I Love Bicis

Ciclista urbano = delincuente

Por: Pablo León

02 dic 2011

Valencia-y-la-bici. Fernando Mafé

El Ayuntamiento de Valencia le ha declarado la guerra a las bicicletas. Hace dos días, la Policía local coemnzó una campaña de sanciones que aseguran se extenderá hasta el 10 de diciembre. Quieren hacer cumplir la ultrarestrictiva ordenanza de movilidad que se aprobó hace unos meses y, de paso, recaudar. El valor de las multas, que puede llegar hasta los 500 euros, ha soliviantado a la comunidad de los pedales que se siente perseguida y engañada. “La bicicleta ha tenido un boom, no han preparado la ciudad para acogerlas y ahora multan a los usuarios”, cuenta Giusseppe Grezzi, edil de Coalició Compromís en Valencia. La campaña ya se ha cobrado 530 multas y 887 avisos, principalmente para ciclistas que circulaban por la acera o por los jardines públicos, donde también está prohibido. Según el Ayuntamiento, la campaña ha comenzado por las quejas de otros usuarios de las calles.

Desde que se instaló el servicio público de alquiler Valenbisi, la capital ha vivido una explosión del uso de la bicicleta. Ante el éxito de las dos ruedas, se aprobó una normativa para evitar conflictos entre los diferentes usuarios de la vía pública. Se prohibía que los ciclistas circularan por la acera, encadenaran sus vehículos al mobiliario público o fueran por la noche sin una prenda reflectante. A su vez, se construyeron algunos carriles bici pero no se iniciaron medidas efectivas de pacificación del tráfico, inserción de la bici en la calzada o concienciación de los conductores. “En general ningún ciclista quiere ir por la acera pero para los nuevos usuarios no es fácil. El modelo de ciudad hace muy complicado conducir por la calzada para principiantes: hay demasiadas grandes avenidas donde los automóviles van a velocidades muy superiores a los 50km/h permitidos”, explica Grezzi. Alquiler-bicicletas-valencia2

Como los automóviles circulan a una velocidad desmesurada, a los ciclistas neófitos les da miedo pedalear a su lado y muchos de ellos se suben a la zona peatonal. Ahí te multan desproporcionadamente. En lugar de establecer un régimen de sanciones ponderado, el Ayuntamiento decidido un duro castigo económico que puede llegar hasta los 500 euros. Una cantidad mucho mayor que la que debe pagar un conductor de coche cuando estaciona en doble fila y colapsa una calle o cuando bloquea un paso de peatones. Es abusivo. “No hay afán de recaudar dinero. Hemos tomado esta medida porque hemos recibido quejas de peatones que han sufrido atropellos de ciclistas. Eso a pesar de que llevamos tiempo con campañas informativas”, se justificaba Miguel Domínguez, concejal de Seguridad del Ayuntamiento.

Video en el que aparece cómo actúan los agentes locales del diario Las Provincias y que también ha levantado críticas por su sesgado y simplón punto de vista.

La bicicleta, ese nuevo ente que habita en nuestras calles, genera conflictos porque llega tarde al reparto del espacio urbano; tiene que pelear por su hueco. La administración debe tener visión estratégica y evitar esos problemas en ciudades no concienciadas con los pedales. En Valencia no lo hiceron. “Cuando lanzaron la idea del servicio público, avisamos al Ayuntamiento que debía haber una serie de medidas de acompañamiento como ciclocalles o calmado del tráfico con el fin de evitar conflictos en las aceras. No han hecho nada y ahora se dedican a poner multas”, denuncia Fernando Mafé representante de la asociación Valencia en bici.

Como cualquier ciudadano, la actividad de los ciclistas debe ser controlada y legislada. La norma implica un reconocimiento de deberes y de derechos. Pero parece que en Valencia, y en España en general, se hace más hincapié en las obligaciones; se reconoce a la bicicleta pero no se han interiorizado los valores del ciclismo urbano. La prueba: la ausencia de medidas de acompañamiento cuando las bicicletas aparecen en la ciudad y la desmesura de las penalizaciones.

Para calmar los ánimos, en el pleno del Ayuntamiento se ha lanzado la idea de crear una Oficina de la Bicicleta y el concejal ha recordado que las bicis no tienen prohibido circular por el carril bus. “La política está anquilosada. El Ayuntamiento no tiene una estrategia de movilidad concreta; solo se preocupa por no afectar al tráfico”, añade Mafé. En los tres días de la campaña se han puesto más de medio millar de sanciones y se han dado 887 avisos lo que ha alarmado, aún más, a la comunidad ciclista. El día 11 de diciembre hay una bicifestación convocada. Llevaba programada un tiempo. Ahora, se va a convertir en la valoración en la calle que la comunidad ciclista hace de las medidas promovidas por la alcaldesa Rita Barberá y su equipo.

Hay 86 Comentarios

Lo que tendrían que hacer de una santa vez es prohibir la circulación de vehículos a motor (con la salvedad del transporte público) en, al menos, el centro de las ciudades.

¿Quieren recaudar? Pues que instalen controles de velocidad en todas las calles de la ciudad porque ningún vehículo respeta el límite de 50km/h de velocidad máxima. Se forran en dos días y, de paso, todos viviríamos un poco mejor.

Simplemente vergonzoso....

Aquí os dejo mi blog de comida http://misuperblog.com/comidasana/wp-admin/

Recomiendo a todos la lectura del comentario de felix. Esa es exactamente la base social de la gente que nos gobierna: faltona, pagada de sí misma, intransigente, prejuiciosa. Bienvenidos a Valencia.

No es adecuado que las bicicletas circulen por las aceras. El Ayuntamiento de Valencia tendría que haber combinado la campaña con el desarrollo de las vías ciclistas y la circulación conveniente por la calzada.

Reconozco que estoy perplejo leyendo algunos comentarios con verdadera fobia anticiclista, en los que se exageran los incumplimientos y daños provocados por las bicicletas y se ignoran o minimizan a los verdaderos causantes de muertes y lesiones graves, es decir los vehículos motorizados, que en su inmensa mayoría circulan por encima de la máxima velocidad legal en la ciudad ( 50 km/hora) con el consentimiento de las autoridades competentes . Desde hace más de 10 años y con una edad superior a 55, después de una reflexión teórica me inicié en la práctica de la movilidad urbana en la ciudad de Valencia , y en principio llegué a creer que mi actitud era claramente positiva para mí y para el resto de la ciudad, no contaminaba, era silenciosa y económica, ocupaba poco espacio, necesitaba infraestructuras poco costosas, no provocaba accidentes graves etec, de forma que pensaba ser casi un benefactor de la humanidad. En la actualidad y de acuerdo con el título de este bloque empiezo a pensar si soy un delincuente a la vista de algunos comentarios.

No obstante manifiesto que la utilización de la bicicleta en mis desplazamientos urbanos fué en su día y continua siendo hoy una de las decisiones más inteligentes que he tomado en mi vida y animo a mucha gente que lee estos comentarios a que se decida por este medio de transporte y al colectivo ciclista a que haga caso omiso de insultos y comentarios injustos que no nos merecemos ya que en general no somos menos respetuoso con las Ordenanzas de Circulación que el resto de la ciudadanía y que incluso en casos de incumplimientos graves de las normas de circulación los daños que podemos provocar son infinitamente menores, como podemos facilmente comprobar en cualquier estadística.

Entiendo,por que el ayuntamiento es lento en implantar medidas de facilitación para la bici,eso autoriza a los usuarios de la bicicleta para arrollarnos en la acera,pasarse los semáforos,circular por los jardines,en fin,moverse a su aire,justificados seguramente por su lucha contra el sistema,malo y perverso,etc.,etc.¡¡Por favor!!Ojalá en BCN se molestaran Urbanos y Mossos en sacudirles algo las plumas a los ciclistas incívicos,que asolan nuestras calles. Como ex usuario de esa cosa llamada Bicing,me da verguenza ajena cuando les veo.Aprended primero educación y civismo,leed la ordenanza de tráfico,y luego salid a la calle,mal educados.

Es posible que todas estas campañas contra la bici estén directamente motivadas por la crisis y sean todas en plan recaudatorio. En León han empezado diciendo en el periódico que el carril bici es más un problema que la solución, inventándose cinco puntos negros (cuando en realidad, el verdadero punto negro son las rotondas sin regular en el centro, donde sí han muerto ciclistas). Luego se han inventado sanciones entre 80 y 200 euros para los que circulen por aceras y zonas peatonales... INCLUYENDO EL CAMINO DE SANTIAGO. ¡Imaginaos si realmente la poli se va a poner a multar a todos los guiris que circulen en bici por el Camino! Lo que harán será multar a los que circulamos a diario (vivo en zona peatonal). Os rogamos que sigáis hablando de este problema, por favor. Si me escribís a mi mail, os puedo dar datos concretos y remitiros las nuevas normativas y las réplicas de la gente.

Cada día más pienso que el carril bici no funcionará del todo bien en un país donde cuesta tanto acatar las normas. En Barcelona, por ejemplo, ser ciclista es una proeza teniendo en cuenta la velocidad de los vehículos. http://unmundocultura.blogspot.com

Si no poedemos ir por las aceras (con cuidado, claro), yo propongo que vayamos en bici por el carril de la derecha. Pero por el medio del carril. Cuando ayudas a los coches a que te pasen echándote a la derecha de dicho carril, sólo es tentar a la suerte y que terminen tirándote o atropellándote. Bueno, pues si van más despacio los coches, que también protesten ellos.
Y, una pregunta: CUANDO TENGA UN HIJO Y LE COMPRE UNA BICI, YO QUE NO TENGO NINGÚN PARQUE AL LADO DE CASA,¿POR DÓNDE LE VOY A ENSEÑAR Y LUEGO POR DÓNDE ÉL VA A CIRCULAR?

Bravo el chaval del vídeo, ¡cómo ignora al fastidioso periodista!

Una cosa es impulsar el uso de la bicileta y otra utilizarla de cualquier modo. No a los ciclistas que van a toda castañan por las aceras, a los que van contra dirección, etcétera. Y si circulan e interactúan con otros vehículos en la calzada deben usar casco y tener un seguro.

Como ciclista urbano en Valencia quiero manifestar que el único accidente serio que he tenido durante más de diez años lo provocó un peatón que cruzó antirreglamtariamente la calzada a la que accedió por detrás de un contenedor, sin existir paso de cebra, cuando yo circulaba correctamente y con velocidad moderada. Me provoco la dislocación de un dedo de la mano derecha y estuve dos meses con el brazo en cabestrillo con serias dificultades para desarrollar mi trabajo, sin causar lesión alguna al infractor, que de haber sido arrollado por un vehículo motorizado a la velocidad en que normalmente y antirreglamentariamente se circula por Valencian lo hubiera pasado bastante mal. Por mi parte jamás he causado daño alguno a ningún viandante, a pesar de que puedo atestiguar que muchos de ellos cruzan la calzada por sitios inadecuados o circulan tranquilamente por los carriles bici. Creo que reconociendo el comportamiento incívico de algunos ciclistas, no está de más que pongamos las cosas en su sitio y hagamos frente a la campaña de descrédito que parece abrirse contra un medio de desplazamiento, que en su conjunto solo produce beneficios a la ciudad.

Prefiero una multa que morir aplastada por un coche de varias toneladas. Mi bici y yo, entre los dos, no pesaremos más de 65 kilos y medimos lo mismo que un carricoche. NO, no soy un vehículo de cuatro ruedas o un camión. Soy una persona subida a un aparatejo bien pequeño...

Buenos días.
Me sorprende enormemente la falta de tolerancia generalizada con la bicicleta. Vivo en Madrid. Me muevo en bicicleta y desde que recuerdo los peatones me increpan por no respetar las normas de tráfico. Sin embargo, en esta ciudad no he visto a los peatones molestarse por tener que ceder el paso a los coches en los pasos de cebra, por escuchar el claxon a cualquier hora y por cualquier motivo, por dejar el motor encendido, por no respetar los límites de velocidad, por detener el transporte público con el vehículo en doble fila y por tantas otras “infracciones” que les perjudican directa o indirectamente.
En mi opinión, la reacción de oposición a la bicicleta como medio de transporte es desproporcionada por parte de la opinión pública. Bajo mi punto de vista, el peor ciclista del mundo, el más incívico, no es capaz de generar peligros o daños de igual magnitud que el conductor de coche medio y, sin embargo, la percepción por parte de los peatones parece ser la inversa.
Creo que se debería recordar que un mal ciclista no genera ruido ni humo, no mueve miles de kilos que en caso de colisión pueden destrozar personas y objetos, hace ejercicio (lo que además de ser una ventaja privada se hace pública al disminuir el uso del sistema de sanidad) y libera espacio en la ciudad. Y todo esto por el módico precio de 100/1000 €. ¿Alguien da más por menos?
Un saludo

Como ha escrito alguien es preferible una multa o una mala cara que un accidente donde sbemos quien es siempre la victima. Copio de un diario de mi ciudad:

EFE 03/12/2011

Un ciclista de 20 años ha resultado herido grave tras colisionar con un camión en el barrio del Áctur de Zaragoza, informa la Policía Local.

El accidente se ha producido a las 5.15 horas de hoy en la calle Valle de Broto de la capital aragonesa, donde al parecer el ciclista ha irrumpido en la calzada de forma antirreglamentaria.

El ciclista, Diego A.F., ha sido trasladado al Hospital Miguel Servet con heridas de carácter grave, mientras que el conductor del camión, identificado como Antonio R.C., de 53 años, ha dado negativo en la prueba de alcoholemia.


Lo de las multas (el importe) tiene perfil recaudatorio; pero no estaría mal potenciar una campaña seria de educación vial, desde conductores de coches hasta ciclistas y peatones.
En las calles donde no haya carril-bici demarcado, tiene más sentido que compartan calzada con los coches (por eso hay que enseñar más a los automovilistas).

Iba a hacer un encendido discurso sobre que, como bien dice Eneko más abajo, cicleatón no es sinónimo de ciclista urbano, pero entonces he recordado la primera frase que puede leerse en este blog:
"I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad".
La modernidad por delante. Con la Nueva Iglesia hemos topado, amigo Sancho.

Yo lo que veo en Valencia es poco sitio para dejar la bici, mucha restricción y mucho amigo de lo ajeno. Por otra parte, espero que pillen al que me robó la bici cometiendo alguna infracción y se la incauten. A ver si tengo suerte el día que vaya a comprobar si está la bici en el depósito de la local.

Después de leer la noticia y algunos comentarios aquí dejados, cada vez te das mas cuenta de que el fomento del uso dela bici es arroparte con la mano izquierda para que con la derecha te abofeteen a placer, por que mucho hablar de que los ciclistas invadimos las aceras, pero, los viandantes que sin motivo andan por el carril bici ¿que sucede con ellos? ¿por que no circulan igual de felices por la calzada?¿tal vez sea por que no es por donde deben? ¿y que pasa con la gente que lleva a sus perros como si fueran cometas? ¿eso no provoca caídas ni supone peligro alguno? y ni siquiera se toma conciencia de ello. Tampoco podemos olvidarnos de los repartidores de comida a domicilio que circulan por las aceras con harto cuidado (ironía), de los coches que usan los pasos de peatones para hacer cambios de sentido, los que usan las grandes avenidas para probar la cilindrada de sus vehículos y un largo etcétera, o la cantidad de obstáculos que te encuentras en los carriles bici y por mas que se reclame siguen donde están.
Lo que realmente hace falta es una concienciación mayor de respeto al ciclista ya que no es tan raro ver como algún ciclista ha de frenar o de hacer uso del timbre porque su carril no es respetado o porque los coches hacen caso omiso de ese muñequito verde tan simpático que indica...como era? a si que tiene preferencia el peatón y el ciclista.
Pero lo mejor de todo esto es que se atreven a decir que no se trata de una campaña de recaudación, pero como varios han comentado no se avisó ni se anuncio este tipo de medidas, algunos afortunados pudimos ver la noticia, después de que se produjeran las primeras multas y avisos en el diario "20 Minutos" pero tampoco es que fuera una noticia cargada de información.
Podría decir muchas mas cosas pero temo que caigan en saco roto, pero por si no cayeran en saco roto os dejo una pregunta: "¿Por que se debería permitir que cuando juegue el valencia c.f. los alrededores de mestalla estén infestados de coches hasta el punto de que las aceras se convierten en intransitables?"

Me pongo mala de leer algunos comentarios, yo he estado en Holanda durante varios meses y he usado la bicicleta en todo momento. Por una parte si que colocan multas por ir por la acera y cruzar un parque, así como ir en bici de noche SIN LUZ (no sin un chaleco reflectante), las multas no superan los 30 euros, y a diferencia de España (no digamos sólo Valencia), Holanda tiene habilitada la calle para los ciclistas, también es verdad que los peatones deben mirar antes de cruzar el carril bici, por que es bastante peligroso, pero es lo que hay señores. En 8 meses ahorré lo que nadie en transporte, y encima adelgacé ¿Qué más se puede pedir?, y no llegaba oliendo pestes a ningún sitio.

Como siempre pagan justos por pecadores.
Yo soy ciclista y en mas de una oportunidad he tenido que ir por la acera, siempre a una velocidad respetuosa y cuidando de no molestar.
Si el ancho de la acera y la cantidad de peatones lo exige, me bajo y voy a pie.
No obstante, como peatón, me ha tocado mas de una vez tener que esquivar a imbéciles a velocidades increíbles por la acera que pasan chuleandote mientras te "depilan" de lo cerca que te pasan.
Esos imbéciles son los causantes de la reacción de mucha gente.
Lo del ayuntamiento no tiene perdón tampoco, pero con estos energúmenos que desprestigian a todos los ciclistas no habría que tener contemplación.

La acera es de los peatones, los ciclistas a rueda de peatón y punto en boca. Es bastante sencillo, si creemos que la calle está llena de tiburones vamos por la acera pisando huevos, si algún ciclista se pone berraco se le empapela con una preciosa multa y listo.
Es inaceptable que las aceras sean tomadas por macarras sobre dos ruedas o las calles por macarras sobre cuatro.
De vez en cuando veo a chavalillos haciendo el burro sobre la acera o sobre la calle en bici, patinete o lo que se tercie, me importa poco lo que hagan siempre y cuando no afecta a los demás, son críos y eso va con la edad pero un adulto debería tener más seso.

Lo más desagradable que nos puede suceder:

-la policía asiste a un acto temerario por la parte de un conductor (coche) y no reacciona...

A mí me sucedió eso mismo en el cruce de las torres de Serrano cuando entraba dentro del centro histórico. Me adelantó por la derecha -sin dejar el espacio suficiente,una especie de rally - una señora con su vehículo azul claro de marca citroën ?-3181-? la policia de la generalitat estaba detrás y tenía visibilidad completa.. y no hizo nada

vergonzoso señores policías

Quiero invitarte a que visites mi blog:

http://www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Está dedicado a los mejores pianistas de todos los tiempos, hay videos en directo y enlaces con su biografía.
Si te gusta añadela a tus favoritos,o hazte seguidor, iré incluyendo muchos más.

Muchas gracias por tu tiempo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal