I Love Bicis

Día de Huelga, día de bicicleta

Por: Pablo León

29 mar 2012

Huelga3A pesar de la sensación de que España se derrite ante la quemazón de los mercados, a los que no les importan los recortes ni la reforma laboral, la mayoría de los españoles no considera apropiado hacer huelga; solo un 30% de los trabajadores secunda la convocatoria, según el CIS. Algunos consideran que no es el momento adecuado, muchos tienen miedo de las consecuencias de ejercer su derecho a no acudir al trabajo y otros, como Iván Ferreiro, ni se habían enterado. Sabina sí secunda la cita y para animar la asistencia ha presentado una canción a favor. Los sindicatos se han desvinculado de los servicios mínimos y Ecologistas en Acción quiere "aprovechar la convocatoria para denunciar los constantes atropellos al medio ambiente y los recortes, ya anunciados, contra la legislación ambiental". Para demostrar ese compromiso, han invitado a acudir a la Huelga en bicicleta. No son los únicos. Bicienjambre quiere retratar la jornada en imágenes y ha pedido que todo el que se mueva, "por el motivo que sea", lo haga en bici y tome fotos para resumir la jornada. Un grupo se ha organizado como bicipikete para recorrer la ciudad y animar al parón y, como es el último jueves del mes,hay bicicrítica. Por otro lado están los que quieren ir a trabajar. En cualquier caso, con el transporte público en servicios mínimos, los pedales son la manera más eficiente de protestar o de llegar a la silla de la oficina a tiempo. Día de Huelga, día de bicicleta.

Bicipikete“Normalmente la huelgas se convocan para ganarlas pero, en algunas ocasiones (como parece ser ahora el caso), también porque no queda más remedio”, escribe Manuel Toharia, director del CIS. La reforma laboral, las medidas de ajuste y el desmantelamiento del Estado de Bienestar son algunos de los argumentos para no trabajar mañana. El miedo, el dinero y la obsolescencia de la medida, las justificaciones para acercarse a la oficina. La primera huelga data de tiempos de Ramses III pero no fue hasta el sigo XIX cuando la idea se consolidó como medida de presión obrera frente al poder de los empresarios. La política del siglo XX domó la huelga con los servicios mínimos y el consumismo contemporáneo le ha robado un poco el sentido; la filosofía de la huelga se ha perdido en la estética de la misma. 

A pesar de ello, el anuncio de un paro reivindicativo llena titulares y provoca reacciones políticas que, algunos esperan sirva de presión al Gobierno para que suavice sus medidas. Igual no tanto por los efectos económicos de la parada laboral sino por lo multitudinaria que sea la manifestación convocada. Realizar la huelga y acudir a la marcha es una decisión personal. Pero ya se trabaje, ya se pare; el 29-M hay que moverse en bicicleta. 

A trabajar en bici

 

Hay 8 Comentarios

Esta claro que desde que abandonamos al caballo y apostamos por los vehículos de combustión la contaminación del planeta ha crecido hasta el punto de casi no poder volver atrás. Tenemos que usar medios de transporte que no contaminen y lo mejor de todo es que a día de hoy existen alternativas.

realmente, hasta donde?

La mejor manera de reivindicar algo es dando ejemplo, solo cuando todos los ciclistas circulen correctamente ganaran un sitio y un respeto en la calle , querer imponer la bici en la calle a la fuerza por unos descerebrados que aparte de peligro crean mala imagen no sera nunca posible, es mas estos descerebrados que hoy esta de moda la bici, cuando salga otra moda la dejaran y dejaran a los ciclistas de toda la vida con una imagen negativa y muy dificil de limpiar.la lucha esta en el dia a dia y circulando con respeto y de forma ejemplar, no una bicicritica llena de gente que su mayor interes es presumir de "modernos",
mucho daño estan haciendo al ciclismo urbano,
ciclechic,polobike...y demas. los ciclistas urbanos no queremos que nos representeis, iros con la moda a molestar a otros colectivos.

atentamente

Como confundir el culo con las témporas.

A mi también me parece en un error mezclar la política y la bicicleta. Claro está que cada uno es libre de ir a la huelga, a pie, en bici o a caballo si quiere pero los colectivos que defienden el ciclismo urbano no deberían promover bicipiquetes ni acciones similares pues encasillan a los ciclistas urbanos dentro de determinado posicionamiento político generando aversión automática entre aquellas personas de ideología opuesta. La bici no entiende ni de izquierdas ni de derechas. Un notorio suspenso para la gente de bicienjambre y bicicrítica. Hoy habéis salido a la calle a exigir derechos para los trabajadores, lo cual es digno de alabanza, pero no habéis pensado en daño que le ibais a causar al ciclismo urbano.

Esto de mezclar bicis y huelgas solo vale para hacernos más marginales. Lo que hay que hacer es promover la bici para el de izqda y el de dcha, el que viste bien y el que va de mercadillo, el del madrí y el del barsa,....me niego a que por ir en bici tenga que pensar de determinada manera o llevar determinada estética.

Estoy escuchando Radio Nacional que realiza el seguimiento de la Huelga General, están llamando los oyentes. Hay RELATOS TREMENDOS. El panorama es para SALIR CORRIENDO EN BICICLETA. ¿ADONDE?. Nos la han jugado bien buena.

De todos los recuerdos de una vida los más agradables son los de la infancia. Y los mejores recuerdos de la infancia rodaban en una bicicleta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal