I Love Bicis

Pedalear a la danesa

Por: Pablo León

16 dic 2011

Fight global warming
El acuerdo para intentar mitigar el cambio climático se quedó en un calendario. Tras tibios acercamientos, la comunidad internacional, más de 190 países reunidos en Durban durante seis días, acordó hablar en 2015 para ver qué hacer a partir de 2020. El cambio climático urge pero no tanto. La parte más comprometida con la causa es Europa; normal, uno sus hitos internacionales ha sido meter en la agenda el calentamiento global. Bruselas defendió su postura de manera cohesionada, algo inédito en los últimos tiempos. La reducción de emisiones y la manera de hacerlo es la base de la discusión. Ningún país quiere perder la oportunidad de desarrollarse siguiendo el modelo de Occidente: con el modelo industrial como referencia, de manera insostenible e imposible de aguantar para el planeta. Se habla de reducir emisiones mejorando los rendimientos de los procesos que generan gases de efecto invernadero (GEI); la tecnología nos salvará, otra vez. Pocas veces se habla de posibles cambios en los hábitos de vida y de consumo. Las costumbres cuesta cambiarlas pero un estudio de la Federación Europea de Ciclismo (ECF), el grupo de presión que defiende las bicicletas en Bruselas, asegura que si los países europeos pedalearan como los ciudadanos daneses, que ostenta el ratio más alto de uso de la bicicleta para recorridos urbanos, los GEI se reducirían un 25%.

Es normal que si todo el continente pedaleara a la danesa se redujeran las emisiones; allí cada persona recorre una media anual de 965 kilómetros en bici. La media europea es de 193 kilómetros al año mientras que en Reino Unido se queda en 76 kilómetros. España debe moverse en el entorno a las cifras británicas (en el último barómetro de la bici no se incluye esta información). En base a eso, el estudio concluye que si la costumbre nórdica se extendiera, se podrían disminuir las emisiones entre un 12 y un 26%, dependiendo de la manera en que se moviera el nuevo usuario de la bicicleta antes de subirse al sillín (en coche, transporte público o caminando).

 

Durante todo este año, los coches eléctricos (e-cars), con el éxito de los autobuses que usan esta tecnología como precedente, han aparecido como la solución a los problemas de contaminación que genera el tráfico en las grandes ciudades. Aunque un tercio de los viajes que se realizan en coche en la UE son menores a 2 kilómetros, se busca un automóvil menos contaminante para hacerlos. Sería más lógico proponer una alternativa de movilidad ya que para mover una ciudad con electricidad se necesita infraestructura, puntos de recarga, y una inversión potente para cambiar el parqué automovilístico.

Los e-cars son una buena idea; una medida más, no la única. Pero la base desarrollista de la tecnología salvadora se mantiene en el imaginario colectivo. Michelin en bici“Para reducir las emisiones, los avances científicos no son suficientes. Hay que tomar decisiones valientes”, dice dice Julian Ferguson, trabajador de la ECF y uno de los autores del informe. La fusión fría no termina de cuajar y mientras seguimos quemando petróleo. Los problemas que genera la movilidad son diversos y con múltiples facetas y no se pueden afrontar con soluciones únicas. Impulsar el uso de la bicicleta en una ciudad no requiere de grandes inversiones. Reporta beneficios para la salud de los ciudadanos de la urbe y cambia el medio urbano haciéndolo mucho más amable. Lo malo es que también emiten. Tomando como ejemplo una bici holandesa, en la que se han usado 14,6 kilos de aluminio, 3,7 kilos de acero y 1,7 kilos de goma, un pedaleante emite 21 gramos de CO2 por kilómetro recorrido por la fabricación, el mantenimiento y la respiración; una eléctrica, 22 gramos. En un coche la cifra es de 271 gramos y en un autobús, 101, según el lobby europeo de los pedales.

Si se quiere mantener con vida el Protocolo Kioto hay que actuar. El acuerdo al límite de Durban -necesitaron alargar la reunión 36 horas más para sacar algo en claro- no es suficiente. Hay que actuar en varios ámbitos y el transporte es uno de ellos. Con voluntad política y una apuesta por el cambio de modelo se consiguen resultados en poco tiempo. Eso sí, hay que estar seguro de que queremos movernos a la danesa.

Hay 17 Comentarios

La bicicleta tambien es un medio de transporte. Es tambien obligación de los ayuntamientos el dotar a las ciudades de las vias que den seguridad y fluidez a este medio de transporte. Su uso es cada vez más conveniente y necesario no solo para las personas sino tambien para las ciudades.

y dale con que españa o madrid no son planos... puede ser, pero con un plato grande y un piñon chico listo. aquí se puede ir en bici todos los días del año (o casi). en dinamarca no tantos, que en invierno con -10 ó -15 a lo mejor es más complicado. y de q sólo vale hasta diez kilómetros... pues vale, pero ¿cuál es el desplazamiento medio, en distancia? no creo q supere esa cifra. cuando no se quiere, no se puede. mis razones son tus excusas.

Son simpaticos chicos: luchar contra el cambio climatico como lo hacen. Em imagino que el execeso de botellones y drogas les provoca alusionaciones o cierto tipo de ceguera. mas de 70% de la poblacion mundial no contamina chicos, anda descalza y lo mas soifisticado que conoce es un burro. Pero en fin, el mongolismo es ilimitado, si lo vendieran chicos hasta serian ricos.

Pues a mí me parece que todoplan de movilidad urbano que se precie debería contar con las bicis sí pero también con las eléctricas porque hay mucha gente qu eno puede o quiere hacer el ejercicio que supone una bici normal en ciudades como Granada. Más info. en mi blog y en el foro

Vale, lo confieso, ni muerta andando, jejeje. Es cierto, la bici ahorra andar pero quizás no elimina el coche. Trayectos cortos entre cero y ocho kms bici, más, se usa otro medio.
Otro asunto, los robos se van a producir aquí y en cualquier otro sitio por lo tanto hay que gastar en seguridad a base de buenos candados y tener vista a la hora de dejarla aparcada, tener una bici discreta ayuda.
Por ultimo, basta de quejicas, leñe. Los paraísos solo existen en la imaginación y en la realidad solo de forma puntual por lo que debemos usar la bici sin gruñir tanto por los inconvenientes, disfrutemos y que los demás lo vean, a lo mejor se contagian y acaban usando la bici.
Por cierto, debo ser una floja porque Amsterdam es un cognazo con tanto bajapuente-subepuente ;).

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

¿Pablito? ¿Tas´ahí? ¿Puedo doparme para a andar en bici por la calle?

Mis hijos van en bici al colegio todos días.. pero a) porque aquí en Dinamarca y en concreto en nuestro pueblo no hay transporte escolar a menos que se viva a mas de 5 km del colegio. Como vivimos a 2,5, pues caminan o pedalean, qué remedio! y b) porque esto es llano como la palma de la mano. Y Jordi G.L. aquí el robo de bicis esta al orden del día. Hoy sin ir más lejos me he encontrado no menos de 8 tiradas por aceras y cunetas de camino al super (8 km) Y de acuerdo con bebetu. Es dificil encontrar a nadie caminando sin más. O pedalean, o cogen el coche.

La bicicleta es mi medio de transporte desde hace más de 15 años, es mi movilidad diaria, pero aún existen problemas en mi ciudad, si bien es cierto algunas Municipalidades empezaron a hacer ciclovías, éstas son invadidas por Taxis, transporte de carga de gaseosas, que sin ningún reparo se estacionan en nuestras ciclovías, muchas veces me quedo frente a ellos hasta que se mueven.
Actibicimo y ciclo axion, se reunen una vez al mes, convocando a todos los ciclistas aficionados.
Ya me robaron 4 bicicletas, pero mi pasión por pedalear es más, ahora tengo una bici viejita pero fuerte, nadie lo mira! me está durando ya 4 años.
El temor de muchas personas es la falta de seguridad, como toda una experta, paso por avenidas congestionadas con mucha facilidad, pero teniendo cuidado, pocos nos respetan y es por eso que estamos luchando en mi ciudad.por la creación de más ciclovías y
seguridad en los supermercados, ya que un abrir y cerrar de ojos nos roban las bicis.
Chochi

He leído también los comentarios acerca de las diferencias de usar la bici en españa que en Holanda, y no será qeu en holanda no roban bicis ¡faltaba más!.
Maestra al fin, y paera difundir su uso desde la escuela, hasta saldría con niños y padres de excursión en bici. Y si no, preguntemos como lo hacen en Vitoria, el uso de la bici es habitual y casi no conlleva inconvenientes ni especiales broncas entre automovilistas y usuarios (y no es que Vitoria sea muy llano precisamente)
sigo sin animarme a salir en bici por Madrid (¿será un miedo irraciona?l)

Mucha gente se pierde una experiencia única. De todas formas y respecto a crear una cultura de respeto a la bici... ¿cómo vamos a hacerlo sin salir en bici? Yo cojo la bici, transito, si me subo a la acerca para ahorrarme una rotonda peligrosa voy despacito y sonrío a los críos que se me cruzan (para que las mamás no se aterren) y en la calzada facilito el adelantamiento de otros vehículos y cuando alguien se acerca más de la cuenta con el coche, aprovecho el siguiente semáforo para hacerle bajar la ventanilla y decirle "un metro y medio mínimo de distancia para adelantar a la bici, muchas gracias". No sé. Los responsables de cambiar nuestro entorno somos nosotros mismos. Nadie fue a enseñar a daneses y holandeses a convivir. Lo consiguieron ellos.

Si en España no te robaran la bici cuando la dejas en la calle más gente se animaría a ir en bici.

Claro, pedalear a la danesa o a la holandesa es algo divino. Pero son países planos, donde la circulación está dotada de medios para las bicicletas de forma que e medio no haya árboles (como aquí) y cosas por el estilo, y donde además hay una cultura y un respeto hacia esa actividad. Aquí, a veces, te toman por un estorbo.

Vaya, yo debo de ser de los que suben la media. Este año he hecho unos 4500 km en la bici. Eso si, como ocio, tirando para el monte, como las cabras.

Las ventajas citadas en este artículo son reales si el uso de la bici sustituye al coche. Pero la realidad es que gran parte del nuevo uso de la bici urbana en España sustituye a caminar, con lo cual no son reales. En España usamos mucho menos la bici que en Dinamarca, Holanda o Alemania, pero a cambio caminamos mucho más que ellos.

pero es la historia de siempre, si en las ciudades no se pacifica el trafico quitando un carril para uso de las bicicletas y asi no molestar con nuestra presencia a los peatones, la gente no utilizará en masa la bicicleta. este es el unico comienzo en el que creo posible a partir de ahí todo lo demás vendrá solo...

parece mentira que con menos de la octava parte de lo que pedaleo yo al año, mayoritariamente como transporte, se puedan solucionar tantos problemas... un viernes, con el mayor atasco de la semana, con coches pitando como locos en cada cruce, resulta muy dificil entenderlo mientras paso pedaleando al aire libre al ritmo de la musica...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal