I Love Bicis

Irresponsable

Por: Pablo León

30 mar 2012

Oliver y sus dos hijas volviendo del mercado.La mañana de Oliver empezó de lo más normal. Desayunó con sus dos hijas, se preparó, las montó en su bicicleta y se las llevo al colegio. Mientras circulaba, con las dos niñas en una bici con soporte homologado, se cruzó con un coche negro que llamó su atención. No le dio importancia y siguió su camino hasta el colegio en el que estudian las pequeñas, de cinco y dos años, de Pozuelo de Alarcón. Cuando horas después fue a recoger a sus pequeñas con su vehículo; en la puerta del colegio estaba apostado el mismo coche negro con el que se había cruzado esa mañana. “No está permitido llevar a dos menores en la bici”, le dijo uno de los policías secretas que se bajó del opaco vehículo mientras le pedía la ficha técnica de la bicicleta. Tras una discusión -no existe tal ficha o la obligación de llevarla- Oliver fue denunciado; falta leve. “Esto no es Dinamarca”, concluyó el agente su alegato.

 

“Los agentes aplicaron el artículo 12.1 del reglamento de movilidad que dice que no se puede llevar más de un menor en la bicicleta”, esgrimen desde el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, municipio de 82.000 habitantes donde gobierna el PP con mayoría absoluta (17 ediles).

Art. 12 RGC. Normas relativas a ciclos, ciclomotores y motocicletas.

Los ciclos que, por construcción, no puedan ser ocupados por más de una persona podrán transportar, no obstante, cuando el conductor sea mayor de edad, un menor de hasta 7 años en asiento adicional que habrá de ser homologado.

 

Según ese reglamento no se puede cargar a menores sin las debidas condiciones de seguridad pero la bicicleta de Oliver es una Kemper Pack Max Duo; un vehículo diseñado, por construcción, para transportar hasta tres personas. La bicicleta es alemana pero si se puede conducir con ella en Alemania; se puede usar en España. Sería impensable que el uso de un coche comprado en Berlín implicase una multa en Madrid; un atentado al libre comercio y casi a las libertades europeas. Familia en bicicleta

El problema de este padre, que asegura que uno de los agentes le amenazó con denunciarle a servicios sociales por irresponsable, es una legislación obsoleta, un punto de vista coche-centrista provinciano y la crisis. “No creo que sea una medida con afán recaudatorio”, matiza David Cierco, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, con cuatro representantes. “Este vecino, que ha sido acosado, está siendo víctima de una mala gestión del PP. Por ello vamos a abrir un debate en el pleno e igual es el momento de cambiar la ordenanza y el modelo urbano”, añade. Una iniciativa que UPyD, con tres ediles, también apoyaría.

El principal problema es la ausencia de un marco general de legislación. A pesar de que la Coordinadora en Defensa de la Bici (CONBICI) lleva tiempo argumentando la necesidad de una modificación en el reglamento general de movilidad de la DGT para que sirva de base a todos los ayuntamientos, aún no se ha consumado. Y el Gobierno no parece interesado en avanzar en esa dirección. De ahí que en Madrid te puedan multar por aparcar la bici en un árbol de Malasaña mientras que en otras capitales está permitido. 

Miles de padres y madres de otros países de Europa llevan a sus hijos al colegio en bicicleta. Con ello no solo están mejorando el ambiente de sus ciudades sino que están educando. Seguramente, en unos años, los chavales irán en bici al colegio y, con un poco de suerte, a la universidad. La bici fomenta su independencia, les acerca a la problemática urbana del lugar en el que viven y mejora su salud. No se puede acusar a un padre de irresponsable por educar a sus hijos llevándoles en bicicleta. 

Hay 34 Comentarios

el motivo era no utilizar el coche consumiendo gasolina y dejar de recaudar el impuesto por litro

en el norte de marruecos se utiliza muchisimo la bicicleta, aqui es peor que en marrruecos

Esto es absurdo, ¿un mal padre es el que le enseña a sus hijas que un mundo mejor es posible?

Efectivamente esto no es Dinamarca, ni Alemania, ni Bélgica, ni Holanda...por desgracia, en terminos de movilidad urbana, esto es, de facto, el norte de Marruecos.
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

A ver... un poco peligrosillo parece. Aquí en Alemania todavía no lo he visto... Imagínate que los dos niños comienzan a revolverse a la vez... Sí, vale, a los niños del norte los educan en el inmovilismo nada más nacer, son como muñecos, pero aún así... No, no me da buena espina esta práctica. Otra cosa, Pablín: que tú veas bicis candadas a cualquier palo no significa que esté permitido. En Berlín cada vez encuentras más prohibiciones al respecto (no aparcar en este árbol, en las farolas, delante del escaparate, etc.). El reglamento que favorecía la circulación de las bicis está empezando a contraerse en los países con tradición, así que es posible que, a medida que se expande el español (que tiene todas las pintas de ser a garrotazo limpio), se encuentren en un punto que esperemos sea medio. ¿A que sí? ¡Pues eso!

+1000

Estamos en la Comunidad Europea y las bicis homologadas para llevar hasta tres personas en Alemania se pueden usar aquí. El reglamento que se aplique no puede contradecir las normativas europeas.
Que lo arreglen y dejen en paz a este padre y a sus niños. Se puede entender el celo policial pero supone un desconocimiento y deben ponerse las pilas además de presentar disculpas (soñar es gratis).
No estamos en Dinamarca, cierto es, y en este caso es una lástima.

se lo tiene merecido, seguro que no lleva a san cristobal colgando del manillar ni el radiocassette del Fary a todo volumen, ejto es Ejpaña...

Acoso y derribo de algunos policías sobre la bicicleta

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal