I Love Bicis

Cruda realidad

Por: Pablo León

07 mar 2011

Mundo de noche
Ahora que se ha destapado, cuarenta años después, que Gadafi es un dictador y no un líder libio, el petróleo nos preocupa. Nos inquietan los precios a los que llega (el barril de Brent costaba ayer 115,97 dólares) y la posibilidad de que influya en las vidas cotidianas de millones de personas. El peak oil, o la era del petróleo barato, se superó en 2006. La Agencia Internacional para la energía (IEA) lo anunció en noviembre. Otra cosa de la que nos enteramos tarde. Y mientras, los gobiernos proponen medidas de ahorro como apagar algunas luces (sí, España está hipercontaminada lumínicamente hablando) o ir más despacio por las carreteras. Igual es la oportunidad de las bicicletas.

Bicicletas, bicicletas y bicicletas. Eso debieron pensar los inversores en 2008, durante la última crisis del petróleo. Con el barril de referencia a 145,3 dólares y los mercados haciendo su trabajo (especular), la empresa taiwanesa Giant, líder mundial en venta de bicicletas, alcanzó sus máximos en Bolsa.  Giant
“Conforme los precios del crudo suben, los fabricantes de bicicletas seguirán beneficiándose”
, afirmaba una accionista de Merida Industry, el segundo mayor fabricante de bicis del mundo. Ahora, con el mundo árabe revuelto la cosa parece también seria.

Arabia Saudí no está en Facebook. Así es como la familia real quiere controlar las posibles protestas: cerrando las redes sociales. Bueno, callando el Twitter y amenazando verbalmente. Si Arabia sucumbe a la ola libertaria, además de un montón de problemas migratorios, el crudo se pondría como las gambas en Navidad. Petroleo alaska Las prospecciones en Alaska se adelantarían, las gasolineras empezarían a instalar fosos para controlar el repostaje y puede que las bicicletas empezaran a tomar las ciudades. “He dejado el coche y he usado el plan Enbici del Gobierno para comprarme un velocípedo. Ahora no consumo energía y he perdido 3 kilos por lo que, encima, estoy estupendo”, podría asegurar algún convencido potencial. El ascenso del oro negro puede ser una oportunidad para los pedales.

Pero oportunidad, antes que para la bicicleta, es para los especuladores. “Ante este escenario hay empresas perjudicadas y otras beneficiadas. Las más perjudicadas son las compañías aéreas. Las más beneficiadas Repsol y las empresas de renovables. Así pues, amigos vayan hinchando las ruedas de sus bicicletas porque, como sigan habiendo estas tensiones políticas, va a tocar tirar de pedales”, explica en su blog Josef Ajram Tares, Day Trader o especulador rápido (alguien que intenta aprovechar las oscilaciones de los valores el mismo día: comprar y vender en cuestión de minutos para lograr un beneficio diario).

Lo peor de todo es que hace 37 años ya pasó algo parecido y aquí seguimos. Por si acaso vamos a seguir de cerca las acciones de las empresas bicicleteras y a comprar grasa para la cadena no vaya a subir también. 

Hay 7 Comentarios

Quien tenga acciones de General Motors o de cualquier empresa de automóviles debería ver las fotos de Detroit y sacar conclusiones. Saludos.

Hola, Pablo: echa un vistacillo a esto... http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=715981

Podrías comentarlo en el blog, a ver si cunde el ejemplo... XD

Voy a vender mis acciones de General Motor y voy a comprarlas de Merida y Gigant. Lo que está claro es que tenemos que dejar de ser dependientes del petroleo, ya no solo porque es caro y contamina, sino porque Occidente está manteniendo y consintiendo que los sátrapas de Arabía Saudí, Venezuela, Libia, etc hagan lo que quieran con nosotros y su propio pueblo. A este paso pronto haremos una intervención "preventiva" como en Irak y ahorcaran delante de la televisión a Gadafí, igual que hicieron los EE.UU. con Sadan Husein. Y es que el petroleo da mucho juego en política y expectáculos en la CNN.

Entiendo. Bueno, en el País Vasco, por ejemplo, el Ente Vasco de la Energía (o algo así), dependiente del gobierno autonómico, subvenciona la compra de bicis eléctricas.

Tampoco sería mala idea que se fomentara la creación de empresas fabricantes de bicis (bicis de pedal y bicis eléctricas) en nuestro país. Se crearían puestos de trabajo, se contaminaría menos, la gente estaría más sana y habría menos atropellos por coche, entre otras lindezas. Los fabricantes de coches pondrían el grito en el cielo, es verdad, pero deben saber que, para bien o para mal, les está llegando su hora. El coche de motor de explosión tiene los años contados. O se reconvierten o les pasará como a la industria del disco. O que fabriquen bicis Seat y bicis Renault y bicis Citroen, etc. XD

Y aprovecho el micrófono para decir que, por favor, respetad los carriles-bici, peatones. Un carril-bici no es una alfombra de baldosa para caminar rectos, no. Es el sitio por donde pasamos los ciclistas a toda velocidad.

Artículo interesante éste, que nos debería hacer pensar en temas más importantes que enzarzarnos sobre si circular en bici por las aceras o no. Creo que en pocos años veremos grandes cambios (a peor) en nuestro modo de vida, forzados por la escasez de un combustible que hemos esquilmado como yonkis. Con todo, el retorno a la bicicleta será una sorpresa agradable, aunque obligada, para muchos. Otros no necesitamos esperar a ninguna crisis para disfrutar a diario de los pedales ;-)

El plan Enbici del Gobierno es una medida que fomentaría el ahorro energético y que me encantaría que existiera. Tristemente se queda en una licencia. Sería muy interesante que fuera real como los planes que facilitan la compra de coches.

¿Qué es el "plan Enbici" del gobierno? ¿Existe, o es una licencia literaria tuya, Pablo León? XD

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal