I Love Bicis

No pedalees, no camines, no respires

Por: Pablo León

26 may 2011

Ozone cloud


"Se recomienda a la ciudadanía no practicar deporte, no pasear y evitar ir en bici". Llega el verano y con él la repetición de este comunicado por parte de las autoridades públicas, ayuntamientos principalmente. O no. Como cada mayo, Ecologistas en Acción empieza sus denuncias sobre la falta de información a los ciudadanos de la superación de los umbrales de dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO), partículas menores de 10 micras y el ozono (O3). Todos son bastante conocidos y el ozono es casi una superestrella mediática gracias al agujero que se generó en los noventa en la capa que rodea a la Tierra. A pie de calle, su cara contaminante, a pesar de ser muy repetida, no se conoce tanto. El ozono troposférico, el que se acumula en las capas bajas de la atmósfera, es un compuesto irritante que penetra en el organismo y produce fatiga, alergias y dificultades para respirar. Por eso no es recomendable hacer ejercicio intenso ni respirar más O3 de la cuenta. Como no se ve ni se huele algunas administraciones prefieren obviarlo y sacar la afamada tormenta de aire del Sáhara. Estos aires africanos son un poco como el humo negro de Lost: aparece en el momento más inesperado, genera un montón de problemas y explica, a su manera, gran parte de las rarezas que ocurren en la isla

La temporada del ozono va de abril a agosto. Durante estos meses, por la mayor incidencia de rayos solares, se producen una serie de reacciones fotoquímicas a nivel de suelo. Ozono Algunos de los gases emitidos por los automóviles tienen oxígeno entre sus componentes, los rayos de sol (cargados de fotones) impactan contra ellos y liberan partículas aisladas de oxígeno. Al oxígeno le va el roce y al verse aislado busca moléculas de O2 a las que unirse en plan trío. Cuando las encuentra triunfa. Esta reacción multiplicada se produce en toda la ciudad de manera difusa pero de repente te puedes encontrar que la concentración de O3 aumenta en lugares que pensamos libres de humos como un parque o la sierra. 

En Madrid ya ha empezado. Anoche a las 23 horas, 16 estaciones de las 23 de la capital superaban los 100 microgramos por metro cúbico (μg/m3) de dióxido de nitrógeno (NO2). Este es un precursor del ozono malo que aparecerá en los próximos días por la ciudad. Ayer, la única alerta que la Comunidad tenía activa en su web para los próximos días era la del humo negro

En Barcelona, Sevilla o Granada la situación es parecida. Este tipo de contaminación es grave, es responsable de alergias, cansancio o problemas al respirar. No informar sobre ella, tambien. En la capital, ya que no pueden cambiar a escondidas de nuevo los medidores, informan pero se efuerzan mucho en maquillar los datos. Madrid no da números sobre la calidad del aire. Prefieren una gradación eufemística de buena, admisible o inadmisible (¿esta existe?). A pesar de que en su propia web dejan claro que se debe dar aviso a la población cuando se superan las 100 partes por millón de ozono, cuando informan sobre la concentración no dan datos exactos sino una valoración así que si hay una concentración de 98 ppm de ozono el nivel sería aceptable. Truquitos de la concejala de medio ambiente.

Molecula ozono
Cuando se deciden a dar el aviso las recomendaciones que se hacen son de evitar caminar rápido o hacer ejercicio en la ciudad (el ejercicio, en el gym con aire purificado). Ir en bici también está desaconsejado. Pocas veces recomiendan no usar el coche o prohíben directamente su circulación esos días. Deja de hacer cualquier cosa antes que dejar de conducir. Ayer pedalee por la ciudad un poco más de lo normal, por la tarde estaba tan agotado que no me recuperé hasta que me tomé una horchata. No podría decir que fue por el ozono como no conozco las concentraciones reales no podría decir nada, solo que la concentración estaba en un nivel admisible

Hay 3 Comentarios

Las soluciones que aportan a un problema que se repite todos lo años y que es cuestión de salud pública siempre son las mismas: "si el perro muerde no te acerques" cuando lo normal sería ponerle el bozal. Estoy de acuerdo contigo y con lo que dicta el sentido común (cosa de la que carecen los políticos) si la contaminzación aumenta, disminuyamos el uso del vehículo privado. Pero no, las ciudades parecen estar al servicio del automóvil. Peatones, cliclistas y deportistas que "se vayan al campo o que se queden en sus casas que luego dicen que no les hemos avisado"... En fin, más argumentos a favor de lo que está pasando en todas las plazas del estado.


Saludos desde la Inopia, lugar libre de gases nocivos.


http://www.inopiamientos.blogspot.com

en Berlin las bicicletas están totalmente integradas, podéis ver este video sobre como funcionan de bien allí, y que envidia!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal