I Love Bicis

Un reglamento para las bicicletas

Por: Pablo León

20 dic 2011

Het-zwarte-fietsenplanEl Reglamento general de circulación (RGC) se va a reformar. Aunque hace dos años se empezaron a escuchar los rumores sobre la mejora de la normativa, el anterior Ejecutivo no la realizó y va a ser tarea del nuevo Gobierno realizar los cambios. Durante todo este tiempo, la Coordinadora en defensa de la Bici (ConBici) ha hecho lobby para que las inquietudes ciclistas sean tenidas en cuenta en esta norma y se obtenga una regulación acorde con la realidad de los pedales. “El próximo reglamento aportará grandes avances en la normalización del uso de la bicicleta en las ciudades”, asegura el colectivo en un comunicado. La bicicleta pasará a ser un medio de transporte preferente y en el reglamento se incorporará un nuevo título, el VI, con siete artículos (del 174 al 180) dedicados a los pedales.

La primera novedad es que las bicis tendrán normas propias. Los velocípedos dejarán de ser consideradas como un vehículo más. Hasta ahora y ante la falta de normativa específica se le aplicaban las mismas restricciones que a cualquier otro vehículo. Un sinsentido que, cuando desaparezca, actualizará la realidad de la bici en España que ni se mueve como un coche, ni tiene su potencia ni entraña los mismos peligros.

El nuevo RGC especifica que su ámbito de trabajo no es solo la circulación por carreteras sino que extiende ese interés a las zonas urbanas e interurbanas, e incorporar a su nombre ambos adjetivos. Así deja claro que marcará la base sobre la que legislar en las ciudades. Ahora mismo los Ayuntamientos han sido los que han regulado el uso de la bicicleta con una normativa heterogénea que, en general, ha tendido a la restricción y a la arbitrariedad. De ahí, lo interesante del RGCUI: va a sentar una base común y lo importante de que reconozca el papel que juega la bici en la movilidad. Image_2

En el acuerdo previo que parece haber la velocidad ha sido uno de los temas más tocados. Las vías urbanas de un solo carril y sentido único de circulación pasan a ser zonas 30 (velocidad máxima a 30 km/h; anexo VI). Además, en las calles donde no se puedan superar los 30 km/h, la autoridad municipal podrá permitir la circulación de las bicicletas a contrasentido (art. 176.9).

Otra cosa que intentan dejar clara es que la calzada no es solo de los coches. La bicicleta tendrá prioridad en la carretera en las avenidas por las que se circule a 50 km/h o menos y por ello debe circular por el centro del carril que corresponda a su destino (art. 176.3). Como hoy en día la bici en España se mueve por los resquicios que le dejan, las aceras han sido utilizadas por muchos usuarios como pasillos. Con el reconocimiento de su espacio en la calzada, independientemente de que haya carril bici o no, y con el calmado del tráfico se avanza para que las aceras sean de los peatones y la bici tome espacio del que tienen los coches.

Detrás del uso de las dos ruedas para moverse, llega la revolución de las bicis de cargo. La norma se adelanta a ello permitiendo el transporte de carga o pasajeros así como a utilizar para ello remolques, semiremolques, semibicis u otros elementos debidamente homologados (art. 178). De la misma manera, las bicicletas podrán ser transportadas por otros vehículos en dispositivos homologados (art. 179.3).

Entre los múltiples artículos hay uno especialmente interesante: las infracciones. Las multas que se apliquen a los ciclistas deben ser razonables. Así todas las sanciones que surjan de lo dispuesto en la norma tendrán el carácter de leves (art. 180). Es decir, no podrán superar los 100 euros. De realizar esto, Valencia tendría que replantearse sus desorbitadas multas al colectivo. En general, parece que los cambios que van a incorporar son interesantes y realistas. Ahora queda lo más difícil: que lo aprueben. Y en los últimos dos años no lo han conseguido.

Hay 30 Comentarios

Demasiado bonito para ser verdad.

Cuando lo vea...
Para los casados con coche nada como poner los cuernos con esto
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

Y en las vias interurbanas y autovias que??. Como voy de rivas a Madrid sin jugarme el cuello.

Que la "nueva DGT" vaya a hacer algo distinto a la "antigua DGT" está por verse. Desde luego el proyecto ya salió mal desde el principio con la desafortunada promesa de la circulación por las aceras:


http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/02/un-paso-adelante-dos-pasos-atras.html


que el propio Rubalcaba tuvo que salir a atajar a los pocos días:


http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/02/hasta-que-llego-el-jefe-y-se-acabo-la.html


Está claro que es interesante homogeneizar la discrecionalidad normativa de los ayuntamientos, pero no se puede ser muy halagüeño con una entidad que trabaja más por que el tráfico (de coches) no genere víctimas, que por una movilidad más sostenible.

Las campañas que ha realizado este año dan una idea del enfoque que le dan a la bici:


http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/03/en-la-ciudad-hay-sitio-para-todos-en-la.html

http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/05/la-dgt-apunta-la-bici-desde-el-coche.html


Mientras sigan mirando a las bicicletas con perspectiva automovilística, seguiremos comiendo migajas pensando que son pasteles.

Hay que mantener firmeza y dignidad cuando se reivindica y también cuando se negocia.

¿Cómo plantearán el tema de la circulación por aceras que tanta cola está trayendo? ¿Y cómo la necesidad de desmantelar aceras bici cuando se implanten las calles 30 que obligan a los ciclistas a circular por el centro de la calzada?

Un saludo.

No toca otra que ser escéptico hasta que se apruebe. Pero la verdad es que parecen buenas noticias.

Espero que prohíban también los carriles bici por las aceras, que son un contrasentido.

Y el hecho de legalizar el uso de bicis de carga provocará la reforma de muchos carriles bici que son un pegote y estrechísimos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal