Lluis Bassets

Comisión Juncker

Por: | 11 de septiembre de 2014

En pocas ocasiones los equipos de comisarios de Bruselas merecen llevar el nombre de quien les preside. Normalmente son otros, en las capitales europeas, los que hacen la selección de los nombres, y el presidente, al final, se limita a repartir las cartas entre quienes encuentra sentados alrededor de la mesa. El método europeo tradicional, hipócrita por definición, tentaba a los primeros ministros a deshacerse de los descartes políticos, viejas glorias o adversarios sumisos y merecedores de una canonjía, con la encomienda de vigilar por los intereses nacionales, aunque a ser posible acomodándose a la ficción, una vez ya instalados en la Comisión, de que defienden los intereses europeos en general.

Esta vez no ha sido así. Jean-Claude Juncker, el veterano zorro luxemburgués, se ha presentado ante los primeros ministros y jefes de Gobiernos con ideas precisas sobre el tipo de nombres que necesitaba para su proyecto de Comisión. Los políticos en activo cotizan más que los veteranos desubicados. Las mujeres más que los hombres. Cuenta también la edad. Ha habido prima para los nuevos socios de la Europa de los 28. Y ha sido generoso para quien se adaptara a su pedido y rácano con quien se encastilló en su designio inicial.

Juncker también ha jugado astutamente para ofrecer prendas de amistad a quien pretendió vetarle, como David Cameron, y muestras de independencia a quien le apadrinó, como Angela Merkel. Al comisario de Reino Unido, el euroescéptico Jonathan Hill, le han correspondido los servicios financieros, tan apreciados en la City. Alemania queda fuera del primer círculo de supercomisarios, y el suyo, Günther Oettinger, con la cartera de la economía digital, pierde la categoría de vicepresidente y queda a las órdenes del estonio Andrus Ansip.

La construcción de esta Comisión emite un mensaje contundente. Juncker quiere mandar y ha mostrado ya en la negociación cuánto puede mandar. Entre los grandes, no salen bien parados Alemania, Francia o España, pues quedan fuera de la Supercomisión. Pero todos, perdedores incluidos, han contado con un premio de consolación: Energía, la cartera de Cañete, es perfecta para un país que necesita conectar su red a la europea. Italia es el único país de aquella Vieja Europa de Rumsfeld que coloca bien sus piezas, con Frederica Mogherini como jefa de la Acción Exterior, gracias a que Matteo Renzi fue el gran vencedor de las elecciones europeas.

La nueva Comisión y también la presidencia del Consejo reflejan el desplazamiento del centro de gravedad europeo del Rin hacia el Oder. Si Javier Solana fue en su ndía el emblema de la moda mediterránea y española, Donald Tusk, que se entiende con Juncker en alemán pero no en francés, lo es ahora del momento polaco y oriental, especialmente necesario ante la voracidad territorial del resucitado oso ruso.

Como suele suceder en muchos campos de la vida, lo importante es el comienzo, y este no es el de un presidente débil, ni el de alguien sometido a un servomecanismo alemán. Es, realmente, la Comisión Juncker.

Hay 7 Comentarios

EUROPA no crecerá ni bajará el paro sin reformas de fondo en el mercado laboral, financiero y las administraciones. Ya lo han anunciado en la meca progre social el gobierno socialdemócrata holadés y hasta el mismo Rey Guillermo: ''Se acabó el Estado social benefactor, a partir de ahora cada uno deberá hacerse cargo de si mismo y de su entorno'' Mas claro, agua! ¿Que es lo que no se entiende? ¿Que se discute tanto? O es sólo para marear la perdiz?

Estimado Ciro:

Creo que hemos llegado a la posición del Cav. Berlusconi: "la Unión Europea es una dictadura". Creo que no está errado en lo mínimo. Triste futuro. A ver qué pasa cuando GB abandone.

No me gusta Juncker, es más de lo mismo. Juncker pertenece al grupo de dirigentes políticos responsables del diseño de la actual UE.


Con la ampliación la UE, la UE-15, perdió su vieja identidad, es decir, valores, principios, actitud ante los problemas, y parece ser que eso no ha sido bueno.


No creo que una UE liderada por personajes políticos pertenecientes a países con poco peso político pueda resolver alguno de los principales problemas que tiene, crecimiento, alto desempleo, pérdida de competitividad, el problema de la inmigración, perdida de relevancia en la esfera internacional, etc. La UE necesita ser liderada por alguien perteneciente a alguno de los Estados miembros con importante poder político.


El centro geográfico de la UE ha cambiado, pero el centro de poder de toma de decisiones no está claro dónde está. El próximo 1 de noviembre entra en vigor el nuevo sistema de votación por mayoría cualificada, veremos a partir de entonces entorno a que países se crean núcleos para aprobar decisiones en el Consejo Europeo, que en el fondo es el que decide.

Un buen artículo, sobre todo porque es elogioso y hoy en día elogiar a cualquier político perteneciente a la -por así decir- "casta" y que encima es conservador constituye algo realmente excepcional para un articulista, excepcional e incluso audaz siendo usted un progresista de pro. Lo dicho. Un buen comentario.

LA Europa ''progre'' ha mezquinado la pasta, demorando la reactivación económica, mientras que la ''conservadora'' USA ha puesto pasta por un tubo y ya salió de la crisis. ES que una cosa es predicar, y otra dar trigo.

La Comisión no es un auténtico gobierno. Al Presidente le dicen: con estos bueyes tienes que arar y nada más. Lo ideal es que la designación no respondiera a los intereses particularísimos de cada gobierno, más pendientes de devolver favores personales o cumplir promesas inconfesables, que de mirar por los intereses generales. De otro modo no se puede entender el emperramiento de Rajoy con Cañete y que acabará pasando factura. Ya puestos, si se ha elegido a un presidente en el que se confía de verdad, libertad total para elegir a quien quiera. Lo van a entender los anti-cuotas de género: por qué tener que elegir a uno por país cuando puede resultar que haya dos mucho mejores en uno yn otro ninguno. Comisión de mediocres forzados, la llamaría yo.

Aunque no se diga abiertamente, la economía más poderosa de la UE, se ha encargado que en los puestos estratégicos en la CE se coloque al personal que velará por el futuro económico de la UE. Ahí tienen al holandés Trimmermans como Vice-Presidente de la CE, detrás del luxemburgués, Jean-Claude Juncker - al polaco, ex-Primer Ministro, Donald Tusk como Presidente del Consejo Europeo - al finlandés, Jyrki Katainen, del núcleo duro a cargo de las áreas económicas y el basto nombramiento de ex Primer Ministros de Países del Este de Europa en puestos de gran responsabilidad. La Europa del Sur tuvo su oportunidad y no la supo aprovechar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b8d06772e2970c

Listed below are links to weblogs that reference Comisión Juncker:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal