Lluis Bassets

Infiernos digitales

Por: | 07 de febrero de 2015

El infierno está en la red. Nunca sus puertas habían sido tan anchas. Hay naturalmente unos infiernos personales, en los que se ejerce incluso la violencia, pero eran ya conocidos en la época de los teléfonos de baquelita, cuando Jean-Paul Sartre declaró que "el infierno son los demás". La novedad son los grandes infiernos digitales que nos llegan precisamente de la mano de quienes desean reconstruir el remoto califato del islam, con sus amenazas terribles, sus prédicas demenciales y, lo que es peor, esos vídeos insoportables producidos como armas de destrucción masiva que difunden las imágenes de las ejecuciones.

Son tan evidentes sus objetivos militares que se hace ocioso cualquier debate sobre la oportunidad de su difusión: quien lo hace sabe que contribuye a amplificar el efecto letal de esta nueva arma tan diestramente manejada por los terroristas. Con su violencia sin límites, los guerreros del califato buscan amedrentar a las poblaciones a las que atacan, disuadir a los países que quieren frenarles y acrecentar sus filas con la convocatoria a los asesinos vocacionales de todo el mundo.

Predican un retorno a un islam medieval, pero su mensaje tiene toda la sofisticación de las técnicas publicitarias. Todo está calculado en la forma de ejecución elegida para el piloto jordano, lentamente, por el fuego, en una jaula y con el posterior enterramiento con escombros por un bulldozer, y ese primer plano final de una mano carbonizada semienterrada entre los cascotes. Sobran las interpretaciones.

El horror tiene efectos hipnóticos: la serpiente paraliza a sus víctimas antes de zampárselas. También efectos adictivos, que allanan el camino a una aceptación cínica de la violencia. El califato convoca la atención sobre el injusto destino del piloto jordano, pero nos hace olvidar el genocidio de todas las minorías de Siria e Irak que no responden al rigorismo sunníes: chiíes, azedíes y cristianos. El eliminación de los impíos en la tierra del islam más puro está bien vista e incluso tiene una cierta popularidad en el vecindario islámico.

La idea de la banalidad del mal fue puesta en circulación, no sin polémica, por Hannah Arendt, gracias a su libro y reportaje Eichmann en Jerusalén. El mal no es obra de monstruos diabólicos, encarnaciones humanas de seres y conceptos metafísicos, sino de la jerarquía, el orden y la meticulosidad de los obedientes servidores de una máquina política con objetivos infames.

Ahora pasamos de la banalidad a la banalización del mal, gracias principalmente a los medios de comunicación y especialmente los digitales, en los que quien determina los contenidos no es la oferta, como en la sociedad industrial, sino la demanda. En el infierno digital, la gestión del mal no está a cargo de los peones de la maquinaria industrial sino del enjambre de usuarios conectados. El infierno somos todos.

Hay 14 Comentarios

OBAMA pidió permiso al Congreso para volver a combatir a Irak, y en el terreno. La situación allí ha empeorado tanto que el Califato del E.I. domina ya el norte, Tikrit, Falulla y hasta cerca de Bagdad. Eso es mas de la mitad del territorio iraquí. Y acabar con esto llevará años, dicen los ''expertos''. En Siria el Carnicero de Damasco bombardea a mansalva los poblados del Califato y ni aun así logra doblegarlos. Parece que en ambos paises habrá que bajar a cobatir en el terreno, y eso se cobrará muchas vidas. Todo gracias al demagogo, incompetente y pusilánime Barak Husein Obama, y su obsesión anti Bush. Crece el tamaño de la estatua que honrará algun día la memoria de George W. Bush en Washington, el gran estadista y el mas vilipendiado, el de pocas y claras palabras: ''Llevaremos la libertad hasta el último rincón de la Tierra''. Mientras, seguimos atajando penaltys en París, Marsella, etc, etc, y jugando al gato y al ratón con los ayatolas por su Plan Nuclear... ''pacífico'', y eso desde hace 15 años ya!! Mas que asombrado, asqueado!

Guerras o no guerras, la Ciencia-Transhumana es lo único que nos queda como modelo redentor….


….umm… vaya, “Infierno digitales…”caramba, que ladrillazo nos arroja este Lluís, nos metió a todos en el saco donde peras y papas no se diferencian para nada: “el infierno somos todos”, nos dice. Últimamente el periodista y este foro se ha dado a cuestionar musarañas y cangrejos filosóficos cuando en realidad el Homo Sapiens en su fatalismo destructor tiene solo dos realidades salvadoras a seguir como Modelo de Evolución -si quiere continuar su existencia como organismo más en el universo… …Hay “ciertos hombres”, y “ciertas sociedades” que han comenzado a cambiar a grandes pasos gracia a la Ciencia-Transhumana. Los “infiernos digitales”, y ciencia digital de “gigabytes, nano-tecnología” y “biotecnología”… En un futuro no muy lejano, desde un transhumanismo pasaremos a un postHumanismo donde las utopías-ideológicas-demoniacas de cultos, religiosas, izquierdosas no pasen más allá de la puerta de la casa…. La Ciencia-tecnológica es la única herramienta, único modelo-político-disponible que nos queda como tónico-semental y fertilizador de los Mercados globales…. ….es el único modelo garantizador de un Capitalismo-pragmático que va quedando, pese a quien le pese….


…mientras tanto, la tecnología progresa, Obama pide permiso al Congreso para poner “boots on the ground” contra el ISIS…. Jejeje….
http://www.reuters.com/article/2015/02/11/us-mideast-crisis-congress-idUSKBN0LE2BD20150211

SE han abstenido en el Congreso los 8 diputados de Mas (CDC) en la votación sobre la reforma de la ley para luchar contra el Yihadismo. Es una imfamia que demuestra una vez mas que CDC de Mas y Pujol es una secta de mangantes que prefieren quedar bien con los yihadistas para seguir mangando a gusto en su Cortijo CAT.

Sartre no ha pasado por ser el filósofo más importante del siglo XX pero acaso si uno de los más comprometidos. Fundó con otros el diario Liberatión, que abandonó mientras este era devorado por el capitalismo, hasta convertirse en un escarabajo. De igual forma se escribió la historia de Europa. Tras su titánica lucha contra el nacismo, eliminada su izquierda, anestesiada luego con el cloroformo de la socialdemocracia, hasta ser diluida por los jugos gástricos del capitalismo y metabolizadas sus entrañas. ¡Donde quedaron las alabanzas a las redes sociales?, que habían llevado a los jóvenes de Oriente Medio en volandas hacia la libertad! Casi que ya se parecían a nosotros, decíamos mientras filmaban con sus teléfonos móviles la destrucción de Libia de Siria, de Irak y la subían a la red, decapitaciones ejecuciones sumarias, la orgía de la sangre, holocausto remix. Por si no se habían ustedes dado cuenta la primavera era falsa, todo era de cartón piedra, hasta el sol. Un reclamo más para vender. Fue un simple montaje de los medios de comunicación, jugando a ser dios, jugando con las emociones de medio mundo. Narcotizando las conciencias y anestesiando la opinión pública, para poder venderles las noticias cocinadas con la receta del capitalismo, ¡ay perdón!, quise decir de la social-democracia. A lo que asistimos ahora es al posoperatorio y al vómito de la anestesia que nos habían suministrado. Es decir, a la nausea, para recordar a Sartre como merece. Aquí se trató de exonerar a los medios de toda responsabilidad porque, se dice, atención; que “ellos=socios capitalistas” no determinaban los contenidos, sino que estos vienen determinados por la demanda, es decir ustedes ingenuos lectores. El mal esta dentro de ustedes y deben ser por tanto exorcizados, ya que al parecer la lobotomía no ha sido suficiente. Toda la culpa es vuestra. Es lo mismo que se le dice a los griegos. No había necesidad de exoneración de los medios, ni de mala conciencia, por que los medios ya estaban entregados a la orgía del capitalismo y carecían del más mínimo sentido de la decencia y de la conciencia, muy ocupados en nutrir al pato para que engorde su hígado. En su fase desenfrenada es materialmente imposible distinguir entre anuncios y contenidos, diluidos ambos en el mismo torrente tóxico que corre por sus venas. La gente admite ser ingenua si el capitalismo provee unos cuantos euros en los bolsillos para gastar, se puede ser ingenuo sin más. Pero sin pan ni circo uno tiene que enfrentarse a lo que es, así como de sopetón. Una magnifica oportunidad para decidir que hacer con tu vida, o a quién votar, ahora que te libraste de lastre de la plata y nada tienes que perder. Metidos en harina el existencialismo es muy recurrente a pesar de que todos los grandes pregoneros han colapsado. No tiene la culpa de ello el estado islámico sino Auschwitz. Por mucho esfuerzo que hagamos esto no se olvida, aunque está bien el intento. Ante tal abandono no queda sortilegio que enjuague nuestras tribulaciones. O acaso solo Darwin, que nos viene a socorrer advirtiéndolos de que el mal es cualquier cosa menos banal. Acaso solo la vida lo es.

Es culpa del capitalismo, de Usa y de Bush. Todo, todito, todo. Y quién no está de acuerdo conmigo es memo, o fascistoide.

Concuerdo con lo indicado respecto del genocidio de las minorías Sirias por la mano del Califato Sunita, pero no debemos olvidar la matanza de cientos de miles de civiles sunitas Sirios perpetrada por la asociación Chiita-Alauita-Ortodoxa y consentida por occidente al negarse a intervenir en Siria y deponer a Assad, cediendo al Poder Ruso en apoyo del eje Sirio-Iraní-Libanés.
Efectivamente el infierno somos todos, donde más se hace evidente es cuando adquirimos y procesamos la información y no actuamos ante la maldad evidente y los inocentes caen por nuestra inacción, ahí se abren las puertas del infierno porque permitimos que la barbarie y la perversión se hagan cargo.

La red es otro campo de batalla más. Las comunicaciones ya no son inocentes (parece que nunca lo fueron) y tanto el NORAD como el ZVPU Komandat tienen ya servicios militares para la guerra psicológica. Prácticamente ya casi todos los países desarrollados tienen un departamento dedicado a este nuevo estilo de guerra , en el cual países como el Reino Unido e Israel ya mencionan gastar un presupuesto considerable. Ésta es una guerra interminable de códigos binarios a la velocidad de la fibra óptica o de las ondas de radio, la que de veras se libra detrás de las líneas de la guerra física (harto dolorosa, y que continúa la tradición de destrozar más víctimas civiles que militares desde la 2WW), o dentro y fuera de las áreas de control de los intereses a los que sirven. Es la nueva guerra fría, si acaso más insidiosa, pues el mundo es menos blanco y negro, y la gente ya no quiere dedicar su lealtad a otra cosa que no sea lo más cercano, en un mundo que gira como la proverbial rueda de Moloch. Es un mundo rápido, furtivo y de una economía banal, donde la promesa de la caída del Muro nos ha traído un espacio homogeneizador y acrítico consigo mismo. Vencido el comunismo, el islamismo se antoja un enemigo perfecto, por eso lo dejamos crecer y lo publicitamos como un hijo bastardo y monstruoso. Pero el verdadero problema de Occidente es la casuística de la economía : el sistema del crédito con reserva fraccionaria y las monedas fiat están notando sus límites. Ya nadie repite la consigna yuppie del "crecimiento infinito" (aunque seguimos actuando como si éste fuese posible) . A menos que haya una revolución tecnológica comparable a la de los siglos diecisiete y diecinueve , o un nuevo formato energético que pulverice el anterior, el estancamiento social (ya presente) está asegurado. Y en un mundo de rendimientos decrecientes, qué mejor que orientar las iras y los temores del populacho hacia enemigos externos difusos y amenazadores.

Es el precio que se paga por ser rebaño, o ser un grupo, o ser sociedad avanzada o a medias.
Donde los mercados que invierten los ahorros de miles de personas se invierten para ganar buenos dividendos en lo que sea y como sea.
Tirada la red, el pobre pez que se encuentra en el camino termina frito en la sartén de cualquier comensal a miles de kilómetros de donde vivía en armonía y en grupo.
Sin saber como ni por qué.
Y nos quejamos cuando nos toca ser el pez frito que se sirve de menú a tanto el kilo.
Para nada el infierno nos asombró por dentro cuando quienes se asaban en la parrilla eran otros pobres peces o pescados. Solo al vernos tostados se nos despertaron las mientes y nos dimos cuenta del peligro.
De las redes de pesca.
La cantidad, el morbo, la truculencia, el disparate o el juego de manos como arte de mercadillo.
El infierno somos nosotros, o nuestro particular sistema piramidal de convivencia.
Como las manadas de animales que cruzan la sabana, que se paran ante el río. A sabiendas de que allí hay cocodrilos que les esperan.
A ver quien es el primero que se lanza y va por delante abriendo camino, y una vez empieza uno detrás se tira todo el resto de la manada.
A sabiendas de que los cocodrilos en cuanto ven barullo en el agua se les tiran al bulto.
Caiga quien caiga.
La sociedad moderna es avanzada en ideas, pero a pie de calle seguimos siendo un rebaño expuesto a los cocodrilos que esperan con paciencia.
A que llegue el cambio de estación, sin prisas y sin nervios.
Año tras año.

Sr. Espargebra Meco:

¿Y si el médico no nos anuncia el cáncer, senos cura solo? No, nos mata. Igual sucede con los asesinos esos. Lo que me deja boquiabierto es la súper sensibilidad de los Natos que ni atacados en su casa, invadidos de puerta a puerta, hacen algo. La pobre vieja Europa está tan derrotada por sus propias ideas estúpidas que es incapaz de levantar la mano y aferrarse al salvavidas. No hay la menor duda, los europeos no son los heroicos hombres que crearon el mundo moderno. Ahora son derrotados por unos salvajes del medioevo en casa propia. No hay duda, no hay un o una Trastámara que nos salve esta vez.

Ah, y Obi One feliz justificando a los yijadistas haciendo equivalencias morales con la Santa Inquisición y la Cruzadas. Lenguaje musulmán si alguna vez escuché uno y una ignorancia de la historia de dar vergüenza. El mesías de la izquierda, y bienamado de Zapatero, ha dado con el morro por tierra. Bien dijo la Dama de Hierro, salvadora del Reino Unido, Mrs Thatcher: "No es necesario ser estúpido para ser socialista, pero ayuda cantidad."

JORDANIA bombardeó poblados enteros del E.I. en Siria en venganza por su piloto quemado vivo. ¿Alquien leyó alguna condena de la ONU u occidental en las redes digitales? ISRAEL no ataca pueblos sino terroristas, y no paran las condenas en todas las redes. Si esto no es anti judaismo ¿cómo se llama?

Un ignorante pregunta ¿Por que todos los medios de comunicacion repiten una y otra vez la imagenes de la barbarie yihadista ? Con ello solo se logra infundir terror, dar la noticia y sin imagenes eso disminuiria muchhisimo sun impacto que es lo que sus autores quieren, ahora quien le pone el cascabel al gato, mientras no se pongan de acurdo las grandes agencias de noticias es sera imposible y las imagenes del terror seguiran atemorizando a todos
Jose Luis Espargebra Meco desde Buenos Aires

Nada saca el mundo que presume de civilizado con amedrentarse o con la condena generalizada a todos los creyentes del Islam. Hay que aprender de Simón Wiesenthal y su lenta y minuciosa cacería de los criminales nazis. Esos que queman personas y arrancan cabezas ante las cámaras son, simple y llanamente, unos monstruos. Hay que documentar quiénes son, qué patrimonios los han sostenido, en qué cuevas del mal se han formado. Hay que ir por ellos.

LAS redes sociales digitales fueron inventadas, desarrolladas y potenciadas en USA, lo que prueba que a esta Nación corresponde hoy la Cultura Superior planetaria, ya que estas redes digitales se usan en todo el planeta por todos, incluso por sus enemigos anti-USA: los islámicos, los comunistas, los progres, etc, etc. Visten como americanos y usan las redes americanas, para combatir a América. Vaya!!

Hola, amigos. Es verdad: todos hemos ido colaborando en la creación de ese infierno que es la violencia contra los demás. Lo peor que nos ha traído la sociedad de consumo ha sido la elevación de las cosas a la categoría de ídolos y el rebajamiento del hombre al nivel de las cosas. Por eso las tratamos a patadas. O a tiros. Y todos nos hemos vuelto ciegos, sordos y mudos, porque no vemos la realidad sino su reflejo, su imagen, su eco grabado y no contestamos a sus palabras porque la gente no conversa, no escucha, no pone cuidado al que le habla (que ya ni habla) sino al móvil, esa cosa horrible que es el supremo y despótico dios de todos. Ya no somos figuras de bulto, facciones y palabras, sino solo sombras, sombras nada más.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b8d0d142d5970c

Listed below are links to weblogs that reference Infiernos digitales:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal