I Love Bicis

El sinsentido de las carreteras

Por: Pablo León

10 jun 2011

Traffic-jam masivo
Las carreteras incitan a la conducción. Cuantas más hay, más usan el coche los ciudadanos y menos se descongestionan las ciudades. En contra de lo que piensan los políticos que apuestan por el desarrollo o ampliación de las vías para hacer más fluidas las capitales, invertir en asfalto provoca mayor colapso. Paradoja urbana: la solución más desarrollista, y la que más defienden los grupos de presión afines a la industria automovilística, es la que más problemas genera mientras que la propuesta que más aterra a los conductores, tasas para el tráfico rodado, es la única con posibilidades para evitar los atascos. 

Ley fundamental del tráfico rodado: cuantas más carreteras haya en una ciudad, más conduce la gente. La congestión no les importa. Este efecto llamada es la conclusión que han obtenido los profesores de la Universidad de Toronto Gilles Duranton y Matthew Turner tras hacer un estudio en un centenar de áreas metropolitanas de ciudades de Estados Unidos. 

"Hay muy poca base científica para aceptar las propuestas que aseguran que ampliar la capacidad de las autovías es la clave para reducir el tráfico", aseguran los investigadores. Del mismo modo ponen en evidencia la utilidad de ampliar líneas de autobuses o redes de tren para incentivar el abandono del auto. "Nuestros resultados no apoyan ninguna de estas tesis", añaden. Cuando un conductor deja el coche, otro le sustituye en el atasco. Han comprobado que una persona que se pasa al transporte público, no implica un automóvil menos, sino que rota con el siguiente. Esa es la dinámica que rige en las carreteras de las capitales.

Carreteras NYC
Esa tesis del efecto llamada, defendida por ecologistas y urbanistas, siempre había sido replicada con análisis del número de coches que circulan y pueden circular por la carretera. Y al final la balanza se inclinaba por asfaltar como metáfora del progreso. La provocación que supone un nuevo carril sobre el que rodar para los conductores nunca se tiene en cuenta. Y resulta que esas pulsiones son uno de los factores más importantes a la hora de plantear la ampliación de una vía.

Aumentar el espacio para los automóviles no favorece la fluidez de la ciudad. Y mientras opere la dinámica de sustitución en los atascos, aumentar las conexiones de metro, tren o bus no tampoco es clave en la solución. Para los investigadores el secreto está en desmotivar. La gente está desesperada por conducir por lo que habrá que ponerselo más difícil. Wacky-races Una idea es cobrarles y encarecer el hecho de coger el coche. Acción-reacción. Si se impone una tasa por acceder a la ciudad, o a ciertas partes de la misma, el homo economicus decide que ya no le apetece tanto conducir. Además de reducir los atascos la gente tendría más tiempo para leer*.

*Leer los status de Facebook de sus amigos en el móvil camino del trabajo. 

Hay 58 Comentarios

Podemos disfrutar estos días de una ciudad invadida por las bicicletas, vehículos nada contaminantes, silenciosos y que permiten a quien los utiliza hacer ejercicio y guardar la línea. No es necesario recurrir a esas operaciones carísimas de cirugía estética.

Sin embargo Granada es una ciudad realmente incómoda y huraña con ellas, pero no por la ciudad en sí, sino por esos que se han empeñado en no dejar un sólo carril-bici y optar por invadir la ciudad de coches que dificultan totalmente el tránsito y elevan la temperatura más de lo que el propio estío ya hace.


Me gustaría que la gente conociera otras ciudades históricas europeas como Brujas, en las que se puede ir paseando o en bici por su centro histórico. A nosotros esa idea nos asusta porque el coche lo hemos convertido en el símbolo del prestigio social y somos incapaces de dejarlo y siempre lo utilizamos.

El otro día observé cómo una familia de turistas intentaba atravesar el centro de Granada en unas alegres bicis y el rencor que parecía desatar en algunos conductores que con fuertes pitidos delataban su atrevimiento de conocer nuestra maravillosa ciudad sin contaminarla. Pobres.

Es lógico que se desincentive los comportamientos poco cívicos, como hacer ruido, ensuciar el aire y asustar a los niños y los ancianos.

Los cochess no pagan ni una fracción del daño que causan.

Cuantas más carreteras, más asco da la ciudad, y más ganas de coger el coche para ir a por el pan.

Pues estos estudios indican que el progreso tecnológico de crear coches y asfalto realmente no conlleva un progreso para la sociedad. Contaminación, ruido, peligro parar pasar por la calle hasta provocar fronteras casi infranqueable en el paisaje urbano.
Un buen ejemplo tenemos aquí en Alicante donde 4 carriles de coches separan la ciudad de su playa y puerto deportivo.
Como explican ahora, si lo reducirías a un carril para dejar máxima velocidad de 20 km/hora y un tram harías un gran favor a la ciudad: el trafico disminuye y los ciudadanos reconquistarían su acceso a la mar.

Pronto no podreis utilizar el coche.El petróleo no da para más. Los que deciis que es indispensable, empezad a buscar casa en otro sitio.Os guste o no os guste la realidad es esta y no hay otra ( el coche eléctrico no va).

El gran problema de nuestras ciudades y de nuestro mundo es que se ha impuesto un modelo zonificado, de forma que las casas estan en unas zonas, pero las zonas productivas en otro y las de ocio en otro distinto. El cuello de botella se convierte pues en el camino de unas a otras. La única forma de evitarlo es volver a un modelo de mas proximidad con actividades económicas mezcladas con las residenciales. El teletrabajo también ayudaría mucho. Pero quien quiere una industria al lado de casa?

Para el de la 'dictadura de las minorias'. Creo que NO has leido el artículo, mejor vuelve a leerlo. Me explico, yo vivo en un sitio SIN metro, está lejos, si tuviera colegio mis críos también estarían lejos, al colegio si podemos ir ambos en coche. Haz como yo: DEJA el coche en el metro y sigue en Metro, no me creo que no tengas una combinación rápida, que no tengas ni una, no me lo creo. Ah, el carril bici, yo lo uso cuando puedo, así que cuenta 21 y no 20. Ese carril es lo que evita que los pocos que NO tienen un metro para hacer EL RESTO del camino, muevan su coche.

fotoshop

No es lógico que para un puñado (no mas de 20) bicicletas que pasan al día por una arteria importante de mi ciudad, nos hayan quitado un carril de coches (pasan mas de 20 al día, créeme). Es la dictadura de las minorías. Por cierto, cuando tengas 3 niños de corta edad, y te tengas que desplazar a llevarlos al colegio y luego a trabajar (donde vivo no hay metro, y los horarios de los autobuses dan pena), luego vas y me lo cuentas.

¿Movilidad es sinónimo de bienestar? Pues sinceramente, yo trabajo a 15 minutos de casa, andando, y, eso sí es bienestar (me importan un rábano las carreteras y el coche).

Las carreteras sirven para facilitar la movilidad, si mejoras la carretera logicamente mejoras las posibilidades de la movilidad y razonablemente facilitas el acceso de nuevos usuarios, que antes no usaban este medio. Para llegar a esta conclusión no es necesario ser profesor en una Universidad de Canada.
Otro tema es que se quiera reducir la movilidad o trasladarla de medio de transporte. Para nosotros los humanos, le pese a quien le pese, movilidad es sinónimo de bienestar, de desarrollo y de riqueza. Tal vez era mejor hace un siglo (1910) cuando las personas no podían salir de su pueblo más que andando o en carreta, y las mercancias no llegaban más que una vez a la semana.
Yo creo que es mejor ahora que tus mercancias llegan a cualquier parte en poco tiempo, tu puedes viajar y en dos semanas puedes estar en dos paises, sin necesidad de que necesitaras 6 meses para hacer lo mismo hace 100 años.
El estudio del artículo es tan absurdo como algún que otro trabajo presentado al Congreso Mundial de la Carretera 2007 de Paris por un japones muy docto, que se había gastado una pasta importante y un año cobrando estudiando la influencia del precio del peaje en una autopista y su uso. Llego a la magnifica conclusión de que cuanto más bajo era el precio más usuarios había, y después de soltar esto se quedo tan ancho, ole sus cataplines.

La idea es cambiar el impuesto fijo (que pagas una vez o cada año y te da vía libre para conducir lo que quieras) por uno variable por uso. Si haces pocos kilómetros sales ganando. La idea no es eliminar el coche totalmente, es que su uso sea más racional.

faaaaake!!

Las consecuencias negativas del uso del vehículo privado no son sólo los atascos. Muchas pequeñas y medianas ciudades los sufren sólo en momentos puntuales.
Una de ellas es, por ejemplo, que la ciudad se hace a medida del coche, no ha medida del ser humano, por lo que las ciudades se deshumanizan y se motorizan de manera inversamente proporcional.
Fiscalizar su uso es una solución parcial que ya se usa desde hace décadas, pero un incremento del coste de su uso no supondría más beneficios que perjuicios. La mentalidad de la gente sigue haciendo que se vea al coche como símbolo, como mito del bienestar, una idea anacrónica fruto de la ausencia de una cultura más evolucionada que busque el verdadero bienestar, al margen de que la gente necesite desplazarse.
Gobiernos, empresas, trabajadores, cuidadanos, todos estamos acostumbrados a no hacer nada por tener una vida mejor, porque seguimos pensando que ésta está ligada, entre otras cosas, al uso masivo del coche. Así vemos normales situaciones que no tienen sentido alguno. Pero no hay más ciego que el que no quiere ver.

En ciertas situaciones puede ser necesario construir nuevas carreteras, pero en esos casos se debe garantizar que existe conectividad no motorizada (por ejemplo los nuevos barrios del norte de Madrid están rodeados de autopistas y es muy complicado salir de ellos andando o en bici).

La solución no sólo pasa por imponer tasas. En Japón, por ejemplo, las empresas pagan a sus empleados el transporte, siempre y cuando muestres el abono mensual.
Por ilusorio que parezca, si en Japón es una práctica normal, no veo porqué no debería extenderse a otros países.

todo esto está muy bien, pero que alguien me explique como voy cada día de mi casa en Cornellá de Llobegat a mi trabajo en un poligono industrial de Mollet del Vallés. No soy Induráin para ir en bici, y si voy en tren (queme deja lejísimos en Mollet) me cuesta (con suerte) más de 90 minutos cada trayecto.

pero no ilustréis posts con montajes fotográficos que incitan a la confusión!

Mi coche tiene 17 años y el año pasado hice con él tan solo unos cuatro mil kilómetros. ¿Por qué narices tengo que pagar extra cuando lo cojo un día a la semana?

Pero si tienes que cargar con una caja o tienes que moverte de un punto a otro cargando con algún material, no lo vas a hacer en bicicleta ni en transporte público. Te hace falta un coche.

No me parece que pagar tasas para conducir por una ciudad sea la solución. Esto nos llevaría al problema de siempre ¿sólo la gente con dinero puede permitirse contaminar nuestras ciudades? ¿aparcar sus coches? ¿ese es el futuro? más bien me suena a un pasado no tan lejano que encima nos viene pillando la delantera desde hace no muchos años. Me parece que la mejora de los transportes públicos es una gran alternativa, si a nadie le apetece levantarse para coger el metro, que se pille la bici, que se aguante, o que se espere a que existan medios viables para su capricho matutino...

Las bicicletas (lamentablemente) no tienen cabida en las ciudades españolas...

El transporte publico no funciona, a nadie le apetece levantarse temprano a trabajar para meterse en un metro, la clave no es invertir mas en transporte publico, me parece un atraso, la clave es invertir en investigacion, nuevos medios de transporte individuales no contaminantes que funcionen con energias renovables, eso es el futuro y lo que deberian defender los ecologistas, proponed alternativas adecuadas a nuestro nivel de desarrollo no nos lleveis al atraso!. En la Edad Media no habia ni un solo coche, y en la prehistoria se movían andando. Las bicis presentan un problema similar. Si la gente adora el coche es por algo.

Llevo diciendo esto mismo desde hace más de 20 años desde Ecologistas en Acción (antes AEDENAT). Y durante ese mismo tiempo llevo oyendo que hay que hacer carreteras, como elemento ineludible del desarrollo, a líderes y administradores de todos lo colores políticos. Les falta un hervor a todos y mientras tanto ellos nos cuecen con asfalto. Pero aguantar no es lo mismo que resignarse.

¿Y sabes que ayudaría a mejorar el transporte público?. Eliminar los coches oficiales y obligar a los miles de politicos a moverse en transporte público. Verás como las inversiones y mejoras llueven.

Quizá la única solución posible sea intentar "centripetar" un poco en vez de "centrifugar" tanto


http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/06/como-centripetar-despues-de-haber.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal