I Love Bicis

Bici de pueblo

Por: Pablo León

29 nov 2011

Bici en el pueblo 1962. Autor: AnónimoLos pequeños y medianos municipios se mueven en coche. Esa fue una de las conclusiones de Rete21 (Red de entidades del Alto Aragón por la Sostenibilidad). El encuentro, celebrado el jueves pasado en Huesca, en el que estuvo I love bicis para hablar sobre los pedales, fue una exposición de experiencias para que pueblos y ciudades medianas y pueblos reflexionaran sobre la manera en la que se mueven. La planificación en las grandes urbes está intentando dejar atrás el modelo de suburbio, distante, coche-dependiente y disperso, para intentar volver a los vecindarios de toda la vida. Se busca una cercanía con el entorno, servicios en un radio transitable a pie y fomentar la idea de comunidad. En el pueblo ya ocurre eso pero, influenciados por las capitales, en sus desarrollos urbanísticos y en sus ordenanzas permitieron que el coche violara centros históricos, que bloqueara estrechas calles y que circulara sin consideración por todas las avenidas. Querían imitar a las ciudades aunque su entorno, y sus movimientos, fueran completamente diferente y tuvieran muchos menos habitantes. Ahora, intentan recuperar sus calles para los peatones.

El hombre es un animal de costumbres así cuando la gente ha cogido el vicio de ir a comprar el periódico y el pan en coche es complicado cambiarlo. En Arenas de San Pedro, en Ávila, se dieron cuenta de que el porcentaje de personas que usaba el coche privado era mucho mayor que en grandes ciudades. La población, de unos 7.000 habitantes, realizaba trayectos muy cortos en cuatro ruedas. “Intentamos meter la bicicleta y elaborar un plan de movilidad sostenible pero no obtuvimos fondos ni apoyo”, explica Nuria Blázquez, agente de desarrollo local del municipio abulense. A pesar de ello lo realizaron; abandonaron la idea de los carriles bici, fomentaron las zonas peatonales y no dejaron de motivar a los ciudadanos para que se movieran de otra manera. Poco a poco, se ven avances.

Aunque parezca muy racional aparcar el automóvil en pequeñas localidades, no se puede imponer; los hábitos se crean. Por eso en Girona están probando con el car sharing o compartir coche. Volver al dedo de toda la vida. En eso consiste Fes Edit (haz dedo en catalán). “Nos dimos cuenta de que la mayoría de gente que utilizaba el coche para ir a la universidad iban solos. En Girona hay pequeñas localidades que, cada día, se desplazan a las mismas zonas de trabajo. Había un gran potencial”, cuenta Nuria Velázquez, una de las responsables del proyecto único en España. “Un día adelante a mi vecino con el coche. Cuando aparqué en mi centro de trabajo vi que él aparcaba enfrente; trabajaba en una oficina junto a la mía y teníamos horarios parecidos pero nunca nos habíamos planteado ir juntos porque no lo sabíamos”, cuenta. A través de la web se pueden organizar los viajes de la comunidad de la Universidad de Girona, unas 16.000 personas. El conductor ofrece el coche en la web especificando el trayecto que realiza y los copilotos se van uniendo. Para compensar los gastos de gasolina y mantenimiento han creado una moneda social que funciona como créditos y con la que se realiza el pago. Una iniciativa innovadora en España pero muy extendida en Alemania o Inglaterra.

 

Entre tanta propuesta la bicicleta ocupó un lugar esencial. Además de la ponencia, durante el debate gran parte de las cuestiones de los representantes municipales estaban relacionadas con los pedales y las posibilidades de implantación en pequeños municipios. La propia experiencia de Huesca, con escaso desarrollo de políticas pro bici, lo demuestra. El apoyo a los pedales, por parte del ayuntamiento, socialista hasta las últimas elecciones, ha sido muy escaso por lo que la ciudad se sigue moviendo en coche. A pesar de que las distancia son perfectas para recorrer en bici y que el fresco aire pirenaico rejuvenece, los pedales no han sido estratégicos. “Hemos tenido que pelear mucho para conseguir algún avance. Parece que ahora, con el cambio de gobierno vamos a conseguir algo más de apoyo”, comenta Samuel Escámez, presidente de Huesca en bici.

A pesar de que los coches son uno de los elementos que más reducen la calidad de vida de las urbes, en los pueblos y localidades medias, donde no son casi necesarios, no terminan de atreverse a dejarlos de lado en favor de las bicicletas o las caminatas. En el encuentro se demostró que hay voluntad de que eso cambie.   

Hay 18 Comentarios

La mejor manera potenciar el uso de la bicicleta, evidentemente, es facilitando su uso,por eso y como amante de la bicicleta, propongo un nuevo sistema de propulsión que nos permita aprovechar mejor la fuerza aplicada a los pedales. A ver que os parece.

la bici la tengo asociada a deporte y a ocio, lo siento pero se asi. Cuando la he tenido que utilizar para ir a trabajar lo he hecho pero en cuanto he podido he cambiado a coche por que es mas cómodo. Subir la bici hasta el piso se me hace pesado porque tengo que salvar obstáculos y siempre tengo prisa, estoy acostumbrada ahacer lascosas rápidamente y la bici no me lo permite, me exige un tiempo y una paciencia que no tengo. Y por supuesto amo la bici y me gustaría saber utilizarla, encontrar ese tempo que precisa.

Efectivamente "Ruralia se mueve... en coche":


http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/11/ruralia-se-mueve-en-coche.html


Y eso es mucho más difícil de cambiar que lo de Metrópolis. Constato.

Hace poco, aquí en Madrid, fui a la presentación de una empresa francesa de coches compartidos que se estableció en España. Se llama Comuto y al menos, el posicionameiento SEO lo tienen claro, porque apenas puse en Google "compartir co..." me apareció esta empresa

La bici para el 70% de los días vale (viajes urbanos).
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Miren, hay muchos factores que influyen en los hábitos diarios. Si hablamos del coche, aquí se han nombrado algunos. La mayoría para ponerse encima de una bici necesitará un motivo poderoso y creo que el que menos influiría es el del ahorro energético o el de hacer ejercicio gratis. Mientras el coche siga siendo símbolo de status nada que hacer, tendrán que imponerse otra serie de valores o prioridades para que la rutina se rompa.
Hay algo que siempre funciona, el deseo de imitar a aquello que creemos que es moderno, símbolo de dinero o poder por lo que el "vender" el uso de la bici debería ir asociado a una buena campaña publicitaria.
Se tiende a asociar bici con deporte y no con desplazamiento, con el cutrerío y no con el estilo, con el campo y no con la ciudad, así que nada de chandal, si hay que ir de traje o con tacones se va. Les aseguro que el comportamiento de la persona en coche o como peatón frente a este tipo de ciclistas es muy distinto que frente a otro tipo de ciclistas menos "glamourosos", las caritas de envidia son bien visibles y esos son los futuros ciclistas aunque solo sea por emular a los guaperas maqueaos que ha visto esperando el semáforo.
Somo así, encontrarán ejemplos que ilustren esto a patadas.

Toda la razón este artículo, y lo cierto es que en los últimos años el uso del coche ha aumentado mucho en los pueblos.

El caso de mi pueblo (Calzada de Calatrava) es muy característico y triste. Es un pueblo de 5.000 habitantes, fue declarado hace unos años el pueblo con el mayor ratio de uso de bicis por habitantes de la provincia de Ciudad Real. Además tiene sentido, porque para desplazarse incluso de punta a punta en este pueblo tardas los mismo que en coche ya que te ahorras el par de minutos que cuesta aparcar. Pero aún tardando lo mismo que en bici los jóvenes, una vez que tienen 18 años sólo utilizan el coche para desplazarse por el pueblo, olvidándose de la bici. Esto es por la imagen del coche de ser un medio motorizado y que da más porte que montar en bicicleta, pero lo cierto es que a la hora de la verdad apenas ahorras tiempo con respecto a la bici. Fomentando este medio en este tipo de pueblos se lograría unos municipios mucho más sostenibles y habitables, reduciendo ruidos e incomodidades para los peatones.

Otra cosa son los desplazamientos a otros municipios, en el que el coche si tiene un verdadero sentido, pero para desplazamientos dentro de pueblos y ciudades pequeñas creo que el uso del coche sobra totalmente (a no ser que seas muy mayor o discapacitado).

Para la gente que no quiere hacer tanto ejercicio como en bici pero no quiere coger el coche está la opción de la bici eléctrica

el día que en todas la ciudades españolas, podamos disfrutar de un carril bici, ese día estaremos mas cerca de Europa y mucho más cerca de estar desarrollados. Miguel

Como querais, pero me sigue pareciendo una visión muy poco objetiva, muy veraniega y vacacional de la vida rural. Entre la vida de pueblo y de ciudad hay diferencias muy significativas que no aparecen en el texto.

Apuesto a que nadie de los que han posteado ha puesto en práctica ésta propuesta.

Me encantan los países más desarrollados de Europa, donde existe el carril bici por toda la ciudad e incluso nevando no renuncian a las dos ruedas. Tendríamos que aprender de ellos.circulo de amigos

Es verdad que los altos precios de la vivienda nos ha expulsado a vivir en la periferia, se ha imitado demasiado bien el modelo de ciudad estadounidense, pero esto se puede corregir con un red de transporte urbano eficiente que permita combinar por ejemplo bici y tren (o metro, o bus). En países como Alemania existen vagones específicos para bicicletas (todo un lujo), algo que ni se plantea aquí

Nos sentimos fuertes, seguros y confortablemente aislados dentro del coche, y esto sucede tanto en las grandes ciudades como en los pueblos medianos o pequeños. Es más, en poblaciones donde la gente se conoce el aislamiento del coche evita el engorro de tener que hacer un esfuerzo de comunicación con los convecinos, ejercicio social que resulta inevitable si se usa el transporte público, se va a pie o incluso se circula en bici.

En españa aún esta muy arraigada la idea de tengo dinero y lo demuestro teniendo un cochazo, ese va en bicicleta por que no tiene dinero para un coche.
Esta mentalidad cuesta cambiarla, pero poco a poco.
Cuando ves que te has gastado 20.000 euros en un coche para hacer lo mismo que hace tu vecino con una bici de 200 euros se te queda un poco cara de tonto.
Tambien ocurre lo mismo cuando en mi coche estoy atascado y me adelanta uno con una bicicleta, que no solo va a llegar antes, sino que va a poder aparcar antes y más cerca del destino.

En holanda y países escandinavos la gente se mueve en bicicleta en un porcentaje casi igual que en auto; y si estoy de acuerdo con el articulo pero claro habla de pueblos de españa donde yo vivo (paletos y garrulos a la hora del día ) y así es muy difícil hacer entrar en razón a los interfectos.

eloi, no todo el mundo vive en pueblos como el que describes. El pueblo de mis padres está en la costa (ni frío, ni niebla), tiene 6.000 habitantes, una extensión más bien pequeña, y TODO el mundo utiliza el coche o la moto para trayectos que superen los 4-5 minutos andando. Es una cuestión cultural.

No es verdad que en los pueblos se circule en coche en un intento de imitar las ciudades. Antes del coche habían carros y caballos y estos llegaban hasta el centro del pueblo o donde fuera que estuviese el ayuntamiento, iglesia, mercado, etc.
Por otra parte, en los pueblos pequeños no se bloquean los centros por el mismo hecho de que hay pocos habitantes.
Añado que el motivo porque en los pueblos la gente se mueve en coche son:
- se trabaja en un pueblo diferente de donde se vive.
- durante el invierno se va y se vuelve del trabajo en temperaturas inferiores a cero. Otros inconvenientes frecuentes son las nieblas espesas.
- a menudo hay que ir cargado.

"A pesar de que los coches son uno de los elementos que más reducen la calidad de vida de las urbes, en los pueblos y localidades medias, donde no son casi necesarios, no terminan de atreverse a dejarlos de lado en favor de las bicicletas o las caminatas" <-- esto, solo vale para los que tienen la suerte de trabajar en su pueblo y dentro del nucleo urbano. Son minoría y a más pequeño el pueblo, más necesario el coche.

Solo hace falta vivir en un pueblo pequeño para constatarlo.

Los habitantes de Avila son abulenses , no onubenses como dice el artículo.Por otra parte ´las iniciaticas de cerrar al tráfico los centros históricos son vistas con recelo por los habitantes de los mismos, sean pueblos o ciudades.Para ejemplo la ciudad de Toledo, donde no ha sido posible echar de su centro a los coches y donde los altos precios han provocado la huida de sus habitantes jóvenes a la periferia.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal