash es sólo un síntoma.
Rusia se prepara para la guerra asimétrica con el control del espacio y la defensa nuclear frente a un ataque de los EEUU contra su territorio.

Al final, lo único medianamente sano es vivir en un país fuerte y seguro de sí mismo (lo cual, es mérito de sus ciudadanos, siempre y cuando sus élites no entorpezcan). No hace falta vivir en una gran potencia, sino en un país que respete a sus ciudadanos con decencia. Y de ésos, hay realmente pocos. No se puede echar balones fuera. Si un tratado, deuda o dogal compromete el futuro de las nuevas generaciones de un país, tienen todo el derecho del mundo a quitárselas de encima y buscar un modo alternativo de avanzar. Aceptando las consecuencias, por supuesto. Los alemanes lo hicieron una vez, y casi ponen bajo su bota a toda Europa en su revancha. Y bueno, parecen volver a su "Volkgeist"... Su dominio decidido de Europa Central es incontestable casi. "Locomotora Europea" les llamamos. Y eso es porque se toman a sí mismos muy en serio. Tanto como para discutir en el Bundestag cada nueva directriz de Bruselas... algo que por ejemplo, el Parlamento Español ni se atreve a hacer. He aquí, porqué algunos pueblos portan vara de mando sobre otros (pese a toda la retórica sobre DDHH, algunas cosas siempre, siempre siguen siendo las mismas).

Disclaimer: No necesariamente hace falta un gran poder militar. Miren Suiza: su negocio bancario es su mejor "counter-punch" ante cualquier amenaza. Élites de todo el mundo tienen dinero ahí... Y su ciudadanía vota sobre asuntos que les competen de forma directa.

Ambos bandos occidente capitalista y Rusia comunista siguen los mismos métodos del capitalismo para conservar sus privilegios, Occidente defiende los intereses de las multinacionales, no le importa el ciudadano y trabajador mientras siga aportando ganancias a esas. En Rusia la misma cúpula política en el poder defiendo los intereses de sus propias grandes empresas y la única diferencia es que todavía defiende a quien rinde más.
Las fuentes de energía en Rusia son propiedad de quien esté en el poder. Hoy le toca a Putin defenderlos.
Occidente busca cualquier forma de apoderarse o dominar a las regiones donde esta esa fuente de energía. No olvidemos de Irak y de paso los países del Gofo y de Arabia Saudi, hoya día pisoteados para controlar sus recursos naturales. Siria es otro país subterráneo y el litoral del Mediterráneo almacenan grandes bolsas de gas y de petróleo. Libia es un país que está fragmentado cuyo petróleo se acordó dejar bajo dominio franco británico. En un año o dos tocará el reparto del petróleo de Nigeria donde la banda Boko Haram es una tapadera para justificar la próxima intervención norteamericana y, o de la OTAN.

¿Los rusos no pueden votar en Letonia...?. Vaya, vaya y yo que creía que el Antoni era catalán y ahora resulta que nos ha salido sueco... o al menos se lo hace.
Los que no pueden votar en Letonia son los LETONES de etnia rusa. Es decir aquellos que habiendo nacido en Letonia como todos los demás, son ciudadanos de segunda clase porque sus progenitores o sus ancestros no nacieron en Letonia sino fuera de ella.
Además afecta no solo a los nacidos en Letonia de progenitores rusos... sino también a los nacidos allí si sus progenitores son ucranianos, bielorrusos, kasajos, georgianos o de otros lugares de la ex urss (si no estoy equivocado).
Ayer eran los letones judíos... hoy los letones rusos... pero para los "patriotas" el enemigo siempre es el mismo... y siempre tiene que haber ciudadanos de segunda clase... semiciudadanos... Lo que abochorna, una vez más, es que la UE permita estas barbaridades y que nuestros medios las silencien. ¡Y luego vamos dando lecciones por el mundo defendiendo los derechos humanos y tratando de imponerle a los demás como deben gobernar sus asuntos propios en sus países...

Letones de "origen" ruso...
1/ Por su capacidad a poner fuera de contexto todos los textos, ya sean las aventuras de Zipi y Zape.
2/ Por su incapacidad a distinguir un buen ruso de un ruso muerto.
3/ Por su capacidad de tratar de manera "objectiva" problematicas complejas, como las minorias linguisticas, "etnicas" o catalanas...
4/ Por su sentido de la justica universal.
5/ Por si de mi dependiera, y porque me da la gana, pero que le vas a hacer, estan sus derechos constitucionales...
No le dejaba votar ni en Alemania, ni en Tramacastilla del Ojotieso ( pueblo simbolico de la provincia de Utopia/ Enlloc).
A
PD: No se olvide de votar en las europeas.

¿Los rusos no pueden votar en Letonia? Ah, ¿y eso es raro? Me imagino que en Rusia votan los letones, los franceses, los españoles, y hasta los patagones. Pero yo no puedo votar en Alemania, esos salvajes nacionalistas nome permiten, y eso que he prometido portarme bien. Me insisten con el sonsonete de que no soy alemán... Malditos nacionalistas.

Lo dicho. Resulta que no es antisemitismo, es que lo sacaron de contexto. Malo, malísimo que soy. ¿Y entonces lo malo es el nacionalismo? ¿A qué equipo tiene que apoyar Israel? ¿Al vecino? Bueno, hay que ser progre para escribir ese tipo de ideas nedio crudas. De ahora en adelante vitorearé Alaska, porque ser naci de Israel o España es pecado.

Hay que ser confuso y progre... Y con lo bien que funciona la diplomacia ¿Por qué no funciona con Rusia, Iran, alQuaeda, y locos asociados? Kerry anda aplanando calles y lo mismo sigue Siria.

La suerte sonrie a los mas fuertes, hasta que se enfrentan a mas fuertes que ellos. Por eso los ex-fuertes (se supone los nuevos débiles) inventaron el derecho y la diplomacia, por ahí entre el mesolítico tardio y el neolítico precoz...
Gracias por su fingida atención y muy buenas noches
A

«... El nacionalismo judío, el cenit del nacionalismo mundial, es un ejemplo de la toxicidad...» veo que le resulta sacar frases de su contexto con las que construir su incomprensión del mundo. Ahora, como me acaba de llamar antisemita, yo debería negar y defenderme de la terrible acusación que me puede conducir a la hoguera. De esta lucha viven todos los nacionalismos.
En nacionalismo, ya lo hemos dicho, buscar un resquicio donde anidar la mala conciencia, y la culpa del otro. Con ella el estado sionista de Israel (nada que ver con los israelitas, infórmese usted mejor), se ha convertido en el testaferro de la deuda, que genera el sentimiento de culpa de Alemania y por extensión de toda Europa. Anidada por los cuervos de la mala conciencia,que le picotean los ojos. Digo que es el cenit de nacionalismo mundial, porque han conseguido alimentar durante medio siglo un enemigo más longevo que dios, eterno e indestructible; el antisemitismo. Que es la fuente viva de su subsistencia, y el pan que les da de comer, moral y materialmente.
Toda la construcción del nacionalismo es insustancial, como lo es el pensamiento humano en general. Una más de las aflicciones del alma humana, pero solo una más, ni siquiera la más severa. En su esencia un ser humano es tan absolutamente igual a otro que, cuesta distinguirlos. Iguales en sus miedos y en sus tormentos. La construcción del hecho diferencial y el particularismo histórico es la arena movediza donde se cimienta el nacionalismo. Este propaga la idea de que todas las naciones son diferentes unas de otras, hablando en plata, la versión democrática de la doctrina racial nazi. El nacionalismo democrático de hoy te dice “mira eres completamente diferente de mí, pero en fin, te perdono. Te perdono la vida pero no la deuda.
El museo del holocausto es como la diada, la fiesta de la derrota del exterminio, la fiesta del Apocalipsis llevada al paroxismo. Esta enajenación del alma humana es el nacionalismo.

Así pues, no solo no existe Teruel, con perdón Zigafu, sino que Ucrania anda por ahí perdida también. No somos nadie, en especial los turolenses y los ucranios. Qué es Ucrania, pues, un invento como Yugolasvia siempre oí que lo era de Tito. Y mira cómo acabó, cada uno por su lado y la diosa violencia en la de todos.

"Y esa Rusia, antimusulmana, reaccionaria, de un cristianismo elemental y primitivo, es la que de nuevo fascina en Europa como un modernísimo avatar de la Tercera Roma que se asocia"

Cámbiese Rusia por USA y Tercera Roma por Nueva Jerusalén.

Fascinado Sr. Bassets?

El otro día, conversando por teléfono con un amigo polaco quién reside en Varsovia me preguntó:

- ¿Sabes qué países tienen fronteras con Rusia?

Le contesté una lista de países, y él se rió un poco y me dijo:

- La Ródina tiene fronteras con quienes a los rusos les da la gana.

Lo que me hizo reír y me recordó a mis contertulios que me atacaron por "ignorante y descarriado" cuando se me ocurrió mencionar que en este mundo la fuerza concede todo derecho, y quién no esté de acuerdo que vaya a hacer discursos a las Naciones Unidas.

«... El nacionalismo judío, el cenit del nacionalismo mundial, es un ejemplo de la toxicidad...»

Pero no se le ocurra a nadie decir que frases como esta son antisemitas. Noooo... solo refleja la realidad: Los judíos son malos, malitos, malotes, y muy malos. Lo peor es que apuesto que el autor se considera muy balanceado en su punto de vista...

¿Y somos capaces de meternos a decirle a los demás como deben pensar y actuar? ¿Debo recordarle al señor que TODA Europa ha despreciado, asesinado, robado y deportado judíos durante TODA su historia especialmente RUSIA Y ALEMANIA donde llegaron a niveles genocidas y bestiales?

Si los israelitas no se defienden solos a todo costo, ¿quién los defenderá? ¿Los europeos? No me haga reír que duele, señor.

about the "primitive Christianity": Pot calling the kettle black!
(Russian version: Anyone's cow may moo, but yours should keep quite)

No entiendo porque tenemos "un cristianismo elemental y primitivo"? Crestianismo Catolico es mas complicado y progressivo o Espana tiene ahora un religion de homosexualistas que esta un nivel moderno?

Mi abuela solía decir : "Ajo cocido, ajo perdido". El Ajo, dios menor de la gastronomia mediterránea, debe infundir y no cocer...
También usaba decir : " Burros los hay por todo"...
El Pais of today:
"300.000 europeos de Letonia sin derecho al voto"
El 13% de los habitantes de este país de la UE, de origen ruso, carecen de derechos políticos.
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/05/15/actualidad/1400175599_697682.html

Aparentemente algunos comentaristas no entienden el sarcasmo de la nota y menos aun el verdadero peligro que subyace y acecha a Europa. Si de tan solo caviar y champagne, gentileza de Moscú, tratara el asunto; ¡Bebamos y comamos que mañana prosperaremos!, porque no tendremos nunca más que tomar vitales decisiones de asociación que si nos equivocamos serán mortales. ¡Bebamos!, que el ascenso de China e India y su romance con Moscú, son tonterías, de manera que no tendremos que elegir bando. Nuestros productos tecnológicos y madurez cívica nos aseguran la prosperidad. ¡Bebamos!, que el descenso y ocaso de occidente no nos tocará, podrá caer USA que se lo tiene merecido, pero no Europa, ¡eso sí es una tontería mayor, impensable! ¡Bebamos y comamos!, somos los crédulos del planeta y nuestro estandarte es la candidez, hace ya tiempo que dejamos de matarnos entre nosotros y nadie codicia ni detesta nuestro modo de vida y prosperidad. ¡Bebamos! que los musulmanes nos aman, los africanos nos temen y respetan y los asiáticos son de fiar. Salud.

Un ignorante pregunta, si es tan dificil la convivencia con Rusia porque no se intenta una asociacion con condiciones muy claras y ventajosas tanto par Rusia como para la UE y recuperamos la Europa que me enseñaron fr niño:Europa comienza en el este por los Urales y termina por el oeste en Finisterre. Si no puedes vencer a tu adversario unete a el aunque con el riesgo del llamado abrazo del oso
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

Se dice que hay un nacionalismo conservador de moral ultramontana, dando a entender que hay otro nacionalismo moderado de moral progresista. La buena moral, la que no es de ultramontana, la que no mete a los niños bajo las sotanas, no se encuentra en las iglesias. La buena moral hay que buscarla en las sedes de los partidos nacionalistas; el progresismo nacionalista. Algo que nadie se ha atrevido y explicar lo que es. En este, dos condiciones excluyen entre otros, al nacionalismo español. Es un libreto conocido para desencadenar la subjetividad autorrepresiva en el otro y su "mala conciencia". En definitiva hacer que se sienta culpable y por lo tanto en deuda, con algún ente desconocido, que se hace acreedor de la buena moral, testaferro de la deuda. El nacionalismo es un fin en si mismo y no un medio para alcanzar la independencia de algo/alguien. Pues logrado el objetivo, el fin se desvanece y muere. Para poder subsistir el nacionalismo necesita del otro, en el que poder anidar su mala conciencia, el sentimiento de culpa y la deuda eterna, con la que poder construir el discurso que justifique la batalla. En esta tesitura el enemigo es un bien preciado al que se debe cuidar y alimentar adecuadamente, con dosis medidas de desafecto, que le garanticen sentimientos encontrados xenófobos y excluyentes. El nacionalismo judío, el cenit del nacionalismo mundial, es un ejemplo de la toxicidad que guarda en sus entrañas esta aflicción del alma humana llamada nacionalismo.
En cuanto a la escena, podríamos habernos ido a otro teatro, sin tanto esfuerzo de imaginación. Por ejemplo imaginar a Victoria Nouland hablando por teléfono con algún colega sobre el cambio de régimen en Ucrania, diciendo que “se jodan los europeos” si nuestro candidato no les gusta. Nuestras propias tribulaciones no nos resultan tan tragicómicas como la de los rusos, ¡pobres rusos! que decía el otro. Aún así, nuestro panorama no necesita guionistas expertos, en nuestro caso la realidad supera con creces la ficción. Si ya venía, nuestro comportamiento, siendo muy sospechoso a poyando guerras en oriente próximo y reconociendo estados parias construidos con nuestra hábiles manos de alfareros, lo de Ucrania ha superado todos los límites de nuestra ignominia.

¿Y la sustancia del artículo? Respetuosamente pienso que no es un artículo de comentario político, es un lloriqueo ante la Real Politik rusa que está ganando terreno ante Occidente. Lo cierto que parece que El País estuviera arrinconado porque nada de lo que quiere o a vaticinado pasa: la primavera árabe es un fracaso, Libia es un infierno, Al-Assad ganará la guerra civil, los separatismos europeos volverán a hacer de la EU lo que siempre debió ser: un tratado económico, latinoamérica se levanta sola sin ayuda de España, Putin demuestra que es el mejor estratega de lo que va del siglo XXI..... un largo etcétera.

Sr. Bassets, una pregunta y de nuevo desde la ignorancia porque tengo mucho menos información que usted ¿a quién fascina esta Rusia en Europa? ¿A Schröder, ex presidente de Alemania, socialista, ejem, que trabaja para Gazprom? ¿A Snowden, angelito, del que no sabemos nada porque pobre de él si habla en su exilio ruso? Sobre Ucrania, insisto, en que no sé si es peor el gobierno actual, o el anterior, o quienes lo defienden pero, vamos una minucia, ya lo sé. A mí me pasa con Putin lo que suele decir Josep Ramoneda; me puede, me parece un peligro. Dicho esto, cuando se le agote el tema de Ucrania, me gustaría leerle algo sobre Siria, muchos miles de muertos y millones de desplazados, con un silencio que estremece. Igual les falta un referéndum.

Me da que el que escribe ha leído burbuja.info.
De cualquier modo, poco importa. Se avecina una contra-revolución conservadora, muy similar a la de los años 20 del siglo pasado. Lenin tenía razón: la gente que vive frágil en solitario sin encontrar apoyo social entre sí, se vuelve dócil ante la promesa de seguridad y estabilidad (si algo se caracteriza nuestra sociedad europea, es su patológico miedo, pese a ser el periodo mas estable de su larga historia lo cual,bien usado por gobernantes y multinacionales, la hace muy manejable). Incluso conceptos como el de " clase media" empiezan a deshacerse como azucarillos, a la espera de la formación de una conciencia de clase más transversal: aquellos que no viven de rentas
,

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01a511b86ad3970c

Listed below are links to weblogs that reference Escena de idilio en una embajada rusa:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal