I Love Bicis

La guerra de las aceras

Por: Pablo León

24 feb 2011

ARTCRANK-299x300
En la misma semana la Dirección General de Tráfico apuesta por las bicicletas como vehículo preferente en las ciudades y permite a los biciclistas circular por las aceras de más de tres metros de ancho para luego, un par de días después via @ministrodeinteriorrubalcaba, matizar que solo por aquellas que tengan carril bici. En resumen, Tráfico va a permitir circular por el carril bici. Es la política de vamos a cambiarlo todo para que todo siga igual.

"La DGT quiere fomentar el uso de la bicicleta no ya como medio de transporte alternativo, sino preferente", aseguró hace casi una semana el subdirector general de normativa de la DGT, Ramón Ledesma. Carrilbici Parecía que preferente implicaba la ampliación de espacios y el reconocimiento social de la bicicleta, en realidad se refería a la posibilidad de circular por el carril bici. Menudo cambio radical.

El espacio hay que quitárselo a los coches no al peatón. Partiendo de esa base, es mejor instalar el carril bici en la calzada. Pero permitir circular por las aceras es básico en algunos tramos de la ciudad, sobre todo las zonas agresivas. En Madrid y en nombre de la seguridad (la capital es una de las ciudades más tranquilas de Europa) el parque de El Retiro cierra por las noches. Además de controlar el uso ciudadano de un espacio verde, el cierre corta la comunicación entre la puerta de Alcalá y O´Donnel lo que obliga al biciclista a circular por la calle Alcalá. Ese tramo es como una carrera de cuadrigas de Star Wars con túnel incluido. La acera es insultantemente pequeña, aún así alguna noche he pedaleado por ella. A los biciclistas no nos gusta ir por la acera: es más lento y complicado. Pero saber que, cuando temes ser revolcado por la calzada, puedes usarla, alivia. Es como Concha Velasco con las tena lady: no las necesita siempre pero va más tranquila con ellas.

Desde la sede central de ConBici se ha emitido un comunicado (muy educado y muy correcto) al respecto: “Preferimos evitar las aceras pero, transitando por ellas en condiciones adecuadas, ayudan a la promoción de la bicicleta y consideramos positiva la regulación de su uso en la reforma del Reglamento General de Circulación”. Y añaden que si apoyan y alientan más espacios peatonales no es a costa de reducir “nuestro espacio vital”. Vamos que si de verdad se quiere promocionar la bicicleta se tienen que hacer políticas que la regulen no que la atenacen.

Brenda Leyva

“Es que los ciclistas también…”, decía el otro día mi tía con una cierta acritud. Esa postura existe porque los usuarios de la bici han sido los últimos en llegar al entorno urbano y empiezan a reclamar espacio y atención. Pero no por ser los últimos tienen que aceptar todo lo establecido. Porque hayan sido espacio exclusivo de los peatones, las aceras no deben estar vetadas a las dos ruedas. En Berlín (una vez que visitas la capital alemana aparece, casi inevitablemente, el síndrome porque en Berlín que consiste en comparar todo con la Disneylandia de los posmodernos) la gente no solo va por la acera, a veces pita. Y los peatones se apartan con un gesto amable. El otro día pité a unas señoras de esas que van paseando y se paran en seco para dramatizar la conversación. Al sentir el sonido del timbre interrumpieron su avance informativo y cargaron toda su ira verbal contra mí. Las llamé maleducadas y se quedaron de piedra. A las señoras del barrio de Salamanca las puedes llamar de todo pero una simple alusión a su educación las deja estupefactas. Para fomentar la bici la DGT debería organizar viajes de educación vial, para peatones, conductores y ciclistas, por Europa. Y cursos intensivos en Japón.

 

 

Hay 34 Comentarios

Quería decir que había ido en bici desde la Puerta de Alcalá a O'Donnell, yendo por la calzada (perdón por el mensaje repe, no sé cómo se quita).

Yo he ido en bici muchas veces desde la Puerta de Alcalá a O'Donnell y nunca me ha pasado nada. Si sabes montar en bici, no vas haciendo eses, tienes confianza y no vas haciendo tonterías... no necesitas usar la acera (que además, para ciertas cosas, es más peligrosa incluso para el ciclista).

Yo he ido en bici muchas veces desde la Puerta de Alcalá a O'Donnell y nunca me ha pasado nada. Si sabes montar en bici, no vas haciendo eses, tienes confianza y no vas haciendo tonterías... no necesitas usar la acera (que además, para ciertas cosas, es más peligrosa incluso para el ciclista).

No acabo de entender a los acérrimos que revindican la calzada para las bicicletas pero que a la vez aprovechan para arremeter contra el carril-bici.
No estoy en contra de impedir transitar por la calzada a quien lo desee, aunque creo que el carril-bici es la mejor solución para fomentar el uso de la bicicleta en las ciudades.
Desde luego esta es mi opinión, pero para que se convencieran los detractores del carril-bici, yo les recomendaría una visita a Amsterdam donde se aprecia facilmente como las bicicletas transitan sin peligro de ser atropelladas por los coches, mientras que los peatones disponen de su acera sin peligro de que les pille ni un coche ni una bicicleta.
Claro que para que esto funcione, en primer lugar se requiere que todos (peatones, ciclistas y coches) valoren y defiendan las ventajas de la bicicleta en las grandes ciudades atiborradas de vehiculos y axfisiadas por la contaminación, y en segundo lugar que cada uno respete el espacio de los demás. Así de sencillo.
Por tanto, no entiendo el empeño de los que quieren transitar en la calzada, tragandose el humo de los coches que les pasan rozando las calcomanías de la bicicleta. Pensar en que los coches desaparezcan de las ciudades es más bién una utopía, porque cuando dentro de varios años no haya coches de gasolina, los habrá eléctricos, que para el caso es lo mismo en cuanto al peligro que corre el ciclista de ser atropellado por un vehiculo más potente y más voluminoso.
Ni el peaton camina a la misma velocidad que la bicicleta, ni la bicicleta va a la misma velocidad que los coches y las motos, por tanto no se puede pretender que se muevan en el mismo espacio.

El debate en si perjudica el uso normalizado de la bicicleta. Ir por la acera ya estaba prohibido pero cada vez es mas habitual ver ciclistas por las aceras. Gracias a las aceras bici algunos ciclistas han considerado que debían hacer valer el derecho conquistado circulando agresivamente por la acera en dichos carriles. Al margen de su ubicación(la acera) o del pésimo diseño que en muchos casos deja a los peatones sin espacio por que la acera bici es toda la acera. Muchos de estos carriles acaban en la acera y muchos ciclistas siguen circulando con la misma actitud "porque no existe carril bici.". Convirtiendo su estupidez en un medio de reividicación. Estas actitudes también están perjudicando la percepción que tiene la sociedad de la bicicleta. Debido al reducido número de ciclistas los comportamientos de algunos individuos se extrapolan al grupo con gran facilidad provocando las generalizaciones.
El peatón debería "resignarse", según algunos, a asumir la pérdida de seguridad en la acera y su destrucción como espacio social. No puedo estar mas en desacuerdo.
Prefiero no tener el "derecho" a ir por la acera pero utilizarlo con precaución en casos extraordinarios sin el rechazo de los peatones, adaptándome a sus condiciones. y simplemente bajándome de la bici si es necesario. Consciente de que no es mi espacio Prefiero que sean los coches los que pierdan velocidad o sufran las restricciones y que la coexistencia sea la de los vehículos en la calzada. Y que todos seamos conscientes de que es nuestro espacio "natural".

El carril de la calle de Serrano (Madrid), que en su día fue inaugurado a bombo y platillo, es una tomadura de pelo. En determinados tramos se hace intransitable, ya sea por los cortes de las obras no concluidas, ya sea por la insolidaridad de los peatones que lo invaden.
He tenido que cambiar el timbre normal de mi bici por otro que suena bastante fuerte, pero es que de lo contrario no se apartan aunque te vean venir. Eso si, cuando se asustan por el ruido del timbre, te obsequian con toda clase de piropos.
A cualquiera de estos peatones en Amsterdam se les llevarían por delante en cuanto pusieran los pies en el primer carrilbici.
Hay que educar al peatón para que conviva con los ciclistas, y en el barrio de Salamanca con cursillos de refuerzo, pues los señores y las señoras residentes en la calle de Serrano consideran el transito de ciclistas como una invasión de su cortijo.

El descontento de los ciclistas en Madrid

Si alguien que no usa la bicicleta a diario por Madrid, tuviera en sus manos un plano con el trazado de los carriles-bici existentes en la capital, pensaría que los ciclistas estarán muy satisfechos con los kilómetros de vías disponibles.
Simplemente echando un vistazo al plano, podemos observar que existe un gran carril de circunvalación que discurre casi concéntrico con la autovía M-40, y que a pesar de que algunos tramos están aún en proyecto, el ciclista puede pedalear durante varias decenas de kilómetros sin bajarse de la bicicleta y sin correr más riesgos que el de acabar agotado por el esfuerzo.

Las autoridades madrileñas son conscientes de que la bicicleta es un medio de transporte que reporta beneficios a la movilidad y al medio ambiente en las grandes ciudades saturadas de coches y humos, y de ahí el empeño del ayuntamiento en dotar a las nuevas barriadas y parques de la periferia de estas vías tan extendidas en otras ciudades de Europa.

Hasta aquí nada que objetar. Es más, podemos decir que Madrid permite al ciclista hacer ejercicio o pasear en su bicicleta con la comodidad y seguridad que supone el circular por carriles exclusivos.

Entonces, ¿donde está el descontento de los ciclistas madrileños?

Si preguntamos a aquellos que, además de usar la bicicleta para hacer ejercicio o pasear, también la usan como alternativa a otros vehículos en sus desplazamientos por el centro de la ciudad, veremos que tienen razones suficientes para manifestarse insatisfechos.
La realidad del uso de la bicicleta a diario, les lleva a señalar una serie de problemas que requieren soluciones municipales para que los ciclistas de Madrid aspiren al nivel de ciudades como Berlín o Ámsterdam.

En primer lugar, si antes hemos dicho que existe un gran carril de circunvalación, son muy pocas sus conexiones con el interior. Es decir se puede dar la vuelta a la ciudad pero no hay manera de llegar al centro. En este caso se ven obligados a compartir la calzada con los demás vehículos o la acera con los peatones, con los inconvenientes y peligro de accidentes que supone esta mezcla de transeúntes.

En segundo lugar, no existe una cultura entre los peatones y los conductores de otros vehículos para compartir el espacio urbano con los ciclistas. De ahí que en la calzada el ciclista es materialmente expulsado por el comportamiento agresivo de los coches y las motos, y en la acera los peatones se niegan a ceder ni un sólo metro al carril-bici.

Si al menos pudieran desplazarse en los carriles ya existentes sin sufrir las agresiones de vehículos y peatones, ya sería un logro importante para los ciclistas. Sin embargo, es habitual encontrar motos aparcadas en medio del carril o vehículos descargando que llenan las vías con sus mercancías. Pero lo que ya resulta incluso cómico es observar a los peatones apelotonados en el metro y medio del carril-bici esperando al semáforo -que sólo les falta hacer un "castell"-, mientras los cuatro o cinco metros de acera peatonal están vacíos, eso sin mencionar las tertulias que se organizan en el carril, los niños jugando a la pelota, los descargadores transportando objetos a pié y en carritos, los patinadores con sus acrobacias, los minusválidos en sillas de ruedas, los corredores de fondo, etc.
En definitiva, no sólo hacen falta más carriles-bici en el centro de Madrid, también hacen falta cultura y respeto para los ciclistas en los que ya existen.

Soy ciclista cotidiano, vivo entre Bélgica, Francia y España. Los ciclistas debemos hacer nuestra la calzada, que no es en exclusiva un espacio para coches. Las aceras son para los peatones (nosotros también lo somos). Otra cosa es que en aceras anchísimas delimiten un espacio para carril bici, a la altura de la acera y no de la calzada (como hay tantos en Vitoria, por ejemplo). Pero tenemos que ganar nuestro espacio en la calzada. ¡Y no orillarnos a la extrema derecha de la calzada sino seguir la estela de la rueda derecha del coche que nos precede para que el coche de atrás tenga que esperar a hacer maniobra de adelantamiento!
La idea de la DGT de limitar a 30 kms/h la velocidad de los coches en cascos urbanos me parece bien.

Soy ciclista cotidiano, vivo entre Bélgica, Francia y España. Los ciclistas debemos hacer nuestra la calzada, que no es en exclusiva un espacio para coches. Las aceras son para los peatones (nosotros también lo somos). Otra cosa es que en aceras anchísimas delimiten un espacio para carril bici, a la altura de la acera y no de la calzada (como hay tantos en Vitoria, por ejemplo). Pero tenemos que ganar nuestro espacio en la calzada. ¡Y no orillarnos a la extrema derecha de la calzada sino seguir la estela de la rueda derecha del coche que nos precede para que el coche de atrás tenga que esperar a hacer maniobra de adelantamiento!
La idea de la DGT de limitar a 30 kms/h la velocidad de los coches en cascos urbanos me parece bien.

¿Alguien se ha fijado cómo es la "terrible calzada" que la ciclista del minuto 2:00 en adelante intenta evitar? ¡Está vacía! Y el único coche que pasa va a 20 por hora. Si hasta se ve pasar otras 2 bicis por la calzada.

¿Saben por qué pasa eso? Porque la normativa de Japón permite ir por la acera si te sientes inseguro, y lo que consiguen es que la gente no aprenda jamás a circular por una calle que mi abuela cruzaría sin mirar, y de paso, dificultar la vida del peatón. ¡Qué logro!

¿De verdad consideras el caso de Japón una referencia para tu ciudad?

Yo lo utilizaría para ejemplificar lo que no debe hacerse NUNCA JAMÁS.

¿De verdad consideras el caso de Japón una referencia para tu ciudad?

Yo lo utilizaría para ejemplificar lo que no debe hacerse NUNCA JAMÁS.

Las aceras son las aceras...no son un carril-bici. Resten canales a los coches y conviértanlos en carriles bici, a ver si tenemos al menos, por donde caminar....

NO SE A QUE ESTAN ESPERANDO PARA PONER LOS PEAJES PARA ENTRAR A BCN, MENOS COCHES =ESPACIO PARA TODOS=MENOS PROBLEMAS=MAS LIMPIA LA CIUDAD= MAS SEGURA LA CIUDAD.

EL POLITICO QUE OFREZCA ESTO YA TIENE MI VOTO

NO SE A QUE ESTAN ESPERANDO PARA PONER LOS PEAJES PARA ENTRAR A BCN, MENOS COCHES =ESPACIO PARA TODOS=MENOS PROBLEMAS=MAS LIMPIA LA CIUDAD= MAS SEGURA LA CIUDAD.

EL POLITICO QUE OFREZCA ESTO YA TIENE MI VOTO

Por cierto, el siguiente vídeo es sobre la bici en mi ciudad, Valencia: http://www.youtube.com/watch?v=gPtsHZPOsZI

Creo que viene bien para completar el vídeo. CON LA BICI HAY QUE IR SIN MIEDO.

Ah, el vídeo lo grabamos entre un amigo y yo, lo monte yo. Un abrazoo a tod@sss. VIVAN LAS BICIS Y LAS MUJERES, porque ellas tienen el poder.

por cierto, voy en bici por donde me da la gana y no me preocupa ni la ley ni los coches porque SIEMPRE USO EL SENTIDO COMÚN.

ojala cambien.

Viviendo en la Gran Vía de Barcelona,que cuenta con una bonita ordenanza de tráfico,que la inmensa mayoría de ciclistas desconoce,y menos cumple,estoy harto de tener que mirar en ambos sentidos,antes de salir del umbral,simplemente por que los desaforados de dos ruedas campan por sus fueros,y además,te insultan.Pese a que mi acera claramente entra dentro de la prohibición municipal.Lo mismo es válido para la inmensa mayoría de la Ciutat Vella,pero intentad hacer que se cumpla.A duras penas respetan el carril bici (a cinco metros cruzando la calle en mi caso;explicadme como alguien puede ser tan tonto o con tan mala leche para circular sobre la acera allí), y menos aún a los peatones.Y tenía el carnet del Bicing,una excelente idea pésimamente gerenciada,el primer año;harto de ver barbaridades(como un tío desnudo en una bicicleta pública,o un nulo respeto por el tráfico y sobre todo el peatón),lo he anulado.Ahora,solo en la propia(que se roban más que las flores de los canteros) y muy ocasionalmente.Creo yo,es simple cuestión de idiosincracia y de educación;simplemente,son animalillos de Dios biciclos...Los Urbanos,bien.gracias.

Ojala cambie.

Ojala cambie.

Ojala cambie.

Lo dicho, ojala cambie.

Lo dicho, ojala cambie.

La verdad, una pena que estés escribiendo para un medio del siglo pasado cómo El País. Ojala cambie y se de cuenta de las cosas importantes. Idem para El mundo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal