I Love Bicis

Scalextric Party

Por: Pablo León

02 dic 2010

Bicis_no 

Los cambios no sientan bien a la masa. Cuando algo nuevo irrumpe en la apacible vida moderna de cualquier lugar, surge un movimiento que lucha enfervorecido por mantener el statu quo anterior. Ejemplo perfecto: el Tea Party, el movimiento ultraconservador estadounidense. El lumpen, animado por arengas de gurús mediáticos e intelectuales (?) con premisas filosóficas simplonas, siente respaldada su rabia por una cierta profundidad intelectual. No importa el mensaje que transmitan, no importa por lo que luchen. Algo parecido ocurre con las bicis. En las diferentes ciudades, de muchos y variados lugares del mundo, donde se implantan medidas pro bici surge un movimiento a la contra que no piensa en CO2, energía o derecho a pedalear. Reivindican su coche, son el Scalextric Party.

“Me está quitando mis derechos como conductora”, se queja Leslie Sickling en un artículo del New York Times sobre la política ciclistas de la ciudad de Nueva York. Ella es una de las cabecillas de las protestas contra los senderos ciclistas de la ciudad y, apoyada por decenas de seguidores, ya ha organizado dos manifestaciones. No piensa parar. 

En Sevilla, hace cinco años con cero kilómetros de carril bici, la gente salía a la calle azuzada por el Partido Popular que usaba los pedales como un elemento más de oposición. Angel Martínez Harry el Sucio Hasta el presidente popular, Mariano Rajoy, llegó a pedir una inversión más eficiente de los recursos y no desperdiciarlos en carriles bici. “Gallardón gastará 26 millones de euros en carriles bici" titulaba un artículo en Libertad Digital. En el texto argumentaban que los carriles bici no dan dinero, no explicaban que moverse en bici ahorra dinero al ciudadano que no gasta en gasolina. Además, el plan ciclista de la capital andaluza costó 18 millones de euros y ha logrado susituir 30.000 desplazamientos en vehículos a motor, según datos del Ayuntamiento. La línea 1 de metro en la misma ciudad costó más de 600 millones de euros.

"Se necesita concienciar a todos los que viven en la ciudad”, explica Alfonso Novo concejal de circulación del Ayuntamiento de Valencia que acaba de estrenar su servicio de bici pública. Las bicis son un elemento, relativamente, nuevo en el entramado urbano y las calles no están diseñadas para acogerlas. Cuando se implantan carriles hay que sacrificar espacio de la calzada y de la acera por lo que algunos individuos de los grupos dominantes se sienten amenazados y se oponen.

Palin_bike_490 
 
Transformar, revolucionar y subvertir la movilidad urbana cuesta. Para Antonio Rodrigo Torrijos, teniente alcalde de Sevilla, "hay que superar la visión conservadora de la ciudad con pedagogía, ganas y esfuerzo”. Igual para oponerse a las drivers moms (las mamas oso del volante) ha llegado el momento de lanzar el Bicycle Party.  

Hay 8 Comentarios

La gente se queja por quejarse. No son capaces de entender de que incluso para los conductores de vehiculos salen veneficiados por dos motivos principales:
1. Mas bicis por el carril bici es igual a menos coches en la calzada, dejando mas espacio para estos.
2. Mas bicis es igual a menos demanda de gasolina y por lo tanto su precio disminuye.
Tampoco hay que olvidarse de que muchos de los que vamos en bici también nos desplazamos en coche y por tanto debemos de encontrar una solución que nos beneficie a todos.
Saludos

Tampoco vamos a armar mucho ruido con la bici party estos dias de Navidad, no sea que declaren otro Estado de Alarma por colapsar una calle en Madrid.

:P

Nosotros, los ciudadanos ya estamos más que convencidos de las bondades de la bicicleta en el entorno urbano (no hay más que ver las ciudades centroeuropeas).

En España somos muchos los que queremos una ciudad como las de la Unión Europea (Amberés, Amsterdam, Berlín, etc), en la que la bici es la reina frente al coche, ya que ni contamina, ni gasta gasolina ni ocupa espacio ni hace ruido. Sin embargo nuestros políticos siguen apostando por el modelo "coche" a la hora de desarrollar un PGOU, con lo que nos encontramos con ciudades en España que recuerdan a El Cairo o a Estambul (ciudades menos desarrolladas que las centroeuropeas que deben de ser el modelo a seguir en cuanto a movilidad sostenible).

Repito. Nosotros ya estamos convencidos, ¿pero lo están los político?. Yo no puedo hacer un carril bici en mi ciudad por mucho que luche. Lo tienen que hacer los políticos (da igual su color), y estos no van a dar el brazo a torcer porque la bici para ellos es un estorbo.

¡¡¡Carril bici ya!!!.

Jaja! Lumpen... esa palabra mola. Por otra parte, completamente de acuerdo contigo: quien tiene unos privilegios lucha a toda costa por mantenerlos (sin saber por qué, me han venido a la mente los controladores aéreos...) En fin, saludos de otro ciclista (aunque de monte).

En una entrevista a Novo ( que no sabemos que formación académica posee), el periodista le preguntó cual era su opinión sobre la implantación de la bici en Valencia ( ciudad completamente llana ).
La respuesta fue esta:
-Valencia no es una ciudad cómoda para la bicicleta, en verano hace calor, en invierno hace frío y además si llueve te mojas.
Esta entrevista tuvo lugar durante los preparativos de la primera Copa de América.
El negocio de la bici no ha hecho más que empezar, y el ayuntamiento quiere tener la patente dec corso de explotarlo.
Si no hay aparcamientos para bici, les multa por aparcar en señales de tráfico o mobiliario urbano, así se verán obligados los ciclistas a coger las bicis de Novo.
De paso acaban con las empresas familiares valencianas de larga tradición, porque si no tienes bici, no tienes porque llevarla reparar o comprar complementos.
Decaux se hace de oro, y ellos de paso también.

Creo que yo estaría dispuesto a votar a un Partido de la Bicicleta o algo así. ¿Hay alguno en España? Si no lo hay, que lo inventen, por favor. Hay mucho que defender, mucho que reivindicar, muchas cosas que decir. Las asociaciones de ciclistas urbanos de este país deberían coordinarse y presentarse a las elecciones.

Hola Pablo:
En primer lugar quiero darte la enhorabuena por vuestro blog y también que te mejores pronto de tu accidente.
Te escribo para desahogarme porque mi impotencia e indignación es la de miles de ciclistas valencianos que estamos siendo perseguidos por la abitraiedad y abuso de poder de la alcaldesa, el concejal Novo de transportes y tráfico y la policía local.
Aprendía a ir en bici con poco más de tres años y nunca he dejado de hacerlo, porque me necanta.
No tenemos parkings donde aparcar las bicis particulares, los que hay son escasísimos y no podemos candar la bici a ningún otro lado.
La multa son cincuenta euros y cuatro más cada día que pasa.
la policía municipal ha editado un pasquín en el que nos indican cuales son nuestros obligaciones, pero no nuestros derechos, porque aquí no tenemos ninguno.
El pasquín es ambiguo y tramposo porque te sugiere aparcar en mobiliario urbano si no encuentras parkig a cincuenta metros, o el que hay estáocupado; para que piques y te larguen la multa.
No hay una ley de movilidad urbana, lo único que hay es persecución.
Y todo esto es para coaccionarnos y que no cogamos nuestras bicis y nos abonemos al valenciabisi.
Nunca antes había visto tantas bicis como ahora circulando por las aceras, y son precisamente las de valenciabisi, los veteranos vamos por la calzada o bajamos en la acera.
Esto se ha convertido en una dictadura, es hhorrible.
Luego te acuerdas cuando vas Amsterdam o Alemania , y lo maravillosos que escircular por las principales avenidas con tus hijos pequeños, con parkings en cada esquina y el respeto mutuo que hay al ciclista, y solamente te dan ganas de llorar, porque hoy por hoy, no puedo coger mi bici para ir al centro sin riesfgo qde que lapolicía municipal me la robe y que además trnga que pagar la multa, con la cantidad de delincuentes que tenemos aquí de todo pelaje.
Gracias por este espacio.

te invito a que leas los comentarios de estos dos ultimos días que aparecen en la prensa de Oviedo, ya que el centro de la ciudad va a pasar a ser bike-friendly (además de muchas otras cosas).

http://www.lne.es/oviedo/2010/12/01/limitacion-velocidad-30-casco-urbano-entrara-vigor-proxima-semana/1001507.html

http://www.lne.es/oviedo/2010/12/02/oviedo-ralenti/1002044.html

El problema de todos estos movimientos conservadores e inmovilistases que no plantean ninguna alternativa. Simplemente son excluyentes y normalmente desde el desprecio.
En este caso suelen ir en sus altos todoterrenos para mirarte por encima. Menos mal que el sillín de mi callejera va bien subidito para aguantarles su despectivo y desdeñoso mirar al mismo nivel. ¡Y normamente les adelanto! Para darles una ración de culete que les caliente más sus subidos humos.
Salud, respeto y pedales!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal