Lluis Bassets

Superioridad moral

Por: | 29 de junio de 2015

Hay quien atribuye a la izquierda esta mala costumbre, en la que se esconde algo más grave que un prurito repetitivo. No es verdad. La superioridad moral se ha practicado desde todos los puntos cardinales de ideologías y creencias. Los más viejos del lugar entramos en contacto con ella y la sufrimos por la derecha y por el clericalismo. Nadie la ha practicado con tanta desenvoltura como los clérigos del nacionalcatolicismo. Y después, los clérigos de las izquierdas y más específicamente de la izquierda autoritaria y totalitaria.

A pesar de su apariencia inocente, desde tiempos inmemoriales hasta el trágico siglo XX ha sido uno de los salvoconductos para el crimen. Es un racismo de la moralidad, un sectarismo de la verdad revelada, una indulgencia perpetua para los defectos propios y los de la propia tribu acompañada de la máxima exigencia y crueldad para los otros. Quienes lo practican tienen bloqueada cualquier capacidad de empatía y comprensión, no son capaces de situarse en el lugar del otro.

Pero no nos pongamos estupendos. Bajemos unos peldaños hacia la prosa más cotidiana. La superioridad moral se exhibe incluso en el humor. El mundo del chiste se divide en dos meridianos: el de quienes se ríen del género humano a través del ejemplo que tienen más a mano, que es uno mismo; y el de quienes se mofan y ridiculizan a todos los humanos que caen bajo su mirada, principalmente si son débiles y perdedores, para enaltecer su propio ingenio y su mirada superior.

No hay humor en la superioridad inmoral del chiste cruel y desalmado. Es cuartelero, violento y machista por definición. Bajo la apariencia de una rica imaginación no hay más que el refinamiento de la crueldad psicológica. El acoso escolar, el maltrato a niños y mujeres, la discriminación con los desvalidos y los disminuidos utiliza este falso humor darwinista y antiguo. No veo yo qué experimentos semánticos cabe hacer con los chistes primitivos que trivializan con el crimen y la muerte.

Al parecer todo queda explicado por las redes sociales. El potencial dañino de tales artefactos corroe la moralidad de las personas decentes hasta convertirlas en alimañas. La responsabilidad personal queda transferida a la tecnología. ¿Cómo se explica, por ejemplo, que un notable escritor, y aparente buena persona, se deje llevar por sus bajos instintos y retransmita por twitter la conversación que está escuchando en el bar, donde un conocido suyo despotrica privadamente contra la independencia de Cataluña? ¿Cómo se explica que luego una web reconocida y premiada por el oficialismo nacionalista convierta esta acción de espionaje en noticia de portada, y por tanto en delación y denuncia? ¿Cómo se explica que el espía se deshaga en excusas autojustificativas que terminan con la siniestra sentencia de que el victimismo, típico de los nacionalistas, ha cambiado de bando? ¿Y todavía peor, que la publicación digital se disculpe ante el espía y los lectores pero no lo haga con el único afectado que es el escritor espiado y delatado por su antiindependentismo?

Es la superioridad moral, en su variante catalana de superioridad nacional, que autoriza a espiar y delatar a quienes se resisten al proyecto unanimista del proceso independentista. Nada distinto, por cierto, a la que exhiben quienes defienden el siniestro humor del concejal de Fuencarral Guillermo Zapata, como ha hecho la alcaldesa de Barcelona en su página de Facebook.

La superioridad moral se da por igual en todos los ejes, social o nacional. Si unos cuentan con la superioridad de los credenciales nacionalistas que les habilitan como poseedores de la verdad catalanista, los otros cuentan con los credenciales de su activismo social que les habilitan para difundir chistes antisemitas sin ser antisemitas o mofarse de las víctimas del terrorismo sin ser simpatizantes del terrorismo.

Ciertamente, Ada Colau tiene razón: mientras no se produzcan incitaciones a la violencia, estas exhibiciones no merecen una acción de la justicia y están amparadas en la libertad de expresión. Pero no la tiene cuando dice que “la gente sabe que un chiste, por reprobable que sea, no es comparable con la corrupción, a la mentira ni a la insensibilidad (sic) de los que nos han recortado derechos y servicios básicos”. Y no tiene razón porque es ella quien acude a la comparación con la corrupción, como hizo Pablo Iglesias, para exculpar y justificar el antisemitismo de los chistes de Zapata.

La única coartada creíble para el antisemitismo chistoso y sus defensores es la frivolidad, probablemente la forma más liviana de la superioridad moral, que practica la asimetría de combinar la indulgencia consigo mismo y la inquisición para los otros.

Hay 5 Comentarios

Se acabó la mamandurria (son cubano)

Solo..

Cayó la Rita y cayó la Cospedal ,

cayó la Aguirre

y fue fenomenal...

Ni Fabra , ni Bouza ,

ni Monago se pudo sostener

y ya veremos a Cifuentes y otros

lo que se puede hacer...

coro

Se cayo la mamandurria ..

llego el pueblo y mandó parar...( bis)


Solo …

Aquí pensaban seguir

ganando el ciento por ciento

con casas de apartamentos

y echar al pueblo a sufrir

Y seguir de modo cruel

contra el pueblo conspirando

para seguirlo explotando...

y en eso llegó el pueblo

y mandó parar.

Si hay tales desmanes y tales carencias de percepcion de la realidad y de lo que es legitimo y lo que es intolerable, es sencillamente por la educacion y la instruccion que le habeis dado a los españoles, en las escuelas, en los periodicos, en las TVs, en la radios...
Enfin en esa España post-Suarez en la que todos teneis responsabilidades.
Me desmarco porque regresé a España a principios de los 80 y volvi a salir por patas a finales de los 80 porque lo que ahora ocurre se contruyo en aquellos años de euforia en que habeis hecho todo lo que no se debia hacer. Y ahora pagais todos esos desmanes.


Sentirse acomplejado y sometido, sin reconocerlo es una mala opcion.


Usar entelequias, maniqueismos y sofismas para para poner cimientos a las certezas es muy arriesgado.


Sigo pensando que todos nuestros males vienen de una transicion post-Suarez en la cual la confusion de generos y la mezcla atrevida de franquistas con chaqueteros dio a luz de una geografia politica falsa y politiquera.


Si la izquierda española hubiera sido eso, izquierda y la derecha, una derecha liberal legitima, no tendriamos estos dolores de cabeza ahora.


Entre unos democristianos que no supieron coger la curva de la reforma ni recordar la razon por la cual se vieron engullidos por Franco.
Si hubieran recordado todos que la piedra angular que hizo capotar todo, se llamaba PSOE, al dejar a los radicales tomar el poder en una España que necesitaba reformas y no revolucion (1936, urnas rellenas y trampas del PCE, conivencia alegal de Azaña para sutituir a Alacala-Zamora, etc)....


Lo mismo sucedio en 1982 pero visto en un espejo (o sea invertido). Un PSOE demasiado derechon y presto a ocupar el espacio de la derecha moderada.
Una derecha que reconstruyo incorporando a los mas extremistas y franquistas irredentos...
Y de aquellos falsos posicionamientos estos lodos.

Si España no fuera amnésica y analizara, integrara su historia (en su totalidad), no tropezaria siempre en la misma piedra.


Si cada uno hubiera asumido su rol y marcado su terreno existencial, no tendriamos esta situacion que solo se puede resolver (si tienen el valor de hacerlo) con un borron y cuenta nueva.


Todos (intelectuales y politicos) se dedicaron mas a contar su historia, y lo buenos que eran, que a construir un pais instruido y preparado para la nueva fase.


Los jovenes (y algunos no tan jovenes) les pillaron a todos al revés: Son cultos y estan cada uno donde tenian que haber estado PSOE y PP. En una izquierda y en una derecha legitimas y no en pastiches oportunistas.


Podemos y C's estan donde tenian que haber estado PSOE y PP, al menos en el segundo mandato de FG, en lugar de jugar a estadistas de calado y dar un espectaculo de pantomima que acaba siendo Ali Baba y los 40 ladrones.


Si no entonan Vds el mea culpa, esto se convertira en un capharnaum, después de la generales.


Lluis, recuerdas lo que se decia, y algunos aun dicen, de Podemos y C's en este diario?


Un poco de humildad, menos soberbia y mas pensamiento positivo no vendria mal en este pais de lumbreras que sufre de "jet lag".


La moralidad y la probidad es algo que nos se le puede negar a esa izquierda que habeis dejado en la cuneta, convirtiendo a este pais en un pais sin historia ni memoria.

Si hay tales desmanes y tales carencias de percepcion de la realidad y de lo que es legitimo y lo que es intolerable, es sencillamente por la educacion y la instruccion que le habeis dado a los españoles, en las escuelas, en los periodicos, en las TVs, en la radios...
Enfin en esa España post-Suarez en la que todos teneis responsabilidades.
Me desmarco porque regresé a España a principios de los 80 y volvi a salir por patas a finales de los 80 porque lo que ahora ocurre se contruyo en aquellos años de euforia en que habeis hecho todo lo que no se debia hacer. Y ahora pagais todos esos desmanes.


Sentirse acomplejado y sometido, sin reconocerlo es una mala opcion.


Usar entelequias, maniqueismos y sofismas para para poner cimientos a las certezas es muy arriesgado.


Sigo pensando que todos nuestros males vienen de una transicion post-Suarez en la cual la confusion de generos y la mezcla atrevida de franquistas con chaqueteros dio a luz de una geografia politica falsa y politiquera.


Si la izquierda española hubiera sido eso, izquierda y la derecha, una derecha liberal legitima, no tendriamos estos dolores de cabeza ahora.


Entre unos democristianos que no supieron coger la curva de la reforma ni recordar la razon por la cual se vieron engullidos por Franco.
Si hubieran recordado todos que la piedra angular que hizo capotar todo, se llamaba PSOE, al dejar a los radicales tomar el poder en una España que necesitaba reformas y no revolucion (1936, urnas rellenas y trampas del PCE, conivencia alegal de Azaña para sutituir a Alacala-Zamora, etc)....


Lo mismo sucedio en 1982 pero visto en un espejo (o sea invertido). Un PSOE demasiado derechon y presto a ocupar el espacio de la derecha moderada.
Una derecha que reconstruyo incorporando a los mas extremistas y franquistas irredentos...
Y de aquellos falsos posicionamientos estos lodos.

Si España no fuera amnésica y analizara, integrara su historia (en su totalidad), no tropezaria siempre en la misma piedra.


Si cada uno hubiera asumido su rol y marcado su terreno existencial, no tendriamos esta situacion que solo se puede resolver (si tienen el valor de hacerlo) con un borron y cuenta nueva.


Todos (intelectuales y politicos) se dedicaron mas a contar su historia, y lo buenos que eran, que a construir un pais instruido y preparado para la nueva fase.


Los jovenes (y algunos no tan jovenes) les pillaron a todos al revés: Son cultos y estan cada uno donde tenian que haber estado PSOE y PP. En una izquierda y en una derecha legitimas y no en pastiches oportunistas.


Podemos y C's estan donde tenian que haber estado PSOE y PP, al menos en el segundo mandato de FG, en lugar de jugar a estadistas de calado y dar un espectaculo de pantomima que acaba siendo Ali Baba y los 40 ladrones.


Si no entonan Vds el mea culpa, esto se convertira en un capharnaum, después de la generales.


Lluis, recuerdas lo que se decia, y algunos aun dicen, de Podemos y C's en este diario?


Un poco de humildad, menos soberbia y mas pensamiento positivo no vendria mal en este pais de lumbreras que sufre de "jet lag".


La moralidad y la probidad es algo que nos se le puede negar a esa izquierda que habeis dejado en la cuneta, convirtiendo a este pais en un pais sin historia ni memoria.

Lo que molesta del chiste es en si mismo que el chiste exista, sea. Una vez verbalizado adquiere vida propia formando parte del patrimonio de la humanidad. Pero para superioridad moral la del Eurogrupo, que echó a Varoufakis de la reunión del sábado y emitió un cominicado unilateralmente. El ministro griego preguntó si era legal que le dejasen fuera de la reunión y emitiesen un comunicado sin su aprobación a lo que le respondieron que El Eurogrupo es una reunión informal, por lo que no está sujeto a reglas o regulaciones escritas. La unanimidad se suele respetar, pero el presidente del Eurogrupo no está obligado a normas explícitas. El chiste no está mal, sobre todo cuando está el juego la suerte de los que el expulsado representaba. Los acreedores griegos puede que no sen antisemitas sino algo aún mucho peor.

Cuando Colau cuela al proco
en la cola del erario,
ya sabemos que el salario
lo ha de pagar con sofoco
el pagano tontiloco
que con el voto hizo un zoco
del público numerario.

No me extraña que colara
en la algara de “El Coleta”
doña Anita, por la jeta,
a su chorbo tras la vara
de alcadesa y que pasara
de la vara a la cuchara
para dar soma al progreta.

Porque, claro, el nepotismo
en la izquierda… no es lo mismo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal