Lluis Bassets

Ay chinito que sí

Por: | 26 de julio de 2014

Como en la habanera famosa, el presidente chino Xi Jinping puede cantar su particular paloma amorosa con América Latina. Casi dos semanas ha durado la gira que le ha conducido a Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba, y le ha permitido participar en tres cumbres internacionales: la de las cinco potencias mundiales emergentes, los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), y luego la de estos cinco BRICS con la Unasur (Unión de Naciones Iberoamericanas) y la especial de China con la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe), en las que han estado representados 11 países americanos.

Los éxitos de Xi son el reverso de las dificultades de Obama en la conducción del mundo. China no quiere conducir, al menos todavía, pero sí aprovecharse de la defectuosa conducción de Estados Unidos. Cuanto más distantes de Washington se muestren los pretendientes, más fácil será la aproximación de Pekín. Y la viceversa: una gira como esta es una oportunidad para un país latinoamericano que quiera exhibir su distancia con EE UU. El itinerario de Xi, con estaciones en el mausoleo de Hugo Chávez y visita al patriarca comunista Fidel Castro, señala la geografía con resabios de guerra fría de una alianza alternativa al liderazgo vacilante de Washington.

No todo pertenece a la geometría política. Xi Jinping ha viajado chequera en mano y con una larga cohorte de empresarios. China está pasando a una velocidad superior en sus relaciones con América Latina. Su interés supera la simple voracidad de materias primas y se cifra ahora en las inversiones directas y en los grandes proyectos: presas, trenes, autopistas. Y, por supuesto, en la idea estratégica de un edificio multilateral paralelo al que crearon los países occidentales al término de la Segunda Guerra Mundial. El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, con sede en Shanghái, es la baza para competir incluso con el FMI a la hora de suministrar recursos financieros a sus proyectos.

América Latina es una novia cortejada por todos. A Xi Jinping le ha seguido el japonés Sinzo Abe y poco antes estuvo también de gira Vladímir Putin. Con ellos se ha cruzado la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, en su viaje a Chile y Perú, el primero que realiza a América Latina; aunque España, al revés que los emergentes, ha visto desplomarse sus inversiones en la región en los años de la crisis y ahora lo que quiere es meramente empezar a recuperarse.

Tampoco todo son inversiones y alianzas de oportunidad. En una gira como la de Xi juega también la ideología. Cuando China penetra en América Latina y coloca los ladrillos de una arquitectura internacional alternativa, exhibe y vende además un modelo de desarrollo sin democracia que tienta e incluso suscita cierta admiración entre las propias democracias latinoamericanas.

Hay 11 Comentarios

Witness, cierto que los BRICS tienen un índice de corrupción muy alto, pero no se puede negar la fortaleza del grupo, bastante más representativo de la realidad del Mundo que el G7, ya que comprende:

a) La mayor democracia del Mundo, la India, que es además la segunda nación más poblada y una de las 10 mayores economías.
b) El segundo mayor país de Occidente, Brasil, una democracia occidental.
c) El mayor país de la Tierra, con las mayores reservas energéticas, el segundo exportador de armamento y la segunda mayor potencia nuclear y espacial: Rusia.
d) La segunda mayor economía del Mundo, el segundo mayor Ejército, el país más poblado, el segundo mayor gasto en I+D, las mayores reservas de divisas: China.

Los mandarines de la nueva corte del emperador amarillo contarán en dólares y hablarán ingles entre sí (Bribery, Robbery, Inequity, Cronyism… Socialism?: BRICS). ¿Qué tiene en común tan abigarrado conjunto de naciones?; ¿qué puede caracterizar globalmente la praxis política de Venezuela, Cuba, Argentina, Brasil, Rusia, China, Sudáfirca, India…? Pues sí, en efecto todos están en rojo en el mapa del índice de corrupción de Transparency International:
http://cpi.transparency.org/cpi2013/results/
Ninguno de ellos llega al valor 5; todos suspenden (Venezuela les gana a todos en corrupción; cosas del podemismo, digo… del chavismo) y casi todos tienen clases políticas formadas por partidos hegemónicos con capacidad para tomar decisiones arbitrarias, no en favor de la libertad y la prosperidad general de la nación sino de las oligarquías que detentan el poder. El amigo chino, sin embargo, no sólo es corrupto sino que tiene dinero sobrante, procedente de la extrema explotación del trabajo asalarido de sus nacionales y, listillo él, sabe cómo emplear esos recursos con aquellos que comparten sus costumbres administrativas (es un decir). El peligro está en que alguna de esas naciones (Argentina, Brasil, Sudáfrica, India) son teóricamente democracias; democracias imperfectas pero democracias, aunque todas ellas con problemas económicos crecientes, fruto de la ineficacia gestora y del populismo mal llevado. La llegada del chinito con manga ancha llena de dólares no puede tener otro efecto que consolidar la creciente degradación democrática propiciada por las élites (otro decir) locales de tan distantes pero semejantes países. China está, en suma, en trance de “chinificar” parte de Iberoaérica y de prolongar aún algunos lustros, siempre en plan celeste imperio (Cháves está en trance de ser creado “Presidente eterno”; ¡ay, si Mao y Sung levantaran la cabeza, qué de mamporros celosos se atizarían con el pajarito de Barinas!), la agonía de los cubanos y los venezolanos hasta llevarlos, más o menos, al estado de cosas que tan bien retrata la estupenda película de Jia Zang-ke, “Un toque de violencia”. Para mandarines, Castro (uno cualquiera) y Maduro.

No conozco lo tratado por el presidente chino en otros paises, en Argentina como lo explico un periodista opoaitor al gobierno es:Le concede a Argentina no recuerdo cuantos illones de su moneda para que los empresarios chinos que hacen negocios en Argentinas cobren en moned china y los mismo el gobierno argentino presta millones de pesos para que lso empresarios argentinos con negocios en China cobren en pesos argentinos, esos prestamos no son convertibles a ninguna moneda, es solo par hacer negociso entre ello o sea un cuento chino. En los años que trabaje en el sur de Brasil cuando pregunte que hacian con tanta soja que se cosecha en esa zona me contestaron, no se preocupe algo se consume aca en Brasil la gran mayoria la compran los chinos, que luego nos inundan los mercados con sus productos a precios contra los cuales no se puede competir, nadie da nada por nada y hoy es de mayor realidad lo que dijo Quevedo Poderoso caballero es don dinero por eso nadie dice nada contra el gobierno chino y sus libertdaes restringidas y derechos humanos no plenamente respetados, su mercado cierra muchas bocas y adormece conciencias
Jose Luis Espargebra Meco desde Buenos Aires

''Cuando China penetra en América Latina y coloca los ladrillos de una arquitectura internacional alternativa, exhibe y vende además un modelo de desarrollo sin democracia que tienta e incluso suscita cierta admiración entre las propias democracias latinoamericanas.'' solo recordar que China ha hecho en la ultima decada inversiones de una magnitud y un talante jamas visto en latinoamerica...recordar que no hace intervenciones politicas, no hace colonias, no quita ni pone gobiernos, pero se ofrece como un socio economico de tu a tu (aunque no seas asi), cosa que a los ''europedos'' duele mucho..la insinuacion de la frase transcrita del editor, refleja mas ese paternalismo tan mal usado y que en verdad solo desprende ese rancio tufo de quienes ya no pintan nada y solo se basan en una superioridad moral desprestigiada ha base de errores y solo mirarse el propio ombligo...finalmente el titulo lo dice todo ''ay chinito si''.. a lo que su respuesta natural seria ''ay catetito camarero de europeos del norte si''...muy desafortunado el titulo editor de veras..

Los periodistas respiran por la herida. Apenas les queda ya el recurso de, la democracia. ¡ohhhh! que gran concepto ese de la democracia. Se hinchas los pechos presumiendo de democracia cuando todas las noticias parecen poner en duda estos regímenes democráticos; corrupción a raudales en todos los niveles de la sociedad, acumulación de poder y coacción gracias a él (incluido el periodismo libre sic), promoción de gurerras, genocidios. Las democracias de primer nivel (digamos que los occidentales no consideran democracias de primer nivel las de América Latina y otros países asiáticos), son las responsables directa o indirectamente de los más graves conflictos del mundo. Además hay que decir, para bajar los humos a estos pavos reales, que estos regímenes democráticos de primer nivel, no han conducido a un mayor reparto de la riqueza en el mundo, sino todo lo contrario, han conducido a una mayor concentración de riqueza y poder, precisamente en su propio beneficio. Además de ser, estas llamadas democracias, las mayores fábricas de armamento y ejércitos del mundo. Se puede concluir, sin problema, que estas democracias de primer nivel son muy injustas para planeta tierra. Las políticas que ellas ponen en marcha a nivel mundial, llevan a una situación de acumulación de riqueza y poder, que se consigue por medio de coacción, guerra, robo y asesinato. Invasión y destrucción de países enteros. Las democracias de primer nivel, son una gran amenaza para el resto de países del mundo, que deben protegerse de ellas por todos los medios posibles. Incluidos acuerdos económicos, políticos, militares y tecnológicos. Estas democracias, por el hecho de serlo, creen tener el privilegio de invadir y destruir países para hacerse con sus recursos de manera impune porque, ¡ohhhhh! son democracias pata negra. Un club muy selecto solo para los privilegiados y libres ciudadanos que habitan en ellas. Los demás, parias del mundo (chinitos y demás escoria), deben conformarse y asumir el estigma de "no democráticos". Lo que parece ocurrir es una revolución de los parias del mundo, los BRICS, otrora países muy pobres colonizados en otro tiempo y explotados saqueados, por las estupendas democracias occidentales, se han rebelado contra su propia condición de parias, y han puesto en marcha procesos que amenazan a estos regímenes democráticos, ricos, poderosos, y militarmente muy superiores. Es por ellos que las democracias están muy preocupadas por el desafecto de los países que, hasta hace poco ellos saqueaban, bombardeaban o invadían. No comprenden como estos países no democráticos huyen de ellos como de la peste, y se echan en brazo de los chinitos, una no democracia que no les bombardea, y esto desde luego los hace muy sospechosos, por su mala fe.

Curioso que un país del Atlántico vaya a Perú y Chile (Pacifico), mientras que un país del Pacifico vaya a Venezuela, Brasil, Argentina y Cuba (Atlántico)...

en fin de los enfines Nadie quiere tirar de la cuerda Y lo oportuno hace dinero
Entonces ?

¿Y usted por qué presume que en América latina se admira un modelo político como el chino? Todos gobiernos elegidos y refrendados por amplias mayorías, ¿por qué debiéramos apostar a una dictadura, si con la democracia nos va mejor que cuando estuvimos atados al FMI, el Banco Mundial y todos esos organismos tan democráticos. Sí tenga por seguro que a los latoinoamericanos no nos gusta la monarquía y la palabra súbditos nos cae muy gorda. Que le vaya bien.

Y por lo demás, cuánto se meten algunos con las relaciones con regímenes como el venezolano o el cubano, pero qué poco se lamentan de las propias con el régimen chino, un primus inter pares de ese grupo vilipendiado de sistemas antiderechos humanos. Lo de siempre, 'valiente ante una oveja, pero oveja ante el valiente'. Cómo cambiaría la historia si Pablo Iglesias en lugar de asesorar a Venezuela se hubiera codeado con China. Qué poco se atreverían los 'florianos' de criticar al más férreo de los países férreos.

China, un régimen sin libertades en su interior que actúa con plena libertad en el exterior. Ya podía compensar un poquito su balanza democrática. Qué bonito es aprovecharse de la libertad de otros. La libertad de los otros, podría titularse la película. Qué bien vivo en un régimen abierto basado en el libre intercambio, se dice Xi, y qué mal viven los chinos en un régimen cerrado basado en el cerrojo.

China, lo mismo que Obama en el conflicto libio, conduce desde atrás, expresión acertada acuñada no sé por quién. Eso sí, si Obama no pedía paso, el régimen chino quiere adelantar a todo meter. Y nos pasará como le pasó al del Seiscientos, que le pasó un Mercedes tan rápido que se pensó que estaba parado y se bajó en marcha, con el consabido revolcón.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01a511e956dd970c

Listed below are links to weblogs that reference Ay chinito que sí:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal