Lluis Bassets

Jurisdicciones especiales

Por: | 23 de octubre de 2014

China también quiere tener su Estado de derecho, su rule of law en la expresión clásica en inglés. Si tiene una economía de mercado y multimillonarios, posee empresas en todo el mundo y lidera la nueva carrera del espacio, es el primer país exportador y la segunda economía del planeta, ¿qué razón podría existir para que no tuviera algo parecido a un Estado de derecho?

Hay razones objetivas para que el Partido Comunista Chino se preocupe por el funcionamiento de la justicia en el preciso momento en que crecen las protestas sociales, se extiende la corrupción entre los dirigentes y la economía empieza a desacelerarse. Hoy se conocerán las medidas acordadas por el Comité Central, reunido desde el lunes con la idea del Estado de derecho como punto crucial de su orden del día.

El régimen ya ha hecho algunos tímidos pasos para limitar y controlar la pena capital. También para reducir los centros de reeducación por el trabajo o las cárceles negras, temibles instituciones oficiosas de detención extrajudicial. Pero ahora quiere presentar la faz modernizadora de una reforma judicial que introduzca algo de transparencia en los procesos, elimine el control político local sobre los jueces e incluso digitalice los juzgados.

No habrá división de poderes, ni justicia independiente, ni sometimiento de todos por igual al imperio de la ley. Eso es Estado de derecho occidental, bien distinto al Estado de derecho con características chinas que hoy nos dará a conocer el Comité Central. Basta con tener algo a lo que llamemos Estado y que siga determinados procedimientos o reglas para que podamos decir que es un Estado de derecho. El chino es un Estado de derecho low cost.

Los miembros del Comité Central están afectados de forma relativa por estas decisiones. Aunque apenas hay otra escalera para el ascenso social, no todo es un camino de rosas para los casi 90 millones de comunistas, pues el partido queda fuera del Estado de derecho y cuenta con una jurisdicción especial, bajo competencia de la todopoderosa Comisión de Disciplina, una de cuyas ocupaciones más importantes es la lucha contra la corrupción.

Esta siniestra institución tiene sus centros de detención y sus propios policías, que pueden interrogar sin juicio a los acusados durante seis meses. El proceso secreto, que puede incluir malos tratos e incluso torturas, como la privación del sueño, termina con la expulsión del Partido y la entrega del reo a la justicia ordinaria.

Los únicos que están a salvo son los siete miembros del Comité Permanente del Politburó. Las dos últimas purgas por corrupción en la cúpula han afectado a Bo Xilai, que aspiraba a incorporarse al máximo organismo pero fue cazado en el camino, y ahora a Zhou Yongkang, el zar de la policía, incriminado justo cuando abandonó el comité permanente en 2012. El Partido se rige por leyes especiales pero los siete hombres más poderosos de China, los auténticos soberanos, están por encima del bien y del mal mientras se sientan en el Comité Permanente.

Hay 8 Comentarios

Casta, mafia, China coge lo 'mejor' de cada casa para formar su propio régimen. Una casta gobierna el país de manera mafiosa. Quitando el color amarillento de los protagonistas, la piedra angular es la misma: los amigos de los amigos.

Verde de envidia lideres comunistoides con el mandarín de Mark Zuckerberg

Impresionante, pocos sabían que empresario dueño del Facebook habla chino. Mark Zuckerberg hizo su primera entrevista en chino en Tsinghua University of Beijing. El mandarín de Mark quiere llegar al 1.2B de chinos y quien diga que es plata lo que quiere está equivocado. No pongo en duda su lealtad de nacimiento (USA) y sabe bien que solo con dominar el idioma se puede cambiar mentes y corazones según lo muestra el aula de jóvenes chinos tecnócratas.

Mientras sigan siendo el mayor mercado del mundo seguiran haciendo lo que quieran;Poderoso caballero es don dinero hoy don mercado y los derechos del pueblo torcidos pors los siete intocables que viven como reyes o emperadores para estar de acuerdo con la tradicion china
Jose Luis Espargebra Meco desde Buenos Aires

jajajajaja...pues aqui que pasa, que hasta cualquier gato que haga politica esta por encima de la ley, y en corrupcion estamos a la par o mas...aunque si nos ponemos quisquillosos solo el rey..y la infanta...y su cunado..y Esperpento Aguirre y.. panderetas y sonajeros

Conclusión: el comunismo chino solo asegura la igualdad a los 7 miembros del Comité Permanente. ¿Marx y Engels no tendrían nada que decir al respecto?

Viendo las noticias de nuestro país y el comportamiento de nuestros políticos de toda confesión he imagen, no estaría del todo mal, que pudieramos tener aquí algo como el Comité Central del Politburó o como quisieramos llamarle, pues la cúpula de nuestro sistema jurídico, o está atada y bien atada, o es extremadamente lenta y los que no hemos venido a esta sociedad, nada más que para ser mandados y encima no tener trabajo, ¡no tenemos ni la oportunidad de ser corruptos! pero eso si, tenemos cada día menos convicción en esta sociedad que nos han dado ésta casta, -palabra quizá deslucida pero muy definitoria - los miles de personas que nos estafaron en 1978 que solo han creado seis millones de parados, más otros diez de trabajadores sin esperanza.

Se sigue llamando República Popular China pero debería llamarse República Elitista China, mucho más acorde con la realidad del gigante deforme que es.

Sí, un estado low cost, pero para la clase dirigente de baja estofa que lidera el régimen chino. Para la clase popular es un estado high cost.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b7c6f85099970b

Listed below are links to weblogs that reference Jurisdicciones especiales:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal