Lluis Bassets

La nueva guerra europea

Por: | 23 de julio de 2015

No es solo Alemania la que ha cambiado. Hace ya más de dos décadas que Helmut Kohl y François Mitterrand se preguntaban angustiados sobre el rumbo que tomaría Europa una vez desapareciera la última generación que conoció y quiso evitar la repetición de la guerra entre europeos, es decir, los auténticos orígenes del proyecto de “unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa”. Angela Merkel encarna plenamente el nuevo espíritu generacional, olvidadizo respecto a los orígenes del proyecto común. Justo cuando empezó la crisis de la deuda soberana el anciano Kohl, hoy muy enfermo, le dijo a un amigo que Angela Merkel estaba destruyendo su Europa (“Die macht mir mein Europa kaputt”).

Dos hechos bien conocidos están en el origen de la mutación. El más evidente es la unificación alemana, que desequilibró la ecuación sobre la que ha basculado todo el peso de la construcción europea entre Francia y Alemania. El segundo es la ampliación hasta 28 países socios, con la incorporación de multitud de enanos políticos que hace más sobresaliente y solitario el papel de una Alemania dominadora en el plazo comercial y financiero.

Sin el impulso del motor franco-alemán y con un mosaico de intereses nacionales variopintos y alejados, el proyecto europeo común ha ido perdiendo inspiración y sentido, hasta el punto de que el euroescepticismo británico pugna ahora por borrar de los tratados esa “unión cada vez más estrecha” consagrada por los padres fundadores. Jacques Delors, ahora ya nonagenario, se lamentaba al poco de abandonar la presidencia de la Comisión en 1995 sobre la pérdida del sentido de familia entre los países socios. Hoy es un hecho. Apenas queda nada del espíritu de familia y de la solidaridad obtenida a través del gradualismo de las pequeñas solidaridades.

La cumbre del euro del pasado 13 de julio es el mejor ejemplo del punto al que se ha llegado, en el que la enemistad y el rencor sustituyen a la responsabilidad compartida y las solidaridades entre socios. Tsipras rompió la baraja con el disparo de un referéndum que le salió por la culata. Lo mismo les puede suceder a Schäuble y Merkel con un rescate impuesto a Grecia que dejará heridas incurables y permite las teorías demenciales de una imposición imperial donde antes se hablaba de soberanías compartidas o el diktat de un IV Reich sobre una Europa alemana.

Europa ha dejado atrás la etapa de la construcción de su unidad política y se adentra en otra de mera competición geoeconómica, guiada por los intereses desnudos de cada socio, en una nueva especie de guerra sin violencia, a través del comercio, la innovación y las finanzas. Edward Luttwak acuñó el término en 1990 en un ensayo en National Interest y Hans Kundnani lo ha aplicado a la Alemania de la actual crisis en su excelente ensayo The Paradox of German Power, donde asegura que “Alemania es única en la combinación de una gran firmeza económica con su abstinencia militar”.

Esta es la gran mutación europea. La guerra, incluso si es geoeconómica, es la suma cero, exactamente lo contrario del método sinérgico que ha hecho a Europa. Por eso ahora se nos está deshaciendo a ojos vista.

Hay 16 Comentarios

Se habla de la unión europea, de Europa, como si esto fuera un hecho así consolidado y se habla de Europa unida partiendo de una base que en realidad es un espejismo. No hace falta mas que observar los últimos acontecimientos ocurridos con Grecia, pero otros antes también, para darse cuenta que la hipótesis de la que se parte, Europa como una entidad Unida, es falsa. La realidad es algo muy distinta y menos novelesca, género al que el periodismo de masas es tan devoto. Lo cierto es que nunca ha habido una unión europea en sentido justo del término. Por consiguiente no puede haber nadie que destruya lo que en realidad no existe. Todo lo que se diga en este sentido, por tanto, parte de un error, considerar la UE como un hecho incontestable, de manera que las soluciones que se puedan imaginar para resolver un problema que en realidad no existe, es un ejercicio estéril que no arroja ninguna luz sobre los hechos y solo viene a crear mas entropía de la que ya existe.


El euro, creado de forma casi artificial, no ha funcionado como vemos en el caso de Grecia. Que el euro no funcione no es por deseo expreso de nadie en particular, sino por las propias complicaciones que supone crear una moneda única (tipo dolar), que integre realidades tan diferentes como existen en el continente europeo, una empresa casi imposible. Una moneda unida no debería ser un objetivo sino, en todo caso, una herramienta de cohesión. Partir de la unión monetaria para llegar a la unión confederal de países es como comenzar la casa por el tejado. El euro ha creado tensiones sobre las economías del sur que no pueden corregir devaluando una moneda sobre la que no tienen control. Una moneda común fluctuando libre sobre las deudas locales se ha vuelto en contra de países como Grecia, pero también sobre otros como España, que en tiempos de crisis han sufrido un castigo muy duro cuyas consecuencias empezamos a ver

"Su esfuerzo [de Alemania] relativo es menor al de otros países. Hay que jugar con cifras relativas al PIB de cada país para medir ese esfuerzo."

Estoy en desacuerdo, pero con razones. Analizando: Cuando voy a comprar comida, ¿cómo están estipulados los precios? Lo que siempre he leído es euros (y antes otras monedas.) ¿Al comprar una camisa? Tantos euros más el famoso VAT. Y así en todo. Quién está encargado de juzgar el precio como fracción de mi efectivo disponible soy yo, no el vendedor. ¿Por qué entonces hay que juzgar el "esfuerzo relativo"? Alemania contribuye la mayor cantidad de dinero a la EU, es más, la EU no existiese sin esa cantidad de dinero.

¿De dónde salen estas ideas relativas? ¿Qué se pretende, ahogar a Alemania en favor de los países que gastan más de lo que producen? ¿Bajo que lógica? ¿Quién creería que los alemanes permitirían que su propio gobierno entregue tanto dinero a la EU que deje a Alemania en carestía? En otras palabras, hay que dar gracias a Alemania por hacer el esfuerzo que hacen, y que no nos largan al demonio.

En cuanto que tener parásitos es bueno para Alemania, repiense. Los productos alemanes son de tal calidad que tienen demanda mundial y son independientes de si España (o los otros quebrados) los compra o no. Pero lo que nos debiera dar vergüenza a los españoles es comparar nuestras estadísticas con las de los criticados Alemanes. Nos dejan a nivel subsahariano. ¿Y culpa de quién es? Lo siento, Pedro, esa lógica no nos sirve.

jmdaf | 24/07/2015 11:57:19 "¿con qué dinero?, ¿con el dinero de sus bancos y aseguradoras alemanas?"
Creo que todos sabemos que Merkel o su gobierno NO PUEDE bajo condiciones normales forzar a los bancos y aseguradoras alemanas a extender crédito a Grecia. Las instituciones financieras pueden extender crédito a quién quieran por voluntad propia, como sucedió con anterioridad con Grecia. Ahora quienes extienden los créditos son entidades públicas y no privadas. IMF y el Banco Central Europeo son instituciones PÚBLICAS. Conceden créditos con el dinero de los contribuyentes de los países miembros, incluyendo España.

"el mercado europeo en que se mueven las mercancías, capitales y servicios libremente se convierte en una carrera de obstáculos arancelarios. ...no pasaría a ser esta la potencia hegemónica en la zona." Nada que ver con la situación de Grecia. Rusia está muy encaminada a ser la potencia dominante en Europa. El abandono de Obi Wan es casi absoluto, ademas de su desprecio y odio a todo lo que sea europeo. Le recuerdo que Europa no tiene ejército, y los "ejércitos" de los miembros son inútiles y minúsculos con la excepción temporal del Reino Unido. Todos los europeos están muy orgullosos que sea Usa quién es responsable por la seguridad. Prácticamente nadie gasta el 1% del PIB en defensa, y España por ejemplo, no llega ya a los 10 mil efectivos.

"no es la arrogancia la que guía mis palabras" Por supuesto que no, yo no he dicho tal cosa. Lo que dije, lo dije en general. Basta ver lo que hizo Grecia, y oír en cualquier calle europea la vituperacióna otros países europeos, y especialmente a Alemania. Pero al mismo tiempo, le exigimos a Alemania a concedernos créditos impagables, ademas de haber gozado ya por muchos años de los pagos de la EU, que en gran parte procedían de Alemania, Gran Bretaña, Holanda, etc. De los insultos a Usa, ni hablemos. Me parece que por alguna razón los españoles creemos que Usa estaba obligada a incluirnos en el Plan Marshall.

"prefiero cambiar civilizadamente, a cambiar revolucionariamente." ¡Naturalmente! La pregunta es cambiar a qué, porque no veo que encontremos camino a nada. Según las encuestas, España es el país más izquierdista y pro-comunista de toda Europa, incluyendo a los ex-comunistas. Y, francamente, no creo que eso cambie en el futuro cercano. Nuestro entendimiento del Libre Mercado es de rudimentario a no existente, y si este entendimiento es casi imposible desarrollarnos como una democracia moderna europea. Aquí soñamos con lo fácil y lo "regalado" por el estado. Mantenemos un estado monstruoso, inepto e incapaz. Preferimos vivir como esclavos de los políticos por no hacernos responsables por nosotros mismos. Todavía creemos que pasando impuestos a los "ricos" hace que el país sea mejor. Que lo público es automáticamente superior a lo privado. Que tenemos derechos que de derechos no tienen nada. Creemos en una red de seguridad tan grande que voluntariamente el 90% del país vive en esa red. Cómo esperamos ser país avanzado si seguimos creyendo en el socialismo, me deja perplejo. Además, hay una buena parte de los españoles que creen que si hacemos pedazos a España, estaremos mejor. En fin, las cosas son así.

Todo esto es en gran medida motivado por el giro a la derecha que ha dado en las últimas décadas Europa. Lo que está ocurriendo en Europa es fruto de sus ciudadanos y no de unas élites ajenas a nosotros. A Merkel la vota el pueblo alemán, y ellos serán también responsables del desarrollo de una nueva Europa nacionalista. A Cameron la votan los británicos y serán los británicos y no Cameron los responsables de renunciar al proyecto europeo.
Probablemente los europeos nunca estuvieron lo suficiéntemente maduros para el desarrollo de este proyecto de unión entre los pueblos. Y también no se comunicó lo suficiéntemente a los ciudadanos de la Unión ni se educó en esa solidaridad que proclaman los tratados.
¿Hitler y los nazis manipularon al pueblo alemán o el pueblo alemán sabía muy bien lo que andaba haciendo cuando lo votó? ¿Berlusconi manipulaba al pueblo italiano o son los italianos los responsables de que se perpetuase por tantos años este delincuente?
Además, la única formación que recibe el europeo medio acerca de la Unión Europea es la información sensacionalista que emite la prensa acerca de la misma.
Es normal que para tantos europeos este proyecto deje de ser ilusionante, cuando la gran mayoría no sabe ni lo que es ni lo que representa.

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo.
Alemania, con la ayuda de los palanganeros y mamporreros del este se está cargando la integración europea.
Las medidas impuestas por Alemania en Grecia… hasta ahora lo único que han logrado es una caída en el PIB del 26% y un salto de la deuda al 178%… Si las nuevas medidas siguen provocando destrucción de PIB e incremento de deuda… quiénes serán los responsables?. ¿Los griegos o quienes le han impuesto esta política?.

Depois da Guerra 1941/1945 USA doaram 40.000.000.000
dolares a Alemanha e emprestaram ao Banco Central Alemão igual importancia, com juros de 1% ao ano, para emprestar as empresas alemãs.
Quanto USA deu ou emprestou à Espanha e outros países da Europa?
A longo prazo, dias de hoje, USA mandam na Alemanha e Alemanha manda na Europa.
Tudo isto para destruir a Russia.
De Sao Paulo, Brasil, um abraço a todos.

que gran articulo editor, totalmente de acuerdo con todo el analisis, la verdad es que sin espiritu solidario y de verdaderamente familia no se puede crear una europa verdadera, solo una union de libre comercio con menos derechos e inversion en lo social y mas ventajas para los grande lobbys. Esta Europa que antano pretendia ser para y por sus ciudadanos perdio hace ya un tiempo su rumbo..ha ver a donde nos lleva esta deriva, que lastima la verdad..

La especie animal, conocida como especie humana, está en retroceso mental. Los políticos y los grandes financieros que controlan el poder, se han convertido en ratas, ratones y cucarachas y son los que gobiernan el Planeta. La solución es fácil... saqueos y mas saqueos, guerras y mas guerras, mentiras y mas mentiras; en fin, los angelitos del infierno sonríen satisfechos de tanta podredumbre mental.

No concuerdo en absoluto con la posición de jmdaf que incurre en lo mismo que critica. Pero el comentario de Antonio de Sallas es errado. Alemania no paga los mariachis. Basta repasar lo saldos presupuestarios de la UE en las dos últimas décadas para descartar ese lugar común de que es Alemania quien financia la UE. Su esfuerzo relativo es menor al de otros países. Hay que jugar con cifras relativas al PIB de cada país para medir ese esfuerzo. Eso hablando de presupuesto, si luego incluimos el comportamiento de las cuotas de mercado y los saldos de balanzas de pagos, el balance mejora para Alemania.

“El que paga manda”, ¿con qué dinero?, ¿con el dinero de sus bancos y aseguradoras alemanas?, le aconsejo que estudie la situación económica alemana descontextualizada de su situación en la comunidad europea
Pregúntese que ocurriría si el mercado europeo en que se mueven las mercancías, capitales y servicios libremente se convierte en una carrera de obstáculos arancelarios.
También debería preguntarse qué pasaría con Rusia no pasaría a ser esta la potencia hegemónica en la zona.
Estimado amigo, no es la arrogancia la que guía mis palabras, es algo que muchas personas acostumbradas a obedecer ciegamente al poderoso, no consiguen entender y cambian el hombre un voto por, tanto tienes tanto vales.
Los tiempos cambian, con más con menos sufrimiento pero cambian, y yo prefiero cambiar civilizadamente, a cambiar revolucionariamente.

Tirando un vistazo hacia atrás en la historia de los últimos dos mil años en el mundo y en Europa, se puede ver o deducir el por donde apuntan los caminos.
Las sintonías de los pueblos y las naciones en función de las necesidades que se nos suponen en el futuro.
En cada rincón del mundo.
Conocidos los cinco continentes principales. África se define a sí misma y en conjunto por su particular idiosincrasia sociocultural.
Que ha de encarrilar cuanto antes para despejar de inconvenientes su desarrollo social mirando el ritmo de crecimiento de los demás.
El continente americano ha de trasvasar en las dos direcciones los fundamentos en cultura y en avances, para responder con coherencia al reto de competencias del futuro, Pues la América del norte y la América del sur no guardan un punto de equilibrio en el enfoque de las formas de cara al progreso.
Europa como los planetas en gestación está aun en el proceso de conformidad como ente entero y terminado.
Para ser un contrapeso estable en referencia al resto de continentes más definidos geográficamente.
Asia por el contrario es un adolescente que está pasando la época difícil de la juventud.
En plenitud de facultades y potencia, ha de controlar como encauza su potencial para no auto dañarse.
Manteniendo la balanza en el equilibrio necesario para ir contrapesando la producción y la demanda.
De ahí la necesidad de no perder el tiempo ni un minuto en recomponer deterioros y rotos ocasionados por falta de entrenamiento de próceres noveles.
Porque como pasa en los nidos donde hay varias crías pidiendo alimento, siempre se da el caso de que algunos polluelos crecen más deprisa que los otros.
Cuando los padres traen el alimento por igual para todos.
Pero esa es la naturaleza de la que estamos hechos los seres humanos.
La competencia por la supervivencia de la especie.

LA construcción de un espacio de mercado y moneda comun entre muchos desiguales es quizas una utopía, ya que no funciona ni siquiera entre familiares de sangre, donde cada uno acaba por su lado sin verse jamás. ¿Porque habría de funcionar entre enemigos históricos que se han desangrado durante siglos? La que manda en última instancia es la economia, y la politica puede ir escondiendo la mugre y las diferencias bajo la alfombra por un tiempo, hasta que todo explota. Un caso cercano fue la URSS, donde la dictadura imponía su voluntad sobre la economia, pero la naturaleza humana se las arreglaba para ir minando el sistema. Hasta que un cowboy sin pistolas le dio el tiro final sólo con palabras: ''Derribe ese muro, señor Gorbachov''. Y el Muro se vino abajo, como un castillo de naipes, aunque había durado mas de 70 años. Con la U.E. y el Euro puede pasar lo mismo, al final, la naturaleza real de las cosas se impone a la voluntad politica y las utopias de los hombres. Muchos matrimonios malformados y fracasados intentan ''salvar la pareja'' pariendo hijos, pero se rompen antes y de la peor manera. Europa intenta evitar sus ancestrales guerras fraticidas pariendo uniones y monedas artificiales ¿porqué habría de salir airosa?

Al señor/señora jmdaf le recuerdo el dicho mexicano que describe la situación mejor que nada:

"Quén paga el mariachi pide la canción"

Si los alemanes son quienes pagan --- y sí, son ellos quienes gozan del privilegio de mantener al sur de Europa --- son ellos quienes mandan. A quién no le guste, que se pague sus propias cuentas. En la Constitución Europea, entre sus cientos de artículos no hay ninguno que obligue a un país trabajador a pagar las deudas de otro país irresponsable.

Si Europa muere, por favor mirar hacia el sur... porque además de pordioseros, somos arrogantes e insultantes.

Lo que mal empieza mal acaba. Pretender superar traumas de guerra imponiendo una "unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa" a espaldas de esos mismos pueblos, irreductibles a unidad, solo conduce a reavivar los conflictos y a generar otros nuevos, como el que enfrenta a Alemania y Grecia. La mayor amenaza para la paz en la Europa actual es la quimera aberrante del federalismo europeo, artificial, antidemocrático y antisocial, y la alternativa necesaria es recuperar el europeísmo de verdaderos estadistas, como Charles De Gaulle, basado en la libre cooperación entre naciones independientes y soberanas, que no pueden ni quieren ser sometidas a uniformismos de ningún ente supranacional impostado y tiránico como la actual UE.

Sigo defendiendo mi tesis que el error de Europa es haber creado unas estructuras sin haber antes unido los pueblos y el tiempo poco a poco me va dando la razon, pues como dice Don Lluis cada vez resurge con mas fuerza el nacionalismo y la defensa de los intereses de cada nacion antes que los del conjunto de la UE, hasta que la mayoria de los ciudadanos europeos no acepte que la union nos favorece a todos y sobretodo nos defiende de pasadas contiendas belicas que tanto mal nos han hecho a lo largo de la historia de Europa. Alemania perdio las dos llamadas guerras mundiales, tal vez esta situacion de motor de Europa sea la revancha que calme el belicismo aleman siempre latente. Europa siempre ha necesitado del liderazgo potente para mantener la convivencia, algunos ejemplos: Carlomagno, El emperador carlos V, el llamado rey sol de Francia, Napoleon y tantos otros antes y despues de etos, que no recuerdo por mis escasos conocimiento de historia, por eso opino que esta vez puede que sea la hora de Alemania y demos gracias que sea por la via pacifica
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

Pues tiene toda la razón. La profunda creencia alemana y de otros pueblos de que son superiores a sus vecinos y que son ellos los que deben mandar, es lo que lleva a naciones, estados y uniones a conflictos políticos que al radicalizarse desembocan en conflictos armados de difícil solución y que termina dividiendo y empobreciendo a las naciones, estados y uniones.
El egoísmo ciego de aquellos que se consideran superiores y son incapaces de admitir que una unión consensuada con pequeñas perdidas de todos a favor del fortalecimiento del conjunto, en los momentos actuales, nos permitiría ocupar un sitio en el mundo en que las grandes uniones multinacionales apoyadas en la globalidad económica y las nuevas comunicaciones deciden a donde vamos y que hacemos.
En estos tiempos modernos que permiten que las razas, religiones y costumbres se diluyan y que salvo cataclismo aparezca un nuevo ser humano que se enfrente a desafíos globales por la comida y el espacio, no son tiempos para de mediocridad egoísta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal