Lluis Bassets

Decapitaciones

Por: | 27 de septiembre de 2014

No es un Estado, no es islámico, pero se parece a algunos Estados y también a algunas tendencias del islam. No es un Estado porque no atiende a más ley ni orden que la fuerza y la crueldad de quienes lo reivindican, aunque explota pozos de petróleo y hace incluso como que administra ciudades, bajo la vigilancia de un ejército de asesinos reclutado en todo el planeta. Tampoco es islámico si atendemos al mensaje de paz y reconciliación en el que creen la mayoría de los musulmanes, aunque son claras sus afinidades con las sectas islamistas más visibles y probablemente poderosas.

La mejor prueba es Arabia Saudita, patria de la muerte por decapitación. Solo en agosto, Riad ha ejecutado, mayoritariamente por golpe de sable, a 19 personas, 34 en el conjunto del año y hasta 78 el pasado 2013. Nadie sabe tanto de rigorismo islámico como los policías religiosos wahabitas, pagados por el Estado bien islámico de los Saud. La síntesis de ambas cosas, el sable y la shahada, el credo musulmán, aparecen sobre fondo verde en la bandera del país.

Los desmochadores de cabezas del Estado Islámico y sus imitadores argelinos tienen donde inspirarse, aunque prefieran el machete al sable. Los verdugos saudíes son maestros carniceros, que rebanan de un solo corte la mano de un ladrón o el cuello de un apóstata. Lo hacen en la plaza pública, en conformidad con la arcaica función ejemplarizante de la pena capital, aunque lejos de la capacidad amedrentadora global de los nuevos desmochadores, con la difusión vírica de las grabaciones de sus repugnantes sacrificios humanos.

No es fácil diferenciar al Estado Islámico de Irak de este otro Estado también islámico reconocido internacionalmente y admitido en consejos de administración y salones occidentales. Arabia Saudí es el único país del mundo donde la decapitación es legal, pero no es el único donde delitos como la apostasía merecen la pena de muerte. El Irán de los ayatolás también ejecuta similares delitos. Y son muchos los países islámicos, desde Pakistán hasta Mauritania, donde está bien asentada la convicción de que la blasfemia y la conversión de un musulmán a otra religión merecen el máximo castigo, gracias también a la influencia y al dinero que Riad manda a sus mezquitas y madrasas.

Cabe todo tipo de conjeturas respecto a las causas de estas decapitaciones. La más a mano para los musulmanes sin fuertes convicciones liberales y democráticas es encontrarlas en responsabilidades ajenas. Mayor interés tiene saber si la coalición internacional que organiza los bombardeos aéreos será capaz de terminar con los desmochadores de cabezas. Los primeros interesados son los musulmanes liberales y demócratas de todo el mundo, cuya religión corre peligro de secuestro en manos de esos yihadistas tan similares a los guardianes saudíes de los Santos Lugares. 

Hay 10 Comentarios

El problema con la memoria es que igual guarda falsedades que verdades. Obviamente la memoria no sirve de nada si no va acompañada de CRITERIO. Es la falta de criterio lo que me parece aborrecible. Despues de todo, la falta de memoria no es vicio, la ignorancia sí es.

La opinión de quien carece de memoria no requiere réplicas

"El Estado Islámico (EI) aparece como consecuencia del fallo político en la región y especialmente en Irak después de la caída de Saddam Hussein y de la ocupación norteamericana"

"Correlación no implica causalidad". Una frase sabia que se aprende en el primer curso de estadística y en lógica. Eso de culpar sin fundación alguna es feo. Además es tan ridículo como que yo culpase a Usa por la usanza árabe de decapitar a diestra y siniestra.

Estimado Lambda:

¿Notas que el dedo que usas para señalar también está sucio? Espero que hayas oído el dicho: "El enemigo de mi enemigo es por fuerza mi amigo". Ahora aplicalo a los mujahedines de Afganistán en los 80. Sirvió para recular a los rusos, y bien que los derrotaron.

En cuanto al petroleo, pues Europa siempre ha hecho lo mismo. Turquía es la primaria beneficiada del contrabando de petroleo, y de allí al resto de Europa. Pero no te sientas mal, lo mismo han hecho con Libia. Bastó que Kadafi amenazara con cortar las exportaciones para que hasta España mandara sus dos avioncitos. ¿Qué me cuentas de las maniobras de tus islas con el mismo asunto?

Los romanos decían: Pecunia non olet. Y aun ahora no huele, basta ver con quienes nos hemos asociado siempre... Hasta con el minúsculo Putin, el Invasor, para no mencionar a su abuelito José Stalin.

O gas o mores

Europa compra el petroleo que sale de las refinerías controladas por el EI. El dinero no conoce enemigos, sólo intereses.

Por otro lado, porqué seguimos siendo "amigos" de regímenes autocráticos y retrógados como Arabia Saudí, que financian cosas como el wahabismo, una variante literalista y fanatica del islam, y tampoco tienen empacho en financiar el terrorismo. Ojo, que no dudo que EEUU tampoco se corte en estos menesteres, como se vio en el caso "Iran-Contra" o el mismo apoyo a los muyahedeen en los 80. Y no hablemos del derrocamiento de Mossadeq, donde la CIA actuó defendiendo intereses británicos (BP).
Definitivamente, Oriente es un avispero constantemente agitado por intereses sin escrúpulos, y Occidente no está libre de pecado en esto. Y en el pecado llevamos la penitencia.

Las cifras oficiales son escalofriantes, y las extraoficiales aún más. Sólo el año pasado, Irán ejecutó a 300 personas, cifra que las diversas organismos de derechos humanos y asociaciones jurídicas elevan hasta las 497. "Estos datos no incluyen las 500 ejecuciones secretas que se producen en lugares como en la cárcel de Vakil Abad" explica el Relator Especial para los Derechos Humanos en Irán, Ahmed Shaheed. "Allí todos los miércoles y todos los domingos se perpetran ejecuciones en el más absoluto secreto", explica el periodista Ahmad Araft, citando los datos de la Fundación Boroumand. El grueso de las víctimas de estas ejecuciones suelen ser minorías como los afganos, kurdos, azeríes. Detenidos por llevar té y tabaco a través de la frontera, son acusados de delitos contra la seguridad nacional y ejecutados sumarísimamente. "La situación ha mejorado un poco, porque antes apenas unas pocas horas separaban la detención de la ejecución, sin un juicio. Ahora, al menos pasan 24 horas", explica Roya Boroumand. http://cort.as/6uCw

Hoy más que nunca, ¡a callar que cortan cuellos! Y habría que empezar a cortar relaciones con estos estados tan amigos de la decapitación, no tanto por la pena como por aquellas acciones a las que la aplican, porque una cosa es aplicar la pena capital a quien asesina, como hacen en la cuna del capitalismo, y otra matar a quien hace apostasía.

Me alegra leer que tambien otros preguntan quien financia al EI y da la sensacin que no solo lo hace Arabia Saudita con sus muy abundantes petrodolares sino tambien otros paises de la region y mientras eso no etrmina seguiran tenirndo poder no solo en armas sino en medios tecnologicos para hacer conocer sus fechorias a la aldea global que atemoriza aunos y enerdece a otros que se unen a ellos, en vez de combatir las consecuencias del EI combatamos su origen y su financiacion y sera mas rapido y menos costoso, basta de hipocresia y llamar al pan pan aunque eso suponga quizas menos petroleo y mas caro o seguiremos soportando las atrocidadel EI y de quienes los financian
Jose Luis Espargebra Meco desde Buenos Aires

Mucha hipocresía y mucha culpabilidad
El Estado Islámico (EI) aparece como consecuencia del fallo político en la región y especialmente en Irak después de la caída de Saddam Hussein y de la ocupación norteamericana y la deliberada desarticulación del ejército iraquí y las demás instituciones estatales del soberano país, lo que favoreció la aparición de los movimientos rebeldes, las disputas y guerras sectarias y finalmente la entrega del país tras la retirada, señal del fracaso rotundo de la agresión, al enemigo eterno de los EEUU, Irán, lo que profundizó aún más la marginación de la mayoría de los ciudadanos suníes y kurdos y su exclusión de los puestos fundamentales del estado.
Los EEUU, de una forma u otra ayudó a la creación del EI y ahora reacciona en su contra porque las actuaciones de este no respetaron las líneas rojas que les puso Washington, respetar la zona del Kurdistán Iraquí productora del petróleo. No debemos olvidar también el respaldo de EEUU al levantamiento de los Hermanos Musulmanes durante la mal llamada primavera árabe en Egipto.
También apoyó a la coalición de los Amigo del Pueblo Sirio, o el Consejo de Estambul y se alió a los rebeldes contra Damasco y facilitó la logística a los mercenarios financiados por los tradicionales aliados de EEUU como Arabia Saudí, Kuwait y Qatar, así mismo facilitó su infiltración desde territorio de otro aliado de la OTAN a través de la frontera turco-siria.
El pasado día 16 el general Martin Dempsey, presidente del Estado Mayor Conjunto de los Estado Unidos declaró ante una comisión del Senado que “no conoce ningún aliado que comparte la ideología de ISIS, (Estado Islámico en Irak y Siria) pero sí reconocidos aliados de los EEUU que financian este estado.”
¿No sería más rentable presionar sobre estos aliados que financian y facilitan toda clase de apoyo y ostentan ahora luchar contra él? ¡Pura hipocresía! EEUU perderá su objetivo porque pide de los países regional defender sus propios intereses sin hacer alusión alguna sobre cuestión principal, la ocupación israelí de Palestina y torpedea todo intento en el Consejo de Seguridad al vetar resoluciones contra la arrogancia sionista lo que hace un guiño para seguir con sus continuas agresiones contra Gaza y en Palestina Ocupada marginando a la Autoridad Palestina prácticamente desde hace más de veinte años. Recordemos declaraciones de la señora Hilary Clinton de estar EEUU detrás del proyecto de este caos controlado.
Los EEUU ayudó directa e indirectamente a los desesperados jóvenes árabes a rebelarse y antes obligó a los distintos gobiernos para cambiar los planes de estudios de tal manera que fomentó todo este radicalismo en la región, todo ello con el consentimiento de los dictadores y autoritarios líderes árabes interesados solo en conservar sus sillas.

Islamismo y justicia son lineas que no se tocan. El IS o el Hamas solo saben matar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01bb078d7c9e970d

Listed below are links to weblogs that reference Decapitaciones:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal