Lluis Bassets

Algo definitivo y general

Por: | 12 de septiembre de 2016

Cinco jornadas ya. La ANC (Asamblea Nacional Catalana) es una formidable start-up nacida con la crisis. Sabe hacer bien las cosas. Combina la tozuda eficacia de las viejas empresas catalanas con la osadía imaginativa de las nuevas empresas digitales. Desde 2012 ha ido engarzando una manifestación tras otra con éxitos oceánicos en cuanto a número de asistentes y un espectacular impacto en los medios de comunicación.

No era fácil el de este año. Hay cansancio. Hay agotamiento de ideas. Y una tediosa sensación de recorrer una y otra vez los mismos caminos. Y, sin embargo, la ANC ha conseguido evitar el pinchazo, conjurar el declive, exhibir sus cinco concentraciones colmadas, y apuntarse su quinta demostración de fuerza.

La ANC sabe manejar las expectativas. Lo ha hecho en todas las ocasiones anteriores. Las amenazas son agua de mayo para sus debilidades. Los malos presagios, estímulos. Cada vez ha conseguido superar los pronósticos y deparar una sorpresa y un disgusto a sus adversarios. Sus éxitos reiterados son la evidencia del fracaso de quienes tienen enfrente, incapaces de imaginar una alternativa que compita por la popularidad y por la hegemonía en Cataluña. Solo los comunes, liderados por Ada Colau, han conseguido recortar su territorio y disputarles el voto y la adhesión, ciertamente a cambio de adherirse al soberanismo y al derecho a decidir, y también a la idea de la república catalana, la expresión más vitoreada en los discursos de la jornada.


El 47,8 % que ha alcanzado el independentismo en las urnas difícilmente se ampliará si no es por la incorporación de votantes de izquierdas partidarios del derecho a decidir, algo que los comunes intentan evitar a toda costa. En esta dinámica se juega tanto la ampliación del movimiento como la futura hegemonía, ahora todavía convergente, pero en el futuro muy probablemente a cargo de una izquierda soberanista organizada en el nuevo tripartito que se está fraguando entre Esquerra Republicana, Catalunya en Comú y CUP.

En este próximo año parece evidente que el independentismo no amainará. También proseguirá la acción de la justicia en persecución de los presuntos delitos cometidos con la consulta del 9-N y las declaraciones del Parlament. Es improbable una iniciativa de fuste de los dos primeros partidos españoles, PP y PSOE, incluida la reforma constitucional, especialmente si Rajoy consigue finalmente formar Gobierno. Todo es propicio, según los dirigentes independentistas, para mantener el rumbo que conduce en un año a las urnas, tal como ya ha anunciado Puigdemont, ya sea para una nueva consulta unilateral como el 9-N, ya para otras elecciones, declaradas de nuevo plebiscitarias o incluso constituyentes.

A pesar del éxito, esta es la última Diada de la tanda actual. La próxima, la de 2017, será muy distinta. Si había dudas respecto a lo que había que hacer este año, hay pocas respecto al año próximo. Los independentistas esperan “algo definitivo y general”, como los jóvenes de los años 50 bajo el franquismo con los que se identificaba en su verso el poeta Jaime Gil de Biedma. Es decir, que termine el proceso de una vez, sea cual sea el desenlace.

Hay 7 Comentarios

Como cantaba el inmortal Johnny Cash:

"Burn, burn, buuuurn... in the ring of fire."

Ridículooooo. Abra los ojos, señora

Antoni de Sallas | 14/09/2016 3:03:59
Eso lo define a usted perfectamente, Antoni, nunca tuve la menor duda de que usted era un nazional separtista queriéndose "disfrazar de demócrata" pero que "daba el cante" en cada comentario...
Pues da la impresión de que va a tener que esperar usted, sentado,... a ser feliz... a su manera.

Nada me haría más feliz que la separación absoluta de Cataluña de España, la instalación de fronteras que no permitan el paso de personas y productos de España, y la prohibición total y absoluta del uso de los otro dialectos del catalán en uso en España. La expulsión inmediata e irrevocable, con cancelación de ciudadanía de toda persona nacida o criada fuera de Cataluña.

Cataluña para los catalanes...

Olvide poner sus patitas en Cataluña, señora...

Nube Roja | 12/09/2016 11:01:58
¡Cómo para menospreciar lo que está pasando en Cataluña!. Lo que está pasando allí es, ni más ni menos, que un intento de robarle a la mayoría del los ciudadanos españoles el DERECHO A DECIDIR el presente y el futuro de su país por parte de una minoría que se dice más histórica y con más derecho que los demás.
Es un intento de acabar con la soberanía del pueblo español y de convertir a la mayoría de los ciudadanos españoles en ciudadanos de segunda en su propio país.... y encima en nombre de la "democracia y el progresismo".
Empezaron mintiendo con el España nos roba... cuando bien a las claras está quien quiere robar a quién... y siguen mintiendo ahora cuando ocultan que lo que está en el fondo de toda esta mascarada antidemocrática es el derecho de que Cataluña no sea solidaria (igual que lo son otras regiones de España) con las regiones y los ciudadanos más pobres. ¡Estáis como para dar lecciones de democracia y de progresismo... nube roja!.

Nadie en su sano juicio diría que el gobierno de Hitler fue democrático aunque para llegar al poder ganara unas elecciones... así que deje de disparatar.
Chavez ganó varias elecciones... y perdió un referendum... No hace falta añadir más.
Allende ganó las elecciones y en cambio usted apoya a quien le derribó y dejó a Chile sin democracia durante más de una década.... Lo repito una vez más... es usted la persona menos indicada para hablar de democracia y de gobiernos democráticos.... porque apoya todos los golpes de estado siempre que... los den sus h de p...
Apoyar a las guerrillas comunistas asesinas es exactamente igual que apoyar a los GORILAS made in USA que las combatieron de la misma manera... asesinando, haciendo desaparecer gente, secuestrando niños y.... ROBANDO A MANOS LLENAS.
Yo siempre he denunciado a los unos y a los otros... usted no... usted siempre defiende a los GORILAS, GOLPISTAS... siempre que... trabajen para el imperio... Debe ser que tiene un "interés personal" en el asunto.

Señora CASLA:
No todo Gobierno elegido es democrático. Hitler y su amiguete Chavez fueron elegidos, pero democráticos sus gobiernos no fueron para nada.
Apoyar las guerrillas comunistas asesinas en Latinoamérica, y cargarse la Propiedad Privada en Chile, no es democrático. Aunque a usted le chiflen esas prácticas ya Fracasadas mil veces en todo el planeta.

Bon dia, Lluis.
Sempre tan agut...


Es hora de que los que no tienen nada que proponer se dejen de menospreciar lo que está pasando en Cataluña.
Tu analisis cruza, si no recuerdo mal el de un tal Sisifo en tu blog y en el de Iñaki Gabilondo : el "procès" no pierde gas y si son capaces de crear pasarelas con CSQP y En Comú, pasaran alegremente del 50% para acercarse de los 2/3.


Y eso en unas elecciones plebiscitarias tendrá un coste para todos, puesto que la evidencia ya no se podrà negar ni desde las baterías de los medios (el editorial de "el pais" de hoy no tiene desperdicio ni el titular papel).


La paradoja de este sinsentido es que cuanto mas le niegan el aire al "procès", cuen Fénix, resurge más fuerte...
La historia recogerá que la ceguera de los franquistas postfranquistas (PP y PSOE) podrían haber evitado el desastre con la convocatoria de un referendum ( y aun estan a tiempo) que dejara a indepes sin argumentes ya que una mayoria no quería la independencia.... en 2010...


Y ahora ya solo están a 2,3% de la mayoría absoluta...
Que le sumnistrarán CSQP y en Comú, cuando acaben hartos de la no-respuesta de los partidos centralistas...


Como Sisifo, quiero agradecerles a torpes y mezquinos su capacidad a galvanizar a los catalanes,
Los indepes no lo habían conseguido nunca y, gracias, a la arrogancia del PP y la desídia del PSOE... lo han conseguido.


C's solo será, si no desaperecen, la clara advertencia de que España-geograficamente, tal y como la quieren los federalistas y centralizadores, solo tendrá una psoibilidad de sobrevivir si alguien es capaz de construir una derecha legitima y centrada, sin los cortes de mangas a esa gran porción de la sociedad de la peninsula que quiere otra España (a 47,8% de los electores catalanes, una mayoria de vascos, muchos en Baleares, en Valencia, en Galicia)....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal